Inicio > Estrategia, Modos de decidir > Estirar el brazo más que la manga

Estirar el brazo más que la manga

peligroEs conocida la historia del granjero que cada día le daba un poco menos de paja a su burro. El granjero comprobaba que su burro seguía trabajando y que cada vez le costaba menos alimentarlo. Ya sabemos lo que pasó. Ante la sorpresa del granjero un día el burro desfalleció.

Hay empresas que, poco a poco, para ahorrar costes rebajan la calidad de sus productos. Cada cambio es imperceptible, pero el acumulado acaba pasando factura a la empresa sin que esta se vaya dando cuenta. Lo que pagan los clientes es cada vez un poquito más y el servicio cada vez un poquito peor. Al principio la desafección de los clientes no es alarmante, pero llega un momento que se van en tromba.

No se puede estirar el brazo más que la manga. Hay que dar la calidad que se espera y si se rebaja la calidad es porque se percibe que los clientes prefieren pagar menos y recibir menos. Pero regates en corto a base de quitarle al burro cada día un gramo de alimento, tienen un efecto acumulado mortal.

Hay sorpresas que son perfectamente predecibles. Hay curvas que no se ven porque no se quiere mirar. Hasta el jueves que viene. Os dejo una foto de una sesión que me pidieron dar hace unos dias a unos veinteañeros. Me hacen mucha ilusión ese tipo de sesiones.

conferencia

  1. enric moran
    octubre 31, 2019 de 10:13 am

    Etas describiendo a Alfa Romeo. Un gran patrimonio como marca, que paulatinamente han ido perdiendo a base de reducir los estandares de calidad y actualmente se hallan en el mas absoluto desastre comercial. Los clientes ya no se fian.Es probable que cierren, porque es muy dificil recuperar la confianza.

    • noviembre 2, 2019 de 9:45 am

      Gracias por la información Enric. No conocía la situación de esa empresa.
      Saludos,
      Miguel Angel

  2. octubre 31, 2019 de 6:12 pm

    Algunas empresas también ahorran en costes reduciendo la plantilla. Los trabajadores que quedan aumentan su volumen de trabajo y, como el burro de la historia, pueden un día desfallecer.

    • noviembre 2, 2019 de 9:47 am

      Sí Angel, eso pasa a veces. No sabiendo los responsables de esas empresas que ese estrés por parte de los empleados les hace ser menos productivos.
      Muchas gracias por participar,
      Miguel Angel

  3. noviembre 2, 2019 de 5:14 am

    No podemos descuidar ni hacer este tipo de cosas con nuestras empresas cada vez debemos es cuidarlas y sumarle un poco mas cada vez para hacerla crecer tanto en tamaño como en calidad.

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: