Inicio > Consideraciones prácticas > Empleados nucleares y empleados periféricos

Empleados nucleares y empleados periféricos

docenciaLa semana pasada tuve una sesión de debate con mandos intermedios de colegios de enseñanza media y primaria. Los que me conocéis sabéis que la docencia y la educación es mi pasión, así que me sentí como pez en el agua.

En esa reunión vimos, entre otras cosas, que en toda empresa hay dos tipos de empleados, los que podríamos llamar “nucleares”, de la traducción inglesa “core” y los “periféricos”

Un empleado periférico es uno que vende su tiempo y sus capacidades a la empresa a cambio de dinero, de un salario. Se llaman periféricos porque su actividad la puede realizar cualquier persona que disponga de esas capacidades. Lo que aportan a la empresa lo podrían aportar muchos otros profesionales. 

Un empleado nuclear por el contrario, es uno que se identifica con lo que se hace en la empresa. Valora la utilidad real que tiene lo que allí se hace. Por supuesto que dedica su tiempo y sus capacidades al servicio de la empresa. Por supuesto que cobra un salario. Pero su vinculación con la empresa va mucho más allá. Por un lado aporta a la empresa su entusiasmo y su compromiso para que las cosas funcionen bien, lo cual tiene un gran valor para laempresa. Un valor impagable económicamente. Pero por otro lado está recibiendo de la empresa la posibilidad de crecer como persona y como profesional. La empresa da la oportunidad de dotar al empleado de un sentido a su trabajo, la posibilidad de sentirse útil.

Son los empleados nucleares los que sacan adelante la empresa cuando llegan tiempos de crisis. Con los periféricos no se puede contar en tiempos de dificultades. No están comprometidos con la empresa.

Si siempre he recomendado desde este blog dar las gracias a la gente, la dirección de la empresa debe estar muy atenta a agradecer y reconocer el trabajo de los “nucleares”. Lo pasé muy bien y aprendí mucho trabajando con este gran grupo de profesionales de la docencia.

  1. EDUARDO SEGURA
    febrero 22, 2018 en 8:46 am

    Cuantos empleados ” nucleares” haya en una empresa, mejor. Yo me pregunto que debe hacer una empresa para que la mayoría de los empleados, sino todos sean nucleares. Creo que si la empresa potencia el ” fluir del talento” conseguirá este objetivo. De nuevo felicidades por este estupendo artículo. Eduardo Segura Cros

    • febrero 25, 2018 en 9:25 pm

      Yo creo que lo que hy que hacer es un buen proceso de selección de empleados y luego valorarlos. Mostrarles que son importantes.
      Gracias Eduardo por participar. Pronto te digo algo del libro.
      Saludos,
      Miguel Angel

  2. Enric Moran
    febrero 22, 2018 en 12:22 pm

    Es muy interesante ver la síntesis de las situaciones que plantea el artículo. Y más interesante ver que, en demasiadas ocasiones, aquellos empleados “nucleares” son tratados como “periféricos” e incluso como si fueran proveedores. La segunda parte del pacto ( posibilidad de crecer como persona y como profesional) las empresas a menudo la olvidan, y pierden el compromiso del trabajador o, generalmente, al propio trabajador si éste es mínimamente competente.

    • febrero 25, 2018 en 9:26 pm

      Enric y con esa actitud muchos empleados nucleares se desencantan y dejan de serlo. La gente suele actuar según se le trata.
      Gracias por participar,
      Miguel Angel

  3. Eduardo
    febrero 22, 2018 en 1:00 pm

    Para aprender de casos de éxito (o para identificar buenos sitios en los que trabajar o para los que aportar impacto / valor):
    Me gustaría mucho que hablemos de casos positivos: ¿Qué empresas te han demostrado, o conoces, que sepan con claridad la diferencia y la gestionen correctamente?

    Perdona mi atrevimiento Miguel Ángel, una segunda pregunta – la más reflexiva:
    ¿De verdad crees que las empresas españolas están sabiendo identificar, y dar un trato acorde, a los trabajadores nucleares?

    En mi breve experiencia en cada una con las que colaborado (y me refiero sólo a las grandes), no he percibido que esto lo tengan tan claro.
    No confundas mi ‘impertinencia’, por la pregunta, con falta de interés en el tema.
    Me interesa mucho el tema, y te felicito por el post, pero casi siempre he visto en España que al que más en serio se toma la empresa lo que le viene es más trabajo y muchas veces arreglar los problemas de los demás sin mucho reconocimiento.

    Yo, que al final siempre encontraba en el foco proyecto mi tabla de salvación, he usado la situación para aprender y desarrollarme. Pero no percibo que nunca llegue el más mínimo reconocimiento.
    Me tomaba la empresa casi como si fuera mía y en muchas ocasiones me hizo infeliz.
    Seguramente me faltó algún ingrediente o competencia para que la empresa me considerara nuclear – lo digo desde la más estricta humildad.

    Con casos de éxito me harías muy feliz – recuperaría la fe, y empezaría a ser consciente de que nos falta algo menos de lo importante por resolver

    • febrero 25, 2018 en 9:28 pm

      Realmente casos de éxito no hay muchos, se es más bien cortoplacista y se centran las empresas en los beneficios. Pero mira Eurofirms. Mira La Fageda. Heberlas haylas, aunque no son las que más abundan. En su día Southwest Airlines. Me dejo alguna.
      Gracias por participar Eduasrdo. Efectivamente hay mucha mediocridad.
      Saludos,
      Miguel Angel

  4. Javier Troconiz
    febrero 22, 2018 en 4:31 pm

    Muy interesante la reflexión y refleja una realidad innegable. La cuestión es que, probablemente, los nucleares y periféricos lo son sin ser conscientes de ello. No es algo que se pretenda, es algo que fluye desde ellos mismos, de sus talantes (desprestigiada palabra). En ese sentido la empresa tiene posibilidades limitadas de fomentar lo “nuclear”, basta con no desincentivarlo. en ese sentido el reconocimiento no bebiera basarse en su grado de involucración, todos son necesarios para el objetivo y cualquier división es más negativa de lo que se supone. El trabajador nuclear se siente reconocido, en buena parte, por sus propios logros, nunca sobra reconocimiento externo, pero no lo busca, como no busca la promoción o el desarrollo, que si que le buscan a él.

    • febrero 25, 2018 en 9:30 pm

      Efectivamente, Javier, cada uno se posiciona, pero como dice Enric más arriba, hay algunos que queriendo ser nucleares, al ver como los tratan se desencantan y se acaban volviendo periféricos.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  5. Maribel Sánchez
    febrero 28, 2018 en 4:18 pm

    La empresa necesita una base sólida, un equipo comprometido y eso lo logramos al buscar que este conformado con empleados nucleares

    • febrero 28, 2018 en 4:55 pm

      Tan sencillo como eso Maribel.
      Muchas gracias por participar y saludos,
      Miguel Angel

  1. febrero 28, 2018 en 12:54 am
  2. marzo 2, 2018 en 10:26 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: