Inicio > varios > Homenaje a los profesores

Homenaje a los profesores

A veces escucho a gente quejarse de lo bien que viven los profesores de colegios. Que si tienen dos meses de vacaciones, que si tal que si cual. No digo nada por no discutir. Pero creo que habría que hacer homenajes a los que se dedican a la enseñanza en colegios e institutos. Estar cinco días a la semana, cada día ocho horas, con niños y adolescentes es algo bastante duro. Es muy vocacional, pero cansa mucho. No aburre, en absoluto, pero cansa. Un día o dos días o varios días seguramente no cansa. Pero hacerlo de modo continuado todo el año debe ser muy duro.

Esos períodos de descanso son absolutamente necesarios. Los controladores aéreos tienen que descansar cada dos o tres horas, por la tensión que genera su actividad. Los profesores también necesitan descansar cada varios meses por la tensión que también genera su actividad.

Cierto que los que son profesores por vocación tienen su recompensa. Es una de las profesiones más fascinantes y dónde más se puede influir positivamente en las personas. Para el que fabrica coches o zapatos, el objeto de su actividad son cosa, los coches o los zapatos. Para los profesores el objeto de su actividad son personas, y esto es mucho más ilusionante y enriquecedor.

Yo me dedico a la enseñanza, aunque no con niños ni adolescentes, sino en postgrados, y la actividad educativa no la cambiaría por nada del mundo. Sirva el mensaje de esta semana mi pequeño homenaje a los que se dedican a la enseñanza en colegios e institutos. Mi más profunda admiración. Hasta el jueves que viene.

  1. Enrc Moran
    enero 28, 2021 a las 9:49 am

    A menudo olvidamos la fortísima incidencia social de los docentes. Profesores de primaria y sencundaria inciden en la sociedad de forma muy importante. Conozco muchas personas que se han decidido por una especialidad o por un sector porque tuvieron un profesor que les ilusionó y motivó de forma especial en esa materia. Química, matemáticas, ingenieria, filosofia, lingüistica, biologia…..tambien en oficios o en especialización profesional. Personas que tuvieron buenos maestros que, de no haberlos tenido, su vida hubiera sido muy diferente, y probablemente peor.

    Me gusta

  2. eruizf
    enero 28, 2021 a las 10:20 am

    Merecido homenaje, desde luego. Estoy convencido de que es una profesión tan enriquecedora como dura.

    Me gusta

    • enero 29, 2021 a las 4:30 pm

      Efectivamente Eduardo. Sobre todo muy enriquecedora. Hay que apoyar totalmente a los docentes por el imprescindible e importante trabajo que hacen.
      Saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  3. enero 28, 2021 a las 10:53 am

    Siento discrepar parcialmente. Las personas que fabrican coches o zapatos también pueden enfocar su profesión hacia las personas, hacia aquellas que usan coches o zapatos. En el resto, estoy de acuerdo en aquellos profesores que viven su profesión con vocación y dedicación, que son la inmensa mayoría, tengan su merecido descanso. Muchas gracias.

    Me gusta

    • enero 29, 2021 a las 4:33 pm

      Alberto, estoy plenamente de acuerdo. Desde el momento que el centro de la actividad profesional, empresarial y económica son las personas, todas las profesiones pueden influir. Solo quela enseñanza tiene como objeto primario las mismas personas. y cuanto más jóvenes sean las personas a las que se forma, más se puede influir. Pero Alberto, totalmente de acuerdo con tu oportuna apreciación.
      Saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  4. Santi
    enero 28, 2021 a las 10:58 am

    Hoy envié 5 WhatsApp de disculpas a distintos amigos que han tenido que soportar mis burlas a su profesión, Gracias por la reflexión.

    Me gusta

  5. Candy
    enero 30, 2021 a las 7:45 pm

    Soy profesora de secundaria en las especialidades de Economía y ADE. Te agradezco mucho tu mensaje, pero creo que a veces los profesores nos quejamos mucho, y tampoco es para tanto.

    Claro que cansa tienes toda la razón, pero yo he trabajado en el sector bancario, en el farmacéutico, en asesorías, etc.. y en todas las profesiones hay que hacer grandes esfuerzos. En unas para poder llegar a obtener los ansiados objetivos, en otras para poder compatibilizar horarios imposibles con la vida familiar y en muchas empresas además, hay que aguantar el tipo frente a directivos que no valoran el esfuerzo y la dedicación de sus empleados.
    Si como es mi caso, has llegado a esta profesión después de pasar por otras muchas te puedo asegurar, que doy mucho más valor a lo que hago y a lo que hacéis los demás.

    Yo disfruto con mi trabajo cada día y claro que me canso…, y algunos días me dejo la voz en el aula mandando callar! Mi reto diario consiste en conseguir no solo captar la atención de unos adolescentes acostumbrados a todo tipo de estímulos visuales, que tienen frente a ellos a una “monologuista” dispuesta a mantenerlos entretenidos durante una hora, sino que además tengo que conseguir despertar su interés por el contenido de mis asignaturas. Y cuando lo consigo, ¡Ay cuándo lo consigo, qué satisfacción!.

    A lo largo de los años que llevo dando clase, he ido percibiendo que nuestro trabajo es cada vez menos valorado, tanto por los alumnos como por algunos padres, así que comentarios como los tuyos se agradecen.

    Y como decía mi abuelo maestro de escuela, a aquellos que se le quejaban de que tenemos muchas vacaciones “La escuela de Magisterio está abierta para todos los que quieran ser maestros, así que menos quejarse y más estudiar”.

    Muchas gracias, un saludo y cuídate mucho!

    Me gusta

    • enero 31, 2021 a las 6:12 pm

      Candy, muy buena la reflexión de tu abuelo.
      Respecto que todas las profesiones cansan estoy de acuerdo, pero mientras que, según mi opinión y lo que yo he visto, el cansancio de los profesores es por la actividad que realizan, el cansancio de muchas otras profesiones es porque los jefes de la gente exigen más de lo que es razonable. Mejor dirigidas las personas y las empresas el trabajo sería más asequible. El caso de los profesores me parece que es distinto.
      Gracias por participar y saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  6. Xavier D.
    febrero 1, 2021 a las 1:10 am

    Saludos prof. Miguel-A y seguidores, Antes de nada debo disculparme dado que en mi escrito de la semana pasada (seguramente por falta de un profesor que me enseñara Tic), al querer destacar la frase más importante del texto, ocurrió todo lo contrario y desapareció (mea culpa). Se trataba de las siguientes palabras: Sta. Teresa de Jesús [1515-1582] . Era para el cierre de que sean Buenas-Malas-Falsas Noticias: Nada es Permanente !!!. Cambiando a esta semana, hoy precisamente se celebraba el fundador del colegio donde estudié. Guardo unos gratísimos recuerdos de aquellos años, con unos profesores (jóvenes seminaristas en su mayoría) que pusieron todo su esfuerzo tanto para darnos formación académica como humana. Vaya mi agradecimiento a todos ellos de por vida !!! Sumábamos poco más de un millar de chavales (con todo el peligro que esto implica), pero en aquellos tiempos se utilizaban algunos métodos propios de la época que funcionaban a la perfección. Aprovecho para compartir los tres que más recuerdo: 1) Había un pequeño artilugio como un caparazón con una lengüeta (que llamaban la “granota”) y que cuando el profesor a hacía crujir todos entendiamos bien su significado que era: Atento-Firmes-Silencio. Sencillo y rápido, aunque también a veces cuando dormía plácidamente, soñaba y me parecía oír el crujir de dicha “granota” y al punto saltaba de la cama y formaba de inmediato en la oscuridad (hasta tal punto teníamos interiorizado el susodicho batracio), 2) También habían las tardes de cada viernes, que indefectiblemente teníamos una intensísima clase de Educación Física, que nos dejaba totalmente molidos para todo el fin de semana Y cuando parecía que te habías recuperado ya estabas de nuevo en otro lunes (me pregunto que finalidad tendría está técnica, aunque tengo mis sospechas…), y 3) Recuerdo que la mayoría de asistentes “cobrábamos” casi a diario (y era un reparto muy uniforme y a que veces te venía por sorpresa), aunque alguna vez había “paga doble” y su recuerdo duraba mucho más tiempo. Resumiendo: No quedamos traumatizados para nada, siempre recordamos con añoranza todas las vivencias tuvimos, y volvería a aquellos años ahora mismo… con aquellos estupendos profesores !!! Termino con una conocida frase de un gran historiador y profesor de Harvard, que para mí resume perfectamente el valor del profesor: “Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia” Henry Brooks Adams [1838-1918]. Buena semana para tod@s, Xavier D.

    Me gusta

  7. Xavier D.
    febrero 1, 2021 a las 1:21 am

    P.S. Como las palabras de Santa Teresa de Jesús siguen sin querer aparecer (y a la tercera va la vencida) vuelvo a escribirlas a continuación: ” Nada te turbe, nada te espante, TODO SE PASA, Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza ” Santa Teresa de Jesús [1515-1582]. Lo que viene a decirnos es que Nada es Permadnente . Aviso: No usen los símbolos: mayor que… y menor que… en sus escritos, pues el texto insertado desaparece (lo he aprendido sin profesor, a fuerza de equivocarme…) Xavier D.

    Me gusta

    • febrero 3, 2021 a las 12:32 pm

      Muchas gracias Xavier D por tu comentario . Todo se ha entendido perfectamente. Gracias por este homenaje que haces al describir tus recuerdos.
      Saludos,
      Miguel Angel

      Me gusta

  8. Anónimo
    febrero 1, 2021 a las 8:09 am

    Vaya este homenaje, tan merecido, a todos los maestros y profesores de colegios.
    Mi hermano es maestro (ya jubilado), mi cuñada y muchas de mis amigas. Realmente vocacional. Pero cierto, agotador en ciertos momentos.
    Mi hermano, concretamente, impartía ética en un colegio de un barrio marginal de Sabadell. ¿Os imagináis?
    De todos modos… también comentar que, de los 2 meses de verano, muchos tienen que preparar el curso siguiente y, además, aprovechan para formarse.
    Y no creo que sea la única que valora, y muchísimo, el trabajo que hacen.
    Y creo que todos deberíamos dejarles enseñar más y apoyarles cuando surgen situaciones en los que nuestros hijos se merecen algún toque de atención. Son los que “viven” con ellos 8 horas al día, y ellos son los “expertos”. Mi siencera enhorabuena a todos. Lourdes

    Me gusta

    • febrero 3, 2021 a las 12:36 pm

      Efectivamente Lourdes, esos dos meses los dedican muchas veces a ponerse al día y reciclarse. Todo un homenaje hay que hacerles. Hay que apoyarles y mostrar el gran valor de lo que hacen.
      Gracias por participar,
      Miguel Angel

      Me gusta

  9. Luis
    febrero 1, 2021 a las 12:58 pm

    Hay que prestigiar socialmente la profesión para que aquellos vocacionales, pero que la descartan por no cumplir ciertas expectativas, se decidan a seguir este camino.

    No es una labor económica, algo en lo que baste arrojar dinero. Es mucho más complicado y nos involucra a todos. La entrada que ha hecho es un ejemplo.

    Me gusta

    • febrero 3, 2021 a las 12:37 pm

      Totalmente de acuerdo Luis. Para mi tienen todo el prestigio del mundo. Y el que no lo valore, en mi opinión es que no sabe valorar las cosas que valen.
      Pero efectivamente, coincido contigo que hay que presigiar esa actividad tan fundamental.
      Saludos y gracias,
      Miguel Angel

      Me gusta

  1. febrero 4, 2021 a las 9:00 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: