Archivo

Posts Tagged ‘Innovacion’

Mejor no hablar. No, mejor hablar

callarEconomía con Valores es uno de los muchos blogs alojados en El País. En ese blog publicamos profesores del IESE. Hace unas semanas mi colega Mireia Las Heras publicó una entrada que me pareció de lo más interesante. Se titulaba “Peligro: silencio en la organización“.

Sucede en muchas organizaciones que falla la comunicación de los empleados hacia la dirección. Los empleados no hablan, decía Mireia, no porque no tengan nada que decir, sino porque los costes de aflorar los problemas son mayores que los beneficios de hacerlo.

Esto suele suceder cuando a los jefes no les gustan las malas noticias. Cuando los empleados perciben que comunicar a sus jefes es algo inútil, nunca se tiene en cuenta lo que sugieren. Cuando perciben que los jefes tienen muy claro lo que quieren y lo que pasa y no están abiertos a sugerencias.

Estas actitudes por parte de la dirección impiden mejoras en las empresas, pues los empleados han perdido el interés en aportarlas. Hace que los empleados se sientan poco comprometidos, y es sabido que la principal variable que afecta la productividad de una empresa es el compromiso e interés de sus empleados. Evidentemente no hay que adoptar todas las sugerencias que se proponen. Unas tendrán sentido y otras no. Lo que se debe tener es una actitud receptiva.

Directivo, fomenta la participación entre tu gente. Escúchales. Adopta las sugerencias que sean útiles, muchas lo serán. Si no te llegan sugerencias, pregúntaté si has tenido hasta ahora una actitud de tener siempre claro lo que había que hacer. Estarías desaprovechando toda la creatividad y potencial de colaboración de tu gente.  Hasta el jueves que viene.

¿Por qué cuesta tanto abordar nuevos retos?

no cambiarCasi todas las empresas suelen reconocer la necesidad de innovar y estar al día para seguir siendo competitivas. Se reconoce que el entorno cambia y no se pueden quedar atras. Sin embargo son pocas las empresas que hacen las cosas de modo diferente a como vienen haciéndolas durante años.

He observado que muchas veces la razón para este inmovilismo es que cuando se plantea algo nuevo, a poco que se le encuentre algún inconveniente se descarta. Así es imposible abordar nada nuevo, porque nunca un plan de actuación es perfecto desde todos los puntos de vista.

La cuestión no es si lo que hemos ideado es perfecto o no, que nunca lo es, sino si es mejor comparado con lo que se está haciendo actualmente. Cuando se idea una cosa nueva se le exige la perfección, cuando es suficiente con que sea mejor que lo que actualmente se está haciendo. Ya se irá mejorando poco a poco más adelante.

He visto organizaciones que han dejado pasar oportunidades muy buenas porque no eran perfectas. Además de seguir en la mediocridad, los proponentes de las buenas nuevas ideas se frustran y los mediocres son los que acaban tomando el protagonismo de la organización.

2013, Final del tunel

2013Queridos lectores del blog ¡Feliz 2013! En el mensaje de la semana pasada anuncié que el primer mensaje del año sería optimista. Ese mismo día el titular de la primera página del periódico Expansión decía en grande “Diez motivos para la esperanza económica”, y pasaba a enumerar y a describir en las páginas interiores esos 10 motivos. Enuncio algunos de ellos que me parecen más significativos:

  1. Se aleja la sombra del rescate.
  2. El déficit público se empieza a corregir
  3. Empresas y familias adelgazan deuda
  4. El sector exterior tira de la economía
  5. El turismo bate record de visitantes
  6. La inversión industrial vuelve a España

y cuatro indicadores más. Yo estoy de acuerdo en que se divisa, aunque a lo lejos, la recuperación. Principalmente porque las cosas no pueden empeorar. Creo que la recuperación será muy lenta y que lo último que se recuperará (como pasa en todas las recesiones) será el empleo. Pero por lo menos hay síntomas del final del tunel.

A las 10 razones que aludían en Expansión, de las que he citado solo 6, yo añado que, según dicen los que saben de esto, se ha ganado en productividad. Que dicho en roman paladino significa que producir lo mismo es ahora más barato. Y es por esto por lo que el sector exterior tira de la economía. La triste razón de esta ganancia en productividad es que las empresas tienen menos costes laborales. Si esto es triste por la gran cantidad de paro que ha generado también es un aviso de que nos tenemos que dedicar a cosas más productivas. Y es esta nuestra oportunidad.

Esta es nuestra oportunidad, que estoy seguro, y tengo datos para afirmarlo, de que vamos a saber aprovechar. Los datos que tengo son la cantidad de personas que pasan por mi despacho buscando mi opinión sobre la idea de negocio que están intentando poner en marcha. Esto antes no pasaba. Algunas de ellas fracasarán, otras llegarán al mercado. Algunas ya lo han hecho. A veces me ha sorprendido ver en la prensa noticias de una nueva iniciativa que ha visto la luz, y resulta que medio año antes los emprendedores habían estado en mi despacho contandome su proyecto. Son por ejemplo el caso de marketyou de Josep Viladomat o Change Your Flight de Iñaki Uriz y José Luis Vilar, entre otros muchos.

A lo dicho, feliz 2013 y feliz emprendimiento. Hasta el jueves que viene.

Hay quien vive y hay quien sobrevive

iniciativaUna vez leí una pintada que decía “Hay quien llena la vida de años y hay quien llena los años de vida“. En esa misma línea me contaron hace tiempo que en una conversación uno dijo “yo tengo 15 años de experiencia en tal cosa” y el interlocutor le respondió “lo que tú tienes es un año de experiencia repetida 15 veces“.

Yo creo que es en esto en lo que radica la diferencia entre los que llevan una vida aburrida y los que tienen una vida apasionante, llena de proyectos a cual más atractivo.

Hay quienes les falta ilusión vital porque no saben disfrutar con lo que hacen y lo que hacen lo hacen por onerosa obligación. No hay nada que les llame la atención, algo en lo que puedan poner sus esfuerzos y alcanzar logros. Tienen una vida aburrida y con facilidad la llenan con superficiales relaciones sociales donde no hay verdadera amistad y cuyo único efecto es anestesiar el tedio durante unas horas.

En cambio hay otras personas que tienen continuamente algo entre manos, algo que les ilusiona y en lo que ponen empeño. Personas que acaban viendo logros que son fruto de sus esfuerzos. Ven el tiempo como un recurso en el que desplegar sus capacidades. Se entusiasman con lo que hacen. Están continuamente aprendiendo. Difrutan.

Estar en un grupo o en otro no depende de la suerte que a uno le haya tocado vivir. Es más bien una actitud vital. Entusiasmarse con lo que uno hace y no quejarse de su situación marca la diferencia estre un tipo y otro de vida. Como decía antes esto depende de nuestra actitud ante la vida. En definitiva cada uno es lo que ha decidido ser.

Os dejo un video en el que Lucas Carné, antiguo alumno mío y fundador de Privalia habla de espíritu emprendedor. Ánimo y a emprender.

Imaginación al poder

El sábado pasado leí que Google sigue pagando el sueldo durante 10 años a las familias de los empleados que fallecen. Además los hijos de estos empleados tienen un cheque de mil dólares cada mes hasta que cumplen 19 años, o si estudian en la universidad hasta que cumplen los 23. Imaginación al poder. ¿Cómo se sentirán los empleados de Google? ¿Preferirán trabajar en otras compañías? A mi me parecen prácticas empresariales que facilitan que el empleado se sienta orgulloso de trabajar en la empresa.

Alguien se podrá llevar las manos a la cabeza y decir que eso es un despilfarro. Que al empleado ya se le paga un sueldo y que la empresa no está para hacer regalos. Totalmente de acuerdo en que la empresa no está para hacer regalos. Pero esto no es un despilfarro. Conozco empresas excelentes, de las que ya he hablado en este blog alguna vez cuyos empleados son 4 veces más productivos que la media de su sector. Es decir que hacen el mismo trabajo con la cuarta parte de los empleados. ¿Por qué será? Un empleado que va cada día ilusionado al trabajo es un empleado que trabaja mucho mejor.

Una vez leí, no sé si será cierto, que Mercadona envía a sus empleadas embarazadas a casa 3 meses antes de dar a luz, y que por supuesto después tienen las 16 semanas de baja por maternidad. No sé si será cierto, pero seguro que alguien que trabaja en esa empresa los podrá confirmar o desmentir. En cualquier caso son prácticas que hacen de la empresa un lugar muy humano en el que trabajar. Humanicemos el mundo empresarial (lo cual no significa que no se exija profesionalidad a los empleados). Todo esto está en la línea de lo que hizo el CEO de Lenovo del que hablé hace dos semanas.

Los directivos tenéis muchas posibilidades de crear entornos de trabajo muy estimulantes. Imaginación al poder. Si eres el alto directivo de una gran compañía puedes crear políticas para toda tu compañía, y si eres jefe de un pequeño departamento puedes convertir el trabajo de las pocas personas que diriges en un lugar muy atractivo o en un lugar para salir en cuanto suenen las 5 de la tarde.

Dentro de unos días termino las vacaciones y afronto con mucha ilusión el curso que viene. Más adelante os pediré ideas para una conferencia que tengo que dar. Hasta el jueves que viene.

El valor de las dificultades

dificultadesLas dificultades nos contrarían, tanto a las personas como a las empresas. Sin embargo pocas veces reflexionamos sobre el valor de las dificultades y de los inconvenientes de no tener problemas. Gracias a que Japón es un país pequeño y buena parte de su superficie inhabitable los japoneses han sabido desarrollar la industria de las cosas pequeñas. Han sabido fabricar coches pequeños, electrodomésticos pequeños, y productos de electrónica (radios, walk-man, etc) pequeños. Esta dificultad también ha hecho que sea el país más robotizado del mundo.

Estados Unidos en cambio, debido a que su mercado interno era muy grande, no se preocupó durante décadas de exportar sus productos. Los fabricantes de coches japoneses vieron mucho antes la necesidad de exportar sus coches, por lo que capturaron una buena parte del mercado norteamericano generando las consiguientes dificultades para General Motors, Ford y Chrysler.

Y es que tener las cosas faciles no invita a que se agudice el ingenio, sino a seguir viviendo comodamente. En cambio las dificultades son un potente movilizador de creatividad. Creatividad para solucionar los problemas.

A nivel personal uno puede desear no tener contratiempos ni dificultades, pero eso hace que nos acomodemos y dificulta nuestro crecimiento como personas. Cuando tenemos dificultades es cuando nos tenemos que esforzar para superarlas. Este afan de superación es lo que nos hace crecer. Del mismo modo que es el afan de superación lo que hace más fuertes a las empresas.

Este afan de superación, y el proceder de una economía de subdesarrollo es lo que me hace pensar a mi que el futuro de la China como país es imparable, y que en las próximas décadas se nos van a comer a los occidentales. Nosotros estamos demasiado bien instalados en la comodidad. Tenemos excesivo miedo a la incertidumbre. Arriesgamos poco. Tenemos demasiados problemas solucionados. Nos faltan incentivos para mejorar. El siglo 21 es el siglo de Asia.

Hasta el jueves que viene, que además de mensaje en el blog, daré en el IESE en Barcelona una sesión sobre la intuición en la toma de decisiones a las 7 de la tarde.

Otro error muy común que no comete Mercadona

diciembre 15, 2011 23 comentarios

errores en la toma de decisionesHace unos meses hablaba de un error muy común que cometemos las personas cuando tomamos decisiones. Esta vez voy a hablar de un error muy frecuente en las empresas: esperar a acometer los cambios necesarios cuando ya es demasiado tarde. Las  empresas necesitan adaptarse, pues el entorno en el que se mueven es cambiante, y porque necesitan estar al día para no quedar anticuadas. Y si es posible, deben liderar los cambios que se producen en los entornos empresariales.

Y aquí es donde viene el error común. Cuando las cosas marchan bien, cuando no hay problemas y la situación economica está a favor, entonces no se ve la necesidad de cambio. ¿para qué? si las cosas nos van bien. Y es cuando las cosas empiezan a torcerse y vienen las dificultades cuando las empresas empiezan a considerar que “algo hay que hacer. No podemos seguir igual”. Pero entonces es ya demasiado tarde. Los cambios se acometen mejor cuando hay bonanza. Cuando las cosas van mal, cuando hay menos recursos y las ventas caen, es el peor momento para los experimentos. Conclusión: en tiempos de alegría económica pergúntese ¿qué cambios serían buenos acometer ahora en la empresa? y no esperar a que la necesidad obligue.

Siempre he considerado que una de las principales actividades de los directivos es defender y aislar a su empresa de las posibles dificultades del entorno. De modo que cuando la situación economica ayude la empresa vaya bien, y cuando la situación económica se ponga dura, la empresa siga yendo bien. Lo normal es que cuando el entorno está a favor las empresas vayan bien y cuando el entorno económico es malo las empresas empiezan a sufrir. ¿En qué están pensando esos empresarios? Así es muy facil dirigir. Muy facil y de muy nefastas consecuencias como estamos viendo ahora. En situación de bonanza, en vez de frotarse las manos por lo bien que está yendo la empresa hay que estar pensando en qué haremos cuando vengan las dificultades … ¡Que siempre acaban llegando!

Mercadona, empresa de la que ya hablé en otros mensajes es ejemplar en esto. Ahora que el sector de la distribución le está afectando la crisis de manera especial, ¡a Mercadona le siguen yéndole las cosas bien! Hasta el jueves que viene. Pronto empezará una serie de mensajes sobre China.

Ariño no se rinde

noviembre 24, 2011 45 comentarios

Bombilla EdisonCuentan sus biógrafos que Thomas Edison, cuando estaba intentando inventar la bombilla, cada vez que se le fundía un filamento decía ¡bien, otra cosa que ya sé que no funciona! Iba acotando las posibilidades de éxito. Y después de cientos de intentos logró fabricar la bombilla. Se atribuye a Churchill la frase “el éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”, frase que Pablo Maella reformula diciendo que el éxito consiste en intentar un objetivo una vez más de las veces que se ha fracasado.

Todos estos consejos vienen muy bien a todos los que intentan conseguir algo que merece la pena. Nada valioso se consigue a la primera. Si fuera así de fácil cualquiera lo conseguiría. Yo hablo frecuentemente con atiguos alumnos que han emprendido algún proyecto empresarial. El comentario unánime es que nunca las cosas salen a la primera. Que hay que intentarlo una y otra vez corrigiendo errores y modificando planteamientos hasta que se llega a la fórmula de éxito. Que todo esto requiere constancia, que fruto de este empeño vienen los resultados.

Todo esto viene a cuenta de que el experimento que propuse hace unas semanas sobre si la “sabiduría de la muchedumbre” podría vaticinar los resultados de las elecciones del 20N, no ha dado los resultados pretendidos. La predicción colectiva fue peor que lo que dijeron las encuestas de opinión una semana antes y los sondeos a pie de urna del mismo día de las elecciones.

¿Significa esto que esta metodología es inválida para anticipar los resultados de unas elecciones? Pues no necesariamente. Hay que volver a intentarlo modificando el experimento. Y se me ocurren dos posibles mejoras: una es hace la encuesta en días más cercanos al evento. Quizá justo los dias anteriores. Nosotros lo hicimos entre los días 30 y 12 anteriores a las elecciones. Otra posible mejora es no dar como indicación los resultados de las anteriores elecciones, pues algo que está muy estudiado en la toma de decisiones es que cuando la gente tiene que dar una opinión y se le da alguna información al respecto, se tiende a tomar esta información y hacerle una modificación, y la modificación que se hace suele ser bastante menor de lo que en realidad acaba pasando.

También puede suceder que esta metodología no sirva para este tipo de predicciones, pero Ariño no se rinde y seguiremos intentándolo. Como me ha dicho un antiguo alumno, parece que sabemos más de fútbol que de política. De momento muchas gracias a los que participásteis en este experimento. Hemos aprendido, que era lo que pretendíamos, y si todavía no lo habeis hecho, contestar a esta encuesta sobre la clasificación final de la liga de futbol de este año. El año pasado esto sí que lo vaticinamos bien.

Muchas gracias por vuestra participación, por leerme en este blog. Sé que muchos seguís con interés estos experimentos. Hasta el jueves que viene.

Toma de decisiones y aprendizaje

septiembre 22, 2011 42 comentarios

aprendizajeDecía en los últimos mensajes que tres son los parámetros que caracterizan la calidad de una organización: eficacia, atractividad y unidad. La semana pasada hablé de la eficacia. Esta semana voy a hablar de la atractividad. Una empresa es atractiva si ofrece a sus empleados posibilidades de aprender y cualificarse profesionalmente.

Una empresa que no preste atención al aprendizaje perderá competitividad con el tiempo, pues su sector evolucionará y ella seguirá haciendo las cosas como las hacía hace años. Quedará obsoleta. Una empresa en la que se facilite el aprendizaje estará continuamente al día y desarrollará su competencia distintiva: aquello en lo que la empresa es excelente. Cuando sus competidores la hayan imitado ella irá ya tres pasos por delante. Es fácil darse cuenta que el aprendizaje está reñido con la maximización de beneficios a corto plazo, pues aprender tiene un coste y siempre será más económico seguir haciendo las cosas como ya se saben hacer, pero esto es cavar la propia tumba.

Para mí el IESE es un lugar atractivo porque allí me relaciono continuamente con otros cien profesores, cada uno experto en su materia, de los que estoy aprendiendo continuamente. También hay treinta y seis mil antiguos alumnos, con los que puedo conversar y aprender de sus empresas, de sus sectores y de sus modos de hacer. Esto me mantiene continuamente al día, me cualifica profesionalmente y me permite ofrecer en mis clases y en mis publicaciones, nuevos puntos de vista.

Lo que es atractivo para unos puede no serlo para otros: alguién podrá decir que no le atrae absolutamente nada estar relacionandose continuamente con profesores, que prefiere la gestión y la responsabilidad sobre una cuenta de resultados. Efectivamente, pero esa persona querrá también aprender y cualificarse es su actividad de directivo. Una empresa es atractiva en la medida que ofrezca posibilidades de aprendizaje. La empresa ha de preocuparse por encontrar a las personas para las que ese aprendizaje les resulte atractivo, que no tiene porqué ser a todo el mundo ni mucho menos.

Si la semana pasada hablábamos de la capacidad estratégica del directivo, la capacidad de hacer su empresa eficaz, esta semana hablamos de la capacidad de un directivo de hacer su empresa atractiva. Esta es una competencia que requiere saber prestar atención al aprendizaja en su empresa y saber encontrar a las personas para las que ese aprendizaje resulta atractivo. No todo el mundo se siente atraido por las mismas cosas. La semana que viene hablaré de la tercera dimensión: la unidad.

Elecciones generales el 20N

20nEsta semana el presidente del gobierno español ha anunciado elecciones generales para el 20 de noviembre. No te asustes que no voy a comentar la conveniencia o no de esta decisión. Ya nos han mareado suficientemente los periódicos con este tema. En este mensaje voy a recordar que en noviembre pasado propuse un experimento que repetiremos a la vuelta del verano. Consistía en preguntar via internet a mucha  gente una serie de preguntas. Entre ellas estaba quien iba a quedar el primero en la liga de futbol, quien iba a quedar el segundo y quien iba a quedar el tercero. La contestaron una 1000 personas y el promedio de las opiniones de estas personas fue una predicción exacta de los equipos que ocuparon los seis primeros lugares de la tabla.

Este año pensaba ampliar el experimento para intentar predecir no solo los primeros lugares de la tabla sino también los últimos. Pero como tendremos elecciones en noviembre también preguntaré a todo el que quiera contestar los resultados de las elecciones generales. No será una encuesta de intención de voto, sino la opinión sobre los resultados de las elecciones.

Si comprobamos que, con diez días de antelación, podemos predecir los resultados de las elecciones y con medio año de antelación quien ganará la liga de futbol y quienes bajarán a segunda división, dispondremos de una método muy bueno de obtener información que pueda ser útil para las decisiones empresariales

La idea es que, bajo algunas condiciones, el conocimiento agregado de mucha gente aporta una información que no posee ninguno de los individuos. Entre las condiciones necesaria para que esto suceda están el que los que opinan sean personas independientes, de modo que no haya ningún factor que condicione la opinión de todos. También el asunto sobre el que se opine no debe depender de la suerte. La opinión agregada de mucha gente sobre que saldrá cuando se tira una moneda no aporta ningún valor. El 50% opinarán que saldrá cara y el otro 50% que saldrá cruz, y lo que salga será fruto exclusivamente de la casualidad.

En octubre lanzaré la encuesta y espero que me ayudes a difundirla por la red como ya se difundió la de hace un año.

A %d blogueros les gusta esto: