Inicio > Perfiles de directivos > Ejemplaridad

Ejemplaridad

directivosCuenta la leyenda que un alto directivo de una de las tres empresas automovilísticas más importantes de Estados Unidos, no recuerdo cual, si General Motors, Ford o Chrysler, se presentó en una de las factorías de la empresa conduciendo un lujoso coche alemán. Tampoco recuerdo cual. Resulta que en esa factoría se estaba llevando acabo un ajuste de plantilla y se estaba despidiendo a un montón de operarios. Ya os podéis imaginar la violenta reacción de estos al ver de donde era el coche que conducía el jefe.

En otro mensaje de hace dos o tres años comentaba también cómo el consejero delegado de American Airlines tuvo que dimitir en la década pasada, dos días después de que se supiese que el equipo de los seis principales directivos de la empresa se había otorgado un bonus especial y simultáneamente habían exigido a los auxiliares de vuelo un recorte de salario para poder capear las dificultades que atravesaba la compañía.

Todo esto viene a cuento de un titular que leí hace unos días en no sé qué periódico. Decía Los directivos de las mejores empresas se enorgullecen de tener los salarios más bajos de su sector. Y es que este es un distintivo de buena dirección. Que no haya una gran disparidad de sueldos entre el máximo directivo y los salarios medios de sus empleados.

Cuando lo que cobra un alto directivo es desmesuradamente superior a lo que cobran sus empleados, esto desanima mucho. Se manda una señal muy clara a los empleados. Cuando la gente percibe que no son valorados su interés por la compañía baja radicalmente. Cuando el sueldo es más moderado también está mandando a su gente un mensaje muy elocuente.

No estoy en contra de que los altos directivos tengan un buen sueldo, pero que sea proporcionado. Esto es ejemplaridad.

  1. Àngels
    octubre 27, 2016 en 7:46 am

    Buenos días, muy actual. Quizás deberíamos enviarle este post a los ejecutivos que estuvieron despilfarrando con las ya famosas tarjetas Black, mientras se rescataban bancos con el dinero de todos.

    Y con respecto a las empresas, por desgracia hoy día, se sigue sin saber valorar a los que trabajan por debajo de la jerarquía y se menosprecia el hecho de tener contentos a tus trabajadores… de hecho creo que una gran mayoría, ignora qué quiere decir.

    Un saludo,
    Ànges.

    • octubre 30, 2016 en 1:05 pm

      Muchas gracias Angels, las empresas que no valoran a sus empleados desaprovechan la capacidad que tienen estos de entusiasmarse con la empresa, lo cuales una lástima, y además hace que se reduzca su productividad. Empleados orgullosos de trabajar donde trabajan se dejan la piel. En muchos lugares esto ya no sucede.
      Gracias por participar,
      Miguel Angel

  2. octubre 27, 2016 en 9:40 am

    Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera. (Albert Einstein).

    Saludos y gracias por el post.
    Javier del Agua

    • octubre 30, 2016 en 1:06 pm

      Totalmente de acuerdo Javier. Los discursos no sirven para nada. Los humanos nos comunicamos via acciones. Ejemplaridad,
      Muchas gracias de nuevo,
      Miguel Angel

  3. Jesús Tejero
    octubre 27, 2016 en 11:23 am

    Miguel Ángel, poco comentario se puede hacer a tu post, pues es indiscutible. Quizás por eso llama la atención que obviedades contundentes como esta sean reiteradamente olvidadas y, máxime, por personas que muy posiblemente con ando empezaron su carrera profesional se quejaban de lo poco que ganaban y lo injusto que era lo que ganaban sus jefes…….
    En fin, algunos intentamos cambiarlo. Otros viven en sus mondos.

    • octubre 30, 2016 en 1:10 pm

      Jesús, lo que comentas me recuerda a un compañero de carrera que le costó muchas convocatorias aprobar una asignatura de segundo curso. Para mi sorpresa años después lo vi profesor de esa asignatura en otra universidad. Al ver la cantidad de alumnos a los que suspendía le pregunté ¿pero no te acuerdas lo que te costó a ti aprobar? La contestación me dejó sin habla “que se fastidien los alumnos”
      No tengo nada más que decir.
      Gracias por participar.
      Miguel Angel

  4. octubre 27, 2016 en 4:55 pm

    Me parece muy sensato, pero piensas lo mismo con las estrarosfericas cantidades que cobran los deportistas, cantantes, actores, de elite, siempre he estado de acuerdo que las personas que despiertan un gran interes social, que apasionan a la gente, mueven masas, tengan muy buenos ingresos, pero la locura desatada en estos ultimos anyos me parece totalmente desmesurada y fuera de lugar.
    Al hilo del comentario, me recuerdo de haber leido hace tiempo una anecdota que ocurrio en el Liceo, entre un tenor(olvide el nombre) y un acomodador, era la epoca de los movimientos “del todos iguales”. El funcionario le increpa al tenor respecto a la diferencia de nivel, el tenor le contesta: Tu sube al escenario canta y haz vibrar a la gente y yo bajo hacer de acomodador. Siempre en ciertos entornos, conversaciones, etc, que lo he considerado apropiado lo he referido, pero el desnivel, locura, llamale como quieras de los ultimos anyos, en mi opinion esta “fuera de rosca” Saludos!!!

    • octubre 30, 2016 en 1:13 pm

      José, no sé qué decir a tu comentario. Lo que puedo añadir es que si yo tuviera unas capacidades que estuvieran valoradas con un sueldo inmensamente grande (tipo deportista de élite) sería para mi una gran responsabilidad qué hacer con todo eso que gano. Cuando uno tiene mucho porque ha recibio mucho, tiene mucha responsabilidad. No podemos olvidar que las capacidades que tenemos las hemos recibido de Dios. Por supuesto que las hemos fomentado y cultivado. Pero en primera instancia se nos han dado.
      El ser listo no tiene más mérito que el ser tonto. Todo el mundo vale por el simple hecho de ser persona.
      Gracias por tu comentario,
      Miguel Angel

  5. Raul
    octubre 28, 2016 en 8:18 am

    Nada que añadir. Por desgracia en este país es bastante habitual ya no solo esa diferencia, sino recortar del sueldo del empleado para no perder el variable (Cuando no se puede subir el precio).

  6. SAR
    octubre 28, 2016 en 5:44 pm

    Buenas tardes:

    Gracias por el post, Miguel Ángel.

    En los periódicos hemos podido leer: “Los sueldos de los directivos subieron un 10% y los de los empleados cayeron un 0,6%” o ” Los ejecutivos mejor pagados del Ibex ganaron de media 104 veces más que sus plantillas” (fuente de ambos: El país 3/05/15).

    Esta brecha salarial no es compatible con el reconocimiento del trabajo de los empleados, con la ejemplaridad ni, tampoco, diría yo, con la subsistencia de la propia empresa en el largo plazo.

    Medidas como la aprobada por la SEC americana que exige revelar la ratio entre retribuciones de los directores ejecutivos (CEO) de las compañías que cotizan en bolsa y los sueldos de sus empleados son muy interesantes.

    Saludos,
    SAR
    @salonso

    • octubre 30, 2016 en 1:17 pm

      Muy buena idea me parece esta de que las compañías que cotizan en bolsa deban comunicar el ratio de retribuciones. Mucho mejor que poner límite a la retribución de los altos directivos, lo cual me parece una gran tontería.
      Saludos Santiago,
      Miguel Angel

  7. Eduardo Navas
    octubre 29, 2016 en 8:10 pm

    Muy buen tema el de la ejemplaridad,

    Yo lo llevo al tema de los sacrificios, más que al salario (que lo vinculo a responsabilidad, desempeño y productividad),
    Creo en el ejemplo por medio del comportamiento, en la importancia que tienen nuestros actos y en las decisiones que tomamos teniendo en cuenta las necesidades del empleado y del accionista. En general de todas las partes interesadas (incluyendo proveedores y clientes)
    Y de la ejemplaridad como resultado de un alineamiento entre acciones y valores.

    • octubre 30, 2016 en 1:18 pm

      Totalmente de acuerdo Eduardo. nos comunicamos y mucho con nuestro comportamiento.
      Muchas gracias,
      Miguel Abgel

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: