Inicio > Consideraciones prácticas > Toma de decisiones y control de nuestra vida

Toma de decisiones y control de nuestra vida

preocupacionesMiramos a nuestro alrededor y frecuentemente vemos gente con prisa, que no tiene tiempo de pararse a saludar porque anda muy atareada. Hay mucha crispación, horarios de trabajo interminables, gente muy ocupada. No se quiere desaprovechar ninguna oportunidad. Y a mi me da la impresión que no se es muy feliz. No se trabaja para vivir sino que se vive para trabajar. Disponemos de más comodidades y más bienestar que hace 30 años, y sin embargo creo que se vive con más preocupaciones. Nos olvidamos de disfrutar de la vida.

En mi opinión creo que se debería vivir con más calma. Menos acelerado. Creo que se debe disfrutar de lo que se tiene y no añorar lo que podría tenerse. Muchas veces estas cosas suceden porque uno no está satisfecho consigo mismo y busca en la acción, en hacer muchas cosas, el evadirse de esa insatisfacción. Pero ese no es el remedio. Ese es un remedio pasajero en cuanto le hace a uno olvidarse de su situación, pero la causa de la insatisfacción, el que uno no se acepta a sí mismo, sigue allí presente.

El remedio es sencillo: aceptarse cada uno tal como es y aceptar las circunstancias en las que le toca vivir. Disfrutar de lo que uno es y de cómo uno es. Sin añorar cualidades que uno ve en otro y sin echar la culpa a las circunstancias externas con las que a uno le toca vivir. Como decíamos la hace dos semanas, dificultades externas siempre habrá. Es cómo nos enfrentamos a esas dificultades lo que determina que las controlemos o que nos dominen.

Vivimos como decidimos vivir: amargados o dueños de nuestra vida. Esto tiene mucho que ver con cómo uno se relaciona con su cónyuge, pero de esto hablaré otro día. Tengo pendiente una secuencia de mensajes sobre China. Pronto llegarán, y hasta la semana que viene.

  1. enero 26, 2012 en 8:08 am

    Muchas gracias Miguel Angel por el post y por hacernos reflecionar! Un abrazo!
    P.S. hechamos en falta sus clases!!!

    • enero 26, 2012 en 10:51 am

      Anna, yo también estuve muy a gusto dandoos clase el trimestre pasado.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  2. alfonso
    enero 26, 2012 en 8:38 am

    Muchas gracias por el post, profesor. Es bueno comenzar el día parándonos a pensar y dándonos cuenta de todo lo que realmente tenemos y en ocasiones no sabemos valorar en toda su medida: Familia, amigos, hogar (que no casa)…
    Gracias de nuevo y que tenga un buen día

  3. enero 26, 2012 en 8:48 am

    Gracias Miguel Angel por recordarnos las bondades de llevar una vida en la que tengamos consciencia de vivir los días y no tan solo saber que pasan. Vivir disfrutando, teniendo consciencia y tomando responsabilidad de la propia vida y el ritmo que le damos. Tenemos la oportunidad de frenar, parar, observar y decidir cómo vivir. Nuestro cuerpo, nuestro subconsciente, el supraconsciente, Díos, o quien sea para cada cual, nos avisa de la vorágine en la que vivimos, y si no hacemos caso de esas señales, la vida insiste con más fuerza y al final, frenamos, quizá desacelerando de 100 a 0 en 3 segundos y con destino el hospital. Deseo que la mayoría de tus lectores tengan la oportunidad de frenar al ritmo adecuado para cada cual, reflexionar y decidir vivir plenamente.

    • enero 26, 2012 en 10:56 am

      Oscar, a mi también me da la impresión que vamos demasiado acelerados. Queremos hacer demasiadas cosas. Hay que frenar como dices y pararse a pensar, a disfrutar, a contemplar.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  4. Anna Plans
    enero 26, 2012 en 9:39 am

    Como en la mayoría de ocasiones comparto plenamente tu post. Leyendo el de hoy he recordado el libro de Nuria y Maruja: Dueños de Nuestro Destino. Altamente recomendable para aprender a controlar nuestras vidas.

    • enero 26, 2012 en 10:56 am

      Anna, yo también recomiendo el libro de Nuria y Maruja.
      Gracias,
      Miguel Angel

  5. Jordi Calb
    enero 26, 2012 en 9:53 am

    Miguel Angel, muchas gracias por tus sabias palabras. Abundando más en este tema me gustaría recomendar un libro que cayó en mis manos por casualidad. Se trata de “Mojo:
    How to Get It, How to Keep It, How to Get It Back if You Lose It” de Marshall Goldsmith (lo siento pero no sé el título en su edición en español, que supongo la debe haber). No soy un asiduo lector de libros de management ya que, salvo raras excepciones, me parecen como la prensa deportiva, tratan de llenar un montón de páginas en base a un sólo concepto, la mayoría de las veces resultando en un producto final soporífero y carente de interés. Pero éste es una de esas excepciones, vale la pena. (por supuesto el del Iceberg también, cómo no!)

    • enero 26, 2012 en 11:02 am

      Gracias por lo de sabias palabras Jordi. No será para tanto. Puro sentido común. No conocía el libro que mencionas, pero lo buscaré. Comparto plenamente contigo lo de lo soporífero de muchos libros de management. Hay libros de 300 páginas que dicen lo mismo que los artículos de 30 páginas escritos por el mismo autor en la Harvard Business Review. Jordi, has dado en el clavo y gracias por las alabanzas del Iceberg.
      un abrazo,
      Miguel Angel

  6. Anónimo
    enero 26, 2012 en 10:34 am

    Gracias Miguel Angel !!

    • enero 26, 2012 en 10:52 am

      Creo que es el comentario más sorprendente que han dejado en este blog en los 2 años de existencia. ¿Quien me está dando las gracias?
      De todas maneras, gracias por agradecer.
      Miguel Angel

  7. Caba Robletto
    enero 26, 2012 en 11:55 am

    Cierto todo lo que se comenta. ¿Pero una gran mayoría de los ciudadanos, tiende a seguir como siempre… es decir colocándose cargas y más cargas que provocan la inconformidad de dicho “ser”; lo bueno de todo es que la gran mayoría lo sabe y lo admite, entonces… ¿Que estoy realizando con mi tiempo? ¿Que se me escapa, y no puedo ver, ó disfrutar de cosas sencillas, la familia, los infantes, etc. ¿Donde encuentro mi espacio adecuado, y a cambio de que?
    De la misma manera que recibimos y adoptamos un aprendizaje continuo a partir de nuestro nacimiento, se produce la paradoja que en el camino perdemos la perspectiva y es precisamente cuando espiramos nuestro último suspiro, cuando educacionalmente “volvemos a nacer”. Gracias Profesor, un placer leerle.

    Abrazos, Ramón

    • enero 26, 2012 en 1:29 pm

      Ramón, muy ingenioso lo de que perdemos la perspectiva en el camino. El corto plazo y los asuntos más próximos nos distraen de disfrutar de la vida. Nos creamos demasiadas obligaciones. Hay que frenar. ¿Te he dado clase Ramón? ahora no caigo en qué programa.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

      • Caba Robletto
        enero 26, 2012 en 5:18 pm

        Contestando a la pregunta ¿Te he dado clase Ramón? Tengo que contestar que de forma presencial No, tampoco le conozco personalmente, pero “sigo sus Clases de opinión y razonamiento” al igual que las valiosas respuestas y ling que en ella se comentan.

        Vengo de la Ingeniería Técnica Ind. pero uso “hobby” la Pedagogía, tanto es así que hace muchos años (1979/1981) cuando estuve en paro forzoso me matricule e clases nocturnas con gran éxito en la Facultad de Pedagogía BCN (Diagonal) cursando hasta el 3ª Ciclo.

        Me considero equilibrado, vivo en armonía y familia, he participado en varios Cursos y estrategias, sereno, con unas ideas bastante formadas pero flexible a la vez, cofundador de los primeros Cursos de Mandos Intermedios del Penedès, una Asociación alturista que dio muchos frutos, aquellos Mandos Intermedios, fueron con el tiempo Directores y Jefes de producción de muchas fabricas de La Comarca, luego me hice autónomo (1988 / 2011) en Proyectos Técnicos Ind. y esos Mandos, me abrieron las puertas con toda confianza en el mundo laboral.

        Actualmente me considero un “joven Becario de la S.S. (Seguridad Social) disfruto de ser jubilado con más de 65 años y me cuesta creer que existan motivos para dejar perder todo el potencial que cualquier trabajador/a a lo largo y ancho de su carrera profesional (fuera la que sea) se deje en el olvido y en la indiferencia, por eso y por muchas cosas más, me he apuntado voluntariamente a seguir desde mi pantalla de mi oficina, todos los por menores de la Formación, entre ellos su magnifico Blog. sin olvidar las valiosas opiniones de sus seguidores.

        Gracia por la atención, un abrazo, att. Ramón..

  8. Roger Romance
    enero 26, 2012 en 12:45 pm

    Todo va demasiado rapido, excepto la recuperación económica…. Coincido con Jordi Calb y M Angel en los libros de 300 paginas de managment, ¿alguien se los lee o se quenda para hacer bonito en el despacho? yo soy asiduo a los articulos que glosan buenos hallazgos, fáciles de llevar, de entender y de leer en viajes y tiempos de espera…. En cuanto al tema del post, totalmente es lo que se palpa en todas partes yendo tan rápido como vamos no saboreamos la vida. Leí un articulo del profesor Sapolsky, y cuenta en una de sus más sorprendentes investigaciones, indica que cuando los seres humanos nos encontramos ante situaciones que suponen una oportunidad de alcanzar algo que nos gustaría conseguir – como el ascenso que estábamos esperando – o la cita con la persona que nos gusta…. parece ser que estamos ante una de las satisfacciones más evidentes que podemos alcanzar: saborear una expectativa positiva, aunque no soy experto para contarlo aquí bien, lo que entendí es que eso es lo que pone en marcha los circuitos neuronales implicados en la felicidad (secreción de dopamina) es la expectativa previa de la recompensa esperada, y no tanto la consecución de la misma. Por el contrario, cuando ese deseo se ha hecho realidad, la sensación que provoca es considerablemente menos placentera que la imaginada o soñada… quizás estos efectos nos obligan a ir rápido y rápido buscando lo siguiente que anhelamos,pero un vez logrado se olvida el disfrutarlo, y otra vez a correr…

    • enero 26, 2012 en 1:32 pm

      Roger, en algún lado he leido eso que comentas. La expectativa de alcanzar algo que nos satisface produce una mejor sensación que ele hecho mismo de alcanzarlo. La verdad es que yo tampoco soy nada experto en eso. Lo que sí sé es que vamos demasiado deprisa, Sugiero pararnos más a contemplar.
      Gracias, por el comentario y por la difusión que haces del blog
      Miguel Angel

  9. JOAN OCANA
    enero 26, 2012 en 1:59 pm

    PUES TIENE RAZON, FUERA EL EXCESO DE ESTRES. BUENO PERO AHORA, YO NO PADEZCO, PUES LA GRISIS ME HA FRENADO EL NEGOCIO PARTICULAR, ES DECIR, GANO EN SALUD Y PIERDO EN INGRESOS.

    • enero 27, 2012 en 12:33 pm

      Joan, pues para cuando lleguen mejores momentos, aprender a no acelerarse.
      saludos,
      Miguel Angel

  10. Cristina Vila
    enero 26, 2012 en 2:26 pm

    Hola Miguel Angel,llevo un tiempo siguiendo tu blog aunque no he sido alumna tuya, y hoy me he animado a escribirte para agradecerte hacerme reflexionar con este y otros comentarios. Estoy de acuerdo contigo en que deberíamos vivir con más calma, pero desde luego los horarios de trabajo no ayudan mucho. Creo que deberíamos negarnos salir del trabajo tan tarde, dónde queda el tiempo para la pareja, los hijos, el deporte, la lectura… Es difícil, pero a veces somos nosotros mismos los que no somos capaces de decir que no y poner límites. Creo que si tuviéramos más tiempo para nosotros sería un gran paso adelante para ser un poco más felices.
    Un saludo, Cristina

    • enero 27, 2012 en 12:37 pm

      Cristina, aunque no has sido alumna mía ¿has estudiado en el IESE? En cualquier caso bienvenidos tus comentarios. Muchas veces los horarios los impone el puesto de trabajo, pero otras, quizá la mayoría, somos nosotroslos que nos los autoimponemos, y ahí es donde podemos cambiar. Y nos los autoimponemos por muchas razones, pero en el fondo podríamos ser más dueños de nuestro tiempo.
      Muchas gracias y a seguir pasándote por el blog
      Miguel Angel

      • Cristina Vila
        enero 27, 2012 en 3:41 pm

        No he sido alumna aún, mi marido Roberto Cocina sí y mi padre Vito Vila compañero tuyo:-)
        A disfrutar el fin de semana de todo lo que tenemos y sobre todo con mucha calma.

        • febrero 2, 2012 en 1:27 pm

          Cristina, ahora te localizo por referencia a tu padre.
          saludos y a ver cuando te apuntas tú también al IESE
          Miguel Angel

  11. xavi
    enero 26, 2012 en 5:39 pm

    Buena reflexión, vivimos mejor pero también se han creado toda una serie de necesidades “innecesarias” (sin darnos cuenta claro). Lo de vivir con demasiado estrés es cierto, deberíamos pensar más antes de actuar.

    Lo de vivir amargados o dueños de nuestra vida creo también va ligado a tener un equilibrio en la vida en lo social, profesional y personal.

    En fin, nuevamente buenas reflexiones las tuyas.

    Un saludo,
    xavi

    • enero 27, 2012 en 12:38 pm

      Xavi, te digo lo mismo que mi respuesta al comentario anterior. Muchas, veces,como bien dices, nos creamos necesidades innecesarias,
      Saludos y gracias,
      Miguel Angel

  12. Toni
    enero 26, 2012 en 7:04 pm

    Excelente observación. Como explica un psiquiatra de Wall Street en la película Inside Job, el problema de sus brokers se convertía en una adicción, pero una adicción al dinero, literalmente hablando. Lo que en cristiano se denomina de toda la vida avaricia. Pues eso, que coincido totalmente. Esta crisis no es técnica, es ética. Saludos.

  13. Paco Castaño
    enero 26, 2012 en 10:46 pm

    Querido professor Ariño,
    Lo que dices es para mí la clave de la felicidad. Ese estado subjetivo en el que lo importante es más “querer lo que se tiene”, que “tener lo que se quiere”. Y me atrevo a decir algo más en el sentido de lo universal que es, por tanto, el acceso a la felicidad, no importando prácticamente nada de lo que nos pueda ocurrir o de las circunstancias en las que nos encontremos.
    Así entenderemos cómo hay personas que se han “vuelto” completamente felices tras el anuncio de una enfermedad terminal. O cómo, por el contrario, en el mundo occidental (en el que lo tenemos todo y nos sobra), hay tantas personas con depresión.
    Y aún voy a dar un paso más, al decir que un mundo así concebido no puede ser fruto de una “casualidad”. Si me permites la irreverencia, diré que “El Creador hizo bien su trabajo”.
    Saludos
    Paco

    • enero 27, 2012 en 12:42 pm

      Sí, Paco, la felicidad es una opción. A veces nos liamos demasiado. Ya que hablas de Dios, Él nos ha hecho libres, lo que equivale a decir que somos felices si queremos y también nos amargamos si queremos. Tenemos que ser señores y estar por encima de las circunstancias externas. Eso es ser dueños de nuestras vidas.
      Gracias,
      Miguel Angel

  14. Cristina Álvarez
    enero 27, 2012 en 10:03 am

    Totalmente de acuerdo con el contenido del post, Miguel Angel. Por resaltar un punto, me ha gustado especialmente lo que dices respecto a “aceptarse cada uno tal como es… Disfrutar de lo que uno es y de cómo uno es”. En efecto, me parece que ésta es una de las claves para tener el control de nuestras vidas. Obviamente, eso no quita para que deseemos crecer, venciendo dificultades, pero -como dices- nunca comparándonos con otros. Y es que entonces dejaríamos de ser nosotros mismos, únicos e irrepetibles -también vale en caso de gemelas ;-)-. Dicho esto, habrá ocasiones en las que, según somos, y “haciendo” -con mayor o menor acierto- todo fluirá pacíficamente; otras veces, sin embargo, no(y ahí será determinante lo que uno dice, lo que otro interpreta, lo que otros opinan…). En cualquier caso, mi experiencia es que siempre habrá compensado poner de parte de uno para intentar aclarar las cosas. Muchas gracias.
    Saludos y una vez más enhorabuena por el blog,
    Cristina

    • enero 27, 2012 en 12:45 pm

      Cristina, gracias otra vez por tu comentario. De lo que dices, me parace interesante resaltar que el aceptarse tal como uno es no implica inmovilismo, sino que hay que crecer siempre. Y como decía hace 15 días, las dificultades nos ayudan a madurar. Muchas gracias y hasta la próxima,
      Miguel Angel

  15. SAR
    enero 27, 2012 en 7:50 pm

    Excelente post (como nos tiene acostumbrado, Miguel Ángel).
    Actitudes de la sociedad actual quedan descritas de manera impecable con el título de una canción de Queen: “I want it all and I want it now”. Sigamos la famosa frase “No es más feliz quien más tiene….sino el que menos necesita”.

    Un cordial saludo,

    S. Alonso
    @salonso

    • enero 29, 2012 en 6:43 pm

      Gracias Santiago, el título de la canción refleja eñ ritmo al que vivimos.
      Miguel Angel

  16. elisafvs
    enero 28, 2012 en 3:07 am

    Muy cierto todos sus comentarios. Quien está satisfecho consigo mismo es capaz de hacer cosas grandes, a su vez disfruta lo cotidiano, lo pequeño con intensidad.

    • enero 29, 2012 en 6:45 pm

      Gracias Elisa. Creo que no nos conocemos ¿verdad?,¿o te he dado clase?
      saludos,
      Miguel Angel

  17. Anónimo
    enero 28, 2012 en 3:03 pm

    Estimado primero quisiera felicitarlo por el intentar poner un grano de arena, en cuanto al bienestar de los demás, pero lamentablemente discrepo en la forma. Creo que lamentablemente esto pasa mas allá del uno a uno, esta aceleración y exceso de trabajo de muchos, va mas por el lado de como es el funcionamiento de la empresa donde se trabaje. Muchas empresas no empoderan a sus trabajadores, por el contrario le hacen sentir lo prescindible que es y el ser humano, no solo por una cosa de supervivencia al ambiente, si no que por querer parar a la categoría de imprescindible, para el (la) es estresante y trabaja entregando mas allá de sus capacidades muchas veces. Algunas empresas fomentan la competitividad entre los trabajadores, ya que el que se va a la hora tiene “zapatillas de clavo”, sin embargo es mas considerado aquel que da su vida por completo a la empresa.
    Bueno, esta es mi humilde opinión al respecto, se y tengo claro que hay excepciones, es por eso que recomiendo que las personas “elijan” su trabajo, por los valores de la empresa, la misión y la visión de esta.

    PS: Es mi primera vez opinando.

    Saludos

    • enero 29, 2012 en 6:48 pm

      Anónomo, tu comentario no discrepa del mio, sino que lo complementa. El estrés y las insatisfacciones a veces proceden de una autoexigencia innecesaria (mi comentario) y a veces procede de la incompetencia de los jefes (tu comentario). Al respecto puedes ver un post de hace varios meses que habla de “Directivos altamente incompetentes”
      Totalmente de acuerdo con lo que dices. De todas maneras lo de elegir el trabajo cuando se puede muy bien, pero a veces no hay otro remedio que coger el que te toca. Especialmente ahora.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

      • enero 30, 2012 en 4:57 am

        No se la verdad porque aparezco como anónimo, mi nombre es Leyla Fuentes y la verdad el tema que se puso en plató, es un tema de mi total interés y me parece genial que podamos verlo de dos puntos de vista diferentes, pero complementarios.
        En cuanto al elegir, creo que uno debe ser conocedor de sus competencias y falencias, hacer de estas un arma, solo así podrá darse el gusto de elegir.

        Saludos
        Leyla Fuentes

  18. Jose gonzalez
    enero 28, 2012 en 3:39 pm

    Tus comentarios forman parte de esos momentos de desaceleracion.gracias.
    Cada momento de estar,saludar,preguntar,es irrepetible, en la relacion con nuestros vecinos,companeros de trabajo y familiares.
    Quiza otro dia no tendremos esa oportunidad .

    • enero 29, 2012 en 6:49 pm

      Efectivamente José, lo que nos toca ahora es ponerlo en práctica en el día a día.
      Saludos,
      Miguel Angel

  19. remigio
    enero 28, 2012 en 10:38 pm

    Es que el mundo esta colapsado, y los cabios son cada vez mas rapido, tambien el egoismo y la competencia son fundamentales…cada vez a las personas les queda menos tiempo y es lamentable..bastante cuota de esto lo tiene la tecnologia. Solo un ejemplo: 1 empresa en america para comunicarse con una en europa necesitaba a comienzos del 1900 la nunca despreciable carta…y esta se demoraba lo que un barco se demoraba en cruzar el atlantico…hoy son solo 20 segundo..
    Y los que piensan que no, que si las tecnologias son utiles…les digo que lean mas historia, conozcan la esencia del ser humano en general (no me refiero a casos de excepcion a la regla) y la respuesta esta dada por si sola.
    Gracias

    • enero 29, 2012 en 6:52 pm

      Hombre Remigio, quizá la culpa de nuestro actual estress se deba a la tecnología, pero también habrá otras causas, quizá nuestra incapacidad de poner a raya a la tecnología.
      Por otra parte no hay que negar las grandes ventajas de las nuevas tecnologías. Entre otras que podamos estar ahora comunicándonos en este blog sin habernos tratado antes.
      Pero efectivamente, la inmediatez de las comunicaciones ha contribuido a aumentar la velocidad con la que vivimos

  20. Diego
    enero 28, 2012 en 11:34 pm

    Gracias Miguel Angel. Es agradable encontrarse con mensajes de este tipo.

    Ciertamente muchas veces parecemos ser devorados por esta sociedad de consumo, muchas veces creadora de necesidades urgentes pero efímeras, cuya satisfacción siempre es incompleta. Esto hace que vayamos corriendo de placer en placer. Esta es, por ejemplo, una de las razones por las que se separan las parejas: sus miembros sienten insoportable una vida sin otras experiencias.

    Así que pienso que lo mejor que podemos hacer es detectar cuando nos hemos movido solo por impulsos, y tratar de evitarlo en las siguientes ocasiones. De la misma manera a nuestros hijos debemos enseñarles a controlarlos, y reforzarlo con nuestro ejemplo; y de esta manera serán menos caprichosos y se sentirán más libres en sus acciones.

    • enero 29, 2012 en 6:54 pm

      Diego, no hay otro camino, hay que controlar los impulsos y eso siempre cuesta. Pero todo lo que vale cuesta, y si una cosa cuesta poco seguramente valdrá poco. Importantísimo lo de la educación de los hijos.
      gracias. ¿Es la primera vez que participas?
      saludos,
      Miguel Angel

  21. Angelica Saavedra
    enero 29, 2012 en 3:50 am

    Buenos dias , por lo que he conocido puedo decir que rapides no es sinonimo de exito, bajando el ritmo se puede ser realmente bueno y mas eficaz en lo que haces, y de recompensa evitas el estress y adquieres un calidad de vida que en ocaciones es solo una palabra que no se llega a conocer en plenitud , calidad de vida no es cuantas cosas materiales llegas a conseguir , si no que cuanto podemos difrutar las pequeñas cosas de la vida como simplemente caminar y disfrutar el viaje, nuestra vida es un viaje en la que deberiamos llevar siempre una mochila a medio llenar, llevar solo lo necesario para poder tomar cosas nuevas y dejar en el camino lo que ya no sirve, Señor Miguel angel no nos conocemos pero esta vida es tan rica que tal vez algun dia nos conozcamos y por que no charlar un rato a gusto ,bendiciones y que todos tengan un buen día

    • enero 29, 2012 en 6:57 pm

      Angélica, bajando el ritmo efectivamente se puede disfrutar más. De tu sugrerencia, estoy pensando convocar una reunión en el IESE para vernos los de Barcelona que seguis el blog y comentarlo presencialmente todos los que estén interesados. Gracias por darme la idea. Ya convocaré para más adelante.
      Saludos,
      Miguel Angel

      • S.Angélica Saavedra Encina
        enero 30, 2012 en 6:32 pm

        me honra poder ser un pequeño aporte , pero eso de juntarnos en barcelona , lo siento yo paso,lo digo por que vivo en santiago de Chile, fui a estudiar a España el año 2010 y he regresado en agosto del 2011 y por estudios visite Barcelona , lo que mas siento es no haber tenido mas tiempo para disfrutar esa bella cuidad , algun dia lo hare, desde aca un abrazo a la distancia , exito y para bienes, Estimado.

        • Roger Romance
          enero 30, 2012 en 6:36 pm

          Quizás podríamos combinar la reunión con personas que asistan a modo presencial y otras a modo videconferencia. Un saludo a todos los navegantes!!

        • enero 31, 2012 en 11:20 am

          Roger, si tú sabes como organizar la videoconferencia ya me dirás.
          Miguel Angel

  22. Silvia T. L.
    enero 29, 2012 en 7:17 am

    Muchas gracias por recordarnos “abrir los ojos” a la realidad. Estoy deseando leer lo de China. Gracias.

    • enero 29, 2012 en 6:58 pm

      El agradecido soy yo a todos los lectores por leer lo que escribo. Pero sobre todo con vuestros comentarios aprendo mucho.
      Saludos Silvia,
      Miguel Angel

  23. Joaquín Jiménez
    enero 30, 2012 en 9:02 am

    Muchas gracias Miguel Angel. Totalmente de acuerdo, aunque me has dejado en suspense con lo de “como nos relacionamos con nuestros cónyugues”. Espero que este post llegue pronto.
    Saludos.

    • enero 30, 2012 en 11:27 am

      Joaquín, pues hablaré de esto más adelante. Lo que quiero decir es que si uno no acepta a su conyuge tal como es, estará frustrado, y la causa de las frustraciones no son los defectos del conyuge (todos tenemos defectos) sino nuestra incapacidad de tolerar defectos. Y esta incapacidad nos acompañará a donde quiera que vayamos,
      Miguel Angel

  24. guimel padron
    enero 30, 2012 en 7:11 pm

    muy buena reflexion

  25. Maria Pilar Brujas
    enero 31, 2012 en 3:45 pm

    Si, la más importante decisión de nuestra vida! nuestra vida misma! Algún modelo matemático que nos ayude en este sentido? 🙂 .
    Me refiero a modelos que nos ayuden a tomar esas decisiones que nos lleven a una mayor felicidad, me encantaría conocer si hay estudios basados en modelos matemáticos.

    Un fuerte abrazo, Pilar Brujas

    • febrero 1, 2012 en 9:19 am

      Pilar, me temo que en esto las matemáticas son muy limitadas. y los modelos matemáticos más. Lo dice un doctor en ciencias matemáticas. Lo cual es compatible con que en las decisiones se pueda razonar y que se pueda llegar a conclusiones correctas con razonamientos correctos o que los razonamientos incorrectos lleven a conclusiones incorrectas.
      Gracias,
      Miguel Angel

  26. Enrique
    marzo 18, 2012 en 6:49 pm

    Estos comentarios de la vida son aun mejores que sus clases. Aceptarse a uno mismo con sus miserias, ese es un gran comienzo. Un abrazo

  27. mayo 11, 2012 en 4:26 pm

    Pues, a mi entender hay un error en el planteamiento. La mayoría van deprisa porqué estan empujados por los demás, por esos que les complican la vida por no dejarlos sobrevivir. Y tambien por aquellos que manejan de forma perversa el poder que les da la gobernanza. Aceptarte tú abrazarte a tu destino sin interntar cambiarlo es la negación de progreso. La felicidad justamente está en muchos casos en el camino de como trabajar para mejorar¡¡

  28. septiembre 18, 2012 en 6:41 am

    Its like you learn my thoughts! You appear to understand
    so much about this, like you wrote the e-book in it or something.

    I think that you could do with some percent to pressure the message home a
    bit, but instead of that, this is excellent blog.

    A great read. I will certainly be back.

  29. septiembre 26, 2012 en 6:59 am

    Hello There. I found your weblog using msn. This is a
    really well written article. I’ll be sure to bookmark it and come back to read more of your useful info. Thanks for the post. I’ll certainly comeback.

  30. junio 1, 2013 en 8:45 pm

    Pretty nice post. I just stumbled upon your weblog
    and wanted to say that I’ve really enjoyed browsing your blog posts. In any case I will be subscribing to your rss feed and I hope you write again soon!

  31. junio 8, 2013 en 6:42 pm

    It is the best time to make a few plans for the long run and it’s time to be happy. I have read this put up and if I could I desire to suggest you some interesting issues or tips. Maybe you can write next articles referring to this article. I desire to read even more issues approximately it!

  32. junio 22, 2013 en 4:59 am

    It’s nearly impossible to find well-informed people in this particular topic, but you sound like you know what you’re talking about!
    Thanks

  1. mayo 10, 2012 en 7:01 am
  2. mayo 10, 2012 en 11:55 am
  3. agosto 9, 2012 en 7:02 am
  4. septiembre 6, 2012 en 7:05 am
  5. octubre 4, 2012 en 7:01 am
  6. enero 2, 2014 en 8:03 am
  7. julio 31, 2014 en 7:01 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: