Inicio > Consideraciones prácticas, Modos de decidir > Hay más insensatez que mala intención

Hay más insensatez que mala intención

empleados insatisfechosAfirma Jeffrey Pfeffer, profesor de recursos humanos de la escuela de negocios de Stanford, que en el mundo empresarial se dan hechos paradójicos. Por un lado tanto la realidad empírica como muchos estudios indican que las empresas con empleados comprometidos y satisfechos tienen un rendimiento superior al de sus empresas homólogas en los muy diversos modos en que se puede medir la rentabilidad de una empresa. Por otro lado, es muy barato y bien sabido qué es lo que hay que hacer para construir una empresa con empleados comprometidos y satisfechos (tan sencillo como tratarlos como personas, con respeto y dignidad). Sin embargo se observa entre los trabajadores y empleados una creciente insatisfacción en sus lugares de trabajo y un menor compromiso con la empresa. ¿Cómo es que sucede esto?

Yo creo que es debido a que muchos directivos tienen una visión compartimentada de la empresa. Por un lado todos quieren tener empleados satisfechos y comprometidos. Nadie dice lo contrario. Incluso se establecen políticas de recursos humanos con el objetivo de hacer la vida del empleado más agradable. Sin embargo a la hora de planificar la acción parece que, sin mala intención pero con una gran ausencia de visión unitaria, se olvidan de cómo afectan esas acciones a los empleados y se piensa exclusivamente en los resultados.

Yo creo que hay más insensatez que mala intención, aunque de todo hay. Este incongruente modo de actuar se da más en las decisiones en el ámito empresarial. En las decisiones personales uno es más cuidadoso y se tienen en cuenta múltiples factores. Parece como si la realidad empresarial fuera solo una realidad económica en donde las personas son meras circunstancias.

Mi consejo es que al tomar decisiones en el ámbito empresarial consideres otras dimensiones más allá de los resultados inmediatos de tus acciones. Parece trivial, pero no lo es tanto a juzgar por lo poco que se hace. Creo que para esto están más capacitadas las mujeres que los hombres. Pero ya hablaré en otra ocasión de la diferencia en el modo de dirigir entre hombres y mujeres.

La semana pasada impartimos en el IESE un curso de tres días sobre Toma de Decisiones del que tanto profesores como participantes quedamos muy contentos. Hasta el jueves que viene.

  1. Juan Gabriel
    abril 18, 2013 en 7:58 am

    Me encanta la visión humanística que tiene Usted de la realidad empresarial. El problema es la mirada tan roma que se tiene de la persona en cualquier decisión empresarial: obras son amores y no buenas razones. Gracias por su “quijotismo” en la defensa de la persona. ¡Enhorabuena por sus “píldoras” semanales!.

    • abril 18, 2013 en 3:27 pm

      Gracias Juan Gabriel. Se trata o bien de poner el dinero como centro de la actividad económica o poner a la persona. Yo elijo lo segundo, y efectivamente un poco Quijote ya me siento a veces.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  2. abril 18, 2013 en 9:04 am

    Miguel Angel, es cierto que hay directivos que parece que van a al trabajo al exorcizar sus demonios y lo pagan con sus colaboradores. Al margen de las razones intrínsecas y extrínsecas de las que habla Nuria Chinchilla, ocurre demasiado frecuentemente que muchos empleados (jefes incluidos) están desalineados con sus puestos de trabajo y su personalidad. Muchos ocupan puestos de trabajo que requieren de algunas actitudes de las que carecen o que no son naturales, lo que provoca un stress permanente, insatisfacción y bajo rendimiento.
    Muchos de los problemas se inician en el proceso de selección, el que no re se invierte el tiempo y recursos suficientes y una vez contratado el empleado, se tiende a “olvidarse” de gestionarlo como persona y se le trata como a todos los demás cuando cada uno es único. Y es una lástima, ya que existen herramientas sencillas, económicas y fiables que permiten a los directivos tener una guía de como gestionar a sus equipos y a quien deben contratar en función de sus actitudes.

    • abril 18, 2013 en 3:32 pm

      Gracias Luis. A mi me parece que la selección de empleados es una de las funciones más importantes del directivo, si no la más importante. Sobre esto escribí hace tiempo.
      Saludos,
      Miguel Angel

  3. Josefina Simón
    abril 18, 2013 en 9:29 am

    Sería bueno rectificar un error ortográfico que parece haberse “colado” paradójicos en lugar de paradogicos

    • abril 18, 2013 en 3:32 pm

      Muchísimas gracias Josefina. Ya está rectificado.
      Saludos,
      Miguel Angel

  4. abril 18, 2013 en 10:16 am

    Sea lo que premie más o menos, la verdad es que, muchas empresas están más pendientes de los beneficios que de las personas que tienen en su empresa.

    Si se enfocaran más a las personas, los beneficios saldrían por si solos. Quiero decir con ésto que si las personas dan todo de si en su trabajo, a no ser que este mal gestionado, los beneficios tendrías que aumentar.

    Saludos

    • abril 18, 2013 en 3:34 pm

      Totalmente de acuerdo Josep, pero para eso es también necesario tener a las personas adecuadas. Sobre esto ya le contesto a Luis más arriba.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  5. Anónimo
    abril 18, 2013 en 12:36 pm

    Cuando a una persona le preguntamos que tipo de ciencia es la economía, casi invariablemente nos dice ” es una ciencia exacta”. Cuando hablamos de la actual crisis nunca se omite el terriblemente impropio adjetivo calificativo de “económica”. Pero nadie habla de valores, de ciencias y sucesos sociales, humanos.
    Tu artículo va en mi misma línea de pensamiento. Atrás de cada actividad hay personas que las realizamos.

    Un abrazo

    Julio

    • abril 18, 2013 en 3:35 pm

      Gracias Julio, lo que expones no es si una muestra de lo que se piensa consciente o inconscientemente.
      Saludos,
      Miguel Angel

  6. Cayetano
    abril 18, 2013 en 2:12 pm

    Miguel Angel, a mi entender, los motivos fundamentales para que las personas no esten comprometidas y satisfechas son, por un lado, que lleva tiempo y dedicación conseguirlo (hay que comunicar bien, hay que dedicar tiempo a ver que necesita el equipo y cada persona individual y ayudar a conseguirlo, explicar el por qué se hancen las cosas de una forma u otra, el entrenar y mejorar la formación de cada individuo, etc..) y, por otro, que en las empresas donde hay varios niveles jerárquicos de directivos no todos actúan de la misma forma en cascada, por lo que se rompe esa sintonía en algún momento o viene rota desde arriba.

    La solución, para mí, viene fundamentalmente de que el lider de la compañia crea, quiera y se asegure que esa es la cultura real de la empresa (no la que sale en las memorias anuales sino la que se respira realmente) y que no se permita que haya directivos que no la sigan… para ello, también estoy de acuerdo, los resultados hay que verlos a mas largo plazo y conseguir que también los directivos se sientan vinculados con la empresa, cosa que creo cada vez pasa menos, por desgracia.

    Muchas gracias, una vez más, por la dedicación semanal a compartir estas buenas teorías..

    Un abrazo,
    Cayetano

    • abril 18, 2013 en 3:38 pm

      Cayetano, estoy totalmente de acuerdo con tus observaciones. Por eso es tan importante que el máximo responsable de una organización se rodee de los directivos adecuados, y no de cualquier persona. Muchas veces se mira si posee los conocimientos técnicos para desempeñar su trabajo y menos veces se mira que tipo de persona es el directivo que vamos a contratar. Así se cuelan directivos más o menos competentes desde el punto de vista técnico, y que dejan bastante que desear desde el punto de vista humano.
      Muchas gracias Cayetano.
      Saludos,
      Miguel Angel

  7. abril 18, 2013 en 4:02 pm

    Estoy totalmente de acuerdo y satifecho con su practica tan importante de esa oganizacion de directivos que cualquiel persona posee los que va a contratar en su recono miento

  8. albert aniceto martínez
    abril 18, 2013 en 11:00 pm

    Hola Miguel Angel,
    sería bueno que empresas focalizadas en el beneficio máximo, pensaran algún día en su activo más importante : la plantilla. Sin su esfuerzo y constancia, el beneficio nunca llegaría.

    Saludos

  9. Rafa Zito
    abril 19, 2013 en 1:40 pm

    Buenas tardes, primero felicitarte por el blog, me gustaria estrenarme en la seccion comentarios, aportando que seria interesante movernos o conocer cuales son tus experiencias dentro de un entorno hostil dentro de las empresas, todos sabemos que
    hemos de hacer cuando las cosas van bien pero pocos libros hay ante un entorno crispado por ejemplo: como motivar a trabajadores que se les baja el sueldo o como incentivar a comerciales en un mercado con exceso de oferta o como implicar a un trabajador brillante afectado por ERE temporal. Espero haberme explicado. Buen fin de semana.

    • abril 19, 2013 en 3:13 pm

      Rafa te has explicado perfectamente. ¿Cómo motivar a los trabajadores cuando hay un ERE o una reducción de salarios. Hay que preguntarse cuales son las razones de ese ERE o disminución de salario. Si el empleado ve que la empresa no ha hecho todo lo posible para evitarlo, dificilente se va a motivar ese trabajador. Su desmotivación actual es fruto de que quizá la empresa no ha sido capaz de evitar esa situación, porque no ha querido o porque no ha sabido darse cuenta tiempo atras que podían venir épocas difíciles y que alg había que hacer. Si la empresa ha hecho todo lo posible por salvar la situación, entonces si el empleado está desmotivado allá él.
      Si la empresa está en un momento hostil lo que tiene que preguntarse la dirección son las causas de esa hostilidad. Si la dirección tiene parte de responsabilidad en esa hostilidad, entonces rectificar el ambiente de la empresa lleva mucho tiempo. Si la dirección no tiene responsabilidad en la hostilidad, entonces deshacerse cuanto antes de los empleados hostiles.
      Gracias Rafa y también buen fin de semana.
      Miguel Angel

  10. Elena Jiménez-Arellano
    abril 19, 2013 en 5:53 pm

    Miguel Angel, me parece acertadísimo el tema del post de esta semana. Y hay un aspecto que me gustaría señalar.
    Cuando dices “tan sencillo como tratarlos como personas, con respeto y dignidad” yo pienso que no es tan sencillo.
    Y no es sencillo porque el concepto “tratar como personas” aún tiene un contenido de significado muy pobre para algunos. Hay directivos que consideran que tratar como personas es dar silla y ordenador y un sueldo. Hay otros que piensan que saludar y sonreir a los trabajadores es suficiente o que hacer una fiesta de Navidad de la empresa es el no va mas.
    Pero hay mucha profundidad en eso de tratar como personas que va mucho más allá. Y creo que sobre eso deberían reflexionar más los departamentos de RRHH.

    • abril 23, 2013 en 10:25 am

      Efectivamente Elena, el “tratar como personas” es algo muy profundo y cada uno llegamos a entender lo que llegamos a entender. En cualquier caso ponernos en la situación del otro puede facilitar la actuación, Aunque siempre hay qgente que no se respetan ni a sí mismos, por lo que este consejo también es problemático.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  11. abril 22, 2013 en 9:03 pm

    Hola Miguel Ángel, un poco tarde mi comentario… leí el post la semana pasada y no tuve tiempo de comentar. Lo he releído hoy y creo que es la primera vez que no estoy de acuerdo, al menos con el titular… con el fondo si, pero con el titular no tanto… me acuerdo del viejo dicho de “a todos los tontos les da por lo mismo”.

    Me cuesta mucho separar la insensatez de la mala intención. Hay muchos corruptos, que son insensatos porque se sienten con impunidad absoluta… y luego se hacen los tontos: “yo no sabía…”. Hay mucho “perezoso” que no se esfuerza en ver más allá de su bonus… ¿insensato?… la empresa quiebra, pero él se va a casa con su bonus, su indemnización y su insensatez… si ahí no hay maldad no se donde está entonces la maldad.

    Lo que si que creo realmente es que “hay más miedo que mala intención”.

    Gracias Profesor!

    • abril 23, 2013 en 10:27 am

      Luis, lo que dices no es estar en desacuerdo con lo mío. Es abundar en el tema y extenderlo un poco más. Yo suscribo totalmente todo lo que dices.
      Un abrazo y gracias.
      Miguel Angel

  12. abril 22, 2013 en 9:07 pm

    Por cierto, acabo de suscribir a mi mujer al blog. Debería de haberlo hecho antes… gracias y hasta el jueves!

  13. abril 30, 2013 en 5:01 pm

    Miguel Ángel, saludos desde Perú y felicitaciones por el blog. Soy profesor de Ética Empresarial y comparto la perspectiva que tienen en Navarra sobre la empresa. Este artículo me ha hecho pensar en que efectivamente, a la hora de tomar de decisiones, el no tener una perspectiva unitaria sobre la persona y sobre la empresa, lleva a esas dicotomías incluso en personas que quieren hacer las cosas bien. Me convenzo cada vez más de la necesidad de los buenos fundamentos antropológicos y éticos en la formación de los que dirigen la empresa. Un fuerte abrazo y adelante con el blog que también comparto con mis alumnos.

  14. Marta Perez Plaza
    mayo 17, 2013 en 6:55 pm

    Miguel Angel, muchas gracias, me has hecho pensar… Cuantas veces me ha venido a la cabeza en el trabajo “…pero y este comentario inoportuno? Pero no se ha dado cuenta de que con esa forma de exponer el asunto o de actuar ha dejado en muy mal lugar a esta otra persona? ” o bien ” pero de verdad este hombre no ve que la verdadera motivacion de fulanito para hacer tal cosa no es la que el supone que es?”. Yo creo que a veces nos falta mucha mano izquierda y no nos podemos en lugar del otro. Aunque yo personalmente he dejado de enfadarme por este tipo de cosas en el trabajo porque realmente creo que en general mucha gente simplemente no lo ve o no se da cuenta. No es tanto la mala intencion la culpable como la falta de interes en pensar como le van a afectar tus actos a tu companero/subordinado/jefe. Pero eso si, tengo que decir que a mi siempre me ayuda a conseguir el objetivo cuando me paro 5 minutos a pensar como le van a sentar mis palabras al vecino!

  15. octubre 17, 2013 en 2:08 pm

    Took me time to read all the comments, but I relaly enjoyed the article. It proved to be Very helpful to me and I am sure to all the commenters here! It’s always nice when you can not only be informed, but also entertained! I’m sure you had fun writing this article..

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: