De profesión: asistir a reuniones

Relacionado

Inteligencia y Voluntad en la Toma de Decisiones y en la Educación

¿Tienes alguna propuesta para mejorar la educcación en la gente joven? Aquí muestro algunos principios de actuación

Conseguir objetivos o resolver problemas

Los equipos directivos tienen que organizar las cosas para...

Una propuesta para este año

Hago a mis blog-lectores una propuesta para este año:...

Mujeres Agredidas y Educación

Pasé la semana pasada una mañana conduciendo y en...

¿Qué va a pasar?

¿Qué nos depara el 2023? ¿Y los años sucesivos?...

Share

Hay personas asiduas a las reuniones. Los que en términos anglosajones se llaman “meeting-goers”. Son personas dispuestas a asistir a cualquier reunión que se convoque en su lugar de trabajo o en la comunidad de vecinos. Quieren estar enterados. Saber lo que pasa. Son conocidos por estar presentes en todas las reuniones.

No hacen daño estas personas. Suelen ser simpáticas, aunque tampoco aportan mucho a la organización. Simplemente están, y cuando hay que consultarles algo están siempre informados. La mayoría de la información que tienen es superflua, pero la tienen. Y no es que actúen bajo el principio de “información es poder”, pues la comparten fácilmente. Simplemente quieren estar informados.

¿Cómo tratar a estas personas? Pues de ninguna manera especial. Saber que existen y nada más. A veces la información que tienen acumulada es de utilidad. Hasta el jueves que viene, que pondrá fin a mis vacaciones, pero que estaré puntualmente presente ante mis bloglectores.

Una consideración. Últimamente lee mucha gente este blog a través de linkedin, y no directamente en el blog. Y los comentarios aparecen más en linkedin que en el blog. Seguid haciendo lo que queráis, pero sugiero que hagáis los comentarios directamente en el blog, pues así se pueden leer todos desde un sitio, y también porque el blog permanece, mientras que lo que se escribe en linkedin tiene una vida más corta. Pero como no puede ser de otro modo, haced lo que queráis.

Deja un comentario

Artículo anteriorDecidir
Artículo siguienteDecisiones en caliente