Forges

Relacionado

Meter la pata

Cuando uno comete un error caben dos posibilidades. La...

Efectos colaterales

En España estos días se está hablando mucho de...

Una buena práctica

Habitualmente cuando nos planteamos hacer una cosa es porque...

¿Qué podemos hacer?

En el mundo desarrollado hemos experimentado unos altos niveles...

La empresa como red de aprendizaje

La semana pasada moderé una sesión del programa para...

Share

La semana pasada falleció Antonio Fraguas “Forges”. Para los lectores de fuera de España decirles que Forges fue un muy famoso humorista que cada día publicaba un chiste en forma de viñeta en la prensa española. Era un genio que nos ha hecho reír muchísimo.

Cuando una persona fallece habitualmente todo son declaraciones de alabanza. Cuando fallece un político, propios y extraños, ensalzan sus aportaciones y su figura. Normalmente son declaraciones formales que son olvidadas al cabo de poco tiempo.

Sin embargo, el fallecimiento de Forges ha ido acompañado de sinceras muestras de afecto y admiración por parte de todo el mundo. Y digo sinceras, porque toda la prensa y todos sus colegas se han volcado en mostrar la profesionalidad y la altura humana de este famoso humorista.

Todo esto me ha llevado a mí a la reflexión de cómo vamos a ser recordados cuando desaparezcamos. Y no por la vanagloria de que se nos ensalce o no, lo cual me parece una estupidez. Nadie se lleva esa gloria a la tumba. Sino por la satisfacción de haber dejado una huella positiva a nuestro alrededor. El haber tenido una vida útil que haya favorecido a muchas personas. Ser recordados por la paz y concordia que hayamos sembrado a nuestro alrededor. Por lo que hayamos podido ayudar a los que teníamos cerca.

Qué diferencia una vida egoísta de una vida de servicio. Cada uno es lo que decide ser. Está en nuestras manos la orientación que damos a nuestras vidas. Muchas gracias Antonio Fraguas “Forges”, y no solo por lo mucho que nos has hecho reír.

humor

10 COMENTARIOS

  1. Gracias por la reflexión. Más allá de como se nos recuerde está la satisfacción que cada uno vive internamente día a día y en vida de su aportación positiva a la gente que le rodea. Sigue aportando Miguel Angel. Un abrazo!

  2. Muy acertado en la reflexión. Cuando alguien que ha dejado paz, amor o simplemente ha sido una buena persona se le reconoce y todo el mundo se vuelca. En la serie Hermanos de sangre, en el epílogo describe a un soldado que regresó a casa, toda su vida trabajó como taxista en su ciudad, pero a su entierro fueron más de 1000 personas.

    • Sí nuevaeconomia, yo he oido también alguna historia como la que cuentas del taxista. Gente muy normalita que deja una gran huella en sus allegados, que a lo largo de una vida pueden ser centenares o millares.
      Saludos,
      Miguel Angel

  3. Un hombre fantástico con un sentido del humor envidiable. Respecto a tu reflexión que me parece absolutamente oportuna… has visto la pelicula y el you tube del Circulo Ecuestre (saltando un poco de la primera parte….) sobre el tema de Garabandal?. Me pareció alucinante. Recomiendo su visión

  4. Muchas gracias, profesor, por este homenaje al gran Forges. Efectivamente, fue un genio que no sólo retrató la realidad de la vida cotidiana española (social,cultural, económica…) sino que, además, lo hizo con un respeto por las opiniones ajenas y una humildad que deberían ejemplo a seguir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: