Agobiante

todo está prohibidoA pesar del título de este post, no voy a hablar del tiempo en este mes.  Voy a hablar de una sensación de agobio que poco a poco va invadiendo nuestras vidas, al menos la mía. Cada vez hay más regulaciones y más restricciones para los sufridos ciudadanos.

Ya no se puede fumar en ningún local, están prohibidos los toros, para abrir un negocio hacen falta 500 requisitos. Radares controlando por todas partes límites absurdos de velocidad. Inspecciones técnicas obligatorias de cosas que nunca habían sido fuente de problemas. Controles para que no defrauden a hacienda los que nunca han tenido oportunidad de defraudar. Prohibiciones de aparcar en lugares que no molestan a nadie, etc.

¿No nos estamos pasando? No es que yo esté rivindicando poder hacer algo que esos controles me impiden hacer, pues no fumo, la última vez que fui a los toros fue cuando era niño. Nunca he montado un negocio, no defraudo a hacienda y la única multa que me han puesto en los últimos 10 años ha sido por no haber pasado el “control” de la ITV. Si e e quejo de todo esto no es porque me afecten esos ejemplos directamente, sino porque crean un clima de no poder hacer nada salvo que esté expresamente permitido. Esto es asfixiante.

No soy contrario a que haya leyes pero solo las que sean necesarias. Basta de regulaciones que no benefician a nadie y perjudican a muchos  Eso sí, al que no cumpla una ley razonable y salga beneficiado a costa de perjudicar al resto de los ciudadanos, que el castigo sea ejemplar. Pero basta de restricciones arbitrarias y déjesenos tranquilos sin tantos controles. Además hay un principio elemental de buen gobierno: el coste de controlar algo nunca puede ser superior al beneficio que se consigue controlándolo. Esto muchas veces se pasa por alto.

Menos legislación, menos restricciones y más libertad. Hasta el jueves que viene.

  1. Remy Bravo
    agosto 15, 2013 en 9:32 am

    Totalmente de acuerdo con la sensación de agobio que provocan estas prohibíciones y controles pero ahora que están aprobadas por ley, son el mecanismo perfecto para recaudar aunque uno ni defraude, ni moleste con su coche, Ni nada de nada,…Un ejemplo lo es el cambio en el art.203 de la LGT que sirve de comodín a los inspectores de la Agencia Tributaria cuando no encuentran ese fraude, lo que les permite recaudar por otras vías del orden de 15000€ a 20000€ por inspección. ¿Qué incentivos va a tener la administración para dejarnos ser libres?

    • agosto 15, 2013 en 7:07 pm

      Gracias Remy. Muchos organismos públicos en vez de estar para servir al ciudadano, están para complicar.
      saludos,
      Miguel Angel

      • remybravo
        agosto 15, 2013 en 7:27 pm

        Gracias a ti Miguel Ángel por hacer estas reflexiones y por compartirlas.
        ¡Felices vacaciones!
        Remy

  2. remybravo
    agosto 15, 2013 en 9:33 am

    Ah! Mi última multa fue en enero por tener el permiso de conducir caducado.

  3. agosto 15, 2013 en 9:34 am

    Absolutamente de acuerdo… además, los que controlan cada vez tienen peor formación y encuentran en la aplicación de la ley mayor campo para ejercer su caprichosa arbitrariedad… Un desastre…

    Añado a lo de más libertad, más formación y responsabilidad.

    Gracias Miguel Ángel!

    • Josep López
      agosto 15, 2013 en 10:34 am

      Al hilo de lo que citas, Luis, me parece algo básico: menos prohibir y mas EDUCAR (desde pequeñitos). Lo que pasa que es más barato y fácil prohibir que educar…¡que triste!

      Un ejemplo tonto: mi perrita se mea en la terraza y mi mujer, con todo su buena voluntad, me dijo:”Hay que poner un valla para que la perrita no salga a la terraza” y yo le dije que no, que había que educarla para que no hiciera pis en la terraza. Y así ha sido, ha costado un poco pero, la perrita ya no hace pis en la terraza. Es más, nunca más lo hará, es para simepre y ¡sin vallas! ¡Ha valido la pena!

      Feliz verano a todos,

      Josep

    • agosto 15, 2013 en 7:10 pm

      Gracias Lluis y Josep por vuestros comentarios. A veces los que están al otro lado del mostrador en vez de facilitar complican. Si los políticos prestaran más atención a la educación. Pero controlar siempre da sensación de poder.
      Muchas gracias a los dos,
      Miguel Angel

  4. agosto 15, 2013 en 9:45 am

    Tienes razón M.Ángel, estamos envueltos de prohibiciones por todas partes.

    Reflexionando sobre esto, yo me pregunto que si las personas fuéramos más conscientes de nuestros actos, quizás no haría falta aplicarlas porque ya por “Sentido Común” respetaríamos a los demás.

    ¿Por qué fumábamos en un restaurante si sabíamos que molestábamos a los no fumadores?
    ¿Por qué conducimos a velocidades no recomendables si sabemos que podemos perder el control del coche y perjudicar a los demás conductores de de la carretera?
    Por qué ponemos la música alta en plena noche si sabemos que molestamos a los vecinos?

    Podría hacer muchísimas preguntas más y no deberían tener respuesta.

    También hemos de ser conscientes que estas prohibiciones la mayoría son para recaudar dinero.

    Saludos

    • agosto 15, 2013 en 7:11 pm

      Efectivamente Josep, si no fumamos en un restaurante debe ser orque molesta al de la mesa de al lado, pero no por estar prohibido. Civismo. Tú lo has dicho. Y así con todos los ejemplos que pones.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  5. Paco
    agosto 15, 2013 en 9:54 am

    Hola miguel Angel,

    Totalmente de acuerdo.
    Yo trabajo en banca y estoy siendo en mi trabajo sufridor de esa ola reguladora que se ha instaurado como respuesta a los problemas surgidos en el pasado.
    El problema es distinguir cual de esa regulación es necesaria porque protege derechos de otros (para mi el caso de prohibir un exceso de velocidad o tener una dosis de alcohol superior a la permitida), y la que sobra porque pretende regular mas de lo que seria logico (como el caso de ciertas normas regulatorias bancarias, o muchas de las que aplican a la apertura de un negocio).

    Un saludo,

    Paco

    • agosto 15, 2013 en 7:14 pm

      Sí Paco. Parece que la única manera de solucionar los problemas es regular, prohibir y restringir. Hay otros modos deresolver problemas. Y totalmente de acuerdocon lo quedices de que algunas cosas hay que regularlas. Yo no me quiero encontrar a nadie conduciendo a 200Km/h por una autopista.
      Muchas gracias y saludos.
      Miguel Angel

  6. marc ballester
    agosto 15, 2013 en 10:22 am

    Hola Miguel Angel
    Totalmente de acuerdo! Con mas regulacion
    La administracion se hace mas pesada
    costosa y complicada
    Asi pueden justificar mas asesores informes
    Y mas gastos…
    Tenemos un deficit por las nubes y la unica
    Solucion es subir impuestos no recortar
    ni simplificar las leyes administracion etc
    Asi nos va el consumo hundido y pagando el
    pato los de siempre
    Un saludo y felices vacaciones

    • agosto 15, 2013 en 7:18 pm

      Gracias Marc. Parece como si el único modo de gobernar fuera poniendo restricciones y complicaciones. Feliz verano. El mío está siendo muy productivo y de mucho descanso.
      Gracias,
      Miguel Angel

  7. Caba Robletto
    agosto 15, 2013 en 10:58 am

    La base de todo lo expuesto, es la implicación del individuo en su entorno.

    La prueba: La Educación; Recordemos el comportamiento de Japón ante cualquiera eventualidad. El respeto, el orden y el equilibrio para con los demás.

    Los Gobiernos que imparten demasiadas Normas y Reglas, tienden a perderse en si mismas. (Ya lo comenta Prof. M. Ángel).

    El equilibrio y el amor al prójimo, nace del seno familiar, y es ampliado al entrono de convivencia. Fácil… cuestión de educación y de Cultura, si bien el “Hombre, es el primer creador de problemas y de soluciones”.

    Gracias por la atención, abrazos a todos/as, Ramón.

    • agosto 15, 2013 en 7:19 pm

      Gracias Ramón. Toda una lección. Aprender a convivir mediante el sentido común y no la imposición.
      Saludos,
      Miguel Angel

  8. Bernat
    agosto 15, 2013 en 12:17 pm

    Magnífica y acertada reflexión.
    Ante la paradoja de contemplar como al mismo tiempo, estamos en una Sociedad en la que también se incumplen las normas más básicas sin rechazo social y un alto grado de impunidad ( líderes corruptos, invasión inmune de la propiedad privada, agresiones al mobiliario urbano, etc.)

    • agosto 15, 2013 en 7:22 pm

      Efectivamente Bernat. Unas barbaridades se pasan por alto y algunas tonterías se persiguen hasta el extremo. Tengo que preguntarte algunos datos para lo que estoy escribiendo de lo de Espluga. Ya te llamaré
      Gracias,
      Miguel Angel

  9. agosto 15, 2013 en 1:52 pm

    Soy de la opinión que un exceso de leyes es negativo: “Nos acostumbramos a no cumplirlas…”. Mejor pocas leyes y que éstas sean razonables… si es mucho pedir?

    • agosto 15, 2013 en 7:24 pm

      Efectivamente Francisco. Además a veces es imposible cumplirlas. Si haces una cosa infringes una ley y si no la haces infringes otra.
      Muchas gracias y saludos,
      Miguel Angel

  10. Javier Rospigliosi
    agosto 15, 2013 en 9:22 pm

    Ustedes ni se imaginan lo que se les viene si no ponen punto final a ese vicio. Los “sudacas” tenemos experiencia de sobra. Se termina en una corrupción terrible que, por ejemplo, en mi país (Perú) ha llevado a hacer como si la droga no existiera. Todos sabeos que sí pero no aparece ni en los periódicos porque de allí sale el blanqueo para corromper a los que se dedican a “supervisar” por cualquier cosa. Un ejemplo más que significativo es el del otro día que sale en TV un policía diciendo que ya saben por dónde roban más a la gente y que no vayan por allí, en lugar de poner gendarmes en la zona. En fin. El final de ese proceso es una corrupción generalizada, lo digo por estas desafortunadas experiencias de un país donde hay mucho dinero mal habido. Muy buena entrada del blog. Gracias.

    • agosto 16, 2013 en 10:05 am

      Sí Javier, pero creo que es un problema bastante generalizado.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  11. jose Gonzalez
    agosto 15, 2013 en 9:48 pm

    Hola Miguel Angel Estoy muy de acuerdo,creo que las leyes en exceso, y con poco sentido común, están abocadas a producir efectos de descontento , rebeldia en la población y conllevan desconcierto.

    • agosto 16, 2013 en 10:05 am

      Claro, rebeldía de tanto acoso y tantas reglamentaciones.
      Muchas gracias Pepe,
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  12. agosto 16, 2013 en 10:29 am

    Absolutamente de acuerdo… un poco de sentido común no vendría nada mal y ahorraría prohibiciones, trabajo y dinero. La semana pasada le preguntaba a un funcionario que para que servía aquel papel que tanto tiempo me iba a costar conseguir, su respuesta: “son normas” Claramente no servía para nada, salvo para hacer la puñeta. Falta pragmatismo. Lo peor de todo esto es que deja a nuestro nivel intelectual por los suelos…. (Con todo lo que ello implica) no me extraña que la formación/educación en España no sea relevante a ojos del resto del mundo.

    • agosto 22, 2013 en 1:25 pm

      Pura burocracia Rafi, y no pensar en solucionar los problemas de los ciudadanos. También pasa porque la administración pública esta muy centralizada y jerarquizada, y en vez de tener un jefe dcerca a quien explicar como mejorar las cosas, los jefes están en un ministerio muy lejano.
      Muchas gracias Rafi,
      Miguel Angel

  13. Anónimo
    agosto 19, 2013 en 6:31 am

    Buenos días a todos, yo tengo un dicho que cada vez se esta haciendo mas realidad y es que en España o es obligatorio o está prohibido. ¿el problema? Creer mas en el estado que en la persona.
    Un abrazo a todos desde la agradable temperatura (en estas fechas) de los pinares sorianos.

    • agosto 22, 2013 en 1:28 pm

      Envidia de los pinares sorianos. ¿dónde? ¿Navaleno? San Leonardo de Yagüe? ¿La laguna Negra? Allá en las tierras altas, por donde traza el Duero su curva de Ballesta en torno a Soria, mi coorazón está vagando. En sueños.
      Bueno Anónimo, quienquiera que seas, ahora contesto. Dices que “creer en el estado más que en la persona”. Yo creo que es más bestia todavía:”Intentar el estado suplantar a la persona”. Por lo demás totalmente de acuerdo con lo que dices, y una sana envidia por tu lugar de veraneo.
      Saludos,
      Miguel Angel

  14. Javier Español
    agosto 19, 2013 en 12:08 pm

    Comparto tu sensación de agobio con tanta prohibición.
    En mi opinión todo se resume en la famosa frase “mi libertad termina donde empieza la de los demás”. Si todos la aplicásemos no haría falta prohibir tantas cosas (por ejemplo fumar en los bares). A la aplicación de esta “regla” yo le llamaría tener educación, civismo.

    Con respecto a los gobiernos, creo que deberían limitarse a prohibir las acciones que tengan potencial de causar daño o un perjuicio a los demás. Por ejemplo, conducir a 200 km/h debe estar prohibido porque si perdemos el control podemos causar un gran daño a otros. En cambio, me parece absurda la nueva obligación de circular en bicicleta con casco. Si me caigo y me abro la cabeza es problema mío, no de los demás (salvo si consideramos el perjucio que causaremos a la Seguridad Social).

    El agobio creo se debe a que nuestros gobernantes se están inmiscuyendo demasiado en nuestras libertades individuales: no fumes, no comas azúcares y grasas, ponte el casco, ponte el cinturón, no bebas, etc cuando deberían limitarse a regular las interacciones entre unos y otros.

    • agosto 22, 2013 en 3:39 pm

      Gracias JAvier por darnos tu opinión. Comparto completamente contigo que los gobernantes se están entrometiendo excesivamente en nuestras vidas y están agobiando.
      Muchas gracias y saludos,
      Miguel Angel

  15. Raul
    agosto 19, 2013 en 6:28 pm

    Si yo te contara cosas absurdas de las ITV podría escribir un libro. Algunas son para que esa persona figurase en la cola del paro por absoluta incompetencia.

    Y de la velocidad pues bueno, conforme conduce el personal aqui en España, deslimitarla seria un suicidio, por los cafres que ves conduciendo. El ultimo viaje que he hecho he realizado cruceros de 170 km/h en algunos tramos sin peligro alguno salvo por el consumo del coche (16l./100). Por lo demás, manteniendo una adecuada distancia de seguridad (2-3 hitos de km, esos blancos alargados de plástico, o el truquillo de 1101-1102) no debe pasar nada. Curioso que por la carretera los únicos que me la liaban eran los coches con matrícula española.

    • agosto 22, 2013 en 3:41 pm

      Sí Raul, lo que nos hablas de de personas prudentes conduciendo, ¿Y las imprudentes que ponen en peligro la vida de los demás? Bueno, respecto a la velocidad yo no tengo una idea clara de lo que hay que hacer. Lo que sí sé es que regulaciones exhaustivas e innecesarias como las de la ITV son excesivas.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  16. agosto 21, 2013 en 4:15 pm

    Lo mismo me equivoco pero….no hace falta ser “un lumbreras” para entender que el control ,sobrecontrol excesivo, la sobreregulación , proliferación legislativa desproporcionada sobre toda actividad humana ,la presión del fisco sin limite y las prohibiciones continuas añadidas al caldo de cultivo de una situación económico-social preocupante , ES de todo punto y sin dudas, peligrosísimo. Si a este orden de “cosas” le agregas detalles como “los buzones de denuncias” , introduces además el condimento “desconfianza social” que como mínimo nos acaba haciendo a todos sospechosos, propio de regímenes de triste recuerdo y precedente legal para dar cobertura a idénticas iniciativas en otros campos. El control excesivo produce rigidez, la rigidez produce agobio, el agobio causa presión y la presión….. ‘’ ¡¡Ustedes mismos!! . Felicidades por la entrada y la reflexión. Un abrazo Miguel .

    • agosto 22, 2013 en 3:43 pm

      Gracias Rodrigo, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Esto es asfixiante.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  17. Javier
    agosto 22, 2013 en 10:44 am

    Hola Miguel Angel,

    Falta mucho “amor inteligente =KISS” en la sociedad!!!, KISS = Keep it simple and smart!!!. El juego de palabras no es sólo porque falta amor por servir sino por ser eficiente. El que no valora su tiempo porque su vida no es mejor por hacer mejor su trabajo, se convierte en un “ladrón del tiempo” con normas absurdas que no generan valor.

    Al final, en vez de estudiar la ESO, habrá que empezar por estudiar Derecho. En sólo 20 años, han creado infinidad de normas absurdas por todas las AAPP (ayto + comunidad + estado + europa). Primer paso, reducir número de AAPP y de posibilidades de regulación de éstas.

    Si hiciese lo mismo que hacía de joven, estaría en la cárcel en la mayoría de los casos y lo peor, sin saber que estoy incumpliendo la ley. Con tal exceso de regulación es imposible estar al día por lo que quién dice que nos protege, nos deja vulnerables ante su garrote. La historia se repite: feudalismo, patricios, democracia de partidos, … supongo que debería llegar en breve un cambio de época porque la situación actual es insostenible en el tiempo.

    Sl2, Javier

    • agosto 22, 2013 en 3:44 pm

      Javier, totalmente de acuerdo con lo que dices.Antes con menos regulación tampoco había grandes catástrofes, y vivíamos menos agobiados.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  18. agosto 22, 2013 en 11:02 am

    Miguel Ángel,

    Respecto al tema de la prohibición del tabaco, como me dedico a la salud pública, te puedo dar una visión un poco más “técnica” del asunto.

    La lógica de este tipo de políticas de salud pública es facilitar que la gente elija estilos de vida saludables. Es decir, no se trata de limitar la libertad de la gente de fumar o no, sino de que no fumar sea una opción más sencilla que fumar (y esto es interesante porque el tabaco es fuertemente adictivo y eso hace que una vez empiezas dejes de ser libre).

    No es tanto un tema de “defender a los fumadores pasivos”, sino de prevenir que los adolescentes empiecen a fumar y ponérselo un poco más fácil a los fumadores que quieran dejar de fumar.

    Lo que se persigue es eliminar el “acto de fumar” de la esfera pública en lo posible, porque se sabe que cuanto más presente esté el tabaco, más se normaliza, lo que afecta a los adolescentes (les incita a fumar) cuyo criterio todavía no está suficientemente maduro para elegir (no son del todo libres).

    Por eso se comienza por eliminar la publicidad del tabaco, se prohibe que salga gente fumando en películas o en televisión… luego se prohibe fumar en colegios, institutos, centros deportivos o centros sanitarios (por aquello de eliminar el tabaco de esos entornos ‘saludables’). No es por tanto que se prohiba a un médico o a un maestro fumar, se trata de que no se le vea fumando en público (lo que normalizaría el acto).

    El tabaco así se va “desnormalizando” en cada vez más ámbitos, hasta que fumar se convierte en “la opción rara”, como puede ser ir desnudo en público (nadie te prohibe que vayas desnudo en tu casa o en zonas nudistas donde se sabe que uno puede encontrarse gente desnuda)… y fíjate que ir desnudo no afecta a la salud de nadie.

    Excepto el ejemplo de la prohibición de fumar, que creo que se debe entender como te explico, estoy fundamentalmente de acuerdo contigo y hace poco escribí algo sobre el mismo asunto: “Gobernar no es legislar”, que a lo mejor podrías trasladar en tus clases a “Dirigir no es hacer reglamentos”.

    http://pelladegofio.blogspot.com.es/2013/07/gobernar-no-es-legislar.html

    • agosto 22, 2013 en 3:48 pm

      Julio, qué alegría volverte a ver por el blog. Con lo que dices estoy totalmente de acuerdo. Hay algunas normativas que ayudan a tener una vida de mayor calidad. Si esto es así con lo del tabaco, yo no opino, pues lo dejo en manos de vosotros los expertos, pero efectivamente como dices al final, hay excesiva regulación innecesaria.
      Un abrazo, y me miro tu entrada en el blog.
      Miguel Angel

  19. Anónimo
    agosto 27, 2013 en 8:08 am

    La cantidad de restricciones y prohibiciones no van a ser la solución, solo conseguimos tener más complicaciones lo que nos facilita cada vez más saltarnos la norma hartos de tener que hacer tantos trámites para lo más sencillo.
    Qué tal si volviéramos al Prohibido Prohibir?

    • agosto 27, 2013 en 8:19 am

      Efectivamente Anónimo, cada nos complican más la vida. Muchas gracias,
      Miguel Anhel

  20. José
    abril 3, 2014 en 5:35 pm

    Prof. Miguel
    Buenos Dias
    Es muy cierto lo que dice, existen tantas prohibiciones que realmente es agobiante como Ud. lo describe, sin embargo estas prohibiciones son solo el producto de malas acciones de nosotros u otras personas en el pasado y todo se debe por la falta de respeto que tenemos a los derechos de los demas.
    Por ejemplo el fumar en lugares públicos, el conducir a gran velocidad o en estado etilico, el estacionarse al frente de tu cochera, el uso del celular en clases, el no tener licencia para conducir (se supone que uno debe estar preparado para conducir y claro demostrarlo con tener la licencia), todo ello debido a que cuando lo hacemos atentamos con los derechos de los demas…. hay personas que no les gusta el humo del cigarro (a mi cuando salgo con mi bebe), el conducir a gran velocidad o en estado etilico siempre trae consigo accidentes y a nadie le gustaria pasar por eso, a los alumnos que encuentran una clase interesante, y muchos mas ejemplos podemos ponerlos.
    todo esto ha traido mas prohibiciones que hace nuestra vida mas agobiante, pero que pretenden frenar todas estas malas acciones que perjudican a los demas, es cierto que aveces exageramos, pero las preguntas finales serian ¿Que pasaria si no existieran?… ¿Que pasaria si volvieramos al prohibido prohibir?. tal vez la solucion vaya mas alla de poner una prohibicion… sino que todos (absolutamente todos) tengamos conciencia de nuestras acciones y respetemos los derechos de los demas.
    Gracias.
    José Laguna

    • abril 4, 2014 en 4:38 pm

      Gracias José, una cosa es unas mínimas normas de organización, quesiempre serán necesarias y otra cosa es el agobiante acoso de reglamentaciones que actualmente existe. casi se pasa del too está permitido salvo lo que está prohibido al todo está prohibido salvo lo que está permitido.
      Muchas gracias por tu aportación.
      Miguel angel

  1. agosto 22, 2013 en 7:00 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: