Los políticos y el fuera de juego

Relacionado

Más sobre Impuestos

El otro día me llegó una carta de la...

Hipotecas ¿tipo fijo o variable?

Quizá ya sea tarde, pero la recomendación en los...

Lo justo y nada más

Un antiguo alumno que lee frecuentemente este blog me...

Buenos y malos jefes

Una de las ventajas de haber iniciado este blog...

Al comienzo del curso

Comenzamos un nuevo curso académico y disponemos de 12...

Share

Para decidir bien tenemos que conocer la realidad. Sin conocerla estaremos haciendo juicios sobre hechos falsos y por tanto decidiremos mal. Pero aquí viene el problema. Los humanos, en muchos aspectos, tenemos una percepción subjetiva de la realidad sistemáticamente sesgada y, casi siempre, a favor nuestro. Vemos las cosas como nos gustaría que fueran y no como realmente son. El 80% de las personas nos creemos que somos mejores conductores que la media. Esto no puede ser así. «He aprobado» y «me han suspendido» son juicios claramente sesgados. Los políticos tienen una epidémica tendencia de caer en este error.

Esta dificultad en distinguir los hechos de los juicios nos lleva a desconocer la realidad. Que las ventas en una empresa han bajado un 20% es un hecho. Que la culpa de este descenso lo tiene el director de ventas ya es un juicio. El problema es cuando damos a los juicios la categoría de hechos. En ese momento ya estamos tergiversando la realidad. Al dar categoría de hechos a nuestras suposiciones nos estamos incapacitando para cuestionarlas. Pero luego viene la testadura realidad y se comporta de modo distinto a como habíamos supuesto. La realidad no nos obedece.

Cuando tomamos decisiones tenemos que hacer juicios, pues hay cosas que desconocemos y las tenemos que suponer. Pero tenemos que saber distinguir cuando una cosa es una suposición y cuando es un hecho. Así podremos cuestionar nuestras suposiciones, y podremos preparar planes alternativos si estas resultan ser equivocadas. No conocer la realidad nos coloca en fuera de juego ante la misma realidad. Hasta el jueves que viene.

27 COMENTARIOS

  1. Muy cierto. A veces recuerdo una frase del profesor Rafel Fraguas, en ASN, que decía: «vuelve a los HECHOS», cuando decíamos cosas que ya poco tenían que ver con el caso. Es que a veces nos montamos unas películas… y nos las creemos !!! jeje… bueno, «paremos un momento y volvamos a los HECHOS». Saludos profesor Ariño

    • Sí Marti, pero cuando esto pasa en clase no es muy grave. Lo grave es cuando pasa en el día a día. Se cometen muchos erroes y mucha gente paga las consecuencias. La crisis económica actual en parte se debe a una falta de visión de la realidad en los años anteriores. Saludos Marti, y a ver si un dias nos vemos en el mundo real, no en el ciberespacio. Gracias,

      Miguel Angel

  2. Hola Marti, es cierto que «vuelve a los hechos» nos hace bajar a la tierra después de emprender suposiciones para suplir huecos en la información de los casos, pero como lo hacemos en la realidad? En la vida cotidiana, los datos que nos llegan siempre tienen un grado de sesgo dependiendo de donde leemos o escuchamos la información. Yo no tengo color político (ni siquiera soy español) pero la misma información leída en «El periódico», «la vanguardia», TV3 o Intereconomia (radio o tv) tiene un gran porcentaje de sesgo, incluso si solo se limitan a dar números (sin opiniones) montan los números para orientar tus conclusiones/reacciones, como la mayoría de la gente no tiene el entrenamiento que estamos teniendo nosotros en análisis y toma de decisiones, es muy fácil confundir.
    Lo bueno de este blog es que te hace pensar, y en este caso me hace preguntarme, nos desinformamos leyendo los medios y escuchando a los políticos o tengo mi juicio sesgado por rollos de teoría de la conspiración? Al mismo tiempo, cuando redactamos un informe a nuestros jefes, lo hacemos de una forma que induzca a concluir lo que quiero… la naturaleza humana es inevitablemente para todos nosotros, la solución es ser critico y saber leer entre líneas, viva el caso!

    • Gracias Andres por las agradables alusiones a este blog. Tienes razón, hemos de ser críticos con nuestras suposiciones. Sobre todo porque simpre apreciaremos la realidad de forma subjetiva. Desde nuestro propio punto de vista por lo que debemos estar alerta porque podemos estar sesgado e incluso equivocados.

      saludos
      Miguel Angel

  3. Profesor,

    Crees que los políticos necesitan más formación en toma de decisiones?

    Muy buenas las entradas de este blog. Enhorabuena

    Muchas gracias

    Un abrazo

    • Miguelon (Indurain), que alegría encontrarte en el blog. Creo que los políticos deben pensar más en servir a los ciodadanos que en asegurar su propio puesto. Todos saldríamos ganando. Y por supuesto, como dices, muchas muchas más formación en toma de decisiones. A veces desearía poder asesorar a alguno de ellos.
      Saludos y recuerdos a Belén,

      Miguel Angel

  4. Hola profesor Ariño:
    Me parecen muy interesantes los artículos que escribe, me alegro poder recibirlos en mi email.
    Tiene razón, hay que tener mucho cuidado para distinguir la realidad de los juicios de valor. Hacer valoraciones subjetivas e intentar convertirlas en una realidad puede tener consecuencias graves.
    Gracias por su entrada.

    • Noelia, ahora no caigo en quien eres, ¿has sidoalumna mía? En honor a la verda, la ideas del mesaje de esta semana las debo en gran medida al mi colega y coautor de mi último libro Pablo Maella. Así que PAblo, muchas gracias.
      Noelia, saludos,

      Miguel Angel

  5. Hola a todos, estoy fuera de España con limitado acceso a internet. Por eso, además de estar perdiéndome la asamblea de antiguos alumnos del IESE que se está celebrando ahora en Barcelona, estoy tardando en contestar vuestro mensajes, pero lo voy a hacer ahora. Gracias y disculpad.

    Miguel Angel

  6. Hola Miguel Angel. Estoy de acuerdo contigo con tu post. Aprendí de José María Rodríguez Porras (ilustre profesor del IESE) a procurar siempre distinguir esta secuencia: HECHOS-PERCEPCIONES-SENTIMIENTOS. Me ayuda mucho en la toma de decsiones.

  7. Hola MA, como siempre haciéndonos reflexionar con tus posts.

    Yo pienso que para decidir utilizamos juicios de hecho (está lloviendo) junto con juicios de valor (si añadimos «fuerte»: «está lloviendo fuerte»). La mayoría de las veces son los segundos los que nos hacen tergiversar la realidad y tomar peores decisiones.

    Totalmente de acuerdo contigo en que debemos ser autocríticos y tratar de conocer mejor nuestras motivaciones e interacciones con la realidad para evitar el sesgo y decidir mejor. Punto importante porque yo pienso que la realidad son cosas o eventos que suceden. Esos eventos tienen generalmente varias causas simultáneas que además suelen interaccionar entre ellas (no son independientes), y que a su vez han sido originadas por otras anteriores.
    Estoy contigo que es donde está el meollo: pienso que seremos tanto mejores decisores cuanto más análisis hagamos de esas causas y cuanto más objetiva sea la ponderación de las mismas para construir nuestros criterios de decisión.

    Además, en este proceso de decisión debemos contar no sólo con nuestro sesgo sino con el de otros stakeholders con diferente interpretación/aproximación a la realidad en sus juicios de valor. Es el caso indicado por Andres de los medios de comunicación…

    Gracias.
    Un saludo,

    Paco

    • Si, Paco, en la toma de decisiones habitualmente no contamos con toda la información necesaria, y por tanto tenemos que hacer suposiciones. Pero es muy importante distinguir qué es información y qué es suposición. Para hacer suposiciones, allá donde ya no se puede analizar más, es muy útil la intuición. Cunato más experto se es, más útil es la intuición. Pero a la intuición le dedicaré una secuencia de mensajes en el futuro.

      SAaludos,

      Miguel Angel

  8. […] “En mi soledad he visto cosas muy claras que no son verdad” escribe el poeta Antonio Machado. Conocer la realidad es fundamental para tomar buenas decisiones. Pero con frecuencia tenemos una percepción subjetiva de la realidad sesgada, y habitualmente a […]

Deja un comentario

Artículo anteriorBill Clinton y los Mineros Atrapados
Artículo siguienteEquivocarse
A %d blogueros les gusta esto: