Archivo

Posts Tagged ‘gobierno’

¿Incertidumbre en España?

moción de censuraHe estado una semana fuera de España y me han llegado ecos de la moción de censura que el partido de la oposición va a presentar al actual presidente del gobierno. Para los de fuera de España, esto es una propuesta para votar en el parlamento la retirada del actual presidente y elección de uno nuevo.

Una moción de censura puede progresar o fracasar. No se sabe. Pero lo que me ha sorprendido al regresar a España el lunes son los catastrofistas titulares de los periódicos. Que si esta crisis política va a generar incertidumbre económica y por lo tanto va a haber un frenazo en nuestra economía, que si la bolsa baja, que si sube, y un montón de agoreras noticias.

Llevo años estudiando y cuantificando mensualmente la incertidumbre económica en España. En concreto desde el año 2010 en el IESE me encargo de dirigir el equipo que elabora el Índice IESE de Incertidumbre Económica (I3E). Y lo que hemos observado una y otra vez es que las muchas crisis políticas que ha habido en España en los últimos 5 años no han afectado para nada ni a la incertidumbre económica ni a la actividad económica.

Estuvimos un año con gobierno interino en España, con un ganador de las elecciones que declinó presentarse a presidir el gobierno por no contar con suficientes apoyos. Un líder de la oposición que se presenta a ser investido presidente y fracasa. Una repetición de elecciones que no hace cambiar nada. Unas elecciones catalanas en las que el cabeza de lista del partido ganador es obligado, por los miembros de un partido minoritario, a retirarse. Una declaración unilateral (simbólica o no) de independencia de Catalunya, con miembros del gobierno huidos o encarcelados.

Pues bien, ninguno de estos acontecimientos hizo moverse la incertidumbre económica, ni ha retrasado para nada la recuperación económica de España, que está creciendo por encima de la media de Europa.

Lo que sí hizo temblar la incertidumbre económica, son los rumores en verano del 2015 y después a principios del 2016 de una posible desaceleración de la economía China. El que China devaluara ese verano tres veces en una semana su moneda, etc. En definitiva, son los acontecimientos exteriores a España los que afectan a nuestra incertidumbre económica y a la marcha de nuestra economía, y no los avatares de nuestras batallitas políticas. Hasta la semana que viene, y espero podeder seguir yendo a dar clase a China durante muchos años. Se ve cómo se desarrolla ese país.

Este martes 5 de junio a las 19.00 en el IESE en Barcelona doy con Pablo Maella una sesión sobre los 10 errores más frecuentes en la toma de decisiones. Si quieres asistir te puedes inscribir aquí.

Presupuestos

gobierno de EspañaSe está discutiendo ahora en el parlamento español la aprobación de los presupuestos para este año. La discusión que está habiendo no tiene nada que ver con la bondad o maldad de las distintas partidas.

Un partido dice que no da su apoyo mientras el gobierno no dé marcha atrás en no sé qué cosa que nada tiene que ver con los presupuestos. Otro partido dice que no los apoya por no sé qué razón que tampoco tiene nada que ver con los presupuestos.

Pero bueno, nadie habla de las distintas partidas, nadie habla de si esos presupuestos es el mejor modo de gastar nuestro dinero o si hay repartos mejores. ¿Qué están haciendo los políticos? ¿De qué discuten? Basta ya. ¿Hay alguien que piensa en el ciudadano?

Qué bajo nivel las discusiones del parlamento. Las de España y las de las distintas comunidades autónomas. El sistema político no funciona. Lo que los políticos discuten no tiene nada que ver con la vida diaria del ciudadano.

No sé cómo se soluciona esto, pero cada vez va peor. ¿Hasta cuándo aguantará el ciudadano? ¿Tan difícil es tener una discusión inteligente sobre cómo gastar el dinero que aportamos todos los contribuyentes? Algo tiene que cambiar. Algo va a cambiar. Tiempo al tiempo. Hasta el jueves que viene.

Coger el toro por los cuernos

noviembre 3, 2016 12 comentarios

EspañaParece que por fin en España tenemos presidente de gobierno. Pocos días antes de ser elegido, cuando ya se sabía que por fin se le iba a elegir y que podría gobernar muy precariamente y en minoría hizo unas afirmaciones preocupantes. Anunció que estaba “dispuesto a incidir en los temas que unen y aparcar los que nos separan”. Muy preocupante me parace esta actitud. En los temas en los que no hay discrepancia es muy fácil de ponerse de acuerdo. Lo que se le pide al presidente de gobierno es que trabaje en los que no hay consenso para lograr acuerdos.

¿Qué es lo que pretende hacer el nuevo gobierno? No tocar los asuntos complejos y esperar a tener una suficiente mayoría para entonces imponerlos. Volvemos a lo de siempre, en las siguiente elecciones se votará al partico dontrario que revocará lo legislado por el anterior e impondrá sus opciones, y así sucesivamente. El cuento de nunca acabar.

¿Por qué no se ponen por fin de acuerdo los partidos en los temas de vital importancia para el país? Ahora tienen la ocasión de oro para negociar cuando ninguno tiene fuerza suficiente para imponer y hay que pensar en ceder. Los partidos tienen que reflexionar ahora sobre cuales son los pocos puntos fundamentales que defender, y defenderlos hasta el final y en lo demás ceder.

Llega el momento de los grandes pactos duraderos. Pero me temo que no va a haber calidad política y humana para hacerlo. Que se va a seguir pensando en el cortoplacismo electoral y no en lo que es mejor para el país a largo plazo. Y mientras somos el país con más paro de Europa. El sistema educativo deja mucho que desear, y un montón de cosas que se podría aprovechar para abordar. Hasta el jueves que viene.

Mayorías absolutas

democraciaCuando un partido político gana unas elecciones con mayoría absoluta tiene la posibilidad gobernar como quiera y dictar las leyes que quiera pues posee un control total del parlamento. Si gobierna de modo que no tiene en cuenta lo que opinan los demás partidos y sus votantes, luego que no se queje si en las siguientes elecciones mucha gente, decepcionada, deja de votarle y pierde el poder que tenía.

En mi opinión, cuando un partido gana con mayoría absoluta, debe tener unos asuntos, pocos, que debe defender a capa y espada y utilizar para ello la mayoría que posee. Pero estos asuntos deben ser solo los que considera críticos de su programa de gobierno. Para  el resto de las cosas, la mayoría, debe atender a las opiniones del resto de los partidos, hacer concesiones, dejarles respirar. Ceder.

Con este modo de actuar, un partido puede seguir siendo fiel a sus principios, los asuntos que considera importantes los defiende, y además estará gobernando teniendo en cuenta los intereses de todos y no solo los suyos propios. La gente verá que es un gobierno flexible y dialogante y lo seguirá votando. Si por el contrario se aprovecha del poder que tiene en un momento dado para no dejar respirar a los que no piensan como ellos, entonces lo va a tener muy difícil en las siguientes elecciones.

¡Qué mal se administran en algunos países las mayorías absolutas! ¡Qué oportunidades perdidas de gobernar para todos! Y no estoy hablando de ningún país ni de ningún partido en concreto, sino de todos los que así actúan. Hasta el jueves que viene. Reconozco que me gustaría ser parlamentario o concejal.

Basta ya

PoliticosBasta ya de que los políticos se dediquen a estupideces y empiecen a cuidarse del país. Preocuparse de que un ministro explique porqué se reunió con un antiguo vicepresidente del gobierno que está imputado por posibles delitos fiscales. Y estar parlamentarios de todos los partidos perdiendo el tiempo intrigando y especulando sobre susodicha reunión….

¿Es que no tienen otra cosa que hacer? ¿Es que no son conscientes de que en España tenemos cuatro millones de parados, y que hay asuntos económicos muy importantes sobre los que preocuparse? ¿Es que estamos satisfechos de nuestro sistema educativo?

¿A qué se dedican nuestros políticos? Por favor, resuelvan los problemas del país. ¿Qué hacen 350 diputados en el parlamento central, y una media de 70 más en cada uno de los parlamentos autonómicos? Hay disciplina de partido lo que significa que todos los parlamentarios deben votar lo que les dicte el partido. Tal como están las cosas sería suficiente con que hubiera un diputado por cada partido y que su voto tuviera un peso proporcional a los votos que sacó ese partido en las elecciones. Dejaría de haber gente dedicándose a no se sabe qué.

Do not get me wrong. No estoy en contra de la actividad política. Pero tal como se está ejerciendo actualmente me parece que se ha perdido el norte. Cuántos somos los que estamos desencantados (o que nunca estuvimos encantados). Siento el tono del mensaje de esta semana, pero me he indignado viendo un par de día las noticias y ver a qué se dedican los políticos. Hasta el jueves que viene.

Pedro Sánchez y el déficit cero

diciembre 4, 2014 22 comentarios

PSOELeo hace unos días un titular de prensa “Sánchez vota cambiar la reforma de la Constitución de Zapatero“. Para los de fuera de España. Pedro Sánchez es el actual líder del Partido socialista en España. Dice la noticia que el líder del PSOE admite que, en su día, votó el déficit cero, pero que fue un error.

Evidentemente. Obligar a un país a tener déficit cero es un error y por razones elementales. Está claro que no se puede gastar más de lo que se ingresa. Pero esto es así en el largo de los años, porque hay periodos en que está justificado gastar más de lo que se ingresa y endeudarse para sufragar déficit.

En una familia de jóvenes recién casados que se quieren comprar un coche seguramente no lo podrán pagar de golpe. Lo lógico es endeudarse y pagar el prestamos del coche en los sucesivos años. Lo que esta familia no puede hacer es permanentemente gastar más de lo que ingresa y aumentar continuamente su deuda. Llegará un momento que los bancos ya no le prestarán. A lo largo de los años habrá periodos de superávit familiar que compensarán los periodos de déficit. Normalmente en edades maduras se ingresa más de lo que se gasta y se devuelve la deuda contraída anteriormente.

Pues lo mismo pasa con un país. Si se quiere construir una tren de alta velocidad, no se puede esperar a tener el dinero disponible. Nunca se tiene. El país se endeuda, construye el AVE y va pagando la deuda en los años sucesivos. Obligarse por ley a no tener nunca déficit es limitar innecesariamente el desarrollo de un país. Más lógico sería poner un límite a la deuda que el país pueda contraer. Hay épocas que por recesión económica o por necesidad de infraestructuras se necesita gastar más dinero del que se ingresa y otras épocas que sucede al revés y se pagan las deudas contraídas anteriormente.

Obligar por ley a no tener nunca déficit es tan absurdo como obligar a las familias a no pedir préstamos. Poco se puede avanzar así. Dicho todo esto, hay que añadir que no se puede gastar irresponsablemente y contraer unas excesivas deudas que pueden lacrar el desarrollo en años futuros. También añadir que hay que estar seguro de que las infraestructuras que se construyen son necesarias y que están dentro de las posibilidades económicas de un país. Lo que he defendido en este mensaje no debe entenderse como una licencia para derrochar.

Saludos y hasta el jueves que viene.

No todos tenemos las mismas obligaciones

costa concordiaFaltaría más. Hay quienes, por razón del cargo que ocupan, tienen unas obligaciones que no tienen el resto de las personas. En un naufragio, el capitán del barco tiene la obligación de organizar la evacuación del barco antes de pensar en cómo se va a salvar él. Obligación que no tiene el cocinero del barco, ni cualquier otro pasajero.

Digo esto porque da la impresión que las únicas obligaciones de personas que ostentan cargos públicos parece que sean el no utilizar el cargo que ocupan en beneficio propio. No. Solo faltaba. El que ostenta un cargo público tiene que ser ejemplar y tener una conducta que no dé lugar a ninguna duda sobre su honradez, y si independientemente de ser honrado o no, su conducta ofrece alguna duda, algo está haciendo mal. No es un digno gobernante.

Al ciudadano de a pie se nos tiene que exigir que cumplamos las leyes. Al que gobierna hay que exigirle que sea ejemplar. Esto es puro sentido común, y sucede en cualquier organización humana. Al empleado de unos grandes almacenes, quizá sea suficiente con pedirle que no se lleve cosas a su casa. Al hombre de confianza del director general se le va a pedir mucho más.

Hay que empezar a hablar de integridad. No es suficiente con no ser “corrupto”. Hay que ser íntegro. No estoy hablando de unos o de otros. Estoy hablando de integridad por parte de todo el mundo, tanto en el ejercicio de la función pública como en el ejercicio de cualquier otra profesión. Hasta el jueves que viene.

A %d blogueros les gusta esto: