Aeropuertos cerrados

Me sugieren Kristian Pedersen, antiguo alumno del Global EMBA del IESE, y algunos otros, que comente la decisión de cerrar una buena parte del espacio aéreo europeo. Una de las ventajas de dar clase en el IESE es que contactan contigo frecuentemente antiguos alumnos, de los que puedo aprender mucho.

La nube de lava pulverizada que se ha expandido por el aire ha causado ya más pérdidas económicas que el cierre de los aeropuertos después de los atentados del 11 de setiembre. ¿Ha sido correcto cerrar los aeropuertos? ¿Han sobre-reaccionado las autoridades ante la nube de lava?

Pues yo no puedo juzgar si la decisión ha sido correcta o no, porque no conozco los detalles técnicos que los expertos conocen, lo que si puedo decir que en esta ocasión no se ha cometido un error muy frecuente en la toma de decisiones. Me explicaré. Cerrar los aeropuertos es aceptar una pérdida segura (miles de vuelos cancelados). Los directivos, a veces antes de aceptar una pérdida segura toman decisiones altamente arriesgadas, con la esperanza de que las cosas salgan bien y evitar la pérdida segura. En esta ocasión no lo han hecho así. ¿Hubiera sido una decisión muy arriesgada no cerrar los aeropuertos? Pues no lo sé, ya he dicho que no conozco los detalles técnicos necesarios para evaluar los riesgos, pero en este caso no arriesgaron.

Hay que hacerse una pregunta. ¿Qué hubiera pasado si no se hubieran cerrado los aeropuertos? Quizá nada. Quizá se hubieran estrellado unos cuantos aviones antes de que se diera la orden de cerrar el espacio aéreo. Lo que está claro es que no se puede juzgar la decisión que se tuvo que tomar con premura de tiempo a la luz de informes posteriores que puedan salir a la luz en el futuro sobre si fue necesario cerrar los aeropuertos o no.

La verdad es que el tema da para mucho más, pero mantengo mi compromiso de poner mensajes cortos. Saludos a todos.

  1. Rob Marchant
    abril 22, 2010 en 3:01 pm

    Hola Miguel, esto sí que es interesante del punto de vista de Decision Analysis. ¿No es parte del problema también que el “payoff” de un avión estrellado, y los muertes resultantes, resulta un precio infinitamente negativo, entonces las normas regulares de matemáticas y de Decision Analysis no se aplican? Es decir, que mucho mejor un gran coste financiero que un coste en vidas humanas (o así esperamos, ¿no?)

  2. abril 22, 2010 en 4:34 pm

    Rob, efectivamente el payoff de un avión estrellado y sus pasajeros muertos es extremadamente negativo, y si en vez de uno, son los 100 aviones estrellados durante los primeros 10 minutos hasta que se decide cerrar el aeropuerto, pues peor.

    Pero aquí donde verdaderamente está el problema de decisión es en evaluar las posibilidades que hay de que con la nube de lava se estrelle el avión. Si yo me monto en el AVE y el tren choca con otro AVE que, por error, viene de frente, las consecuencias también son que mucha gente muere, pero no por ello dejamos de ir en el AVE, y esto es porque la probabilidad de que este choque suceda es mínima.

    El problema de decisión que tenían en este caso las autoridades responsables es evaluar las posibilidades de que se estrellara el avión. Cómo esto es muy dfícil de evaluar porque hay poca experiencia en este tipo de acontecimientos, y hay indicios para pensar que esto era posible que pasara, entonces han preferido no correr este riesgo.

    Otra cosa es si han tardado demasiado tiempo en reunir información para concluir si realmente existía este peligro o no.

  3. Rob Marchant
    abril 24, 2010 en 1:08 pm

    Entonces, si entiendo bien, si no se puede medir satisfactoriamente probabilidad Y payoff juntos (porque el payoff no realmente tiene sentido en este caso), como normalmente pretendemos, pues sólo medimos probabilidad, porque es lo que nos queda, para ver si es “razonable”. Me imagino en este caso se valora contra la probabilidad de un choque en condiciones normales, es decir, sin cenizas. ¿O no?

    • abril 26, 2010 en 12:00 pm

      Rob, no es que no se pueda medir el payoff. Por un lado si los motores de los aviones se inutilizan por la lava volcánica, las consecuencias de no haber cerrado el espacio aereo son desastrosos. Por otro lado, como hay lava volcánica, no es despreciable la probabilidad de que queden dañados los motores de los aviones. Teniendo en cuenta estas dos cosas se ha preferido no correr el riesgo. En este caso, la situación es tán poco frecuente y con potenciales consecuencias tan importantes que no se puede decidir calculando lo que en clase llamabamos “valor medio esperado´o expected value” de la alternativa. Es una situación singular.

  1. octubre 21, 2010 en 8:02 am
  2. mayo 17, 2012 en 7:02 am
  3. mayo 25, 2012 en 6:16 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.326 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: