Archivo

Posts Tagged ‘elecciones generales’

Es evidente que…

todos igualesMuchas veces creemos que lo que nosotros pensamos lo piensan todos los demás. Y si esto viene alentado por los medios de comunicación, pues entonces la cosa alcanza dimensiones mayúsculas.

Como a mi no me gustan las películas de marcianos y alienígenas, pienso que son una estupidez y extrapolo pensando que a todo el mundo le parece una estupidez. Un amigo mío no se podía creer que hubiera quien prefiriera subir una montaña en lugar de pasar un día en la playa. No nos cabe en la cabeza más que nuestra estrecha visión de las cosas.

Todo el mundo se extrañó de que Trump ganara las elecciones norteamericanas. “Esto no cabe en la cabeza” pensaron muchos, y también pensaron que todo el mundo lo veía así, no dándose cuenta que primaria tras primaria iba ganando y desbancando a sus adversarios republicanos, y que por tanto algo podría pasar el final. Era impensable que el Reino Unido se saliera de Europa (el famoso Brexit), pues resulta que sí, que se salieron.

Si queremos tomar buenas decisiones hemos de tener mentalidad abierta y pensar que cosas que a nosotros nos pueden parecer extravagantes, nos lo parecen a nosotros, lo que no significa ni que lo sean, ni que a los demás les parezcan extravagantes. Amplitud de mente. Salir de nuestro corral. Cuanto más en las antípodas de nosotros esté el pensamiento de alguien, más podremos aprender de este alguien. Salir de la burbuja. Hay mucho mundo apasionante fuera. Las cosas pueden ser muy distintas a como piensas que son. Atrévete a cuestionarte. Escapa de la manada. Sé original. Hasta el jueves que viene.

Esconder la cabeza debajo del ala

erroresUno de los modos más estúpidos de engañarnos cuando una cosa no nos gusta es negarla. Decir que no eso es así. Cómo si por un decreto nuestro esa cosa dejara de ser como es. ¿A qué viene esto? Pues a unas declaraciones de un político español esta semana: “Si hay elecciones el día de navidad la culpa la tendrá fulanito”.

Mire usted, si hay elecciones el día de navidad, es irrelevante de quien sea la culpa. Lo relevante es cómo va a afectar este hecho a su partido. No porque usted achaque la culpa a su oponente, este va a ser el culpable y este va a ser castigado en las urnas.

Más inteligente es intentar atisbar cual va ser el impacto en las urnas de unas eventuales terceras elecciones en España, y prepararse para obtener los mejores resultados posibles. No por pensar que la culpa es de nuestro oponente, este va a salir mal parado. Esto es confundir los deseos con la realidad, uno de los peores errores en la toma de decisiones que puede cometer un directivo. Esto es esconder la cabeza debajo del ala y ver así solo la realidad que queremos ver.

No señores. La realidad es la que es, nos guste o no. Lo que hay que hacer es saber captarla para aprovecharla si es favorable y prepararnos si es adversa. Pero nunca negarla. Hasta el jueves que viene.

Y yo ¿a quién voto este domingo?

elecciones al parlamentoTerminaba mi mensaje de la semana pasada diciendo que quizá esta semana hablaría de qué criterios utilizar para decidir a quién votar. Para los lectores de fuera de España, recordarles que este próximo domingo 26J los españoles volvemos a estar convocados a las urnas para elegir a los parlamentarios que eventualmente decidirán quién gobierna España.

Doy por sentado que es prácticamente imposible que haya un partico político con el que coincidamos cien por cien, y con el que no tuviéramos ninguna discrepancia. Si esto fuera así la decisión de a quién votar sería obvia.

Así pues un procedimiento para decidir el voto consiste en determinar, en primer lugar, cuáles son los dos o tres aspectos que para mí son absolutamente importantes y que quiero que el próximo gobierno los defienda a capa y espada. Escoge el partido que vaya a defender mejor esas cosas que a ti te parecen fundamentales. ¿Que en otras cosas de menor importancia discrepas un poco de ese partido? Natural, no vas a estar de acuerdo en todo. Si resulta que hubiera más de un partido que satisface esa condición, entonces entre esos partidos mira con cual te identificas más en asunto de importancia no tan capital.

Parece que es una simpleza el criterio que acabo de dar. Pero tomar buenas decisiones es saber aplicar principios sencillos. Si el proceso para tomar una decisión es complejo, muy posiblemente será erróneo.

Te das cuenta que en ningún momento he valorado a uno u otro partido. Lo tiene que valorar cada votante en función de aquellos aspectos que a cada uno nos parezcan importantes. Prefiero que este blog no sea un espacio de debate político –que podría serlo. Podríamos crear otro blog para debatir proyectos políticos.

Un último apunte antes de terminar. Creo fundamental que los que nos vayan a representar en el parlamento sean competentes, así que habría que exigirles algún tipo de cualificación: saber inglés, haber ejercido una profesión antes de dedicarse a la actividad política… No sé. Que sean competentes. Hasta el jueves que viene y feliz verbena de san Juan.

No somos idiotas

parlamentoUn país necesita ser gobernado por profesionales competentes. Intento no prestar mucha atención a lo que dicen los líderes políticos, y más ahora que son tiempos de elecciones en España y sienten la necesidad de estar continuamente haciendo declaraciones para ocupar el máximo protagonismo posible. Pero cuando leo u oigo algo de lo que dicen, me da la impresión de que se creen que los ciudadanos somos idiotas.

Dicen que han hecho todo lo posible por llegar a acuerdos y posibilitar la gobernabilidad del país, pero que han sido las otras partes las que no han accedido a ningún acuerdo. Y se olvidan de que ellos mismos se han negado a pactar cuando otras formaciones políticas les han hecho propuestas.

Y lo dicen con toda la solemnidad y cara de seriedad que son capaces de poner. ¿Pero se creen ustedes que los ciudadanos somos idiotas?. Vaya tomadura de pelo. Si en cuatro meses de negociaciones no han sabido, podido o querido ponerse de acuerdo, ¿qué razón hay para que después de las elecciones de dentro de 10 se vayan a poner?. Y si ahora sí que consiguen acuerdos, ¿por qué no lo hicieron hace cuatro meses?. Cuando uno no es capaz de hacer su trabajo, debe dejar paso a otro.

Hablando sobre esto con un amigo me daba la explicación: no se han puesto de acuerdo por la soberbia propia de la naturaleza humana.

En España hay líderes empresariales que han sabido dirigir de modo cabal empresas y organizaciones. Tenemos muy buenos directivos y empresarios. A ustedes me dirijo ahora: láncense a liderar el gobierno del país. El país necesita ser gobernado por profesionales competentes.

Hasta la semana que viene que quizá hable de criterios para decidir a quien votar. Saludos a todos.

Mayorías absolutas

democraciaCuando un partido político gana unas elecciones con mayoría absoluta tiene la posibilidad gobernar como quiera y dictar las leyes que quiera pues posee un control total del parlamento. Si gobierna de modo que no tiene en cuenta lo que opinan los demás partidos y sus votantes, luego que no se queje si en las siguientes elecciones mucha gente, decepcionada, deja de votarle y pierde el poder que tenía.

En mi opinión, cuando un partido gana con mayoría absoluta, debe tener unos asuntos, pocos, que debe defender a capa y espada y utilizar para ello la mayoría que posee. Pero estos asuntos deben ser solo los que considera críticos de su programa de gobierno. Para  el resto de las cosas, la mayoría, debe atender a las opiniones del resto de los partidos, hacer concesiones, dejarles respirar. Ceder.

Con este modo de actuar, un partido puede seguir siendo fiel a sus principios, los asuntos que considera importantes los defiende, y además estará gobernando teniendo en cuenta los intereses de todos y no solo los suyos propios. La gente verá que es un gobierno flexible y dialogante y lo seguirá votando. Si por el contrario se aprovecha del poder que tiene en un momento dado para no dejar respirar a los que no piensan como ellos, entonces lo va a tener muy difícil en las siguientes elecciones.

¡Qué mal se administran en algunos países las mayorías absolutas! ¡Qué oportunidades perdidas de gobernar para todos! Y no estoy hablando de ningún país ni de ningún partido en concreto, sino de todos los que así actúan. Hasta el jueves que viene. Reconozco que me gustaría ser parlamentario o concejal.

Para estas navidades

diciembre 24, 2015 11 comentarios

belen de navidadEn alguna otra ocasión ya he comentado que hay  personas a las que se les echa de menos cuando no están y en cambio con otras uno puede respirar tranquilo cuando no están ¿Qué tipo de persona eres tú? La navidad es una buena ocasión para intentar ser más de los primeros y menos de los segundos.

Hay quienes están siempre discutiendo y basta con que alguien diga una cosa para que estos estén afirmando lo contrario. En cambio con otras se está muy a gusto. Son afables, buenos conversadores, cercanos, y que valoran lo positivo de todas las personas y restan importancia a lo negativo.

¿No es también una buena ocasión para que los que se dedican a la actividad política dejen de tirarse los trastos a la cabeza unos a otros, y empiecen a pensar qué es lo mejor para la ciudadanía? Me parece que en España se presenta ahora una ocasión de oro para construir en vez de para destruir.

Por cierto no puedo estar satisfecho del experimento que hicimos de intentar predecir los resultados de las elecciones en España. Aunque dimos en el clavo en el porcentaje de votos de los dos partidos mayoritarios, no se predijeron bien los de los otros partidos. No se puede decir que la sabiduría de la muchedumbre funcione. Unas veces funciona y otras no, y cómo aún no sabemos bajo qué condiciones funciona y bajo cuáles no, de momento no podemos afirmar que sea una metodología válida para predecir. Pero gracias a todos los que participasteis y feliz navidad.

Coherencia

políticaNo hay nada que desconcierte más de una persona que su falta de coherencia. Un profesor que a veces es cercano con sus alumnos y a veces adusto desorienta a sus alumnos. Un directivo que a veces es permisivo con los errores y a veces implacable desconcierta a su gente. Un conocido que sin saberse porqué a veces está de buen humor y a veces de malas pulgas acaba quedándose solo porque es intratable.

Cada uno es cómo es y debe aceptarse. Si no, si intenta comportarse cómo no es, resulta un ser falso y la gente lo rechaza. Tengo un amigo que es profesor de bachillerato. Es muy duro, y sus alumnos se apartan cuando se lo encuentran por el pasillo. Pero los alumnos saben a qué atenerse, le han cogido la medida y saben cómo tratarlo. Le tienen confianza y lo quieren mucho.

También me contaba un antiguo alumno de un jefe que tenía. Era iracundo de naturaleza y cuando algo no le gustaba lo mejor era desaparecer, y cuando alguien le caía mal, este alguien tenía poco futuro. Este directivo con frecuencia repartía sonrisas superficiales. Eran falsas. La gente lo sabía y le rehuía, me explicaba este alumno.

Coherencia. Y en concreto coherencia en política. Quizá esta sea la razón por la que se desconfía tanto de los políticos. Cambian de idea por cálculos electorales. Y coherencia de todo el mundo ante la actividad política. Uno puede escoger ser demócrata, o puede escoger no serlo. Pero si uno es demócrata ha de ser consecuente. Hay personas que se dicen demócratas y están contentas cuando gana su candidato, pero cuando pierden ponen el grito en el cielo ¡Cómo puede ser! Coherencia señores coherencia.

Os recuerdo que estoy llevando a cabo un experimento para intentar predecir los resultados de las elecciones de dentro de 10 días en España. Si todavía no has participado contesta esta encuesta.

ENCUESTA

Hasta el jueves que viene que expondré los resultados de esta encuesta.

A %d blogueros les gusta esto: