Archivo

Posts Tagged ‘libertad’

Totalitarismo

fanatismoHay fanáticos que cuando acceden al poder piensan que ha llegado el momento de imponer su voluntad sobre los demás, ahogando así la posibilidad de ejercer la libertad a los que no piensan como ellos. Son totalitarios.

Viene todo esto a cuenta de la noticia que esta semana ha corrido como la pólvora: que en Carabanchel se ha prohibido la participación en la cabalgata de Reyes a una carroza de un colegio de 800 alumnos. Razón: al parecer el colegio, que es de inspiración cristiana, de las 36 aulas que tiene en 6 de ellas estudian por separado los chicos y las chicas.

¡Qué fanatismo! Y aunque fueran las 36 aulas las que tuvieran clases por separado chicos y chicas. ¿Qué tiene eso que ver con participar en una cabalgata de reyes?

Se ve desde hace unos años una presión por impedir que los padres escojan la educación que prefieren para sus hijos. Se quiere homogeneizar a todo el mundo obligando a estudiar en colegios mixtos hasta el punto de pretender retirar la financiación a los colegios que optan por la educación diferenciada. Las familias que en legítimo ejercicio de su libertad escogen este tipo de educación también pagan impuestos como todas las demás. Pues no. Dictadura. O se hace lo que quiere el que manda o uno pierde sus derechos.

Si solo se financia un tipo de educación, solo  las familias ricas podrán escoger opciones alternativas. No es socialista ni de izquierdas promover políticas que permitan ejercer la libertad solo a los ricos.

Os dejo aquí el comunicado que ha hecho el colegio de Carabanchel ante tamaña agresión, y también la noticia sobre la denuncia que Manos Limpias ha interpuesto a la concejal del distrito de Carabanchel por su actitud. Bueno ya se ve que el atropello de los derechos y las agresiones a la libertad me ponen de muy mal humor. Espero que los reyes se hayan portado bien, y hasta el jueves que viene.

¿Quién ganará las elecciones del 20-D en España?

diciembre 3, 2015 7 comentarios

politicaHola a todos. Esta semana os propongo un experimento: intentar predecir entre todos los resultados de las elecciones generales en España del próximo 20 de diciembre. La tesis de la “sabiduría de la muchedumbre” dice que el conocimiento agregado de una muchedumbre de gente es, en determinadas condiciones, superior al conocimiento de los expertos.

La tesis de la sabiduría de la muchedumbre dice que cuando una multitud de gente da su opinión sobre algo, el promedio de estas opiniones es una estimación bastante buena del asunto en cuestión. Aunque la gente no sepa mucho de la cuestión (siempre tiene que saber algo por lo menos) el promedio es bastante preciso, pues incorpora el conocimiento de todo el mundo, por pequeño que sea el de cada uno, y a la vez los errores de unos y otros se cancelan mutuamente, y al final queda el agregado del conocimiento de muchos.

Es por esto que os propongo que participéis en este experimento de intentar predecir el porcentaje de votos que sacará cada uno de los principales partidos que acuden a las urnas.

Si quieres participar, contesta a la siguiente encuesta, y difúndela. Se tarda menos de un minuto en contestar. El jueves anterior al 20 de diciembre difundiré los resultados.

ENCUESTA

Ya hicimos experimentos parecidos en las elecciones de hace cuatro años así como cuando intentamos predecir quien ganaría la liga de futbol hace unos años. Los resultados que obtuvimos fueron variados: cuando las preguntas que hicimos eran sencillas predijimos bastante bien lo que pretendíamos. Cuando quisimos predecir más y compliqué las cosas, no salió también. Muchas gracias por participar, y a ver qué pasa.

Soledad

soledadEn una agradable conversación con unos amigos en estos días que dispongo de vacaciones salió el tema de cómo es que el desarrollo económico y tecnológico de las últimas décadas ha ido parejo con que la vida ahora es mucho más complicada. Al menos eso me parece a mi. Yo percibo, aunque es un juicio que podría estar equivocado, que la vida ahora es más difícil que, por ejemplo, cuando yo empezaba a situarme profesionalmente a principios de los años 80.

Uno de los conversantes adujo que la vida ahora es más difícil porque la gente está más sola. Y sola, no porque no esté rodeada de gente alrededor, sino porque muy en general las relaciones con los que nos rodean son muy superficiales. Añadía además que son muy superficiales por la falta de confianza de unos con otros. Si eres profesor de niños, ojo con lo que le haces a un niño con tus mejores intenciones para educarle, porque sus padres te pueden denunciar. Si te vas a casar posiblemente tengas la duda de si tu cónyuge te va a dejar al cabo de unos pocos años cuando ya no le compense estar contigo. Ojo con darle un merecido suave cachete a un hijo, que puedes ser acusado de malos tratos.

Hay demasiada desconfianza y así las relaciones entre las personas se deterioran. Cuando la situación llega a este punto prolifera una agobiante legislación en los países que acaba regulando todos los aspectos de las relaciones humanas.

Cuál es la solución todo esto. Pues recordar que las personas tenemos una capacidad afectiva. Una capacidad de querer y una necesidad de ser queridos. Pero para ser queridos, y este tema les gusta mucho a mis alumnos cuando lo introduzco en clase, uno tiene que ser querible. Y para ser querible uno tiene que ser capaz de perdonar ofensas que una persona nos pueda hacer. Uno tiene que ser capaz de sacrificarse por ese otro. Es el modo de demostrarle que le apreciamos.

Si no, todo son exigencias de derechos y cumplimientos de deberes, que sofocan la posibilidad de ayudar a los demás. La sensación de soledad se instala en cada uno. Y todo acaba deviniendo en cumplir una legislación cada vez más asfixiante que se nos entromete en nuestra vida. Esto es lo que pienso. Pero podría estar equivocado. Hasta el jueves que viene.

¿Atrapados por el móvil?

atencionMuchas veces estás en una conversación, en una reunión, o simplemente con alguien y suena un pitido en sus muy diversas variantes. Todo se interrumpe y se atiende a quienquiera que sea el que se entromete en la conversación. Otras veces simplemente en una reunión se está consultando sin más el móvil “inteligente”

Yo me pregunto ¿cómo puede la gente hacer cualquier cosa que requiera concentración si hay continuas interrupciones que distraen la atención? Cuando estoy con alguien e interrumpe lo que estamos haciendo para atender las solicitudes de la maquinita no puedo evitar pensar en su mala educación.

¿No viviríamos mejor si lo tuviéramos siempre en silencio y simplemente lo atendiéramos en determinados momentos del día? ¿Tan urgentes e importantes son las decenas de veces que a lo largo del día el móvil nos requiere algo? Se ha instaurado la costumbre de que cualquier cosa hay que atenderla inmediatamente. Y si dejas de atender una petición al instante, el que ha contactado contigo se pone muy nervioso y te vuelve a dar un toque al cabo de un rato.

Yo habitualmente dejo pasar 24 horas antes de atender cualquier asunto, salvo la rara vez que es realmente urgente. Y lo hago para que no se espere de mí que esté todo el día pendiente del teléfono, que pienso seguir sin estar pendiente. Hasta el jueves que viene, y mis mejores deseos a los nuevos alcaldes y concejales.

¿Qué se les debe exigir a los próximos alcaldes?

alcaldesEl domingo pasado fueron las elecciones en los casi 10.000 ayuntamientos que hay en España, y en bastantes comunidades autónomas. En las próximas semanas serán proclamados los alcaldes que tomarán decisiones que afectarán a los ciudadanos. Me pregunto ¿Qué condiciones deben cumplir estos, quizá nuevos, alcaldes? Yo propongo dos.

La primera competencia profesional. Que sean capaces de dirigir corporaciones en las que trabajan centenares de empleados municipales, con decenas de oficinas de servicios, que en algunos casos afectan a cientos de miles de ciudadanos. Parece un requisito obvio, pero quizá no lo sea tanto

La segunda que conciban su función como un servicio y no como un privilegio. No me refiero solo a que no metan mano en la caja ni que den concesiones acuñados y amigos. Eso es lo mínimo. Me refiero a que en su quehacer de gobierno han de buscar el beneficio de los ciudadanos cuyos servicios administran y no pensando en las políticas que les ayudarán a mantenerse en el sillón dentro de cuatro años.

Estas dos condiciones se pueden resumir en la idea de ejemplaridad. Los que han salido elegidos como gobernantes de nuestras ciudades deben ser ejemplares. Como lo debe ser cualquier directivo que esté a cargo de una organización.

Como siempre cualquier comentario es bienvenido, y muchas gracias a todos los que participais y difundís el blog. Hasta el jueves que viene.

La gente se comporta según la tratas

pigmalionEs algo que me contaron hace muchos años y me pareció curioso y poco realista, pero con el paso de los años he ido comprobando que es así. Si un jefe trata a un colaborador como si fuera tonto, este colaborador acabará actuando como un tonto. Si lo trata como una persona muy capaz, esta persona acabará dando lo mejor de sí misma.

No estoy diciendo que cuando un jefe trata a un colaborador como tonto, su colaborador se convierta en tonto. No. Puede que sea muy inteligente y capaz, lo que pasa que acabará actuando como un tonto, ya que su jefe solo será capaz de percibir actitudes estúpidas por parte de este colaborador. Podrán ser actitudes muy válidas, pero el filtro con el que las mira el jefe las muestra como estúpidas, y por eso el colaborador acaba actuando como un tonto.

Lo mismo si ves con buenos ojos a una persona, este dará lo máximo de sí. Más de lo que él mismo se creía capaz de dar. Acabamos actuando según se espera que actuemos.

Además el cómo mira un jefe a uno de sus colaboradores depende en gran medida del primer juicio que este jefe se haya hecho de esta persona, independientemente de que este juicio sea realista o totalmente distorsionado. Por tanto aconsejo ver siempre a las personas como joyas. Las tratarás como tales y estas acabarán actuando como tales. No empequeñezcas a tu gente. Engrandécelas. Hasta el jueves que viene.

Maternidad y trabajo

febrero 12, 2015 34 comentarios

mujeres trabajandoMe cuenta un antiguo alumno lo que ya me han comentado varios y varias. A su mujer, en la empresa donde trabaja, habían pensado promocionarla. Al enterarse que se iba a casar le preguntaron ¿Y mantendrás la disponibilidad actual o piensas tener hijos? Resultado: no promocionada. No se sabe porqué, pero al parecer valía para el puesto.

Una empresa que no es capaz de integrar en sus puestos directivos una mujer que quiera ser madre será una empresa coja. Perderá un importante potencial directivo. Pondrá en una tesitura muy seria a personas que quieran tener hijos a la vez que desarrollar una carrera profesional.

La empresa que sea capaz de diseñar los puestos de trabajo compatibles con la realidad de sus empleados y empleadas seguramente también estará más capacitada de abordar los retos que se le presenten. Al diseñar los puestos de trabajo hay que tener en cuenta la realidad de las personas que los van a desempeñar. Hasta el jueves que viene.

A %d blogueros les gusta esto: