Inicio > varios > Educación

Educación

Informe PISASe ha publicado recientemente el informe de PISA relativo a la calidad y eficacia de la enseñanza en distintos países. Al parecer en España se ha mejorado algo respecto al mismo informe de hace tres años, y ahora nos situamos más o menos en la media de los países desarrollados.

¿Qué decir de todo esto? Pues que me parece que la educación de los niños y jóvenes debe ser una prioridad. Después de pensar mucho en el tema de la educación llegué a la conclusión que educar es enseñar a ejercer la libertad. Para poder ejercer la libertad son necesarios los conocimientos técnicos. Si uno no sabe matemáticas, inglés o manejar ordenadores se le cierran muchas puertas y va tener menos alternativas para elegir.

Pero no es suficiente con tener conocimientos técnicos. Hace falta más. Los conocimientos técnicos pueden utilizarse tanto par aganarse la vida honradamente como para estafar y engañar. Ejercer bien la libertad requiere distinguir el bien del mal. No todo vale. Y este aspecto lo pasa por alto el informe PISA.

Hay que dotar a nuestros jóvenes de conocimientos técnicos así como de la capacidad de usarlos bien. Poca atención se presta a esto último más allá de un debate ideológico sobre una educación para la ciudadanía. Hay que educar para que desde jóvenes se aprenda a distinguir el bien del mal. Sí, existe el bien y el mal, por mucho que esto escandalice a los relativistas. Robar está mal. Mentir está mal. Cumplir los compromisos está bien.

El post de esta semana va especialmente dirigido a los padres que tienen que escoger colegio para sus hijos. Es una decisión muy importante. Soy un apasionado de la educación.

  1. Laura María
    diciembre 8, 2016 en 8:22 am

    Genial su blog de hoy. A mi hijo le añado, que toda acción o decisión tiene una consecuencia. Si su acción es buena su consecuencia es buena, si es mala será mala. Este mantra desde bebe.

    • diciembre 12, 2016 en 9:18 am

      Muchas gracias Laura, Me alegra que este blog lo leais madres y educadores.
      Saludos,
      Miguel Angel

  2. diciembre 8, 2016 en 9:03 am

    ¡Me encanta su post! Soy profesora de infantil y madre de una adolescente. A mis pequeños alumnos ya intento desde los tres añitos enseñarles las bases de la moral, hay cosas que están bien y cosas que están mal. No todo vale. Y no me gusta la gastada afirmación “no pasa nada”; ¡claro que pasa! Si pegamos a un compañero le hacemos daño, si dejamos la clase muy sucia por la tarde le damos más trabajo a nuestra querida limpiadora, que tan reluciente nos la deja todos los días, si no jugamos con el niño que está solo en el patio no se divertirá ¡claro que pasa!. Son pequeños detalles cada día que tienen mucho valor, para mí, más que las calificaciones. Como madre prefiero que mi hija sea una buena persona con “raspadillos” que una alumna de 10, académicamente hablando, que no es capaz de pensar en los demás. ¡Gracias a Dios, mi colegio ayuda mucho en esta dirección!
    Desde luego, sería algo a evaluar por el informe PISA.
    Un afectuoso saludo.

    • diciembre 12, 2016 en 9:19 am

      Tienes toda la razón Mónica. Se aprende desde muy pequeños. Y lo quese aprende a esas edades queda para toda la vida. Enhorabuena por tu trabajo que es tan importante.
      Saludos,
      Miguel Angel

  3. diciembre 8, 2016 en 9:24 am

    Lo ideal sería calidad humana ligada a calidad académica.. Desafortunadamente no es así y por eso la historia d la sociedad va por el camíno q va..

    • diciembre 12, 2016 en 9:20 am

      Efectivamente Mamen, educar es algo que requiere pensar en qué consiste. No es simplemente dar conocimientos.
      Muchas gracias por tu participación.
      Saludos,
      Miguel angel

  4. Josep Jover
    diciembre 8, 2016 en 12:06 pm

    Buenos dias!
    Una recomendacion para lis “apasionados” por la Educacion.
    La pagina “eduthink”. Estan colgados los videos de las conferencias y talleres de un congreso mundial sobre educacion celebrado en 2015.
    Muchos de ellos son muy interesantes.
    Un abrazo muy fuerte.

    • diciembre 12, 2016 en 9:21 am

      Muchas gracias Josep por la recomendación, que seguro que es muy útil
      Saludos,
      Miguel Angel

  5. Josep Jover
    diciembre 8, 2016 en 12:17 pm

    … junto a la libertad, los otros 2 ejes que pienso debemos tener presente los educadores:
    • Responsabilidad – las decisiones tienen consecuencias que debemos asumir
    • La Autonomia – el motor interno que me permite hacer mi camino

    • diciembre 12, 2016 en 9:22 am

      Consejos útiles Josep, Enhorabuena por tu apasionante profesión.
      Saludos,
      Miguel Angel

  6. diciembre 8, 2016 en 2:55 pm

    Tener unos valores mínimoa es algo que está en peligro de extinción, y ahí la educación también es clave. Hasta en los hechos más cotidianos de cada día se ve la falta de valores.

    Como sociedad y como individuos, tenemos que dar un giro de 180°, y cuanto antes.

    Saludos.

    • diciembre 12, 2016 en 9:23 am

      Gracias Rigilca, pero parece que el problema no está ni siquiera diagnosticado, por no decir que no hay ningún acuerdo sobre cómo afrontarlo. Pero al igual que tú, creo que es un asunto importantísimo.
      gracias por participar, saludos,
      Miguel Angel

  7. Angus
    diciembre 9, 2016 en 9:23 am

    Hablando con un “experto” maestro de primaria, me comentó que para él era prioritario enseñar a pedir perdón. Todos nos equivocamos y siempre hay que empezar de nuevo. Me pareció muy sugerente lo que me dijo, por este motivo dejo constancia de ello.

    • diciembre 12, 2016 en 9:24 am

      Angus, esun buen consejo. Pedir perdón genera muchas virtudes, estre las que es importante la humildad.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  8. josepserracots
    diciembre 9, 2016 en 4:20 pm

    ¿Cómo se sabe?, privado, público, subvencionado.
    A mi me parece que para enseñar los valores a nuestros hijos, debemos ser los padres que los debemos impartir dentro de la familia. Las escuelas bastante tienen con enseñar los conocimientos.

    • diciembre 9, 2016 en 5:02 pm

      Yo creo que más bien es una labor conjunta. Yo soy maestra y no quiero olvidarme de intentar educar buenas personas, niños que cuando crezcan sepan que no son el centro del mundo, que están rodeados de iguales que merecen respeto, comprensión., compasión… El hecho de que vean coherencia entre el hogar y el colegio es un factor educativo trascendental y la educación en valores y virtudes no debe descuidarse en ninguno de los dos ámbitos.

      • josepserracots
        diciembre 10, 2016 en 8:27 am

        Así debería ser Mónica, pero lo que vemos por la calle, no se refleja este trabajo espléndido. Hay de todo, pero siempre nos fijamos o me fijo en los peores.

    • diciembre 12, 2016 en 9:28 am

      Gracias Josep y Mónica. Yo creo que la discusión privado, público, subvencionado etc, es innecesaria. Pluralidad. Que quepan todas las posibilidades y que tdas estén en igualdad de condiciones. Si hay pluralidad d emodelos educativos habrá libertad de elección. Si no hay uniformidad peligrosa.
      Y la educación es unitaria: conocimientos y valores. y trabajo complementario entre familia y colegio. Si no el noño/joven ve incoherencias que dificultan su formación.
      Gracias a los dos por participar.
      Saludos,
      Miguel Angel

      • josepserracots
        diciembre 12, 2016 en 3:18 pm

        Totalmente de acuerdo Miguel Angel.

  9. Mireia
    diciembre 9, 2016 en 5:00 pm

    Excelente post. Realmente los padres nos jugamos mucho en la elección del centro escolar de nuestros hijos. Y totalmente de acuerdo en que educar es enseñar a ejercer bien la libertad. Un saludo

    • diciembre 12, 2016 en 9:29 am

      Gracias Mireia. Debe haber posibilidades de escoger lo que unos padres prefieran para los hijos. La uniformidad nunca es buena.
      Hasta tu próxima participación.
      Saludos,
      Miguel Angel

  10. diciembre 9, 2016 en 7:12 pm

    Hola Miguel Angel.
    Totalmente de acuerdo contigo en la importancia de la educación. !! Es fundamental !!… pero, tu consejo de esta semana es un poco clasista. Entiendo que va dirigido a todos aquellos que se pueden pagar el colegio !!.
    Nuestro sistema educativo divide los municipios en distritos escolares y cada distrito tiene asignado uno o dos colegios (a menudo uno público y uno concertado) y por este motivo se distribuye a los alumnos por su lugar de empadronamiento.

    Creo, por lo tanto, que el consejo que nos das es un buen consejo, pero únicamente válido para los que se pueden pagar un colegio privado o hacen trampas durante el proceso de asignación de plazas en los centros escolares.

    Un saludo y muchas gracias por el blog

    Javier del Agua

    • diciembre 12, 2016 en 9:34 am

      Todo lo contrario Javier. Si hubiera verdadera libertad estarían financiados igualmente los colegios privados, públicos y semipúblicos. Y entonces todo el mundo podría escoger en igualdad de condiciones. El clasismo se produce por una financiación selectiva solo a un tipo de colegios. La educación es un derecho fundamental, así que todas las opciones deberían estar presentes bajo las mismas condiciones. Si no es así entonces se convierte en un sistema clasista, como el que hay actualmente. Financiación para todos, pluralidad de opciones y fuera clasismo.
      Cheque escolar y que cada familia se lo gaste en el colegio que quiera. Libertad
      Muchas gracias Javier
      saludos,
      Miguel Angel

      • diciembre 12, 2016 en 6:16 pm

        Hola Miguel Angel.
        Es un debate apasionante el del modelo educativo que queremos como sociedad.
        Estoy de acuerdo en el fondo de lo que dices, pero discrepo de que tu propuesta (cheque escolar) sea la forma de llevarlo a cabo.
        Seguro que coincidimos en que es innegociable que todos los niñ@s ricos o pobres, altos o bajos, listos o tontos, feos o guapos tengan las mismas oportunidades. Es nuestro deber como sociedad darselas. Una sociedad justa no se puede permitir dejar a ñiños en la cuneta; otra cosa es el aprovechamiento que cada cual hace de esas oportunidades.
        En tu contestación a Josep Serrano cierras la puerta al debate entre público, privado, concertado; pues bien, yo pienso que precisamente el colegio concertado es una anomalía del sistema educativo (quizás una anomalía necesaria por la mochila histórica de nuestro sistema).
        La libertad de escoger que reclamas de los padres será real cuando los colegios puedan competir efectivamente en condiciones de igualdad en algo parecido a un “mercado educativo”, pero precisamente tu propuesta de cheque escolar rompe la disciplina de mercado y generará un montón de ineficiencias en ese mercado.
        Si un colegio hace las cosas muy bien, todos los padres querriamos lleva a nuestros hijos a ese colegio, pero si sus ingeresos son iguales que el que lo hace mal, que incentivo
        tiene en seguir haciendo las cosas bien?
        Con que criterio aceptarás o rechazarás a tus alumnos?… todos no caben en ese colegio.
        Por lo tanto entiendo un sector privado en condiciones de mercado que compita en servicio y precio por el favor de los clientes (padres) y un buen servicio público que garantice un estandar (un buen estandar) en conocimientos y valores a todos aquellos niños que no pueden acceder al mercado.

        Por cierto, modelo público no implica uniformidad… basta con dar suficiente autonomía a los equipos directivos de cada colegio como ya está pasando.

        Saludos y gracias por el blog
        Javier del Agua

  11. diciembre 11, 2016 en 5:29 am

    Estos informes suelen evaluar la educación formal por medio de métodos resultadistas, pero olvidan la educación emocional, quizás porque aún no tenemos herramientas necesarias para su medición. Las emociones son si cabe más importantes en los primeros años que la educación formal. Os dejo mi artículo sobre este tema, espero que os guste. http://experienciascumbre.es/educacionemocional/

    • diciembre 12, 2016 en 9:34 am

      Muchas gracias Alberto, miraré tu artículo.
      Saludos,
      Miguel Angel

  12. javier nadal
    diciembre 12, 2016 en 8:06 pm

    Interesante reflexión. Siempre he pensado que el colegio+casa deberían hacer personas. En la universidad aprendes.

    • diciembre 13, 2016 en 7:33 pm

      Gracias Javier por tu aportación. Yo creo que siempre podemos ser mejor personas, pero que fectivamente, cuando más se forja uno es en las primeras edades de la vida.
      Muchas gracias y saludos,
      Miguel Angel

  1. diciembre 9, 2016 en 5:53 pm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: