Inicio > Consideraciones prácticas, Estrategia > Algo se debió hacer mal

Algo se debió hacer mal

sorpresaLeo hace unos días en la prensa que el estado vuelve a tener que inyectar dinero a Paradores de España para mantenerla a flote. Suman ya 134 millones los que ha tenido que desembolsar en el último año y medio. Mi pregunta es ¿no se pudo hacer nada hace cinco años para evitar abocar a la compañía a la situación en que se encuentra?

Creo que en muchos casos las situaciones problemáticas en que se encuentran las compañías son debidas a que en su día no se no se actuó como se debía. Se confía ciegamente en que las cosas mejorarán en el futuro y se aguanta a ver qué pasa. Y lo que suele pasar si no se hace nada es que las cosas empeoran.

Una de las características de calidad directiva es verlas venir y anticiparse a los acontecimientos. A veces oigo a algunos directivos decir algo así como “es que no he tenido otro remedio que…” (despedir a 100 personas, cerrar una planta, o cualquier otro tipo de cosas) y tienen razón. En el momento que se decidieron a actuar ya no tuvieron otro remedio que hacer eso, pero… ¿no podían haber pensado antes, quizá varios años antes, que se podía llegar a esa situación y haber actuado entonces?

La actividad empresarial requiere asumir riesgos y estar preparados para afrontarlos y salir fortalecidos. Lo que no se puede hacer es confiar ciegamente en que las cosas nos saldrán bien. La suerte hay que trabajársela. Y si uno no sabe los escenarios a los que se puede su compañía en los próximos años, que lo empiece a trabajar seriamente. Y si no se está satisfecho con el resultado, siempre puede recurrir a profesionales que le ayudarán a plantear escenarios de futuro. Si muchas compañías hubieran actuado así  hace cinco años quizá ahora les iría mucho mejor.

Hasta el jueves que viene. Os dejo un video que da noticias del IESE de este mes de marzo.

  1. josepserracots
    abril 3, 2014 en 7:55 am

    Tienes toda la razón. Esperan el milagro y el milagro es el trabajo anticipado.
    El tema de los paradores si fueran privados ya se hubiera resuelto, pero como pagamos todos los españoles, esperamos el milagro.

    Es normal que la clientela de los paradores baje debido a la situación económica actual, porque los ricos sean más ricos no ocuparán todas las plazas que hay en cambio los de clase media alta que podían acudir a estos servicios ahora tienen menos poder adquisitivo y buscan otras opciones más baratas.

    El estado es el responsable de la situación de sus paradores, debido a la aplicación de medidas erróneas para la creación de empleo.

    Saludos

    • abril 3, 2014 en 2:25 pm

      Gracias Josep, estoy de acuerdo on lo que dices. De todas maneras, lo de Paradores sirve solo de ejemplo de actuaciones de muchas empresas.
      saludos,
      Miguel Angel

  2. Paula
    abril 3, 2014 en 8:21 am

    A mi me la sensación de que en empresas en las que se sabe que cuando las cosas vayan mal van a tener ayuda, la desidia y la imprevisión es todavía mayor. Parece que cuando el dinero no es propio el valor es otro, importa menos y se gestiona mucho peor.

    • abril 3, 2014 en 2:26 pm

      Buena puntualización Paula. De ahí del colapso de las economías centralizadas de finales del siglo pasado.
      saludos,
      Miguel Angel

  3. Carlos Delso
    abril 3, 2014 en 9:01 am

    Paradores está gestionados por políticos que son cortoplacistas de miras, solo les preocupa el futuro (los votos) hasta las siguientes elecciones y como hay unas casi cada año, ese es su horizonte temporal.
    En la empresa privada también hay cortoplacistas, no todos los directivos tienen visión estratégica: que no es pensar en lo que vas a hacer mañana si no como impactan en el mañana las decisiones o no decisiones que tomamos hoy.
    Yo me aplico una máxima que no me va mal en las siete empresas que he trabajado: “tomar decisiones como si fuese a quedarme para siempre pero siempre recordando que es un proyecto personal con principio y fin, es decir yo no me voy a jubilar ahí pero otros muchos sí”

    • abril 3, 2014 en 2:28 pm

      Efectivamente carlos, pensar en el largo plazo evita caer en muchos errores. Muchas gracias por tu participación en el blog,
      Saludos,
      Miguel Angel

  4. irene
    abril 3, 2014 en 9:06 am

    Hola Miguel ANGEL.
    Si el problema fuera Paradores…no habría problema, pero desafortunadamente vemos esta situación una y cien veces.
    En estos casos creo que deberíamos analizar quién es/son el/los gestores; quién los ha puesto en esa posición; qué evaluaciones y/o controles han tenido …….y alguna preguntilla más que derive en la exigencia de responsabilidades.
    Pienso que en este país faltan dimisiones y demandas por perjuicio económico a gestores de dinero público, quizá así seríamos todos más serios….
    Tengo una amiga que dice que “de la rutina a la ruina sólo hay una T”

    • abril 3, 2014 en 2:30 pm

      Muchas gracias Irene, y muy buena la frase final. El problema no solo es de empresas públicas sino también de privadas.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  5. Caba Robletto
    abril 3, 2014 en 10:09 am

    Quizás habría que analizar y preguntarse:

    ¿Qué hacer con los paradores hoy? ejemplos: Convertirlos en residencias temporales de educación y descanso, escuelas de verano, centro de día, nido de empresas, alojamientos temporales de pensionistas, centro culturales, centro de idiomas, centro de entrenamiento de pilotos, controladores, policía, actividades deportivas, venderlos, etc.etc.

    Un estudio de viabilidad profesional, intentando recolocar el mismo personal en dicha nuevas actividades, aplicando precios ajustados al mercado actual.

    Uno de los grandes problemas que arrastra la politica de muchos paises, es la pronta rentabilidad de cualquier negocio, en el tiempo más corto posible. Picasso decía: “El Arte es la mentira que revela la realidad”. Hagamos Arte y pensemos con los seis (6) sentidos, más soluciones.

    Gracias por la atención, buen Fin de Semana, Ramón.

    • abril 3, 2014 en 2:32 pm

      Gracias Ramón. Muchas posibles alternativas hay todavía tanto en Paradores omo en otras empresas en dificultades. Lo que pasa es que hay que pararse a pensarlas. pero haberlas haylas.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  6. Sonia
    abril 4, 2014 en 5:05 pm

    Desgraciadamente este no es solo un problema de la empresa pública. En las corporaciones con una fuerte jerarquía muchas personas (directivos y cargos intermedios) ven los problemas, pero plantearlos a la cúpula de la empresa puede ser muy complicado. Muchos buenos directivos después de intentar arreglar las cosas acaban pensando: ” el que se mueve no sale en la foto” y prefieren el riesgo de la empresa al el personal. Difícil culparles. No se si se plantea estos problemas en las clases del PADE y el PDG de una manera tan directa. El problema con algunos consultores externos es que para asegurarse la contratación acaban diciendo lo que la dirección quiere oir. Creo que muchos hemos vivido situaciones similares.

    • abril 4, 2014 en 5:11 pm

      Sonia totalmente de acuerdo con lo que dices, tanto de los mandos intermedios como lo de los consultores. En nuestros programas en el IESE planteamos muy diversos tipos de situaciones, y por supuesto que advertimos de verlas venir antes de que sea demasiado tarde. hay muchos modos de estar alerta.
      Gracias por tu comentario,
      Miguel Angel

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: