Inicio > Estrategia, Modos de decidir > Más de Big Data

Más de Big Data

big dataEmpecé a hablar la semana pasada de la posibilidad técnica que hay actualmente de recabar y analizar información que hasta ahora no había manera de procesar. Ahora hay tecnologías suficientes para hacerlo. Una empresa puede saber qué es lo que se dice sobre ella en las redes sociales. Puede saber qué se dice sobre los competidores y calibrar cuáles son sus ventajas y debilidades comparativas. Se puede saber lo que se opina sobre sus productos, y muchísimas cosas más.

Todo esto hace que las profesiones de analista de datos, “data scientist” y sus variantes estén en gran demanda. Pero hay un problema. Por un lado los técnicos, los que saben extraer y analizar los datos no suelen tener suficiente conocimiento de negocio para saber la utilidad que puede tener para la empresa los conocimientos que ellos tienen. No suelen tener conocimientos suficientes de negocio para saber qué tipos de ventajas pueden aportar. Por otra parte, los directivos, en general, desconocen las posibilidades tecnológicas que existen y que serían útiles para mejorar sus negocios. Son dos tipos de perfiles que hablan idiomas distintos.

Las empresas que consiguen superar esta brecha son capaces de sacar mucho partido a la información que disponen. Sus directivos muchas veces desconocen que poseen esa información. Un perfil profesional que va a estar en gran demanda es el de aquél que sepa conectar ambos mundos. Aquel que tiene suficientes conocimientos de negocio para saber a qué problemas se enfrenta la empresa y cómo mejorar su competitividad y a la vez tiene suficientes conocimientos técnicos como para saber liderar un equipo de tecnólogos. Creo que ese perfil va a estar en gran demanda.

Como cuña publicitaria, el pasado mes de julio ofrecimos en el IESE un curso de dos sobre “Big Data”, y en el próximo junio del 2018 ofreceremos otro. Esperamos facilitar que las empresas puedan utilizar mejor los recursos que poseen en forma de datos.

Hasta el jueves que viene, y el que tenga interés en este curso, que no dude de ponerse en contacto con nosotros aquí

  1. noviembre 16, 2017 en 11:31 am

    Gracias por tu artículo profesor Ariño, describe muy bien el cambio transformacional que vivimos actualmente con las herramientas que nos ofrece el análisis predictivo, la automatización y la inteligencia artificial. Me dedicó a este ámbito en Kudzu Partners y puedo certificar la diferencia en productividad que contar con estas herramientas proporciona a las empresas. Sin embargo cabe recordar que no se desarrollan solas, que detrás de ellas hay personas con una necesidad de formación continua muy elevada y que el beneficio de implementar estos cambios se ve al largo plazo fruto de las mejoras por el aprendizaje tanto de estos actores como del propio sistema.
    Un abrazo,
    Joaquim

    • noviembre 20, 2017 en 5:54 pm

      Efectivamente Joaquim, es algo que no se consigue con unos cursillos. Hay que saber del tema. Creo que lo que apuntas es el problema más complejo con el que se enfrentan las empresas. Encontrar especialistas, que no abundan y no se pone en práctica de la noche a la mañana. Pero es algo que quien e quede atras se resentirá en el futuro.
      Gracias por participar EMBA’17
      Miguel Angel

  2. noviembre 16, 2017 en 11:34 am

    Has dado en el clavo, Miguel Ángel.
    Hay empresas q visualizan a un joven tecnólogo recién licenciado para ese puesto. Es el camino al fracaso garantizado. Un saludo

    • noviembre 20, 2017 en 5:55 pm

      Daniel, para que funcione hay que tomárselo en serio, no basta con encárgarselo a alguien. Ha de estar empeñada la alta dirección.
      Gracias,
      Miguel Angel

  3. Iñaki Puigdollers
    noviembre 23, 2017 en 3:12 pm

    Relflexiones como esta son necesarias. La liebre salto allende 2012 cuando Harvard clamaba con voz bien alta: “Data Science is the sexiest job in the 21st century”. Desde entonces la carrera por capitalizar los datos de todas las empresas, en especial las que tenían un propuesta de valor on-line (ya sea via web o via app) ha sido feroz. Y como bien puntualizas, no todo el mundo sabe cómo y, lo que es más grave, por qué. SI bien es cierto que la gente del sector estamos trabajando duro para hacer que todo el mundo olvide esas, en mi opinión, en parte desafortunadas palabras de la HBR de 2012 y entiendan la realidad que hay detrás de todo esto. La clave está en que no se trata de “Data Magic”, sino “Data Science” señores.

    • noviembre 28, 2017 en 3:19 pm

      Recuerdo Iñaki ese artículo de la harvard Business Review. La empresa que no empiece a hacer uso de los datos que tiene, quedará muy muy rezagada. Pocas se dan cuenta de la revolución que ya está aquí.
      gracias por participar Iñaki,
      Miguel Angel

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: