Contener la euforia económica

Relacionado

Meter la pata

Cuando uno comete un error caben dos posibilidades. La...

Efectos colaterales

En España estos días se está hablando mucho de...

Una buena práctica

Habitualmente cuando nos planteamos hacer una cosa es porque...

¿Qué podemos hacer?

En el mundo desarrollado hemos experimentado unos altos niveles...

La empresa como red de aprendizaje

La semana pasada moderé una sesión del programa para...

Share

La economía de un país atraviesa momentos de expansión y también momentos de recesión. Afortunadamente los periodos de expansión son más duraderos que las recesiones. Estas producen grandes estragos a nivel de destrucción de empleo, empresas que cierran, sufrimiento y problemas psicológicos en muchas personas. Una de las principales ocupaciones de los que dirigen las empresas debería ser aislarlas de los vaivenes del ciclo económico.

Si cuando la economía va bien mi empresa va bien y cuando la economía va mal mi empresa va mal ¿Cuál es mi aportación como directivo de esa empresa? Eso es muy fácil de conseguir. El reto consiste en que cuando la economía va bien mi empresa vaya bien y cuando la economía va mal mi empresa siga yendo bien. Esto sí que es calidad directiva. Esto es aislar la empresa de los vaivenes de la economía.

¿Y cómo se consigue esto? Pues la receta es sencilla, pero su aplicación es harto complicada. La receta es no sobre dimensionar la actividad de la empresa en los momentos de boom económico. No perseguir todas las oportunidades que se nos presentan. Pues si dimensionamos la empresa para los periodos de vacas gordas, cuando lleguen los de vacas flacas estaremos entrampados con inversiones infrautilizadas y con capacidad sobrante que cuesta mucho mantener inactiva.

Sé que este consejo es muy difícil de seguir cuando las cosas van bien. Pero es muestra de calidad directiva no dejarse llevar por la euforia de los momentos. Hasta el jueves que viene.

8 COMENTARIOS

  1. En la era del Corto Plazo (y es la que impera) se valora (solo hay que ver sistemas de remuneracion y recompensa de los directivos), espera (por parte de inversores) y acepta (la sociedad de la inmediatez y novedad) subirse al boom….Si luego es sostenible o no parece importa menos…
    Que tal bucear en el Proposito de las Organizaciones y desde el mismos definir que se valorara, esperara y aceptara de sus Líderes traslandandolo al sistema de remuneracion y recompensa.
    Gracias MAngel. Buena reflexion con la que empezar el dia!!!

    • Efectivamente Anónimo. Sobre los incentivos a los directivos he habladoen varios posts, en la línea que tú comentas.
      Gracias por participar y un abrazo. Por cierto ¿Quien eres?
      Miguel Angel

  2. Sin menospreciar las dificultades de que algo vaya bien cuando en entorno va bien, cabe decir que lo mismo y ampliado es trasladable a los países de una zona económica. En España los votantes hemos cometido algunos errores de juicio sobre la calidad de nuestros gobiernos al confundir lo que viene dado con el mérito propio.

Deja un comentario

Artículo anteriorEntusiasmar
Artículo siguiente¿Incertidumbre en España?
A %d blogueros les gusta esto: