Inicio > Incentivos, varios > La universidad

La universidad

financiaciónLeo una noticia en la prensa de una reunión de seis rectores de universidades públicas. Reclaman mayor financiación para enfrentarse a los nuevos retos que se presentan.

¡Qué fácil es reclamar que me den dinero! Pues si necesitan financiación para cumplir sus objetivos, búsquenla. Las universidades privadas nos buscamos la vida. No recibimos financiación de papá estado. Hagan ustedes lo mismo universidades públicas. Consigan convencer a las empresas que compensa invertir en ustedes.

Porter, un “gurú” de la estrategia empresarial de Harvard afirmaba que los sectores que reciben subsidios en un país nunca despuntan. Despuntan los sectores que tienen que buscarse la vida, los que no lo tienen fácil. En esos sectores, les va la supervivencia, tienen que espabilarse y con uñas y dientes subsistir. Si tienes las cosas muy fáciles pones poco esfuerzo, y con poco esfuerzo solo se llega a la mediocridad.

Quizá por eso entre las 100 mejores universidades del mundo según diversos rankings no hay ninguna universidad pública española, y sin embargo varias escuelas de negocios privadas están entre las 25 primeras del mundo, y en concreto al IESE los cuatro últimos años el Financial Times nos ha colocado como la primera escuela de negocios del mundo.

Señores de la universidad pública, menos llorar y más ponerse a trabajar para solucionar sus problemas. Hasta el jueves que viene.

  1. Viktor
    junio 28, 2018 en 8:04 am

    Aunque todo lo que Ud, ha comentado puede ser cierto, una trampilla lógica (que se usa con frecuencia en algunos entornos) le resta credibilidad: operar con el ranking de universidades para justificar que malos son las universidades públicas con el ranking de las escuelas de negocios para demostrar que buenos son las universidades privadas. Y ¿cuántas universidades privadas españolas hay entre 100 mejores universidades del mundo? Comparar, por ej., el valor medio del ranking de las universidades públicas españolas con el mismo de las privadas sería lo correcto, sin trampas.

    • junio 28, 2018 en 5:06 pm

      Hola Viktor, gracias por participar, efectivamente tienes toda la razón en que no son comparables ambos rankings. Pero eso no quita para que todos los datos que expongo sean ciertos.
      Por otro lado, lo que estás comentando es un aspecto marginal de mi mensaje de esta semana. La tesis principal es porqué hay que financiar unas universidades sí y otras no.
      Solo era esto. De todas maneras muchas gracias por sacar a la luz una comparación que no es correcta.
      Saludos,
      Miguel Angel

      • Viktor
        junio 29, 2018 en 7:30 am

        La diferencia sustancial entre las dos es que una es el servicio público (obviamente, la pública) y otro no es un business. Extrapolando de la enseñanza a otros ámbitos, sí que la policía privada, la justicia privada, etAunque no se sabe si funcionarían mejor.

        • junio 29, 2018 en 5:45 pm

          Viktor, yo no extrapolo. Si extrapolamos nos estamos saliendo del tema.
          Saludos,
          Miguel ANgel

  2. Enric Moran
    junio 28, 2018 en 10:13 am

    La universidad pública tiene muchos problemas, y no solo de dinero. Endogamia exagerada a la máxima potencia, burocratización conservando todos los vicios del funcionariado más rancio, dependencia del poder político (el caso de la URJC no es tan aislado….). Con estos mimbres hay que tejer y no dejan espacio para buscarse la vida en el sector privado. Por contra, es extraordinariamente necesaria. El despegue económico de España en los 80 coincide con el momento en que las clases medias pudieron ir a la universidad, antes no podían.No es tarea fácil actualizar la universidad pública, pero es muy necesaria.

    • junio 28, 2018 en 5:07 pm

      Yo les animaría a que se busquen financiación, como hacen las privadas, quejarse y llorar es muy fácil. Resuelve tus problemas. No te quejes. Gracias por participar Enric,
      Miguel Angel

  3. josepserracots
    junio 28, 2018 en 11:56 am

    No me parece bien comparar la universidad pública con la privada. En unas van los hijos de papa y en la otra va quién no es hijo de papa y quiere estudiar, con lo cual los ingresos de la universidad es distinta. Los hijos de papa que seguramente son los que no pagan impuestos, como mínimo que pague a la universidad, los demás bastante tenemos con pagar los impuestos. En este caso la salud pública tendría que hacer lo mismo que la salud privada!!!!!

    Josep.

    • junio 28, 2018 en 5:08 pm

      Pues tenemos opiniones diversas Josep. Viva la diversidad.
      saludos,
      Miguel Angel

  4. AA
    junio 28, 2018 en 11:58 am

    bravo.

    • junio 28, 2018 en 5:08 pm

      Gracias Antonio, hace tiempo que no participabas en el blog.
      Saludos,
      Miguel Angel

  5. Orlando Borrero
    junio 28, 2018 en 1:01 pm

    Miguel la universidad publica tiene unos propositos diferentes a las universidad privadas, mientras la universidad publica puede cobrar unas matriculas altas porque se dirige a una poblacion de altis ingresos, la publica escasamente cobra unas matricula muy bajas casi se puede decir que es gratuita y esta dirigida a piblaciones que realmente carecen de los recursos para poder pagar una universidad publica

    • junio 28, 2018 en 5:11 pm

      Gracias Orlando, creo que es un error asociar público a barato y pobre y privado a elitista y rico. Con un buen sistema de becas para los alumnos con menos recursos, que ellos escojan donde quieren estudiar. Esto haría espabilar a las públicas y empezarían a buscar recursos. Tener asegurada la financiación es garantía de quedarse acomodado. Si tienes que buscarte la vida espabilas.
      Gracias Orlando, y un abrazo,
      Miguel Angel

  6. junio 28, 2018 en 1:01 pm

    E X C E L E N T E !!! #Chapeau Monsieur Profe Miguel Ángel Ariño… Como decimos en mi tierra: EN LA MADRE!!!

    • junio 28, 2018 en 5:12 pm

      Gracias ZoonPolitikon. ¿Cual es tu tierra?
      Saludos,
      Miguel Angel

      • junio 28, 2018 en 11:37 pm

        VENEZUELA!!! Una TIERRA de GRACIA lamentablemente ARRASADA por el POPULISMO SOCIALISTA NARCO GENOCIDA del SIGLO XXI… Por cierto, de la mano de algunos “IDEÓLOGOS IZQUIERDOSOS” de PODEMOS (Pablo Iglesias, Juan Carlos Monederos, Íñigo Errejón y Alfredo Serrano Mancilla), y defendido a ultranza por el ex Presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero (Alias “Mr. BEAN”).

        • junio 29, 2018 en 5:43 pm

          Gracias por informar Zoon. Sentomos mucho lo que está pasando por ahí.
          Saludos,
          Miguel Angel

  7. junio 28, 2018 en 2:24 pm

    ¡Señores! Hemos de separar el mensaje de la forma. El mensaje es cierto y sobre la forma todos pueden opinar y nadie se equivoca. Lo importante es el mensaje. Hay dos dichos castellanos que nos pueden dar un poco de luz en este tema:

    PRIMERO: “Disparar con la pólvora del rey”: Qué fácil es utilizar lo que es del rey (de todos) y yo no pierdo nada. La mentalidad empresarial no tiene ese perfil. Cuenta con lo suyo y debe ser lo más eficiente posible. La “prueba y error” puede ser cara y cuando vas con tu dinero el derroche no es una opción. La mentalidad empresarial puede ser lenta porque la eficiencia debe considerar el error y los recursos disponibles, siempre limitados. Cuando los recursos son “ilimitados”, del rey, entonces “ancha es Castilla” y que “salga el sol por Antequera”. Las habilidades de una mentalidad empresarial son más bien de perfil orientado a resultados, que no siempre es lo mejor. La mentalidad de los “gestores no empresarios” están mejor preparados para la lucha de despachos, que tampoco es siempre lo mejor.

    SEGUNDO: “A Dios rogando y con el mazo dando” o “Ora et labora”. El esfuerzo cuenta y cuanto de más calidad mejor. La competencia está servida y no enfrentarse a ella asegura poco desarrollo del músculo que mañana será necesario. Es mejor decir “so que arre”. El aprendizaje pasa por la planificación eficiente de recursos y focalizar la acción para sacar el mejor rédito del esfuerzo.

    En una universidad del Estado se puede obtener un Master sin asistir, en una universidad privada no, HONESTIDAD obliga y PRESTIGIO fuerza.

    Te felicito Miguel Ángel

    • junio 28, 2018 en 5:13 pm

      Gracias Juan Carlos por tu comentario.
      Saludos,
      Miguel Angel

    • Jose
      junio 29, 2018 en 10:50 am

      “En una universidad del Estado se puede obtener un Master sin asistir, en una universidad privada no, HONESTIDAD obliga y PRESTIGIO fuerza”.

      Juan Carlos: Si eres del PP parece que sí.
      Si eres un estudiante que se esfuerza evidentemente NO.

      Creo que la comparación más lógica no sería con las escuelas de negocios sino con las privadas.

  8. Pablo
    junio 28, 2018 en 3:53 pm

    Bien dicho Miguel Angel. Esto es una tomadura de pelo. En este país la clase media está estrangulada por unos dirigentes / directivos / funcionarios mediocres o directamente nefastos que piensan aquello que sin tapujo dijo una de ellas: “el dinero no es de nadie”. Qué tengan valoraciones siguiendo criterios empresariales y si no sirven se busca a otros.

    • junio 28, 2018 en 5:15 pm

      Saludos Pablo, efectivamente, si tengo garantizado que voy a susbsistir, no tengo ningún incentivo para espabilar. Muy cómodo es pedir y que me den.
      Un abrazo, recuerdos a Sonsoles,
      Miguel Angel

  9. Adolfo Blanco
    junio 28, 2018 en 5:26 pm

    Totalmente de acuerdo y no sólo en el caso de las universidades públicas. Una parte significativa de los servicios cuyo coste soporta el Estado en sus diferentes ámbitos (central, autonómico, local….) presentan una gestión económica muy deficitaria que se cubre con mayor dotación de recursos. Una gestión racional de los mismos y la búsqueda de sinergias con el entorno social y empresarial reducuria en impacto de dependencia significativamente. A Su a esto añadimos la duplicidad en la gestión en algunos organismos las necesidades serían mucho más reducidas.No obstante y parafraseando lo que dijo alguien: lo que es de todos no tiene dueño (más o menos).

    • junio 29, 2018 en 5:41 pm

      Gracias Adolfo por tu participación, pero es de justicia decir que hay muchos organismos públicos eficientes. Otra cosa es la duplicidad y triplicidad de funciones.
      Saludos,
      Miguel Angel

  10. Anónimo
    junio 28, 2018 en 7:45 pm

    Totalmente de acuerdo.
    Bravo!!

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: