Inicio > Consideraciones prácticas, Modos de decidir > Pero ¿necesita España rescate o no?

Pero ¿necesita España rescate o no?

En el mensaje que publiqué hace dos semanas estaba candente el tema de si España iba a necesitar ser rescatada o no. Los comentarios a ese mensaje sugieren un debate, que propondré a la vuelta de vacaciones. En los últimos diez días ya practicamente no se habla de esto. Wikileaks y el caos en los aeropuertos españoles han tomado el protagonismo. Los próximos días el tema candente será otro distinto.

Este hecho me permite hablar hoy de un error que a veces cometemos cuando tomamos decisiones. Muchas veces damos un peso excesivo a la información más reciente o la información que es más fácil de recordar. Si tenemos noticias de dos personas que han fallecido de cancer de pulmón, tendemos a pensar que el cancer de pulmón es incurable. Si los titulares de los periódicos informan de un accidente aereo con 100 fallecidos, la semana siguiente se viaja menos en avión. En Florida hace unos años un tiburón mordió a un bañista y ese verano disminuyó el turismo en esas playas.

La situación financiera y económica de España no ha cambiado en 15 dias, sin embargo hace dos semanas estábamos preocupados por si íbamos a ser rescatados, y ahora ya ni se habla del tema. Cuando tomamos decisiones no debemos dejarnos arrastrar por las últimas impresiones o por hechos impactantes. Nos podrían hacer ver la realidad de modo muy sesgado y esto siempre dificulta la buena toma de decisiones. La semana que viene felicitaré la navidad.

  1. Angel L.
    diciembre 16, 2010 en 10:15 am

    Hola Sr.Ariño. Me he suscrito hace poco a su blog, me parece muy interesante y que debate de forma directa temas de actualidad económica y social. Me gustaría dejar mi comentario en forma de pregunta: Y no será que muchas veces los gobiernos y los medios de comunicación ayudan a propagar ciertas noticias para hacer de cortina de humo y tapar asuntos delicados como el rescate?

    • diciembre 16, 2010 en 7:22 pm

      Pues seguramente tienes razón Angel, y creo que más que los gobiernos son los medios de comunicación los que indican en cada momento donde dirigimos nuestra atención.
      Me alegro que te guste el blog.
      Saludos,
      Miguel Angel

  2. roberto martinez
    diciembre 16, 2010 en 10:56 am

    Miguel, últimamente estás tocando muchos temas de toma de decisiones relacionados con los flujos de información en los medios o agregados de conocimiento masivo. Teorías como la espiral del silencio o la agenda setting están clavadas en tus perspectivas. Mauro Wolf (Edit Pairós, 1991) nos decía más o menos lo mismo hace 20 años.. poco hemos evolucionado desde entonces. Seguimos basando nuestras decisiones (reacciones) en cimientos poco certeros y mal intencionados.

    Ya me gustaría ver un estudio de opinión pública más elaborado con tu perspectiva. Danos ese gusto.

    • diciembre 16, 2010 en 7:27 pm

      Roberto, también a mi me gustaría dominar todos los campos de la Toma de Decisiones, y en particular ese que indicas, pero uno no puede abarcar todo. De todas maneras, lo que empecé en el post de hace 4 semanas, sobre la “Sabiduría de las muchedumbres” es algo en lo que voy a profundizar más y ya iré hablando de ello en el futuro. Aunque también prometí hace 3 meses tocar el apasionante tema de la intuición en la toma de decisiones. Bueno, que tenemos en el Departamento del IESE muchos proyectos interesantes.

      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  3. Fran
    diciembre 16, 2010 en 12:11 pm

    Vivimos tan rápidamente que casi no nos da tiempo a valorar en su justa medida cualquier tipo de noticia, saber diferenciar la INFORMACION REAL es clave.
    Feliz Navidad a tod@s

    • diciembre 16, 2010 en 7:49 pm

      Feliz Navidad Fran,
      Miguel Angel

      • Fran
        diciembre 17, 2010 en 3:46 pm

        Igualmente. Y siga poniendo sobre la mesa digital temas tan interesantes y actuales que hacen pensar y reflexionar. Feliz 2011 .

  4. Carlos Molinas
    diciembre 16, 2010 en 12:15 pm

    Estoy de acuerdo que reaccionamos mucho más a la información del día. Según los científicos, este sesgo se debe a un proceso evolutivo. Si pones cien monos en una isla, los que sobreviven y se reproducen son los que reaccionan más rápidamente a una amenaza inmediata como el ruido de un león. Los que son capaces de predecir eventos en un futuro más lejano como un terremoto en seis meses, no suben al árbol tan rápidamente y sirven como merienda a los felinos.

    No estoy muy de acuerdo en que del tema no se habla. Moody’s acaba de poner er riesgo Español en revisión a la baja.

    Sin embargo, una ausencia noticias sobre el tema no justifica el obviar un debate fundamental sobre si, en el hipotético caso de una crisis, debemos aceptar o no un rescate, debemos impagar o no la deuda o debemos continúar en la moneda única.

    No estoy haciendo ningún análisis de valor o intentando medir las probabilidades o la intensidad de terremoto (históricamente no he sido muy bueno en ello) pero no estaría mal el pensar qué hacer para salvar el máximo de monos en nuestra isla. (apunte : el concepto de monos es general a la humanidad y no particular a una península o isla).

    • diciembre 16, 2010 en 8:20 pm

      Tienes razón Carlos, del tema del rescate se sigue hablando, pero desde hace dos dias. La semana pasada se había olvidado, y fue este olvido lo que me indujo a escribir este mensaje de hoy, que lo preparé hace tres días. Esto no hace más que reforzar la idea que expongo, que nos olvidamos de las noticias muy rápidamente, y al menor síntoma les volvemos a dar protagonismo.
      Ya discutiremos lo que propones de si será bueno que nos rescaten o no, pero lo dejo para despues de vacaciones,
      hasta la próxima,
      Miguel Angel

  5. Luis Angel Abad
    diciembre 16, 2010 en 2:45 pm

    Gracias, prof. Ariño por sus retos.

    Considero que la toma de decisiones ha de funcionar por igual tanto en el sector público como en el privado. Lo que ocurre es que el sector público, en este caso el político, es dado a correr cortinas de humo para evitar su desgaste electoral. Esto es evidente y lo vemos todos.

    Pero, por otra parte, quizás tambièn puede servir de estrategia de cara a eliminar lo que en otro post hablaba de la profecía autocumplida. Quizás se busque rebajar la fuerza de la profecía ofreciendo al pueblo otros debates que eviten que España esté saliendo siempre en los medios por los mismos motivos.

    En todo caso, considero que en nuestro caso particular, el hecho de hablar menos, pero sólo un poco menos, de la intervención económica de nuestro país se debe fundamentalmente a un interés electoralista.

  6. Luis Angel Abad
    diciembre 16, 2010 en 2:46 pm

    Luis Angel Abad :Gracias, prof. Ariño, por sus retos.
    Considero que la toma de decisiones ha de funcionar por igual tanto en el sector público como en el privado. Lo que ocurre es que el sector público, en este caso el político, es dado a correr cortinas de humo para evitar su desgaste electoral. Esto es evidente y lo vemos todos.
    Pero, por otra parte, quizás tambièn puede servir de estrategia de cara a eliminar lo que en otro post hablaba de la profecía autocumplida. Quizás se busque rebajar la fuerza de la profecía ofreciendo al pueblo otros debates que eviten que España esté saliendo siempre en los medios por los mismos motivos.
    En todo caso, considero que en nuestro caso particular, el hecho de hablar menos, pero sólo un poco menos, de la intervención económica de nuestro país se debe fundamentalmente a un interés electoralista.

    • diciembre 16, 2010 en 8:19 pm

      Si, Luis Angel, cuando se mezclan razones electoralistas todo se complica. Por otro lado como dices, conviene no estar obsesionado con si necesitamos ser rescatados o no, pues al final puede ser una profecía autocumplida.
      Gracias,
      Miguel Angel

  7. Juan Alegre
    diciembre 16, 2010 en 4:47 pm

    Miguel Ángel,
    es curioso como esto que comentas es lo mismo que pasa en la empresa. Muchos proyectos que se denominan estratégicos, cambia en cuestión de semanas por los últimos imputs.
    Hoy de hecho mi director me comentaba que los proyectos esatratégicos que se habían presentado en las jornadas de planificación del mes pasado, ya no eran válidos y me presentaba los nuevos. En fin, sin comentarios…

    • diciembre 16, 2010 en 8:23 pm

      Muy ilustrativo lo que nos cuentas Juan. Es una actitud muy común.
      Recuerdos a Elena,

      Miguyel Angel

  8. Paco
    diciembre 18, 2010 en 12:02 pm

    Hola Miguel Angel,

    Hoy con la web 2.0 tenemos tanta información disponible que se potencia el defecto de fijarnos en la más actual o impactante.
    Aunque creo que el sesgo se puede reducir si analizásemos más en profundidad la información y descartásemos la no válida.
    Y ahí es donde yo creo que reside el problema: no dedicamos el tiempo suficiente a separar el grano de la paja y a fijarnos en los problemas estructurales y sí en las últimas cosas que nos pasan.

    España necesita rescate: lo mejor es que seamos nosotros mismos los que hagamos este trabajo tomando conciencia de cómo estamos y medidas luego. Porque los problemas no desaparecen porque ya no estén en la primera de FT o en The Economist.
    Sin embargo, creo que hay algo positivo en esto: quitar presión si aquéllos que tienen que tomar decisiones ya que el entorno no es tan estresante.
    Mi experiencia vital: cuanta más presión, más riesgo de tomar una mala decisión. Y sucede la mayor parte de las veces.

    Muchas gracias,

    Paco

  9. Eduardo Loma
    diciembre 18, 2010 en 8:38 pm

    Los medios de comunicación son los que se encargan de darle más bombo a la información, aumentándola exponencialmente. La mass media, es la verdadera responsable de transmitir sensaciones y miedos ( p.e. miedo a los aviones o a los tiburones). Si no hubieran difundido la información del tiburón, posiblemente el turismo no se hubiera visto perjudicado. Lo mismo ocurre con los aviones.
    Al final la decisión la toma uno mismo, la cual viene influida por no solo la última información recopilada, sino también por la que causa más impacto en to mismo.
    Saludos,
    Eduardo Loma

    • diciembre 20, 2010 en 11:30 pm

      Ese es el problema Eduardo, que muchas veces no distinguimos el grano de la paja como dice Paco. Eso es responsabilidad de cada uno, saber qué información es relevante y cuál es simplemente mediática o impactante.
      feliz navidad,
      Miguel Angel

  10. diciembre 21, 2010 en 5:26 pm

    Miguel,
    Miguel, me parece que esta cierto cuando escribe que hay tendencia para sobrevaluar la información más reciente: y si, olvidamos muy rápido lo que se pasó ayer. Las sociedades contemporáneas están perdiendo la memoria histórica, las lecciones del tiempo que pasó. Peor: como la información gana irrelevancia antes mismo que hagamos la reflexión necesaria, sin que aprendamos con ella, muchísimas veces asistimos a la repetición de los errores o de soluciones poco adecuadas.
    feliz navidad
    Rodrigo A. Fonseca

    • diciembre 22, 2010 en 9:16 am

      Rodrigo, tienes toda la razón. Lo que dices se ve muy bien en tiempos de bonanza económica. Entonces nadie se acuerda que llegará un momento en que vendrá una recesión, y se cometen los excesos que se cometen.
      Muchas gracias por participar en el blog,
      Feliz navidad,
      Miguel Angel

  11. diciembre 22, 2010 en 11:39 am

    Hola Miguel Angel,

    lo principal para poder tomar decisiones es “pararse”, una buena decisión nunca se debe tomar sin haber meditado, sin haber recogido información de distintas épocas, de distintas fuentes, una vez tienes la información debes compararla, cotejarla y después de haberla analizado, ya puedes empezar a plantearte la decisión, no sin antes haber analizado las posibles consecuencias y su repercusión.

    Es un acierto el escribir estos posts con contenido y un tamaño medio, fomentan mucho más la participación.

    Por si no vuelvo a pasar por aquí estos días, desearte a ti y a tu gente unas entrañables Navidades y un gran 2011 repleto de grandes momentos que compartir.

    Un abrazo, Phoenix.
    Un

    • diciembre 22, 2010 en 11:44 pm

      Gracias Phoenix (Carlos). También yo deseo a todos los participantes en este blog felices navidades. Tienes razón que es importante pararse a pensar cuando se toman decisiones. Recopilar información, analizarla, etc. Pero a veces no hay información disponible, es complejo es análisis y hay que recurrir a la intuición. El año próximo dedicaré varios mensajes a la intuición en la toma de decisiones.
      Feliz navidad, y mañana saco un mensaje nuevo como cada jueves,
      Miguel Angel

  1. junio 14, 2012 en 7:03 am
  2. junio 14, 2012 en 10:32 am
  3. octubre 18, 2012 en 7:01 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: