WikiLeaks

No pensaba hablar ni de Wikileaks ni de la huelga salvaje de los controladores aereos españoles, pues practicamente se ha dicho ya todo lo que se podía decir de esto en los medios. Pero a propósito de Wikileaks, he recordado una consideración que me hizo un amigo hace bastantes años y que luego he sabido que es un proverbio chino: “Lo que no quieras que se sepa no lo hagas“. Posteriormente la he oido de un modo más ampliado:  “Lo que no quieras que se sepa no lo pienses”. Quizá los blog-lectores me digais que es una consideración muy común y muy oida. Estoy de acuerdo. Pero esto no impide que sea válida. Lo que no quieras que se sepa, ni lo hagas ni lo pienses. Pero no porque se pueda llegar a saber, que ya sería razón suficiente. Sino porque no seas tú el autor o el causante de algo inconfesable.

Dicho de otro modo: que todo lo que hagas se pueda saber. Que tu integridad sea tal que no tengas nada que esconder. El principal beneficiado serás tú. Si tienes en cuenta esta idea tan simple quizá evites algún error en tus decisiones. Sigo con mi compromiso de mensajes muy cortos.

  1. Diego Torrado
    diciembre 9, 2010 en 10:40 am

    Esto que diré tiene muy poca base científica y mucho sobre sabiduría popular. Mi padre siempre me decía que “si lo que vas a decir no va a aportar nada, mejor no lo digas”.

    Que ha aportado todo este tema de los documentos de Wikileaks?¿ Mas tensión y desconfianza, a un mundo ya bastante tensionado y desconfiado. El Sr. Assange no creo que haya valorado bien las consecuencias de publicar todo. No digo que no tenga razon cuando dice “si no quieres que se sepa, no lo hagas” pero donde queda la responsabilidad del medio que descubre todo esto?¿ Esto pone en peligro a muchas personas!

    • diciembre 10, 2010 en 9:39 am

      Diego, me parece muy acertado tu comentario. Ahora todo es tensión y estress y lo que se precisa es serenidad. Seguramente sea innecesario sacar esto a la luz pública. Abogo por unasrelacions humanas más distendidas y pacíficas. Muchas gracias,
      Miguel Angel

  2. Luis Angel Abad
    diciembre 9, 2010 en 10:49 am

    Me quedo especialmente, Miguel Angel, con la parte final de tu comentario: “…que todo lo que hagas se pueda saber…”.

    Considero que es una visión positiva de la parte ejecutiva en la toma de decisiones, ya que implica actuar con coherencia. Personalmente, considero la coherencia característica imprescindible de todo líder, porque supone afrontar las consecuencias de las decisiones bajo la base credencial de uno mismo.

    A ello le aplicaría la intencionalidad, aunque esto es harina de otro costal. En este tema, como mero lector, prefiero referirme al trabajo realizado por Elisabeth Anscombe, filósofa del siglo pasado con unos magníficos escritos sobre la intencionalidad.

  3. diciembre 9, 2010 en 11:18 am

    Creo que es un paradigmo interesante en el caso de Wikileaks. Lo que ha hecho este hombre (Julian Assange, pero tambien sus fuentes de informacion) es publicar datos que normalmente nunca salen a la luz.
    Lo interesante es que la frase “Lo que no quieras que se sepa no lo pienses” funciona cuando realmente uno tiene buenas razones de creer que existe un riesgo de romper el secreto.

    Porque existe la informacion que publica WikiLeaks? Porque los goviernos siempre habian pensado en la gran seguridad de estos informes (“Cables”), que nunca esta informacion pudiera ser publica.

    Wikilieaks demuestra que es posible, Que esta informacion no esta tan lejos de alcanze, y que este proverbio “Lo que no quieras que se sepa no lo pienses” al final es valido para todos.

    El problema ahora es más de saber como integrar este concepto a unos procesos diplomaticos que no estan tan adaptados para el.
    Y aqui el choque con otro proverbio: “Haz lo que digo pero no digas lo que hago”…

    Creo que Wikileaks hace justamente el contrario, algo que se ha olvidado de hacer la prensa desde hace tiempo (pero eso es otro debate).

    PS: disculpad el castellano flojo.

    • diciembre 10, 2010 en 9:49 am

      Julien tu castellano es muy bueno. A mi me parece que más que que existan posibilidades de difusión nunca vistas hasta ahora es una cosa, y otra que mejor no hacer aquello de lo que te avergonzarías si se supiera
      saludos
      Miguel Angel

  4. Diego
    diciembre 9, 2010 en 11:35 am

    A nivel profesional, parece una postura muy valiente en los tiempos que corren, y se me antoja que cierto grado de independencia y libertad es imprescindible para poder responder a nivel personal, cuando no a nivel institucional o corporativo.
    Un articulo corto, con mucho fondo. me gusta, me gusta…

  5. Javier Bertran
    diciembre 9, 2010 en 11:45 am

    De alguna manera , aquí estamos hablando del poder de la verdad, creo. El hecho de ser coherentes, muestra la veracidad de lo que pensamos, al menos de “nuestra verdad” e, idealmente, de la Verdad. Pero si bien es cierto que es perfecto ser simepre coherente , también lo es que prácticamente nadie lo es siempre del todo. Por eso decir la verdad, en algún momento del proceso ( más vale tarde que nunca) , tiene este efecto curativo o debería tenerlo, en la rectificación de algunas decisiones.

    Saludos a todos.

  6. Antonio Rufino López
    diciembre 9, 2010 en 1:22 pm

    Miguel Ángel,

    Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

    Completamente de acuerdo. Y completamente aplicable a la toma de decisiones dentro de la empresa.

    Un saludo.

  7. David Campoy
    diciembre 9, 2010 en 7:29 pm

    El fenómeno Wikileaks me parece muy complejo de analizar en conjunto, pero lo que me ha llamado esencialmente la atención es que a pesar de todo lo que ha salido, no parece haber un gran escándalo público (más mediático que otra cosa, si cabe) cuando hay algunas filtraciones que revelan hechos graves (o incluso la misma acusación a Assange, cuanto menos “sospechosa”).

    Entre otras razones (complejidad del tema, lejanía del ciudadano medio, etc) creo que hay mucho de un efecto “descuento”, es decir, la gente da por hecho que el mundo funciona así y que no se puede cambiar. Y eso no es demasiado alentador, si bien practicar y compartir la síntesis del artículo (“Que todo lo que hagas se pueda saber”) es un buen punto de partida.

    • diciembre 10, 2010 en 10:10 am

      Respondo a Diego, Javier Antonio y David. Gracias por vuestros comentarios, que enriqucen el blog. Como dice David, Wikileaks es un fenomeno complejo. La verdad es que no lo he trabajado a fondo, pero mi mensaje más que sobre Wikileaks es sobre saber reponder de nuestras acciones. Sobre todo ante nosotros mismos que somos los principales beneficiados o perjudicados por ellas. También por supuesto en cuanto afectan a terceros.
      saludos y gracias otra vez
      Miguel Angel,

      Miguel Angel

  8. Luis Angel Abad
    diciembre 9, 2010 en 9:02 pm

    Abundando en las certeras opiniones vertidas, no sé si será una mera posición ecléctica, pero considero que el límite, como tal, siempre ha de existir…, en todo, pero no como mera coerción del ejercicio de la libertad, sino más bien como obligación responsable a la hora de analizar las consecuencias de nuestras decisiones.

    Parto de la consideración del hombre como bien absoluto, por lo que todo lo que atente contra su vida o legítimo bienestar, entiendo, ha de ser evitado en su origen.

    Me quedo con la frase de Amitai Etzioni que, si asegurar si es suya, sí hago mía: el límite de nuestra libertad no está donde comienza la ajena, sino hasta donde alcanza nuestr propia responsabilidad.

  9. Fran
    diciembre 9, 2010 en 10:23 pm

    Creo que este tema mediático es otra cortina de humo y que quizás esconde algo mucho peor.

  10. Piotr
    diciembre 10, 2010 en 12:06 am

    A menudo hacemos cosas de las que no hay que avergonzarse y sin embargo, es mejor que no se sepan. Porque quizás la gente no está preparada para saber. O los efectos de saberlas serían mucho peores que ignorarlas. Sé que esto suena políticamente incorrecto, pero es aplicable a la política y a la empresa. La transparencia absoluta está muy bien en un mundo ideal, pero no en el que nos ha tocado vivir.

    • diciembre 10, 2010 en 9:47 am

      Respondo a Luis Angel, (sus dos comentario), a Fran y a Piotr. Efectivamente hay cosas de las que no tenemos que avergonzarnos y lo mejor es que no se sepan. Solo por puro respeto a la intimidad. Porque no todo tiene que salir a la luz pública. Todo depende de la intencionalidad con la que haces eso como dice Luis Angel.
      Fran, está claro que es un tema mediático y en muchos casos lo que se está rebelando es irrelevante. Lo serio, me parece que es que existan estas posibilidades de que salgan a la luz pública. gracias,
      Miguel Angel

  11. Andoni
    diciembre 10, 2010 en 5:49 pm

    Querido M Angel, celebro tu blog y me alegro de su exito. Tus libro, las redes sociales en las que participas … cuantas charlas al respecto y que tan buen resultado !

    Prometo leerlo mas a menudo y participar en lo que pueda.

    Un abrazo

    • diciembre 11, 2010 en 10:19 pm

      Andoni, me alegra verte por el blog. Recuerdo cuando me recomendaste que empezara a escribir en la red sobre Toma de Decisiones. Eso fue lo que me animó a empezar el blog. A ver si este enero o febrero celebramos la navidad. ¿Cuando vienes por BCN?
      Un abrazo,

      Miguel Angel

      • Andoni
        diciembre 14, 2010 en 5:47 pm

        no tengo planes a corto – medio plazo de ir a BCN. Como quiero que mis decisines sean acertadas y no me hunda preparare mi visita a conciencia y a buen seguro avisare con tiempo para que podamos vernos…

        Que disfrutes con este gran blog !

  12. diciembre 11, 2010 en 10:20 pm

    Parece quelos redactores de The Economist leen el blog tambien 😉
    http://www.economist.com/node/17680643

    Be afraid
    Companies must adapt to a world where no secret is safe

    The State Department has learned what the music and film industries learned long ago: that digital files are easy to copy and distribute, says Bruce Schneier, a security expert. Companies are about to make that discovery, too. There will be more leaks, and they will be embarrassing.

    • diciembre 11, 2010 en 10:29 pm

      Eso parece. Gracias Julien por informar de este enlace.
      saludos,

      Miguel Angel

  13. Eduardo Loma-Ossorio
    diciembre 13, 2010 en 11:37 am

    Totalmente de acuerdo en la afirmación: “Lo que no quieras que se sepa no lo hagas”!!
    Cualquier decisión que se tome, no sólo en el ámbito laboral, sino también en el personal tendrá repercusiones positivas o negativas que tarde o temprano saldrán a la luz. Tan solo depende de ti, como quieres que te catalogue el resto.
    Esto me hace pensar que una frase, que me dijo el profesor de ASN, “nunca permitas que sea otro quién te limpie la cara”. Es decir, obrar de una forma sincera y honrada, yendo siempre con la verdad por delante. De esta manera, nadie podrá señalarnos como mentirosos, nuestra sensación de bienestar con nosotros mismos aumentará, así como el impacto positivo y la confianza en los demás.
    Para llegar a actuar así, se ha de pensar de esta manera, orientando inconscientemente todos nuestros movimientos a causar ese impacto en los demás. Ahí es donde, se encuentra la raíz para ser sinceros.
    Sólo dependemos de nosotros mismos para decidir como queremos pensar, actuar y en consecuencia como queremos que se nos valore!

    Saludos,
    Eduardo Loma

  14. Carmen
    diciembre 1, 2015 en 10:43 am

    Es un poco aquello de “lo que firmes, siempre vuelve” Lo extraño es que se condena a quien filtra datos que de por si, son “criminales”, ¿no? (vaya, si lo he entiendio bien). O sea, se considera condenable sacar a la luz las acciones de codicia extrema, robo, enriquecimiento abusivo, y encima, por “empañar” la imagen de un “procer” del primer mundo (como a un gran empresario español considerado entre los más ricos del mundo, que es invitado a dar conferencias sobre su imperio, estrategia, crecimento pero se mira a otro lado, no vaya a ser que si se descubre qué cobran y cómo tratan a los que fabrican su ropa, ya no sea tan excelente. Desde mi humilde punto de vista. Al final, lo del Papa Francisco: “nunca he visto un camión de mudanzas detrás de un coche fúnebre” Por tanto, ¿para qué acumular tanto?¿somos tan inseguros y tan necesitados de admiración que hacemos lo que sea para acumular riqueza y luego somos inflexibles con quien lo cuenta? En fin, no cambiará nada pues la historia, siempre se repite.

    • diciembre 1, 2015 en 6:34 pm

      Muchos temas tocas Carmen, y habría que hablar de cada uno de ellos calmadamente. En cualquier caso al empresario que crea empleo hay que agradecérselo.
      Gracias por participar y saludos,
      Miguel Angel

  15. Carmen
    diciembre 3, 2015 en 5:15 pm

    Gracias por tu respuesta. Es cierto (lo de agradecer al empresario que crea empleo) aunque tanta riqueza (y tanto márgen de beneificio) entre el precio de la venta de ropa y lo que debe pagar (al último de la fila…), mi pregunta: ¿seguro que paga salarios justos? y no hablo de presentar credenciales de su proveedor. Supongo que tanto márgen (y beneficio) por ropa asequible…., ¿debe mirar hacia otro lado (el empresario)?
    ¿Qué hacemos? castigamos a quien filtre la información de cómo trabajan los últimos (o primeros) de la cadena o le AFEAMOS al empresario que abuse de la necesidad de las personas del tercer mundo?¿Quien actuaría de forma más ilegal/sancionable, etc?
    No lo arreglaremos, pero es tan penoso todo (robar y publicar información en lugar de denunciar como quien genera la información punible).

    • diciembre 4, 2015 en 9:37 am

      Carmen, no sé qué decirte. En cualquier caso lo que no quieras que se sepa no lo hagas, y así no tendrás que avergonzarte de nada.
      Y si a alguien le sabe mal que uno gane dinero, pues que haga lo mismo que ese uno y ya está.
      Gracias por participar,
      Miguel Angel

  1. diciembre 16, 2010 en 9:03 am
  2. abril 12, 2012 en 7:01 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: