Inicio > Consideraciones prácticas > ¿Qué aporta el cristianismo al hombre de empresa?

¿Qué aporta el cristianismo al hombre de empresa?

GEMBA 0206 198He empezado con mis alumnos que han querido un ciclo de sesiones de formación cristiana donde entre otras cosas abordamos el tema de “Qué aporta al cristianismo al hombre de empresa“. Con antiguos alumnos de años anteriores hace tiempo que vengo impartiéndolas.

En la primera sesión hablamos de varias cosas. Una de ellas fue que hay dos tipos de concepciones de la sociedad dependiendo del concepto que se tiene de persona: si se concibe la persona como un ser autónomo (que no independiente) con libertad, sujeto de derechos y responsabilidades, entonces la sociedad es una sociedad de seres libres y la misión del estado es salvaguardar los derechos de los individuos, pero no se erige como otorgador y administrador de derechos.

Si se piensa que la persona es una molécula dentro del engranaje social, entonces la persona queda reducida a una pieza dentro de la máquina estatal. En ese caso las libertades son las que el estado decide darle a la persona, y es el estado el que decide quien tiene derecho a qué. La persona y sus derechos quedan anulados, salvo en aquellos derechos que el estado quiera concederle

Alguien preguntará ¿y qué tiene que ver esto con el cristianismo? esto es asumible por muchos cristianos y no cristianos. Efectivamente. Cualquier principio cristiano es asumible por las persona de buena voluntad. Sin embargo la Iglesia lo recuerda porque con frecuencia se han cometido abusos.

De unas cuantas cosas más hablamos en esas sesiones, pero aquí solo quería apuntar alguna idea que pueda ser útil. Conclusión: respeta la libertad de tu gente. Hasta el jueves que viene.

  1. enero 29, 2015 en 10:45 am

    No creo que las religiones y su estructura organizativa que son las iglesias, con el tremendo poder coercitivo que tiene el dios supremo omnipresente y omnisciente sea el mejor espejo para defender las libertades individuales.

    • febrero 1, 2015 en 5:07 pm

      Gracias Juanma por tu aportación, ya se ve que tenemos ideas distintas y distintas experiencias sobre Dios.
      Saludos y bienvenido al blog, que acepta todas las posiciones siempre que sena respetuosas.
      Miguel Angel

  2. enero 29, 2015 en 1:30 pm

    Efectivamente, los grandes pensadores de la persona siempre han sido y son cristianos. Tomás de Aquino, Agustín de Hipona, Polo de Madrid, etc.; son ejemplo de ello. Solo quiero agregar, para quienes pueden no haberse enterado, que Polo (del S XXI) describe claramente que la Libertad se convierte con el co-ser, con la sabiduría personal y el amor personal (o estructura donal) que es aceptar, dar y don. Original post.

    • febrero 1, 2015 en 5:08 pm

      Siempre tan profundo Javier,
      gracias por participar, Saludos,
      Miguel Angel

  3. Fernando Núñez
    enero 30, 2015 en 12:35 am

    La Iglesia es el pueblo de Dios, Juanma. Todos los que, libremente, quieran, queramos, somos Iglesia. Luego está la jerarquía. Pero la Iglesia, con sus cosas buenas y malas, fundada por San Pedro, ha participado en la historia de la humanidad desde la época de Jesús. La esencia del cristianismo es el amor a Dios y al prójimo (ahí se resume todo, Dios es amor). Y en el mensaje que nos dejó Jesucristo, explicado en los Evangelios, hay siempre una nota común: la capacidad de elegir que, en todas las decisiones, Jesús otorga al individuo. Un abrazo

    • febrero 1, 2015 en 5:10 pm

      Sí Fernando, el cristianismo es el mejor defensor de la libertad.
      De acuerdo con todo lo que dices salvo una pequeña precisión, que seguro estás de acuerdo conmigo. La Iglesia católica la fundo Jesucristo, y su primer representante fue San Pedro.
      Gracias y Saludos,
      Miguel Angel

  4. DOMINGO SUAREZ POZO
    enero 30, 2015 en 6:50 pm

    Buenas tardes.

    Se habla en este post de:

    1.- Concepciones de sociedad.

    2.- Persona y sus derechos.

    Me quedo con la cultura judío-cristina, pues acepta la Carta de Derechos Humanos de la ONU.

    Los países Islámicos no aceptan dicha Carta (por no permitir la igualdad jurídica de la mujer, etc.). Además en dichos países no existe libertad sindical, dándose serios abusos laborales (lo siento, pues me sale mi vena sindical).

    Saludos,

    Domingo

    P.D.: Interesante enlace:

    • febrero 1, 2015 en 5:10 pm

      Gracias Domingo por tus aportaciones. Hace 22 años que no nos vemos.
      saludos,
      Miguel Angel

  5. Caba Robletto
    enero 30, 2015 en 8:04 pm

    Centrar el tema me resulta un poco dificil. Entiendo la pregunta, pero me “pierdo” ligeramente en los matices que efectua el Prof. M. Ángel. Es evidente que el cristianismo ha marcado la formación del individuo, mañana precisamente 31 Enero se conmemora el nacimiento de Joan Bosco, un pedagogo, escritor y fundador Saleciano que lleva la educación a un alto nivel, respetando clases e intereses partidistas. Si por se camino va destinado el post, de acuerdo en caso contrario, ruego sacarme de dudas, gracias.

    Gracias por la atención, buen fin de semana, Ramón..

    • febrero 1, 2015 en 5:12 pm

      Ramón, no sé qué dudas planteas. En el post solo presento una idea que defiende el cristianismo: el hombre como sujeto de derechos y ser libre y responsables.
      Pero gracias por segior participando.
      Saludos,
      Miguel Angel

  6. Luis
    enero 31, 2015 en 10:47 am

    Gracias Miguel Ángel… sin duda somos lo que somos gracias al cristianismo… y este a su vez es lo que es gracias en gran medida a los clásicos griegos: Platón, Aristóteles y cía… en definitiva, desde que el hombre libre piensa en libertad y actúa empiezan a pasar cosas buenas. También somos lo que somos gracias a la ilustración, que renovó en gran medida viejos dogmas aportando libertad al asunto… caímos entonces (la humanidad) en nuevos dogmas (ideologías y nacionalismos) pero considero también que al menos teóricamente también están superados (la ONU y su declaración va en esa línea). Gracias y buen finde.

    • febrero 1, 2015 en 5:13 pm

      Efectivamente Luis, lo que somos viene condicionado (que no determinado) por toda nuestra historia.
      gracias y saludos,
      Miguel Angel

  7. Manu VF
    febrero 2, 2015 en 10:01 am

    Siempre es un placer leerte el lunes por la mañana.

    Saludos desde Londres,

    Manu

  8. febrero 5, 2015 en 9:45 am

    Me ha gustado mucho este post, por certero y sumario!

    Un saludo y gracias!

  9. Francisco Larrain
    febrero 6, 2015 en 3:31 pm

    Miguel Angel: ¿Es muy grande el paso de comprender la sociedad como una sociedad de seres libres a una comunidad de personas, a imitación de la familia?

    • febrero 6, 2015 en 7:44 pm

      Pues no lo sé, pero debe ser bastante difícil a juzgar por lo que se ve. De todas maneras no estoy seguro que la sociedad deba comportarse como una familia. Sería tema de debate,
      Gracias Francisco por tu particiación
      Saludos,
      Miguel Angel

  10. Julio Antonio Negrin Olivos
    febrero 9, 2015 en 8:19 pm

    Vamos por partes;

    1. Ser cristiano, implica creer en Cristo.
    2. Los cristianos tenemos una visión particular de la vida y el mundo.
    3. Los cristianos somos distintos, ni siquiera superiores.
    4. Buscamos dentro de todo la espiritualidad, la disciplina y la obediencia.

    Humildemente desde mi experiencia de vida, la religión es uno de los pilares fundamentales en el aprendizaje, crecimiento y desarrollo colectivo y personal de cada ser humano. Con el tiempo, a medida que obtienes más conocimiento vas entendiendo y reforzando muchas cosas que aprendiste cuando niño.

    En resumen; El cristianismo aporta al hombre de empresa;

    1. Disciplina y obediencia.
    2. Comprensión.
    3. Lealtad.
    4. Una formación espiritual, valórica y moral.
    5. Perseverancia.
    6. Fé y esperanza.
    7. Amor por el prójimo.

    No quiere decir que todos los cristianos cumplan con ello, sin embargo, es lo que ante las enseñanzas debiésemos tener cada uno de nosotros.

    • febrero 10, 2015 en 4:16 pm

      Gracias Julio por tu aportación. Yo solo añadiría que hay no cristianos que también aportan mucho de lo que describes al mundo. Solo que el cristianismo también lo apoya.
      Gracias y saludos,
      Miguel Anel

  11. Xabier Balda
    febrero 16, 2015 en 10:27 pm

    El cristianismo aporta, entre otras cosas :
    – Una concepción desmitificada de la naturaleza. No es de extrañar que el análisis científico naciera de la supresión de mitos como la divinidad del sol, el agua, la tierra o el aire.
    – Somos administradores de la naturaleza.
    – Somos partícipes de la creación, aportando nuestra inteligencia y voluntad a las realidades temporales.
    – Somos sujetos de derechos y deberes. Nuestra moral nos obliga a administrar los bienes con justicia y promover el bien de las personas.
    – Toda persona tiene una dignidad insustituible independientemente de su productividad.
    – Los cristianos debemos ejercer las virtudes: Prudencia, justicia, fortaleza y templanza.
    – Debemos poner en práctica las obras de misericordia: entre ellas, enseñar al que no sabe, muy valorable en el mundo empresarial.
    – Son de destacar qué cosas no debe hacer un cristiano: Robar, matar (o machacar a la gente), envidiar (y poner en berlina a los compañeros, difamarlos o calumniarlos.

    Podría continuar, pero esto vale para que a uno se le pongan los pelos de punta.

  12. Xabier Balda
    febrero 16, 2015 en 11:18 pm

    Siguiendo un poco.
    Un cristiano debe ser diligente, ordenado, mirar por el bien de la empresa, aunque le cueste ‘soltar’ conocimiento, respetar a sus compañeros y ayudarles. No atribuirse méritos que no tiene y pedir lo que es de justicia si procede.
    Pagar justamente tanto a los empleados como a los proveedores.
    Ser prudente en los posibles riesgos en que puedan incurrirse.
    Dar oportunidades a los subalternos y procurar su formación y preparación. Procurar que los colaboradores estén lo más preparados posible.
    Asumir que no lo sabe todo y, a la vez, prepararse para ser un verdadero experto en su trabajo.
    Cumplir la palabra dada.
    Debe saber corregir con serenidad, sin caer en la crítica, sino poniendo los medios para resolver los problemas.
    Si un cristiano vive esto, su testimonio de Cristo vivido desde el ejemplo será luz en las tinieblas en las que vivimos.

    • febrero 17, 2015 en 9:54 am

      Muchas gracias Xabier, todo un programa de vida excelente. Saludos,
      Miguel Angel

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: