¿Se equivoca Zapatero?

Zapatero, el presidente del gobierno español, anunció el pasado fin de semana que no se volverá a presentar en las elecciones generales que se celebraran dentro de un año en España. Para los lectores de fuera de España informo que en las dos elecciones anteriores se presentó y salió elegido presidente. Sin entrar a juzgar la conveniencia de que Zapatero acuda o no a la reelección, que no es el objetivo de este blog, si que quiero apuntar que desde el punto de vista de la toma de decisiones el hecho que lo haya anunciado con un año de antelación, dadas las circunstancia actuales, lo juzgo una decisión correcta.

Esta actuación es correcta dadas las circunstancias actuales. No estoy diciendo que siempre un presidente deba anunciar con un año de antelación si va a concurrir a las siguientes elecciones. Pero la situación política y económica actual en España planteaba la duda, tanto dentro del partido político de Zapatero como fuera de él, sobre la conveniencia de que se presentara una vez más. Esta duda generaba dentro de su partido incertidumbre sobre si debería prepararse otro candidato y, en su caso, quien debería ser.

Con el anuncio de Zapatero esta incertidumbre ha desaparecido, y su partido puede empezar a trabajar en posibles alternativas con esta importante duda despejada. Queda así más facilitado el proceso de elección del próximo candidato. Lo cual no garantiza necesariamente que el partido siga un proceso de decisión adecuado.

Las organizaciones en su actividad habitual se enfrentan a dos tipos de incertidumbres. La propia del entorno, que siempre es incierto, y la que generamos las personas con nuestras actuaciones. Con la primera irremediablemente hay que convivir, pero la segunda se puede evitar con tal que dejemos claro a la gente cómo vamos a actuar. Y esto es lo que ha hecho Zapatero con su partido. El máximo responsable en España de una multinacional fabricante de automóviles me explicaba un día en el IESE que él dejaba a sus directivos y empleados muy claro lo que esperaba de ellos y cómo los iba a juzgar, de modo que estos supieran a qué atenerse y pudieran dirigir todos sus esfuerzos en hacer bien el trabajo. Me pareció un modo de hacer muy acertado.

Dejo un video que me han hecho en el que presento un programa de tres días en el IESE sobre Toma de Decisiones. Hasta el jueves que viene, y que el video no te haga olvidar retuitear este mensaje. Gracias

  1. Aïda
    abril 7, 2011 en 8:14 am

    No veo claro que fuese una buena decisión. Me parece que cuando uno anuncia que se va pierde toda autoridad.

    • abril 8, 2011 en 12:07 pm

      Aída, no necesariamente se pierde autoridad cuando uno anuncia que se va. Aún así, si este fuera el caso, quizá los beneficios de despejar las incertidumbres sean superiores a la posible pérdida de autoridad.
      Gracias por tu comentario y bienvenida al blog,
      Miguel Angel

  2. abril 7, 2011 en 9:11 am

    Comparto plenamente el planteamiento de que la decisión es correcta al desaparecer la incertidumbre.

    Sin embargo, la realidad es que la motivación de Zapatero para adoptar dicha decisión es fundamentalmente política, ya que pretende situar a su partido en el mejor escenario en las próximas elecciones generales. Este es, bajo mi personal punto de vista, uno de los males de nuestro país: priorizar las “políticas de partido” frente a una “gestión de calidad” que beneficie al conjunto de los ciudadanos.

    Te felicito, Miguel Ángel, por tu blog que sigo con mucho interés. Un saludo

    • abril 8, 2011 en 12:09 pm

      Gracias José María. Sean cuales sean las intenciones de esta decisión, lo cierto es que ahora están en mejores condiciones de abordar el futuro que antes del anuncio. Si lo que dices es cierto, cosa que no entro a valorar, esas prioridades dañan al país y sobre todo al que así actúa.
      Hasta la próxima,
      Miguel Angel

  3. abril 7, 2011 en 9:52 am

    Sin hacer comentarios políticos, observaría que la decisión tiene un punto malo también: que ahora está cierto que cambiará el líder en 2012. Con esto el mundo de los funcionarios parará a partir de ahora, porque la política cambiará sí o sí y no querrán empezar con nuevos proyectos de medio plazo que es muy probable que no acabarán. Este parálisis, en tiempos de “crisis” como ahora, podría salirle muy caro a España.

    • abril 8, 2011 en 12:12 pm

      Rob, hacía meses que no comentabas nada. Me alegra de volverte a ver por el blog. A ver si nos vemos un día por el IESE. Totalmente de acuerdo con lo que dices, pero con la situación de incertidumbre que había antes ¿no facilitaba también la parálisis de la gestión pública?
      Antes se pasaban el tiempo especulando, ahora saben a qué atenerse,
      gracias y a ver si nos vemos,
      Miguel Angel

      • abril 8, 2011 en 2:43 pm

        Hmmm. ¡Podría ser que tengas razón!

        Siento mi ausencia. En este caso me ha interesado particularmente el ángulo político. Si te interesa en la política británica, tengo ahora mi propio blog medio exitoso en The Centre Left. Pero a lo mejor aún el New Labour es demasiado de izquierdas por tus lectores 😉

        Nos vemos fijo la próxima vez cuando esté en IESE!

  4. Luis
    abril 7, 2011 en 10:40 am

    Un artículo valiente.

    Me resulta muy difícil intentar estudiar una decisión de Zapatero sin prejuzgarle por lo que conozco de él, pero creo que me parece correcto el razonamiento que propones.

    Su decisión contribuye a despejar incertidumbres innecesarias, y a que la gente se centre más en lo importante… eso es positivo. El resto de la situación y decisiones son harina de otro costal, y para eso debería de existir un plan de acción nacional y consensuado como bien propusiste.

    ¡Gracias y hasta el jueves que viene!

    • abril 8, 2011 en 12:32 pm

      Luis, prefiero ilustrar los principios de toma de decisiones con ejemplos de la vida diaria. Así entran más facilmente. También intento ser positivo y no hablar mal de nadie. Lo que no implica que está a favor (ni en contra) de lo que está haciendo el gobierno actual. No me pronuncio.
      Los planes de acción que surgieron de este blog pueden ser un buen inicio de reflexión, como dices. Quizá proponga más adelante un debate sobre que decisiones debe tomar el nuevo gobierno que salga dentro de un año. Ya veré.
      Gracias,
      Miguel Angel

  5. Chema
    abril 7, 2011 en 4:58 pm

    Acabo de explicar a mis alumnos a Ortega y Gasset. Lo fundamental en Ortega es la doctrina del punto de vista y de la perspectiva. ZP con la decisión tomada, desde el punto de vista de su partido ha tomado una buena decisión, elimina la incertidumbre que tenían todos, aclara las perspectivas del partido. Pero esto es relativo.
    ZP no tiene una sola perspectiva, para entender a este hombre, debemos sumar todas sus perspectivas, una de ellas es de presidente del gobierno. Si España tiene unos presupuestos generales del estado hechos por un gobierno que tiene fecha de caducidad, con una circunstancia que lo agrava más: el gobierno que salga de las elecciones de 2012 no podrá cambiar nada hasta el año siguiente. Cosa que hace más complicada la recuperación económica. Cuando si reconoces que no vas a seguir y tu eres el responsable de muchas de las cosas que pasan en este país, la decisión debería haber sido la de dimisión y elecciones el 22 de mayo. Pero eso habría sido malo para su partido porque no le habría dado tiempo a preparar un candidato. Entonces esta decisión debería haberse tomado unos meses antes. Por lo tanto pienso que su decisión no ha sido la correcta, para desgracia de los españoles.
    Ortega diría que hay más perspectivas en la vida de este hombre, pero eso nos llevaría a cierto relativismo de que todas son válidas porque todas tienen algo de verdad lo cual nos llevaría al absurdo.
    El porque ZP ha obrado de esta forma viene dado porque no se puede pedir peras al olmo, es un hombre de parido no de estado. ZP no ha sabido salvar sus circunstancias, por eso su toma de decisiones es tan discutible.

    Gran blog Miguel Ángel

    • abril 8, 2011 en 12:43 pm

      Chema, quizá debía haber tomado otras decisiones en otro momento. Pero la semana pasada, ante la disyuntiva sobre si revelar o no su intención de no presentarse, creo que decidió correctamente. Lo que no significa que otras decisiones lo hayan sido o no.
      Gracias Chema, y me acuerdo de lo de agosto.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  6. Santi
    abril 7, 2011 en 6:01 pm

    Buenas tardes,
    Otros aspectos que me parecen importantes, además del tiempo, en la toma de esta decisión son:
    – Lugar
    – Modo
    – ¿Por qué?
    – Antecedentes
    – Consecuencias externas e internas

    * Lugar y modo: En una reunión del comite federal del partido un sábado por la mañana.
    * ¿Por qué?: “Porque no se puede ser siempre el mejor delantero” (hay gente que no necesita abuela)
    * Antecedentes: Renuncia de Aznar y elección del mejor candidato (a su juicio).
    * Consecuencias: Lanzar la carrera electoral un año antes de las elecciones (con la que está cayendo). ¿Cómo afronta el individuo y su equipo el último año de mandato?

    Miguel, ¿te parecere interesante hacer un segundo post con estos otros aspectos?

    • abril 8, 2011 en 12:48 pm

      Huy Santi, en los juicios que propones hay mucha subjetividad y muy distintos puntos de vista. Todos los asuntos que propones son muy válidos e interesantes, pero yo no conozco suficientemente la decisión para analizarla. Además no estaría libre de apasionamientos. Simplemente pretendo ilustrar algunos principios de la toma de decisiones. Si supiera más del asunto específico que planteas lanzaría un post, pero no es mi “expertise” esta materia. Pero gracias y por supuesto que todo tu análisis es muy válido y necesario.
      Saludos,
      Miguel Angel

  7. Paco
    abril 7, 2011 en 11:03 pm

    Hola Miguel Angel,

    Has sido valiente con este post mojándote en un tema muy controvertido 😉
    Yo creo que por una parte es correcto porque despeja la incertidumbre, aunque también genera incertidumbre de otro tipo: ya no se sabe quién manda y deja un poco cojas su autoridad para tomar decisiones, especialmente las desagradables.

    Hay quien dice que precisamente su renuncia le permitiría tomar esas decisiones desagradables porque así personificará el mal que representan. Esto es un poco injusto, aunque yo creo que puede tener un punto de verdad.

    Pongamos el caso: se convocan elecciones y sale elegido un nuevo candidato (da igual sea socialista o del PP). Tomarían las mejores decisiones para España aunque tuviesen que pagar un precio político? O lo harían en función de sus intereses políticos y los de su partido buscando no tomar medidas desagradables a la opinión pública?

    Hemos visto muchos casos en los que se ha evitado tomar decisiones correctas a tiempo por parte de PSOE y PP: reforma de las pensiones, reforma del sistema financiero, reforma del mercado de trabajo (recordar la marcha atrás de Aznar), etc.
    Por eso, quizás sea este el momento de hacer los ajustes que necesitamos. Y precisamente Zapatero sea la persona adecuada: a priori ya no tiene nada que perder.

    Un saludo,

    Paco

    • abril 8, 2011 en 12:55 pm

      Paco, no me he mojado. Simplemente digo que desde un punto de vista una decisión ha sido correcta. Lo que tú planteas es si el sistema político actual facilita o dificulta que los representantes actúen en favor de los representados. Si el sistema actual es perverso o no. Es como el comentario que hace José María (un poco más arriba).
      Muy acertado de que si no te presentas a la reelección puedes hacer ahora cosas que no harías si tuvieras que ganar otras elecciones.
      Gracias,
      Miguel Angel

  8. abril 8, 2011 en 2:48 pm

    Rob, miraré tu blog. Seguro que es muy interesante. Y a mis lectores les gustará también. No hay perfil político a priori.
    gracias,
    Miguel Angel

  9. Emilio
    abril 9, 2011 en 8:06 pm

    En mi opinión en democracia, en unas elecciones, no es a quién se elige el acto mas democrático, lo explico. Se elige una esperanza, un proyecto, tristemente en muchas ocasiones una idelología. Es el rechazo de quien gobierna el acto mas sublimemente democrático, en mi opinión, es la expulsión de un gobernante por sus actos. Es la confirmación de que quien nos gobierna no merece seguir haciéndolo. No por su proyecto sino por su gestión. El Presidente Zapatero es bien conocido por sus actos, por su gestión, y sus actos generan hoy reconocido rechazo, incluso entre su electorado. El Presidente se equivoca, es desleal a la democracia que tanto cita, debería presentarse a las próximas elecciones generales, porque no haciendolo nos hurta a los ciudadanos nuestro mas legítimo derecho democrático, mandarlo a la pastelera calle.

    • abril 10, 2011 en 7:01 pm

      Emilio, respeto todas las opiniones, y no digo si comparto la tuya o no. Simplemente el mensaje de esta semana habla de un decisión concreta de Zapatero, y lo que digo en el post es que es mejor que haya anunciado ya su decisión de presentarse o no a las siguientes elecciones que el que hubiera retrasado el anuncio de esa decisión. En el mensaje, en ningún momento he hecho ninguna valoración política. Y por supuesto respeto la tuya. No he hablado de si me parece bien o mal el que se retire o el que se presente otra vez. Prefiero que este blog no se convierta en un foro de debate político. Es un blog para reflexionar cómo tomar mejores decisiones.
      Gracias por tu comentario y sigue participando
      Miguel Angel

  10. Antonio
    abril 10, 2011 en 8:22 am

    Excelente análisis, pero debo indicar que la única decisión correcta era la convocatoria de elecciones anticipadas de forma que un nuevo Gobierno con renovada confianza tras las urnas, pudiera diseñar unas políticas acordes con los tiempos que corren. Debo decir que soy de los “indecisos”, no tengo filiación política y ante la eventual necesidad de ejercer mi derecho al voto suelo llevarme las manos a la cabeza porque debo elegir siempre entre lo menos malo en mi opinión.

    Por tanto en total desacuerdo con su punto de vista: sólo es correcta la decisión de este señor desde la perspectiva del partido que lidera, por tanto “globalmente” incorrecta, egoista, partidista y que demuestra que nuestra clase política sólo vela por sus intereses personales y/o de grupo… nada nuevo bajo la luz del sol cabe añadir.

    • abril 10, 2011 en 7:06 pm

      Antonio, de la confrontación de opiniones surge la riqueza del debate, así que bienvenido. Las decisiones son correctas o incorrectas; o más o menos correctas o más o menos incorrectas. No hay decisiones correctas desde un punto de vista e incorrectas desde otro. La realidad es única y no separable.

      Me parece que hablar de “La única decisión correcta” con la que empiezas tu comentario es un poco leonino. Hay muchas posibles decisiones correctas.
      Si eres indeciso sigue informándote y a ejercer tu derecho a voto. Lo único que este no es el foro de debate e información política, sino de reflexión sobre cómo tomar decisiones.

      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  11. Irene Diez
    abril 10, 2011 en 8:46 pm

    Efectivamente puede que la decisión sea buena para su partido. Pero no hay que olvidar que también es el presidente de España. Y para España, es acertado?. Nos encontramos en un país devastado por la crisis que ha perdido la esperanza. Si no hubiera dicho nada, aún podríamos pensar que aunque sólo fuera por motivos egoístas, de cara a la reelección tomaría alguna medida acertada que beneficiase al país. Pero ahora, qué podemos esperar?. Absolutamente nada.

    • abril 12, 2011 en 9:21 am

      Irene, mira mi contestación al comentario anterior de Antonio,
      Gracias.

  12. abril 11, 2011 en 10:01 am

    Hola Miguel Angel;
    Coincido con tu analisis y SI es una decisión acertada. ¿Pero este hombre(ZP)ha tomado alguna vez una decisión acertada? Creo que es un experto en crear cortinas de humo y esconder la pelota sin tomar las decisiones que debiera tomar para el bien de su Empresa(PSOE), creo que lleva un tiempo intentando ocultar la verdadera situación de España a EUROPA y como es experto en cambiar la realidad.., quizas lo consiga aunque los datos estan ahi. De todas formas creo que este pais necesita otro perfil de politico en general mas accesible y mas preparado que cambie de una vez y para siempre esta tendencia de paro, pobreza, desconfianza, economia sumergida, corrupción y demas asuntos que todos conocemos.., quizas en el 2022…

  1. marzo 8, 2012 en 8:03 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: