Y ahora ¿qué hay que hacer?

Relacionado

Hipotecas ¿tipo fijo o variable?

Quizá ya sea tarde, pero la recomendación en los...

Lo justo y nada más

Un antiguo alumno que lee frecuentemente este blog me...

Buenos y malos jefes

Una de las ventajas de haber iniciado este blog...

Al comienzo del curso

Comenzamos un nuevo curso académico y disponemos de 12...

El director de recursos humanos

Una cosa que se escucha con frecuencia entre los...

Share

Estos últimos meses diversas personas me han planteado la pregunta de cómo abordar en sus empresas la crisis económica actual. La respuesta es muy sencilla. Hágase lo que se pueda. Si nos ponemos a pensar qué hacer cuando tenemos la crisis encima hemos llegado tarde. A las crisis hay que llegar preparados. Cuando esta ya está encima pocos grados de libertad se tienen para capearla.

Si uno nota en su coche un ruido pequeño y no lo lleva al taller a revisar porque no le da importancia, que luego no se queje si el coche lo deja tirado en medio de la carretera. Si uno tiene pequeñas dolencias y por no ser muy fuertes no acude el médico, quizá más adelante se encuentre ante un tumor incurable. Tumor que se podía haber curado si se hubiera pillado a tiempo.

Lo mismo les pasa a las empresas. Aquellas que son dirigidas pensando en la posibilidad de abordar una crisis en algún momento, cuando llega la crisis, que siempre llega, están preparadas para abordarla. Mientras que aquellas que viven muy felices viendo lo bien que le van las cosas, cuando llega la crisis les pilla desprevenidas.

Los directivos tienen que dirigir sus empresas intentando conseguir objetivos. Y esto lo saben hacer muy bien. Pero también tienen que pensar en estar preparados cuando lleguen las desaceleraciones y las crisis. Y eso no lo saben hacer también. Si las dificultades se nos echan encima sin estar preparados, ya poco podemos hacer, más allá de sufrir. De todas maneras, siempre se puede hacer algo.

¿Y cómo prepararse para una crisis? Pues de ello hablaré en un próximo mensaje, aunque ya dije cosas hace unos años en un mensaje sobre gestión de riesgos y en otro sobre cómo abordar las crisis. De momento felices vacaciones, prepararse para las crisis y hasta el jueves que viene.

3 COMENTARIOS

  1. En el IESE nos enseñaron gestión, nos facilitaron herramientas y, sobre todo, a pensar y con la brújula de los valores éticos. Con ello y la experiencia aprendimos a «navegar», pero primero tuvimos que adaptarnos a las circunstancias y a los vaivenes de los diferentes sectores por los que hemos pasado. Conseguir objetivos es engañoso. Un ejemplo: pagar dividendos en tiempos de crisis puede ser un objetivo pero el futuro queda en entredicho si se atraviesa una crisis en el sector.

    La crisis siempre aparece cuando menos se la espera. Es parte de la vida misma. Lo complicado es conseguir crecer a velocidad menor que la competencia, pero con toda la estructura a buen rendimiento y con capacidad de aguante ante la siempre posible sorpresa; saber cuando es el momento de avanzar y cuando frenar; el momento de arriesgar o el de esperar quedo; el de invertir o el de salir.

    Cuando todos sueñan disfrutar del «viento en popa a toda vela, no corta el mas si no vuela» es casi imposible realizar lo contrario. Sólo unos pocos elegidos, grandes líderes todos ellos y ellas, han conseguido capear la dificultat por haber sabido pertrecharse a tiempo y mantener la calma ante la imprudencia generalizada.

    Gracias por la reflexión Miguel Àngel y felices vacaciones a tod@s.

Deja un comentario

Artículo anteriorDirectivos
Artículo siguiente¿Cómo prepararse para una eventual crisis?
A %d blogueros les gusta esto: