Razón o intuición

Relacionado

Inteligencia y Voluntad en la Toma de Decisiones y en la Educación

¿Tienes alguna propuesta para mejorar la educcación en la gente joven? Aquí muestro algunos principios de actuación

Conseguir objetivos o resolver problemas

Los equipos directivos tienen que organizar las cosas para...

Una propuesta para este año

Hago a mis blog-lectores una propuesta para este año:...

Mujeres Agredidas y Educación

Pasé la semana pasada una mañana conduciendo y en...

¿Qué va a pasar?

¿Qué nos depara el 2023? ¿Y los años sucesivos?...

Share

A veces me han preguntado qué es más importante en la toma de decisiones, el análisis y el razonamiento o la intuición. Respondo que ambas cosas son importantes. En primer lugar, lo analizable hay que analizarlo. Dada una situación sobre la que hay que tomar una decisión, hay que descomponerla en partes más simples, analizar cada parte y entender mejor lo que está pasando.

Lo que pasa es que rara vez el análisis es suficiente. Rara vez el análisis da con una solución correcta y óptima de una situación. El análisis y el razonamiento es suficiente solo cuando nos enfrentamos a problemas técnicos. Mandar un cohete a la luna o diseñar un coche autónomo, sin conductor.

La mayoría de las decisiones en la vida ordinaria tienen una parte analizable y requieren además mucha intuición, experiencia, conocimiento tácito, etc. Diseñar un coche que funciones sin conductor puede ser un problema técnico, pero la viabilidad comercial de ese coche requiere además de análisis una buena dosis de intuición.

Lo que está claro es que ante una situación lo analizable hay que analizarlo. Lo cuantificable cuantificarlo, y las incertidumbres e incógnitas que queden, dejarlas para la intuición, la experiencia etc. Nunca confiar en la suerte. La suerte si se presenta, bienvenida sea, pero es una gran imprudencia tomar decisiones cuyo éxito dependa de que la suerte nos acompañe.

Así que, resumiendo, Analizar lo analizable, y el resto hacer uso de nuestra experiencia, conocimiento, etc. Hasta el jueves que viene.

7 COMENTARIOS

  1. Razón para hacer algo, intuición para NO hacer algo.

    «Your gut is much better at saving your life than it is at figuring up upside opportunities. Essentially your gut is very good at making sure you don’t get eaten by lions.» — Auren Hoffman

  2. Totalmente de acuerdo. El tema es importante. Tanto a la intuición como a la razón hay que regarlas, cuidarlas con carriño. Realmente son complementarias.

    Me ha recordado a la frase con la que nuestro querido Juan Pablo II comienza Fides et ratio: «La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad»… sin una de las dos alas es imposible volar, y no es una, son las dos las que nos ayudan a volar…

    Claro, intuición y fe son dos cosas diferentes… ¿o tal vez no?…

    ¡Un abrazo querido profesor!

  3. Tras leer artículo y visualizar vídeo-guía, añadiría (a análisis e intuición) COHERENCIA.
    Teniendo en cuenta que una decisión (aunque correcta) no garantiza el éxito y tiene consecuencias (único responsable, tú), mejor «HACER LO QUE HEMOS DICHO QUE PENSAMOS» en total alineación con el conocimiento de la realidad que tengamos y nuestros valores. NO nos AUTO-ENGAÑEMOS.
    Muchas gracias por compartir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: