Otra vez elecciones en España

Relacionado

Más sobre Impuestos

El otro día me llegó una carta de la...

Hipotecas ¿tipo fijo o variable?

Quizá ya sea tarde, pero la recomendación en los...

Lo justo y nada más

Un antiguo alumno que lee frecuentemente este blog me...

Buenos y malos jefes

Una de las ventajas de haber iniciado este blog...

Al comienzo del curso

Comenzamos un nuevo curso académico y disponemos de 12...

Share

El pasado mes de abril, hace ya cinco meses, hubo elecciones en España para decidir quién nos iba a gobernar. Después de los resultados y tras 5 meses de negociaciones, los que resultaron elegidos no consiguieron que hubiera gobierno.

Si no son capaces es que son incapaces y si son incapaces de formar gobiernos deberían retirarse y no presentarse más a ejercer una función para la que se ve que no sirven. Que den paso a otros que sean más capaces.

Me da la impresión que los actuales parlamentarios tienen como prioridad conseguir volver a ocupar un puesto en el parlamento para los próximo cuatro años en lugar de procurar lo mejor para el país. Igual estoy equivocado, pero esa impresión da, al menos a mí.

Si uno se postula para gobernar, su principal preocupación es ocuparse de los interesas de sus ciudadanos, y dejarse de batallas que no tienen ningún impacto en el bienestar de la gente. ¿Con qué desfachatez van a presentarse a pedirnos su voto quienes durante 5 meses no han conseguido ponerse de acuerdo para gobernar? Que vengan otros. Y que nadie me diga que defiendo a unos colores en perjuicio de otro porque en el mensaje de esta semana estoy hablando de todos los colores. Hasta el jueves que viene.

17 COMENTARIOS

  1. Buenos días. Qué vergüenza y qué lástima… pero una nueva oportunidad. Ya no podemos decir que no sabemos que no es la abuelita, es el lobo!!!. Una nueva oportunidad para demostrar que nosotros SI somos demócratas y a pesar del hastío volveremos a ir a votar. Una nueva oportunidad para leer bien los programas y ver quién defiende la vida, por ejemplo, y quién no…. ó los temas que para cada uno sean críticos.
    Si vamos a votar les daremos una lección a esa «pandilla»…..

  2. Estando de acuerdo en todo, no incluiría en la crítica a los partidos que no tenían nada que hacer en la negociación de la formación de gobierno y a los que ni siquiera se les prestaba atención cuando hablaban en el Parlamento, máxima institución de un país que se dice democrático y que solamente lo es cuando ganan las izquierdas. Si gano soy demócrata si gana la derecha todos a la calle

  3. Totalmente de acuerdo. Para formar un Gobierno solo se necesita apoyar (activamente o por abstención) a aquel que, presumiblemente, pueda sacar adelante más iniciativas que favorezcan a la nación. Eso no equivale a darle un voto en blanco, porque cada ley tendrá que ser debatida en el Parlamento, y solo saldrán adelante aquellas que logren consenso.

  4. Miguel Ángel, has definido algunas de las características y condiciones mínimas que debe tener un verdadero hombre de estado. Es así, pero desgraciadamente, en mi opinión, no debemos olvidar que los políticos salen de la misma sociedad, son la representación de los valores, criterios, formas de pensar, actitudes, comportamientos, etc., de la sociedad actual. Hablas, con toda razón, de que debieran preocuparse de los intereses de los ciudadanos, achacando también con toda razón, que debieran preocuparse menos de los suyos. Pero esto es, en mi opinión, un reflejo de la deriva que en este sentido está teniendo la sociedad. En mi campo, el sanitario, un buen ejemplo para ver si de verdad se piensa en los demás, quienes llevamos ya varios años, y podemos comparar épocas diferentes, y por tanto evaluar la evolución tal vez con una mayor perspectiva, uno puede tener un magnifico ejemplo de tal deriva en el propio personal sanitario; mucho marketing, muchas sonrisita falsa, mucho postureo, mucha hipócrita preocupación e interés por los pacientes, y en definitiva, pasar más de ellos, no meter más horas que las del horario, menos trabajos científicos para publicar y menos calidad, la productividad en horas bajas, y el rendimiento huido prácticamente, y desde luego, mucho menos acercamiento de verdad y más desapego respecto a los pacientes (hablo del acercamiento personal de verdad, no el propio de las series de tv, ni de los programas); de cara al público, lo que se ve, el postureo y la sonrisa fácil, pero tras el telón, lo que no se ve, desapego, pensar menos en el paciente y mucho más en uno mismo. Si esto es así en la sociedad, qué podemos esperar de nuestros políticos. Como se ve, adolecen de una falta tremenda de características de hombres de estado. Son puro marketing, y egocentristas. Pero saben una cosa, importante: que la gente les vota. Así es esta sociedad, en mi opinión. Y de ahí al populismo, hay un corto camino.

    • Juan Ignacio, has hecho una descripción muy acertada de cosas que están pasando. Mucha superficialidad en las actitudes, vestidas de servicio a los demás y de lo que ahora se llama «buenismo».
      Al final tenemos lo que nos merecemos.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  5. ¿Muéstrenme un político que no diga que sus programas son por el bien del país y por el bienestar de los ciudadanos? Hitler estaba seguro que sus ideas era por el bien de su nación. Lo que muestra la situación es el alto grado de polarización existente; lo mismo se está dando en otras latitudes, no es exclusivo de España.

    • Anónimo, en mis clases siempre digo que nos comunicamos con nuestra conducta. Y nuestras palabras son una medida de nuestra hipocresía. Si lo que decimos se ve reflejado en nuestra conducta entonces adelante. Esa persona es de fiar. Pero si nuestros discursos van en una dirección y nuestras acciones en otra, entonces… entonces con esa persona yo no juego.
      ¿Quien eres?
      Saludos quienquiera que seas,
      Miguel Angel

  6. Amazing site, how do u find all this info?I have read through a few posts on your website and I really like your style. Thanks a million, keep up the good work.

Deja un comentario

Artículo anteriorNo hay más ciego que…
Artículo siguienteVirtudes y defectos
A %d blogueros les gusta esto: