Inicio > Modos de decidir > Contradicción

Contradicción

abortarDurante las últimas dos semanas los telediarios en España han estado informándonos minuciosamente del rescate de un niño de dos que se había caído a un pozo de unos 100 metros de profundidad y menos de un metro de anchura. No se han escatimado esfuerzos hasta encontrarlo. 15 días de excavaciones, con final poco feliz.

Afortunadamente estamos en un país desarrollado y se han podido desplegar todos los medios que han hecho falta para su rescate. Una vida no tiene precio y por salvarla hay que hacer todo lo posible, como en este caso se ha hecho.

Lo que sorprende es que simultáneamente mucha gente, ni mucho menos la mayoría de la población, justifique el aborto. ¿Qué diferencia hay entre un ser vivo de 6 meses de embarazo y cualquier otro?

Un ser humano vivo es un ser humano vivo con independencia de su edad. Dotar derecho a unas vidas y no a otras es una contradicción. Esta contradicción se se explica, entre otras muchas posibles causas, por el sentimentalismo que impera en muchas personas.

El sentimentalismo no es buen consejero a la hora de tomar buenas decisiones. Hay que usar la razón. Dejar que tu hijo haga lo que quiera para no incomodarle en lugar de exigirle que estudie es un nefasto sentimentalismo que lo pagará el chaval cuando sea mayor y nadie le haya exigido prepararse para ejercer una profesión. Ojo con el sentimentalismo. Actuemos con la razón. Pensemos. Hasta el jueves que viene.

  1. enero 31, 2019 en 9:25 am

    Excelente articulo Miguel Angel, gracias por compartir tan valiosos comentarios.
    Saludos

    • febrero 1, 2019 en 11:57 am

      Muchas gracia Aleksei, ya tenía ganas de tener noticias tuyas,
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  2. enero 31, 2019 en 9:31 am

    Reflexión acertada, valiente y necesaria. Hace días que me estremezco por los criterios recientemente adoptados en Nueva York. Saludos cordiales.

  3. Jose
    enero 31, 2019 en 10:12 am

    En esa línea argumental tendríamos que preservar toda forma de vida, absteniéndonos de comer animales y matarlos. No en vano el grado de sufrimiento, dolor, consciencia que tiene un cerdo, el del jamón ibérico, es infinitamente mayor que el que tiene un humano aún en forma de larva. Su potencialidad es sin duda diferente, pero su realidad y complejidad no. Sin embargo no tenemos problemas en comer jamón ibérico ni en que un tarado mate a un elefante indefenso en una cacería cruenta. Al menos elefantes, bonobos, chimpancés, delfines y otros tienen autoconsciencia, se reconocen en un espejo, acarician y lloran sus muertos.

    El debate creo que sería estéril si no se empieza por distinguir las formas de vida, la complejidad del sistema nervioso, la consciencia y de ahí dirimir.

    Por fortuna tenemos biología, paleontología y neurociencia. No somos la especie elegida, no somos el centro del universo. Somos un producto de la evolución, no seres superiores.

    Gracias por el post.

    • Benito
      enero 31, 2019 en 11:06 am

      Hombre Jose, equiparar un cerdo con un bebe no lo veo. Mil gracias Miguel Angel, me encanta como siempre tu argumento y el aprendizaje.

    • febrero 1, 2019 en 1:31 pm

      Muchas gracias Jose por tu comentario. La diversidad de opiniones enriquece la pacífica discusión. Efectivamente el debate es estéril si no empezamos a distinguir entre las distintas formas de vida.
      Y la dignidad de una vida humana es la dignidad de una persona, con independencia de su estado de desarrollo. Es un ser humano. Muy distinto de un cerdo, como dice benito, de un elefante o de un árbol. que no son seres personales.
      Como dice Benito, un cerdo y un bebé son seres totalmente distintos.
      Si al hombre lo equiparamos al resto de los animales, no hay argumento contra las matanzas. Hitler estaría justificado. No. Una persona tiene una dignidad especial.
      Gracias por participar.
      Saludos,

  4. enero 31, 2019 en 12:32 pm

    Reblogueó esto en attipicusy comentado:
    El caso del pequeño Julen, y su dramático rescate durante dos semanas con el triste final que hemos vivido, sirve en esta ocasión al genial profesor Ariño para hacernos ver y pensar en la soberana estupidez del ser humano que hace distingo entres los seres de su misma raza y distinta edad. Al indefendible caso del aborto, añadiría el también asqueroso caso de la eutanasia y la muerte o esterilización de personas (sí, personas, seres humanos) con deficiencias o incapacidades. Recuperemos el sentido común y el sentido humano.

    • Miguel Ángel
      enero 31, 2019 en 3:13 pm

      Con todo el respeto, creo que no ha tenido un familiar o persona cercana con pronóstico de muerte y dolores insufribles…qué es más humano, prolongar un sufrimiento infinito o aplicar la eutanasia consentida y pedida por quien está sufriendo. Por favor

      • febrero 1, 2019 en 11:55 am

        Hola Miguel Angel, no nos conocemos. O al menos no caigo en quién eres. Yo sí que he tenido una persona muy cercana con pronóstico de muerte. Y en ningún momento se nos pasó por la cabeza matarla. Afortunadamente pudo tener todos los cuidaos paliativos necesarios para mitigar su dolor hasta el final. Pero el matarla solo lo he pensado ahora que tu lo sugieres. Antes, ni se nos pasó por la cabeza.
        En tu caso ¿sí que habéis matado a un cercano o hablas desde la inexperiencia?
        Muchas gracias por participar y saludos,
        Miguel Angel

    • febrero 1, 2019 en 1:33 pm

      Al_McGarret, efectivamente, aplica la eutanasia y a cualquier estado de la vida de una persona. Yo deseo de todo corazón que si algún día cuando envejezca, pierda facultades y no pueda decidir por mi mismo, no hay aeutanasia en España.çSaludos Al_McGarret
      Miguel Angel

  5. josepserracots
    febrero 1, 2019 en 10:01 pm

    ¿Qué es la razón? ¿quién tiene la razón?. Cada persona tiene su razón, que será distinta de muchas otras razones. Para mi no es lo mismo un feto que a lo mejor no es deseado, a un niño deseado. Para usted no tendré razón, pero para otros seguramente tendré razón!!!!

    • febrero 2, 2019 en 1:02 pm

      Gracias Josep por volver a participar en el blog. Hay discrepancia lo cuál es muy sano así que muchas gracias. Yo creo que la razón no es subjetiva sino objetiva. Pues si para mi robar fuera razonable ¿quién me lo podría impedir?.
      Que un bebe sea deseado o no, es irrelevante ante el hecho que es una persona con derechos.
      Si digo que dos y dos son tres, para unos tendré razón y para otros no. Pues no. Los que digan que tengo razón cuando afirmo que dos y dos son 3 están equivocados y los que digan que no tengo razón están en lo cierto.
      La razón es objetiva. Hitler creía que tenía razón. Los yihadistas también lo creen. Pero no por creer que uno tiene razón realmente la tiene.
      Bueno Josep, siempre se presentas asuntos que ayudan a pensar.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: