Intereses personales

Cuando se trata un asunto los que defienden una cosa esgrimen razones a favor y muestran los problemas que tiene el hacer lo contrario, y a los que defienden lo contrario les pasa al revés.

Un fumador que argumenta que en tal lugar se permita fumar, su argumento tiene poco valor, pues como es fumador tiene un interés personal que se pueda fumar. El argumento tendría fuerza si lo defendiera un no fumador, pues estaría libre de intereses personales. Análogamente, el argumento de que no se permita fumar tiene fuerza si lo defiende un fumador. Si lo defiende un no fumador pierde fuerza, pues otra vez no se sabe si está defendiendo un interés personal.

Que determinadas reuniones no se tengan en inglés, sino que se tengan en español tiene fuerza si el que lo argumenta sabe inglés. Si no sabe inglés no se sabe ese idioma, seguramente estará defendiendo un interés personal y no un convencimiento de que es mejor utilizar en esa reunión el español.

Directivo, cuando se discute sobre algo y alguien defiende una postura, lo primero que hay que averiguar si tiene un interés personal en esa postura. Si lo tiene, sus argumentos carecen de fuerza. Es famosa la frase de alguien que dijo “que difícil es que alguien entienda una cosa si su salario depende de que no lo entienda”. Intereses personales. Hasta el jueves que viene.

  1. enero 13, 2022 at 9:46 am

    Gracias Maestro. Por eso es fundamental conocer los conflictos de intereses que existen en quienes tanto interés manifiestan en proceder con un cambio de proceso o una política concreta, en la empresa y también a nivel social, como podría ser la vacunación masiva, sin distinguir entre las circunstancias personales de cada individuo valoradas por su médico de cabecera.
    Si son los CEO de Pfizer o Moderna que dicen que hace falta una dosis cada 3 meses después de haber vendido miles de millones, con la promesa de que tenían una efectivad del 90% con 2 dosis, o un epidemiólogo que recibe dinero de las farma para su tesis doctoral, o tiene inversión en empresa que produce test de antígenos, o los canales de TV son propiedad de los mismos accionistas que dichas farma….. tenemos un problema de independencia de información. Y si a eso se le suma la censura de cualquier otra voz de especialistas sin esos conflictos, podemos llegar a lugares muy, muy perversos.
    Follow the money, y otras cosillas que al final llevan al dinero a o su falta, presente o futura.

    • enero 15, 2022 at 5:49 pm

      Interesantes tus apuntes Oscar. Una gran responsabilidad la de los que tienen que abordar esas decisiones que apuntas. Gracias por participar y saludos,
      Miguel Angel

  2. enero 13, 2022 at 11:16 am

    Feliz año. Entiendo lo que quieres decir y lo comparto. Sin embargo, habría que matizarlo o, al menos, excluir a los abogados cuando están en un juzgado.
    Los abogados necesariamente defendemos intereses personales (ni que sea ganar el procedimiento o perder lo mínimo); nuestros argumentos no carecen de fuerza. El juez valora los de ambos abogados y decide cuál de los dos le convence más.

    Aunque obviamente cuando hay un interés personal ese sesgo pueda hacer pensar que uno tiene más razón de la que realmente tiene, ello no invalida la razón que pueda tener. Yo no fumo y me molesta el humo. Si digo que fumar es malo para la salud y que es mejor no hacerlo, mi interés personal no le quita valor a mi argumento.
    Por tanto, el interés personal ha de eliminar la confianza ciega en el argumento, pero su valor es independiente.

    • enero 15, 2022 at 5:50 pm

      Evidentemente Chantal. Lo expuesto en este mensaje no aplica al caso que apuntas. Muy interesante observación en la que yo no había caído. muchas gracias y saludos,
      Miguel Angel

  3. Paco Menéndez
    enero 13, 2022 at 1:55 pm

    Hola Miguel Ángel,

    Un tema muy interesante el de hoy, que tiene varias ramificaciones importantes.
    Para mí, quizás sean dos: los conflictos de interés y los incentivos que tiene la persona que toma la decisión. El caso del fumador es paradigmático, aunque yo creo que el más importante es el de los incentivos, porque alguna vez quedan más ocultos que el otro

    Un saludo,

    Paco Menéndez

    • enero 15, 2022 at 5:51 pm

      Tocas un tema muy interesante Paco, el de los incentivos. Eso da para muchas tesis doctorales. Gracias por participar,
      Miguel Angel

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: