Inicio > Consideraciones prácticas, Modos de decidir, Perfiles de directivos > La JMJ, Jornada Mundial de la Juventud Madrid’11

La JMJ, Jornada Mundial de la Juventud Madrid’11

Benedicto XVI

Una de las causas que facilitaron el hundiminto del Titanic hace casi 100 años fue el compromiso del presidente de la compañía constructora del barco en llegar a Nueva York un dia antes de lo previsto. Antes de su primer viaje, el Titanic había sido criticado en la prensa por ser un barco demasiado pesado y demasiado lento. Para acallar las críticas, el presidente de la compañía decidió sorprender al mundo llegando un día antes.

Para conseguir ese objetivo tuvo que desoir los numerosos mensajes de alerta que le llegaban de los barcos que navegaban por la zona el dia anterior al hundimiento, mensajes que advertían que atravesaban una zona de icebergs. Tampoco escuchó las advertencias que le llegaban de la tripulación informándole que tanto la temperatura del agua como la de la atmósfera era muy baja. Comprometido con su objetivo dió ordenes al capitán del barco de que no disminuyera la velocidad. Este es un error que cometemos muy frecuentemente cuando tomamos decisiones.

Tenemos un compromiso incondicional con un plan de acción y lo defendemos con uñas y dientes desoyendo razones que aconsejan seguir otro curso de acción. Les sucede a los escaladores que pretenden llegar a la cumbre del Everest cuando quizá las condiciones meteorológicas lo desaconsejan. Les ocurrió a los responsables del lanzamiento del malogrado Challenger en 1986 y nos sucede a todos en muchas circunstancias. También les está sucediendo a unos cuantos estos días que el papa nos visita en España.

Algunos están incondicionalmente en contra de la visita del Papa, lo que les incapacita para atender razones que les podría hacer cambiar de opinión. Sin tener en cuenta los beneficios espirituales de esta visita, que serán muchos, los beneficios económicos que está trayendo esta visita, que ya digo, no son los más importantes, superan con creces a los costes. Cuestionar nuestras opiniones y pensar que puede haber razones por las que estamos equivocados puede hacernos evitar más de una equivocaciónBienvenido Benedicto XVI y feliz visita del Papa.


  1. António Costa Amaral (AA)
    agosto 18, 2011 en 8:18 am

    That is besides the point. Atheists have God-given rights as well. They have the right not to be robbed by the State in order for third-parties to promote ideals they don’t believe in.

    Besides, that economic analysis is not right. Just because there is economic activity, it doesn’t mean there is creation of wealth. “Bread and circus” policies are wrong because they squander savings in exchange for instant gratification – because they exchange prudence for “living for today”. You can argue that most money is coming from abroad. Well that’s called “beggar thy neighbour” policies. It’s hardly exemplary, repeatable, or sustainable.

    Politically and spiritually, one should ask if the State is better equipped to foster the happiness of millions of people, than the millions of people themselves, acting according to their own values, pursuing their own dreams (and not the politicians’ and the bureaucrats’ and the status quo’s). In other words, if people would have invested their own money, that would have produced _even_ more prosperity [i’m not talking only about money!] than the costs – without the politicization of social life.

    Bottomline, let people invest their own money in the coming of the Pope, I’m sure it will be memorable. Just don’t steal and spend and then blame the victims. It’s adding insult to injury. And not very charitable 🙂

    • agosto 19, 2011 en 10:30 am

      Gracias Antonio por tu comentario. La verdad que más que hablar de la visita del Papa, pretendía mostrar un error en la toma de decisiones, gracias por participar,
      Miguel Angel

  2. agosto 18, 2011 en 9:54 am

    Recuerda mucho al error que hicieron los indignados en Catalunya al intentar bloquear el Parlament.

    Lo que me parece más interesante de estos casos no es tanto la decision que toma el lider (de los grupos ateistas, del titanic o del jefe de expedición de la nasa), sino todos sus seguidores que no solo no cuestionan sino que muchas veces empujan al lider a tomar este tipo de decisiones.

    La pregunta que me hago es si todos los jovenes que estan en la JMJ se plantean las decisiones que toman o simplemente tienen una fe ciega en los dogmas que les proponen sus líderes espirituales.

    Creo que este seguidismo ciego puede ser mucho más peligroso que la codicia en la toma de decisones.

    • agosto 19, 2011 en 8:52 am

      Muchas gracias Jordi por tu comentario. Me extendré más a comentar tus párrafos en la contestación que dé a Paco más abajo, pues varios de los que habeis escrito tocais algún punto común.
      saludos y gracias,
      Miguel Angel

  3. agosto 18, 2011 en 10:02 am

    Pues yo digo “thumbs up” a la entrada. No deja de sorprenderme que con tanto liberal, tolerante, abierto de mente y con buen talante como se declaran algunos, haya tanta desidia alrededor de la JMJ.

    Y si cada uno tuviera que elegir donde van a parar sus impuestos libremente, me temo que estaríamos hablando más de una anarquía que de otra cosa. Y no sé si la “sabiduría de las masas” nos dejaría con buen sabor de boca, es ese caso…De ahí la democracia y la elección del un gobierno que represente a sus ciudadanos. Que haya un sector que no esté de acuerdo en esta ocasión, bueno, tampoco nadie preguntó cuando las subvenciones a los de la ceja, y muchos eran los que estaban en contra. Es lo que tiene la democracia, que el pueblo acaba teniendo (y sufriendo!) al gobierno fruto de sus votos. Y si no, a ver que español me rebate esto ultimo…

    Por último, Sr. Ariño, sabe de alguna fuente que cuantifique los beneficios económicos de la JMJ? Me sería muy útil de cara a blog que estoy preparando. Muchas gracias.

    • agosto 19, 2011 en 8:59 am

      No sabía SPG81bu el significado de “thumbs up”, pero ya me he enterado que significa más o menos “totalmente de acuerdo”. En el fondo la cuestión es si es un evento de interés público o no, y un evento que congrega a millón y medio de personas presencialmente, a parte de los que los seguimospor los medio pues…
      No te recononozco. ¿Has ido por el IESE? ¿Te he dado clase? gracias,
      Miguel Angel

      • Sara
        agosto 21, 2011 en 12:25 pm

        Si! Soy MBA 2011, de la seccion B y me dio clase en QMM. Olvide de firmar el comentario anterior. Este no se me pasa. Un saludo,
        Sara Pliego

    • agosto 23, 2011 en 2:05 pm

      Sara, ya te reconozco. En mi contestación a Paco más abajo doy unos datos sobre lo que preguntas de los beneficios económicos de la JMJ.
      Saludos,
      Miguel Angel

  4. Luis
    agosto 18, 2011 en 10:19 am

    Buenos días Miguel Ángel, totalmente de acuerdo con 3/4 de tu artículo (los tres primeros párrafos)… el último párrafo creo que está incompleto: le falta por añadir que algunos están también incondicionalmente a favor de la visita del Papa, y son incapaces de ver si se ha podido cometer algún error en el diseño de la visita.

    Si tuviese la facultad de poder cambiar las cosas a lo grande intentaría que acontecimientos como el JMJ sucedieran en Madrid con mucha más frecuencia… es un acontecimiento sin duda positivo.

    Otra cosa es que las Administraciones Públicas, una vez más, hayan actuado con un interés que va más allá del que puede ser considerado como legítimo por nuestra constitución (aquello de la aconfesionalidad). Nunca antes, con ningún otro acontecimiento se han cedido colegios públicos, polideportivos y demás instalaciones para que duerma la gente. El metro (grupo complicado en Madrid donde los haya) les sale a los peregrinos por un 20% de lo que les saldría a los turistas normales. Todos los museos abiertos… que se hagan estas cosas así no me parece incorrecto: me parece incorrecto que sólo se haga con ocasión de la visita del Papa y que digan que a nosotros nos sale gratis (sin hablar de las prevendas fiscales de los donantes).

    MAPOMA (la maratón de Madrid) se ha tenido que privatizar y vender a los americanos por falta de apoyo de entre otros del ayuntamiento (en NY dejan entrar esos días en el metro gratis a los participantes… aquí no da ningún tipo de apoyo el ayuntamiento y cobra hasta por usar las calles). A mi nunca me han dejado jugar al fútbol en un colegio público… y lo pedí siendo joven por activa y por pasiva…

    El problema fundamental que veo en todo esto, y que realmente me indigna (como tantas otras cosas) es que si doy mi opinión como la estoy dando mucha gente me etiqueta de ateo o agnóstico y otros incluso de anticatólico… me molesta que el 15M se haya deslegitimizado perdiendo el norte… en cualquier caso creo que el balance es positivo (aunque a raíz de esto haya más gente que vaya a volver a votar al PSOE… que esto si que me molesta)

    • Luis
      agosto 18, 2011 en 10:35 am

      Aclaro: no me molesta que la gente vote al PSOE (o a quien le de la gana)… me molesta que lo hagan a raíz de un acontecimiento determinado que racionalmente no debería de influir en su motivación para votar (como sucedió por ejemplo con los atentados del 11M)

    • agosto 19, 2011 en 9:00 am

      Luis, gracias por seguir en el blog. contesto a lo que planteas en mi contestación al comentario de Paco de más abajo.
      gracias,
      Miguel Angel

  5. Santi Borràs
    agosto 18, 2011 en 2:40 pm

    Estoy básicamente de acuerdo con lo escrito. Como casi siempre, el problema no estriba en la acción en si, sino en la comunicación del mismo. Un gobierno, socialista o no, no puede permitir la idea de que se hace una aportación de 70 millones de euros a una confesión religiosa (del tipo que sea) a fondo perdido y menos con los tiempos que corren. Mientras que si conseguimos cambiar la palabra, y la idea, de gasto a inversión la cosa toma un cariz mucho más positivo y fácil de asumir por todos los colectivos. La discusión pasaría a ser si es rentable o no, una discusión mucho más enriquecedora y desde luego menos pasional.

    • agosto 19, 2011 en 9:03 am

      Gracias Santi, en cualquier caso con mi mensaje de esta semana no pretendía hacer una valoración económica del evento, aunque algunos en mensajes privado me la están pidiendo. Pretendía solo ilustrar un error muy común.
      gracias,
      Miguel Angel

  6. Paco
    agosto 18, 2011 en 2:55 pm

    Hola MIguel Angel,

    Estoy de acuerdo con Luis en su argumento de que mucha gente está incondicionalmente a favor que el Papa venga a España y trata de poner en valor a los argumentos a favor de esta visita.

    Yo reconozco que no soy católico practicante (podría definirme como un agnóstico de costumbres y cultura católica). Pero creo que aunque es cierto que hay cosas positivas en que el Papa venga, también pienso que estos acontecimientos masivos en una época de penuria económica en España no son coherentes con la austeridad que se está pidiendo a todos los niveles (ya sé que este gasto es mínimo comparado con otros, se trata más bien de aplicar el cuento de la mujer del césar).

    Por cierto, para mí el argumento de retorno económico no es válido: aunque se recupere esa inversión, habría que ver quién paga los gastos de la venida y de quién es el bolsillo de quien se beneficia.

    No obstante, creo que vivimos en un país de tradición católica y que esta visita sirve para traer un mensaje positivo para la juventud, que es algo muy necesario, se sea creyente o no.
    Y sobre todo porque quien nos visita es Benedicto XVI. Máxime cuando lo contrapongo al anterior Papa (por cierto, mucho más carismático y querido por las bases): este Papa ha demostrado ser mucho mejor gestor al haber cogido el toro por los cuernos en asuntos graves que estaban socavando los cimientos de la Iglesia Católica.

    Gracias.
    Un saludo,

    Paco

    • agosto 19, 2011 en 9:26 am

      Gracias Paco, con esta respuesta, respondo también a los comentarios que más arriba hacen Luis y de Jordi.

      Los tres parece que deciis que los seguidores del Papa también le siguen fiel e incondicionelmente y sin cuestionarse lo que siguen. En los casos que sea así estoy totalmente de acuerdo con vosotros, Sin embargo quiero hacer una matización. Ante los montones de cosas que suceden a lo largo de nuestros días, es imposible que en todo tomemos una postura a favor o en contra. Suceden demasiadas cosas, por lo que lo normal es estar, en principio a favor de las iniciativas de los demás. (si no estaríamos en una continua pelea por todo), Por tanto lo normal es que al igual que a mi aunque el Tour de Francia, el campeonato mundial de parchis, o los Sanfermines de Pamplona, me tienen sin cuidado, en principio estoy a favor de esos eventos. Por ese motivo pienso que en principio la inmensa mayoría debería estar a favor de la visita del Papa, como se debe estar a favor de cualquier iniciativa, en principio. Al ver algunas reacciones en contra de esta visita, me hace pensar que es por un “compromiso incondicional con un plan de acción predeterminado de antemano”.

      Cierto que uno puede argumentar que si esto cuesta dinero y mucho al contribuyente, quizá haya razones para estar molesto. Totalmente de acuerdo, pero por mis informaciones, esto no está costando dinero al contribuyente. De los 51,5 millones que se dice que está costando la visita, 31,5 salen de las cuotas de los participantes. Las grandes empresas han aportado 15 millones de euros, quedan 5 por justificar, pero ha habido numerosos donativos de menor cuantía. Por otro lado, la ocupación hotelera en Madrid ha pasado del 40% al 70% esta semana. La Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes calcula un impacto de 30 millones de euros diarios, solo para el sector turístico y hotelero en Madrid. Al menos eso ha afirmado el presidente de esta asociación.

      De todas maneras, estamos hablando solo de impacto económico, pero ¿y del impacto espiritual? ¿y la paz en las conciencias y en las vidas de muchos de nosotros que esta visita puede traer? eso es no cuantificable.

      Estoy contigo Paco que el argumento económico no es válido, pero no era la esencia de mi mensaje.

      Siento haberme extendido, pero repito si alguno de los incondicionales seguidores del evento no se cuestiona el porque lo sigue, podría estar cometiendo el mismo error del que hablo en el mensaje.
      Gracias a todos

  7. Guillermo A. Busso.
    agosto 18, 2011 en 5:15 pm

    Recuerdo que, ante los augurios de problemas que presentaba el Titanic, o los posibles durante la navegación, el capitán, o un representante de la empresa, afirmó que, al Titanic, ni Dios lo hundía. Conocemos el terrible final. Seguramente fue lo que se pagó por soberbia o por interés empresario.
    De ninguna manera yo consideraría que Dios les refutó de manera semejante, pero si, creo, que, por medio de los que hicieron las advertencias, trató de preveniles para evitar el encuentro con el iceberg.

    • agosto 19, 2011 en 9:28 am

      Guillermo, muy drástico lo pones, pero efectivamente, no hemos hablado de los beneficios espirituales de este viaje, que pueden ser muchos.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  8. agosto 19, 2011 en 10:06 am

    Me parece tendencioso decir que los que no opinan como usted tendrían que plantearse si están en lo cierto. ¿Atienden los religiosos a las razones de los demàs?
    No se si quería hacer un símil entre el Titánic y la Iglesia Católica, pero creo que está muy conseguido dado que esta persiste en las razones que la están aislando en el mundo de hoy.
    – Estas jornadas son una celebración privada a la que se pretende obligar a asistir pagando a todos.
    – Sobre los beneficios espirituales o los económicos, si existen, no son para el conjunto de la sociedad.
    Estas son las críticas que hacen estos grupos.
    Creo que no critican que la Iglesia celebre nada, se hace todos los domingos y nadie se queja.

    • agosto 19, 2011 en 12:20 pm

      José María, gracias por empezar a participar enel blog. ¿te dí clase en el 2002 verdad? ¿o me estoy confundiendo?.
      La verdad es que en ningún sitio digo que los que no opinan como yo tendrían que plantearse si están en lo cierto. Sería muy pretencioso por mi parte. Lo unico que pretendo advertir es que a veces tenemos una idea prefijada de antemano y no la cuestionamos sino que la defendemos a capa y espada, y eso puede llevar a errores en las decisiones.
      Muchas gracias y espero seguir viendote por aquí,
      un saludo,
      Miguel Angel

    • noviembre 30, 2011 en 12:40 pm

      José María, aqui puedes ver el impacto económico de estas jornadas según PwC PriceWaterhouseCoopers http://www.europapress.es/sociedad/noticia-jmj-genero-354-millones-euros-20111130122805.html

  9. agosto 19, 2011 en 12:53 pm

    Miguel Ángel,

    Así es, en 2002 hice el PDD del IESE.

    Volviendo al texto anterior, me parece que a todos nos cuesta cambiar nuestras opiniones ya que en muchos casos no tienen porqué estar relacionadas con la razón y en otras por que consideramos que nos definen como personas.

    Yo nunca me atrevería a discutir sobre cuestiones de fe ya que entiendo que es un pilar de la forma de ver el mundo para quien la vive. Cuestionarla es un ataque personal a su vida íntima y su comprensión del mundo.

    Las creencias tienen la ventaja de explicar muchas cosas del mundo de una forma eficiente, tienen el inconveniente de que condicionan la percepción del mundo y lo más importante es que nos identificamos con nuestras decisiones pasadas que han sido tomadas con ellas.

    Nos sentimos incoherentes si las cambiásemos,nadie confia en una persona que cambia sus principios cada mañana ( Groucho podía hacerlo en su famosa frase: Estos son mis principios, pero si no le gustan también tengo otros )
    Por lo tanto, es difícil saber en que momento debemos revisar el andamio de nuestras creencias, a veces tocando una cae todo y ese miedo nos ayuda a resistirnos al cambio.
    Cambiar las creencias implica destruir i reconstruir, a veces es difícil cambiar una sin que el conjunto se resienta.

    Por eso las personas deberíamos aprender ciertas habilidades para saber rehacer los andamios, cuendo debemos cuestionarlos, cuando renunciar a ellos, como planificar el cambio para mantener la coherencia del conjunto y hacer el esfuerzo de ejecutarlo. Y a eso no nos eneseña nadie, a veces ni los fracasos estrepitosos lo consiguen y aun menos el éxito.

    Otra cosa es la decisión que atañe al Titánic, eso es una “apuesta de gestión” ya que hacer caso omiso de los que saben de las dificultades del mar implica o mucha seguridad en el casco del buque (aunque fuese fictícia) o mucha temeridad. Para mi una “apuesta” es una decisión basada en un cálculo de probabilidades ( y cuando no hay datos puede convertir en un cara o cruz de una moneda ).

    Respecto a lo ocurrido estos días en Madrid, pienso que tienen razon los de la JMJ de celebrar su fe, pero también los que nos les gusta la forma que se ha elegido para hacerlo en una situación de crisis. Lo triste es que eso empañe la convivencia y que genere enfrentamientos, que me parece que han sido provocados por ambos bandos.

    • Carlos
      agosto 20, 2011 en 2:38 am

      Asumiendo tus postulados por un segundo, no entiendo cómo una “no creencia” evitará los problemas que ves en una “creencia”. Ambas me parecen a mí igual de absurdas.

      En cualquier caso, a quien Dios le haya agraciado con una fé inquebrantable puede que no le haga falta; pero la racionalidad de la fé, cuando es atacada, demuestra ser mucho más racionalmente resistente de lo que muchas veces se pretende.

      La formación es importante. Al igual que lo es un espíritu crítico y abierto. ¡Cuántos ateos y agnósticos han llegado a Dios por la razón! (y no precisamente analfabetos).

      Por mi parte me gustaría que todos los actos y eventos fuesen sufragados por los “supporters”. Pero si es ese el camino que se va a elegir, entonces no debe aplicarse la norma de manera discriminada. Seguro que tú mismo puedes pensar en infinidad de “movidas” cuyos fines no compartes, cuyos beneficios no logras identificar, y para los que te consta se han dado subvenciones en una proporción bastante más alta.

      Un abrazo,

      Carlos

      PS: tras ver los videos, me cuesta estar de acuerdo con tu afirmación de que existen “bandos” y de que las provocaciones, caso de serlo, fueron simétricas. Por otro lado, estoy seguro de que reconoces que la JMJ no es “en contra de nadie”. La palabra de Dios es como la semilla del sembrador.

      • agosto 21, 2011 en 10:36 am

        Siguiendo con mi criterio de no discutir de cuestiones de “fe” ya que no se trata de hacer proselitismo en un sentido o en otro, no le responderé respecto a sus consideraciones religiosas, aunque no las comparta.

        Pero creo que la pregunta que hacía Miguel Ángel se referia a nuestra incapacidad de cambiar nuestras opiniones y decidir en base a criterios que pueden ser erróneos.

        Creo que su respuesta refleja que usted le seria difícil explicar su vida sin Dios, y por lo tanto ha decidido no poner en cuestión el andamiaje de sus creencias. Le recuerdo que para hacerlo hay que escuchar las opiniones de los que piensan diferente, ya que buscar en los que piensan como nosotros nunca nos ayudará a cuestionarnos nada.

        Es interesante ver como todos nos estamos radicalizando en nuestras posiciones ya que los medios se han especializado y elegimos los que nos dan la razón ( si uno lee el ABC se cree que toda España se levanta, come y duerme pensando en el Papa, mientras que si vemos La Sexta nos parece un evento ludico-religioso para hacer proselitismo )

        Otra cosa es que usted considere que hay cosas incuestionables, dando la razón a Miguel Ángel.

        Estoy de acuerdo en su comentario de que existen muchos eventos que se sufragan de una forma que no corresponde, comparta o no sus fines.

        Y me permito decir que vivimos en una época de enfrentamientos por que es el lenguaje que se usa en ambos bandos es de confrontación ( por eso hay bandos ).
        Por otro lado las JMJ se hacen en España por que he leído ( puede que en unos medios mal informados ) que el Papa está en “preocupado” del anticatolicismo que se vive en España. Esa es la razón de que no se hagan en países que necesitan más de la ayuda de todos que el nuestro y que les permitirían recibir estos beneficios que se comentan.
        Ir a plantarse a rezar por donde pasaba la manifestación “antipapa” me parece tanta provocación como ir a increpar a las personas que participaban en un acto religioso, el problema está en la necesidad del culto de ser público cuando a muchas personas les parece que la religión debe mantenerse en un ámbito privado.

    • agosto 21, 2011 en 10:49 am

      Hola José María y Paco, gracias por vuestras aportaciones. De todo lo que deciis me parece importante resaltar el respeto mutuo que se deben tener las personas con opiniones diversas. Desde el respeto es el único modo de avanzar. y reiterar que mi única intención era ilustrar un error que cometemos muchas veces cuando tomamos decisiones,
      gracias a todos,
      Miguel Angel

  10. Paco
    agosto 20, 2011 en 9:11 am

    Hola Miguel Angel,

    Sólo un comentario añadido que creo importante: aunque probablemente el Papa no tiene ninguna culpa de ello, pero hay una dimensión política de gran calado en su visita.

    Para bien y para mal el Papa representa a la Iglesia. Y muchas personas ven en él la personificación de ideas contrarias a las suyas (y en algún caso de hechos acaecidos que no han sido positivos, sino todo lo contrario).
    Toda esa carga política hace que haya gente que se polarice en contra de su visita, en muchos casos ofuscados en su contra porque sólo están recuperando los hechos negativos, y no reconocen los positivos.

    Pero como he dicho, pienso que es muy positiva esta visita especialmente por cuál es el objetivo de la misma y por los sentimientos y la alegría que genera, aunque no sea yo uno de los entusiastas (por mi fervor pero sobre todo porque ya no puedo considerarme como uno de los jóvenes a los que va dedicada, bien a mi pesar…).

    Gracias.
    Un saludo,

    Paco

    • agosto 21, 2011 en 10:53 am

      Gracias Paco, precisamente has dado en la llaga. solemos prestar atención solo a los acontecimientos y a las razones que avalan nuestras ideas preconcebidas y descartar las contrarias. Esto en muchos casos nos dificulta avanzar y generar mejores alternativas. Tenemos que estar más abiertos a la posibilidad de estar equivocados. Lo cual nos impedimento para que tengamos principios solidos. Robar siempre será robar y yo procuraré no robar por muy sugestivas que sean las razones que así lo aconsejen.
      Gracias,
      Miguel Angel

  11. Ferran Pi
    agosto 21, 2011 en 11:02 pm

    Un regalo para todos los españoles. Especialmente en un momento como el que se está viviendo. La oportunidad de conectarse más intensamente con Dios a través del ejemplo de la juventud es algo magnífico. El país necesitaba una inyección de la vitalidad que nos da la espiritualidad. Yo estuve en Chile mientras duró la visita del Papa y respiré igual ese ambiente. Me siento alegre por ello.

  12. agosto 22, 2011 en 9:43 pm

    Lo que considero erroneo en tu argumentación es que el Papa representa intrinsecamente lo peor de la fé en algo superior a nuestro conocimiento. Los ejemplos del porqué la fé religiosa es una lacra en la evolución de la civilización humana, son inumerables. Los ejemplos en donde la iglesia como institución desde su creación en el siglo I ha sido la plasmación del mito del demonio. Es decir, la maldad personificada en todas y cada una de sus acciones. Incluso las buenas acciones, que las hay y muchas, están corruptas por el coste de abrazar la fé.

    El Papa es la representación de todo aquello que hemos dejado atrás. Aquello que de lo que nuestros antepasados consiguieron salir por medio de mucha, mucha sangre. Y debería de ser una verguenza que este representante no solamente este libre, si no que se le permita seguir representando una visión miserablemente arrogante e ignorante por el mundo.

    • Carlos
      agosto 23, 2011 en 12:21 am

      Es interesante ver que el principal postulado de Miguel Angel se constata en muchos comentarios, incluso antes de que se “tomen decisiones”. Ignoro las razones por las que muestras ese convencimiento sobre tus afirmaciones de enunciados falsos.

      No te hablaré como creyente, pues no es necesario.

      Es falso que la religión sea o haya sido una lacra en la evolución de la civilización. Desde luego, difícilmente podrás explicar la evolución en valores de occidente sin la implicación de la religión. Desde la ley del talión, que fue un grandísimo avance aunque no te lo creas, hasta el “todos los hombres son hijos de Dios, hechos a su imagen y semejanza” (que, en el lenguaje de hoy significa: “todos los hombres y hombras son iguales e igualas, y son dignos en sí mismos y tienen los mismos derechos (y obligaciones, pero para esto último el lenguaje de hoy no tiene palabras)”), el papel de la religión canalizando las reflexiones éticas de los hombres es incuestionablemente positivo.

      Si pretendes juzgar a la Iglesia como institución de los hombres debes juzgarla junto a otras instituciones de los hombres. Será “buena” o “mala” en términos relativos si prueba ser mejor o peor que otras instituciones de los hombres.

      Sin embargo, yo no juzgaría una “institución”; pues es absurdo. Puedes juzgar a las personas. Y, desde este punto de vista, la Iglesia se presenta como una institución en la que las personas son mayoritariamente buenas, y desde la que se realiza constantemente un autoexamen que ha producido notables actos contrición.

      No pareces demostrar un gran respeto o tolerancia por las personas que no comparten tus ideas: sugerir que al Papa se le debiese privar de su libertad porque no compartes su “visión” resulta difícil de reconciliar con la presunta superioridad moral con la que te expresas.

      Te invito a leer las encíclicas de este Papa. Será un tema apasionante de discusión y, si puedes trascender la forma de expresión que, lógicamente, parte de una fé que nadie te obliga a abrazar, verás que defiende lo más noble a lo que como ser humano puedas aspirar.

    • agosto 23, 2011 en 1:25 pm

      Gracias Juan Quijano por tu participación en el blog. De la serena reflexión y contraste de pareceres todos podemos aprender. Suscribo lo que dice Carlos en su contestación. No tengo nada más que añadir.
      Bienvenido al blog,
      Miguel Angel

  13. Fernando Núñez
    agosto 23, 2011 en 4:49 pm

    Un tema casi siempre polémico el de la religión, aunque como decías tú querías hablar de otra cosa en el post. Pues bien, en cuanto a lo de reconsiderar nuestras decisiones cuando pueda resultar conveniente, añadir q yo trato de hacerlo (no lo consigo sirmpre, por desgracia) y utilizo como ayuda, filtrando esas decisiones, mi fe en Cristo y su mensaje: ama a Dios sobre todo y al prójimo como a ti mismo: eso no debería hacer mal a nadie. Gracias Miguel Ángel

  14. agosto 23, 2011 en 5:42 pm

    Fernando,

    Muchos llegamos a la misma conclusión, de amar al prójimo como a sí mismo, sin necesidad de mediación divina.

    Por eso es polémica la religión, porque esa elección se puede hacer sin necesidad de que nadie deba mediar entre una decisión ética y uno mismo. No necesitamos que nadie nos premie el dia que dejemos este mundo con el paraíso, lo hacemos por el placer de hacer felices a nuestros semejantes.

    Creo que la ética y muchas religiones llegan a conclusiones parecidas, pero por diferentes medios. El problema es cuando la religión quiere apropiarse exclusivamente de estas convicciones a las que se llega con la experiencia.

    Estoy de acuerdo, de todas formas, en que no debe hacer daño a nadie,

  15. Carlos Morras
    agosto 24, 2011 en 12:39 am

    Visto que el tema levanta pasiones, intentemos racionalizar y abstraernos un poco el tema para luego volver al detalle del mismo.
    Estoy de acuerdo con MA Ariño en su vision del ‘compromiso incondicional con un plan de acción’.
    Yo disfrute en clase del caso del challenger 1986: Con las primeras informaciones se hicieron los grupos partidarios, unos de ‘parar’ y otros de ‘seguir’ casi al 50% y solo 2 personas de 75 cambiaron de ‘opinion’ y solo tres pidieron informacion adicional o la tuvieron en cuenta, esto despues de 45 minutos de debate entre cualificados asistentes al MBA…. Yo no cambie de opinión, es mas, ni me lo plantee, y me senti un BRUTO por ello e intentado tomar nota de aquella enseñanza. Ante buenas razones, solo los valientes cambian de opinión.

    La realidad es que nos falta sentido critico, nos formamos la opinion en los 20 primeros segundos (incluso de las personas) y el resto de nuestros razonamientos y del tiempo los dedicamos a justificar nuestra posición. Somos arrogantes y orgullosos y queremos ‘ganar’, parecer ‘firmes’ y no debiles o volubles. Nos cuesta infinito cambiar de opinion.

    Lo que nos debiamos preguntar es :
    ¿estaba inicialmente en contra de la visita del PAPA? ¿Por qué?
    Con la información posterior (que no debo poner en duda ni más ni menos que con la que tomé mi primera decision) … ¿Deberia cambiar de opinion?

    Esto es así:
    – Mucha gente estaba en contra de la visita por que se decia que iba a costar mucho al erario publico.
    – Tambien estaban en contra por que iba a ser un evento ‘marginal’, de poca participación.
    y….
    – La realidad es que en coste variable directo, la visita NO ha costado practicamente nada (menos que los partidos de futbol en las grandes ciudades) y si ha generado ingresos al pais y a la ciudad. (1 Millon de personas x 5 dias x 20 euros= 100 millones)
    – A demás la participación ha sido masiva (en españoles y en extranjeros) y ha generado un gran impacto de imagen de MADRID y de España.

    La verdad es que a mi LadyGaga, los premios de la MTV, el partido de futbol en el centro de la ciudad (100.000 personas en un acto de 90 minutos y l que asiste mucha gante con ganas de emborracharse y pelearse) el GSMforum de BCN, o incluso las Olimpiadas, me son indiferentes, pero pienso en que son buenas y hay que hacerlas por dos motivos: Generan ingresos en el pais/ciudad ( a poco bien que se gestionen) y tienen gran asistencia, con lo que entiendo que estoy satisfaciendo la necesidad de los ciudadanos

    En el caso que nos ocupa, a demas, el tono es amor, ayuda a los demas, compresión, solidaridad, convivencia internacional e interrracial.
    ¿ Se puede pedir mas a un acto?

    Carlos Morras (EMBA2001)

    • agosto 24, 2011 en 7:52 pm

      Muchas gracias Carlos, Es la primera vez que participas en este blog ¿verdad?. Pues no tengo nada que añadir a lo que dices porque está muy claro,
      saludos,
      Miguel Angel

  16. fernando núñez
    agosto 24, 2011 en 3:42 pm

    Estimado gsjm: me alegro de tu postura y te felicito por esa forma de proceder basada en esa fortaleza ética q asesoras. Tengo muchos amigos en esa posición. Yo sólo quería compartir mi propia forma de ver las cosas y, en este caso concreto q nos plantea miguel ángel de reconsiderar nuestras decisiones, igual q en cualquier otra faceta de mi vida, exponer q a mi la fuerza y el valor para asumir cambios íntimos de opinión me los proporciona Cristo. Igual de respetables son todas las posiciones. Lo q no me gusta nada, desde luego, son las posturas hipócritas o fariseas de quienes se amparan en una u otra religión y muestran luego un comportamiento alejado del auténtico mensaje de esta. Tampoco me gustan nada religiones con mensajes distintos del q exponía en mi comentario. Dios es amor. Otra cosa a mi no me vale. Gracias en cualquier caso por tu explicación gsjm.

  17. fernando núñez
    agosto 24, 2011 en 3:46 pm

    Quería escribir fortaleza ética q atesoras. El dispositivo con el q escribo me la jugó. Disculpa

  18. Mimi
    agosto 29, 2011 en 10:59 pm

    Que tiene que ver Titanic cn las Jornadas Juveniles???? O soy yo la unica que le sale la informacion de Titanic???

    • agosto 30, 2011 en 8:41 am

      Mimi, si lees el artículo entero verás lo que tiene que ver.
      Saludos,
      Miguel Angel

  19. Anónimo
    septiembre 2, 2011 en 9:51 am

    Siento vergüenza de ser española y la imagen que damos al mundo entero.Claro que esto solo pasa con este gobierno-que no sabe ni mantener el protocolo que toca ante una autoridad mundial que visita nuestro pais- que defiende la no vida y el estado democratico cuando le interesa.En mi opinion esto no es una democracia es mas bien una dictadura en toda regla contra los valores humanos, el respecto de las personas, de las tradiciones y de la cultura española.Y directamente una forma para desestabilizar la familia y nuestra religion y todo ello apoyado y fomentado por el gobierno.Es una pena y tambien una oportunidad porque esto provoca y consigue consolidar aun mas, los valores humanos, la familia, nuestra cultura y sobretodo fortalece la fe y nuestras creencias religiosas de la gran parte de población española que es un hecho, por mucho que les pese al gobierno socialista.

  20. septiembre 2, 2011 en 2:49 pm

    Tranquila Anónimo, quienquiera que seas. Exaltándose no se llega a ningún lado. La situación es la que es y a partir de ella hay que ponerse a trabajar. Pero que no te quite un ápice de buen humor,
    saludos,
    Miguel Angel

  21. jose miguel, gemba 06
    septiembre 20, 2011 en 11:17 pm

    no creo haya que medir el exito de la JMJ por el tema economico, personalmente me da, siendo delicado, pudor y tambien rechazo siquiera planterlo de refilon en ese sentido.

    Ha sido, desde mi punto de vista, un monumental acierto y da confort, independientemente de creencias, ver que en el planeta todavia hay personas que se mueven por algo (bien, Algo en mayusculas), que pelearan por un mundo mejor, y porque la llama del cristianismo no se apague (mal vamos si lo hace). Los envidio. Yo no pude ir, por razones familiares y de residencia.

    Cuando volvia, ese lunes de agosto, a Londres, coincidi con muchos peregrinos que ya volvian, cansados, pero contentos, y llenos de fuerza, a sus paises .Me llamo mucho la atencion, en el aeropuerto, digo, la masiva presencia de norteamericanos. Y es que en los USA, la religion sigue uniendo y amalgamando a la Sociedad.

    Mas que un triunfo del Papa es el triunfo de la Fe.

    Echo, eso si, mucho de menos, mas ecumenismo en estas jornadas. Tenemos hermanos protestantes (o como dicen aqui en UK, catolicos reformados, anglicanos, vamos), que desean entrar ya en comunion con la Iglesia de Roma, y hay que dar ya pasos. O eso, o divididos no haremos nada (la secularizacion es imparable, sorry for that)

    Un saludo
    pd. sigo sin adivinar, M.Angel, que quieres decir con lo del Titanic en el contexto de tu mensaje , aunque me gusta la historia.

    • septiembre 21, 2011 en 11:50 am

      José Miguel, gracias por el comentario. Lo que quise decir con el Titanic, es que el responsable del barco estaba empeñado en llegar a NY un dia antes de lo previsto y no prestó atención a las razones que aconsejaban aminorar la velocidad. Algunas minorías contrarias a la visita de Papa, son incondicionalmente contrarias, y no prestan atención a razones que sugieren la conveniencia de esta visita. Estas razones son fundamentalmente las que citas tú en tu comentario.
      Estoy totalmente de acuerdo con lo que pones. Si hablaba de beneficios económicos, es porque es en esos términos en los que algunos han querido polemizar. La protesta era por “Quien paga todo esto”, pero si ves tanto en el post como en mis comentarios, digo que estos no son los más importantes ni mucho menos. Muchas gracias José MIguel.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  1. agosto 26, 2011 en 11:17 am
  2. agosto 26, 2011 en 11:17 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: