Archive

Posts Tagged ‘Inflación’

El gobierno y la inflación

abril 21, 2022 8 comments

Ocurre en las playas del norte de Barcelona. Cuando el mar decide comerse una playa esa playa desaparece. Los ayuntamientos pueden alargar algo la vida de la playa a base de bombear arena cada primavera. Pero con los años, la playa desaparece.

Lo mismo pasa con la inflación. Cuando las fuerzas macroeconómicas deciden que ha de haber inflación, al final la acaba habiendo. La política económica y la actuación de los bancos centrales la pueden amortiguar (o alguna vez acentuar) un poco, pero al final acaba habiendo inflación.

Poco puede hacer el actual gobierno de España con la inflación. Algo puede hacer, pero poco. Es un fenómeno que se está dando en todas las economías occidentales por la coincidencia de diversas causas.

Lo que sí puede hacer el presidente del gobierno es ser más cuidadoso. Hace unos días escribió en las redes sociales “Los datos de Eurostat confirman que la factura eléctrica de los hogares españoles en 2021 fue similar a la de 2018, descontando la inflación.” Menuda tontería, y si no hubiera habido inflación en los últimos cincuenta años los precios de todas las cosas serían los mismos que hace 50 años. Porque suben los precios es por lo que hay inflación. De hecho, la inflación es la medida de la subida de los precios. No suben los precios porque hay inflación, sino que hay inflación porque suben los precios. Hasta el jueves que viene.

Tipos de interés, inflación y crecimiento

Han sido bastantes los amigos que a lo largo de los años me han consultado, a la hora de firmar una hipoteca, qué pensaba yo que era mejor si a tipo fijo o a variable. El fijo era pagar de intereses un porcentaje preestablecido y el variable el pago es un índice de referencia, normalmente el Euribor, más un incremento. La ventaja del variable es, que estando los tipos de interés tan bajos estos años, salía ligeramente mejor que el fijo.

Pero yo siempre he recomendado el fijo ¿Por qué? Pues porque el fijo estaba solo ligeramente por encima del variable, y el variable contenía mucho riesgo, porque podía llegar a subir mucho. Era muy difícil que los tipos de interés se mantuvieran tan bajos como han estado estos últimos años. Si han estado tan bajos ha sido porque había que revitalizar la economía después de la gran recesión del 2008-2023 y después para paliar los efectos de la pandemia. No podían permanecer tan bajos por un periodo demasiado prolongado de tiempo. Tendrían que subir en algún momento, y en ese momento el variable se pondría por encima del fijo, pudiendo llegar a estar muy por encima.

¿Qué pasa ahora? Pues con una inflación del 7,5% antes de que comenzara la guerra de Ucrania, y con unas perspectivas de subidas aún mayores dados los problemas de que está generando la guerra, la escalada de los precios de la energía, las huelgas de transportistas, etc., el Banco Central Europeo va a tener que subir los tipos de interés si quiere controlar la inflación. Y quizá los tenga que subir mucho.

Es ahora cuando todos los que han suscrito hipotecas a tipo variable se van a arrepentir. Veremos hasta donde llega la inflación y hasta donde llegan los tipos. Hay que advertir que, si la subida de tipos se hace lentamente, como creo que se hará, es porque una subida de tipos frena la economía, y tampoco es ahora el momento de empezar a frenarla. Difícil lo tienen los que toman las decisiones sobre los tipos de interés y difícil momento económico el actual. Hasta el jueves que viene.

Mas sobre inflación

febrero 17, 2022 4 comments

La inflación en España en el año 2021 ha sido del 6,5%, la más alta de las últimas varias décadas. En los últimos meses, conforme los precios iban creciendo, surgía la pregunta de si este repunte era puntual o se prolongaría en el tiempo. Nadie sabe la contestación porque el futuro siempre es incierto, pero en el mensaje de esta semana voy a exponer algunas razones por las que creo que se va a mantener alta durante los bastantes próximos meses.

Los que entienden de esto dicen que hay muchas razones por las que ha crecido la inflación. Por un lado, para capear la pandemia, y antes para afrontar la gran recesión, los bancos centrales han estado inyectando dinero para mantener la actividad. Por otro lado, el precio de la luz se ha disparado, los suministros de materias primas y componentes están escaseando. Los precios de los productos industriales en el 2021 han crecido un 35,9%. Los productos industriales preceden a los productos de consumo, aunque en menor medida, por lo que en algún momento esto quedará reflejado en el IPC.

En definitiva, salvo la inyección de dinero por parte de los bancos, las demás causas del aumento de la inflación no dan síntomas de desaparecer, y retirar dinero por parte de los bancos y subir los tipos de interés, que quizá sea una medida necesaria, irá en contra del crecimiento. Por lo que no parece que la inflación vaya a aflojarse, al menos a corto plazo. Pero bueno, yo no soy economista, sino observador de la economía.

Por otro lado, una supuesta subida de salarios del 2,5% cuando la inflación ha subido un 6,5% nos hace perder un 4% de poder adquisitivo, lo cual genera malestar. Pero si los salarios suben tanto como la inflación, este aumento de costes salariales llegará un momento que se tendrá que reflejar en un aumento de los precios de venta, alimentando así la inflación. La alternativa es que las empresas entren en pérdidas lo que dificultará la reactivación económica. En definitiva, momentos complicados. Hasta el jueves que viene.

Inflación (I)

febrero 3, 2022 3 comments

Hemos cerrado el año 2021 con una inflación del 6,5%. La más alta de los últimos 30 años. Se preguntan los especialistas si esto es puntual y pronto volverá a niveles más moderados o se va a prolongar durante tiempo. Hay razones para pensar una cosa y para pensar la otra. Mi opinión la daré en otro mensaje. Esta semana me gustaría comentar un par de cosas.

Desde las instituciones del gobierno se dice que está siendo un episodio puntual y que pronto se corregirá. A mi me entra la duda si esto es lo que piensan los del ministerio o es más un deseo que un análisis concienzudo de la situación. Al gobierno no le interesa decir que los precios van a seguir subiendo durante tiempo. Quizá por ello se incline en decir que esto es algo puntual. No lo sé. Pero lo que sí sé es que tiene un interés en que sea una cosa puntual.

Lo otro que quería decir a mí me sorprende mucho más. Funcas, un “Think Tank” dedicado al análisis e investigación económica y social opina que la tasa anual de inflación promedio de los 12 meses del 2022 va a ser de 3,7%. Muy sorprendente. Para que esto sea así, la tasa anual tiene que ir bajando paulatina mente de mes en mes para situarse en diciembre, aproximadamente en el 1% (para que el promedio de la actual 6,5% y las futuras sea 3,7%, tiene que ir bajando la inflación anualizada hasta el 1% aproximadamente) ¿Es esto plausible? Distintos institutos y servicios de estudios pronostican distintas tasas medias de inflación que van desde el 4,6% que opina el Banco de Santander hasta el 2,2% que opina el Instituto de Estudios Económicos.

Mucho tiene que bajar la inflación para que el IPC se sitúe en el próximo diciembre en torno al 1%. Igual hay algo que se me escapa, pero yo no veo que vayan a descender los preciso en los próximos meses, aunque de momento en enero la inflación interanual ya ha bajado al 6%. En algún próximo post daré mi opinión más explícita sobre la inflación. Hasta el jueves que viene.

Ley de Reforma Laboral.

diciembre 30, 2021 2 comments

Me ha pasado con la ley de reforma laboral en España algo similar a lo que me pasó cuando en verano del año pasado, el 2020, anunciaron la obligatoriedad de llevar mascarillas tanto en sitios cerrados como al aire libre.

Ese día de hace año y medio escuchaba las noticias por la radio. Dijeron que un de los momentos en los que podía no llevarse la mascarilla era cuando se estaba comiendo. En ese momento iba yo conduciendo y casi me estampo contra un árbol.

Algo similar me pasó escuchando las noticias sobre la nueva ley de reforma laboral. La ministra responsable de la ley anunciaba que con esa aprobación se terminaba la precariedad laboral. Como si la precariedad laboral la determinara una ley. No conozco los entresijos de la ley y por tanto no la voy a valorar, pero afirmar que con una ley se acaba la precariedad laboral es como afirmar que con una ley se acaba el paro o la inflación, o que con una ley se acaba el presunto cambio climático.

Las leyes pueden facilitar o dificultar la creación de empleo, empleo de calidad o empleo precario. También pueden frenar el supuesto cambio climático. Pero una ley no resuelve todos los problemas. Menuda insensatez. ¿Se imaginan ustedes una ley que dijera que a partir de ahora todos los españoles podrían disfrutar de unas buenas vacaciones porque por ley todos los españoles iban a tener una segunda vivienda? El comentario de esta semana no prejuzga que la ley sea buena o mala. Hablo de la valoración hecha por la ministra.

Feliz 2022, que el año nuevo nos traiga empleo, nos traiga oportunidades para todos y que podamos disfrutar de salud y de nuestra familia. Hasta el año que viene.

Más sobre información económica

noviembre 25, 2021 2 comments

Leo a veces en la prensa o escucho en la radio noticias sobre el euro, que gana posiciones sobre el dólar, que sube su valor, noticias que muestran satisfacción. Como si un euro fuerte fuera una buena noticia. En general un euro fuerte no es una buena noticia. Las empresas que quieren exportar venden productos a sus clientes extranjeros que tienen que pagarlos en euros. Si el euro se aprecia, estos productos salen más caros a estos clientes y por tanto venden menos.

Una empresa va mejor cuantos más clientes, de los buenos, tiene. Clientes de los buenos, que pagan y que generan beneficios. Si una empresa además de vender en su país vende fuera, tendrá más actividad y por lo tanto irá mejor. Las economías que exportan suelen ser mejores que las que venden solo internamente. Pero para eso hace falta que la moneda no sea muy fuerte. Si el euro está fuerte vendrán menos turistas a visitar nuestro país.

Cierto que una moneda menos fuerte dificulta las importaciones. Hay que pagar lo que se importa en moneda del país del que de importa y si nuestra moneda vale menos, salen más caros estos productos. Pero una economía que importa mucho y exporta poco es una economía débil.

Esto no significa que una moneda cuanto menos fuerte mejor. Ni mucho menos. Si un país tiene que pedir prestado a financiadores extranjeros, tendrá que devolverles algún día su préstamo y si la moneda se deprecia estos préstamos estarán saliendo más caros. También la fortaleza o debilidad de una moneda tiene implicaciones en a inflación. Lo mejor es un equilibrio, pero alegrarse porque el euro está fuerte y está subiendo de precio es no saber de qué va la película. Hasta el jueves que viene.

Predicciones económicas

noviembre 18, 2021 6 comments

Me sorprende la insensatez de quienes hacen predicciones económicas o, si fuera el caso de los periodistas que las malinterpretan. Pero en este caso me parece que no son los periodistas. Leo en la prensa “Máxima vigilancia al fantasma de la inflación”. El 12 de noviembre se publica la tasa anual de inflación en la Unión Europea en octubre, que resulta ser del 4,1%. En España está en el 5,4%. A continuación, en el cuerpo de la noticia dice que aun así se espera que la inflación este año sea del 2,4%.

¿Cómo puede ser esto? Los precios llevan meses subiendo y no hay expectativas de que se moderen. ¿Cómo van a bajar un 2,7% en estos dos meses que faltan para que termine el año? Es como si en una carrera olímpica de 10 kilómetros, a falta de un kilómetro el ganador llevara al último 40 segundos y el comentarista dijera que el último parece que va a llegar a 40 segundos por delante del que ahora va primero.

No sé lo que va a hacer la inflación en España en el futuro, así que mi previsión es un “no lo sé”. Pero hay que tener en cuenta que la inflación interanual en cada momento es aproximadamente la suma de la inflación mensual de los últimos 12 meses. La inflación interanual en octubre es la suma de la inflación de cada mes desde el noviembre del año anterior. Para calcular la inflación final en 2021 lo que hay que hacer es a la de octubre quitarle las inflaciones de noviembre y diciembre del año anterior, que fueron 0,2 en ambos meses, y sumarles las que vaya a haber en noviembre y diciembre de este año. Como la de los últimos 3 meses ha sido de 0,5; 0,8 y 1,9 respectivamente, se puede augurar que las de los próximo dos meses serán similares, por lo que no es muy descabellado aventurar, que la inflación interanual siga subiendo en España los próximos meses. Puede que resulte que el insensato esté siendo yo. Pero ya digo, mi previsión es que no sé lo que va a pasar, pues ahora está la macroeconomía muy turbulenta. Hasta el jueves que viene.

¿Hay recuperación económica?

octubre 28, 2021 15 comments

Los distintos organismos están cambiando las previsiones de crecimiento del PIB para este año y el que viene en España. La última previsión que se hizo para el segundo trimestre de este año resultó ser muy desacertada. Se creía que se iba a crecer un 2,8% y se creció un 1,1%, bastante menos de la mitad de lo previsto.

La verdad es que hacer previsiones ahora es muy difícil. Pues los modelos de previsión utilizan datos pasados. Y lo que ha pasado en los últimos 6 trimestre ha sido muy raro. Nunca habíamos tenido caídas del PIB del 20%, y los modelos no están entrenados para utilizar estos datos tan anómalos.

Hay mucha incertidumbre. En una entrada en este blog hace unas semanas exponía las muchas fuentes de incertidumbre y de problemas. La cuestión que planteo es si todo esto que está pasando, creciente inflación, interrupciones en las cadenas de suministros, etc. es puramente coyuntural o va a tener repercusiones a largo plazo. Dicho de otro modo ¿las turbulencias económicas son puntuales y en seis meses las habremos superado o van a hacer una mella profunda? Yo, la verdad, ando confundido.

Yo siempre me había ufanado de hacer buenas previsiones económicas. Ahora estoy desorientado. Un pequeño dato, después de abril, octubre es históricamente el mes más inflacionista. No son buenos augurios para la inflación del mes que viene. Dentro de dos trimestres sabremos más de cómo evoluciona todo. Si alguien se aventura a darnos su opinión, adelante en los comentarios. Hasta el jueves que viene.

¿Qué está pasando?

septiembre 30, 2021 12 comments

Con año y medio de pandemia, las vacunas actuando y la incidencia bajando, parece que podemos empezar a pensar en otras cosas. La economía ha sufrido mucho, y estamos recuperándonos. Pero ¿las cosas van a ser como antes? Yo creo que algunas cosas van a quedar cambiadas.

Primero, la bajada de actividad durante este tiempo ha hecho que algunas unidades productivas cerraran o dejaran de operar. Ahora cuando casi todo ya está en marcha está faltando capacidad productiva a nivel mundial y algunos sectores están teniendo dificultades de aprovisionamiento. Los más llamativos son el de la automoción y el farmacéutico, por cierto, sectores altamente globalizados. Esta falta de suministros va a llevar a un aumento de los precios, y la inflación ya lo está acusando. Posiblemente siga aumentando los próximos meses.

Por todo esto muchas empresas van a dejar de aprovisionarse en los mercados internacionales y van a buscar proveedores más cercanos. Esto quizá cause un retroceso en el proceso de globalización que ha caracterizado las últimas décadas. Tras la buena experiencia de las reuniones telemáticas y las restricciones impuestas por los países va a hacer que disminuyan los viajes, disminuyendo con ellos la globalización. Viajar te expone a otras realidades y ahora esto va a quedar mermado.

China y Estados Unidos van a acaparar la atención internacional. La burocracia de las 27 Europas nos va a dejar en segundo plano. Las consecuencias de la situación de la constructora China están todavía por ver.

En España tenemos un volcán que va a ocupar nuestra atención, y la desafección entre los políticos y la ciudadanía parece que va a seguir creciendo. Nuestra principal preocupación debe ser generar empleo. En definitiva, no sé lo que va a pasar. Hasta el jueves que viene

¿Crisis a la vista?

ciclo económicoNo hay evidencias claras, pero hay algunos síntomas que muestran que en un año podríamos entrar en una nueva crisis económica. En los próximos meses estaremos en mejores condiciones de confirmarlo o desmentirlo.

Por un lado, hay una clara desaceleración a nivel mundial, que afortunadamente no está afectando, de momento, a España. Si bien es cierto que España entró en las pasadas recesiones bastante más tarde que el resto de los países. Por otro lado, tenemos una inflación a la baja. Lo cual es bueno si se mantiene en los niveles actuales. En mayo la tasa interanual fue de 0,8% y en junio ha sido del 0,4%. Podría haber deflación el año que viene.

Una deflación puntual y transitoria no ofrece problemas. Pero si la deflación fuera persistente sería desastroso para la economía. La gente retrasaría la compra de coches, lavadoras, etc para más adelante ante la espera de que los precios fueran más bajos. Las empresas tendrían que bajar el ritmo de producción, aumentaría el paro y un sinfín de desastres. La verdad es que en las economías occidentales no tenemos la experiencia de situaciones de persistente deflación, por lo que no está muy claro el alcance de sus consecuencias.

Otra consideración es que cuando la inflación sube, los bancos centrales la atajan subiendo los tipos de interés. Esto implica que un modo de combatir la deflación sería bajar los tipos de interés. Pero los tipos de interés están ya rondando en torno al 0%, pues para reactivar la economía durante la gran recesión del periodo 2007-2014, hubo que bajar los tipos muy significativamente. Es decir que no se cuenta ahora con este procedimiento para paliar la deflación. Además, desde la implantación del euro, ya no son los bancos centrales de los países quienes deciden el nivel de tipos de interés, sino el Banco Central Europeo.

Hay otro síntoma que suele ser preludio de que se avecinan dificultades. Ese es un poco más técnico y no fácil de acabar de entender. Es la inversión de la curva de tipos de interés. Normalmente los tipos de interés a corto plazo son menores que los de a largo plazo. Cuando esta brecha se acorta, y más todavía cuando se invierte, significa que los préstamos a corto plazo son más caros que los de a largo plazo. Lo que significa que hay muchas dudas sobre el futuro próximo de la economía, y por eso los que prestan dinero exigen más intereses. Actualmente la curva de tipos en España está casi plana.

Ya digo, la economía está creciendo a buen ritmo. No hay evidencias de problemas, pero sí que hay síntomas de que puede haber futuras dificultades. Con el tiempo iremos confirmándolo o desmintiéndolo. Felices vacaciones

A %d blogueros les gusta esto: