Inicio > Consideraciones prácticas > ¿Realmente podemos?

¿Realmente podemos?

democraciaHace unos 15 años me invitaron los del Partido Popular de mi pueblo -L’Hospitalet de Llobregat, segunda ciudad de Catalunya y decimosexta de España en número de habitantes- a una reunión para generar ideas sobre propuestas del partido para la ciudad, de cara a las entonces próximas elecciones municipales.

Hay que decir que desde 1979 fecha en que fueron las primeras elecciones en los ayuntamientos después de Franco, en L’Hospitalet el Partido Socialista ha tenido siempre mayoría absoluta. En aquella reunión ya se sabía que la iba a volver a tener.

Empezaron a fluir las ideas y salieron muchas propuestas. En un momento dado alguien dijo “pero esto ¿se podrá llevar a cabo?” mi contestación fue inmediata “eso es irrelevante, dije, como el PP no gobernará podéis prometer la luna”. Todos estuvieron de acuerdo y siguieron las propuestas que prometían a los ciudadanos el oro y la plata.

Cuando no se va a gobernar se pueden hacer todas las promesas por inverosímiles que sean. Si además ha habido una crisis económica que ha afectado seriamente a una buena parte de la ciudadanía, estos se agarrarán a cualquier clavo ardiendo que asegure poseer la pócima mágica resuelvelotodo. Podemos prometer todo lo que queramos siempre que no tengamos que hacer efectivas nuestras promesas. Una cosa es predicar y otra dar trigo. Las modas huecas pasan. Veremos en un par de años si hemos podido algo.

  1. Carlos Mira
    junio 5, 2014 en 7:25 am

    No hace falta ser “podemos” la mayoría de las promesas de lo grandes partidos que acaban gobernando tampoco se cumplen. Mentir no es patrimonio de los que empiezan, mentir por ignorancia puede tener disculpa. Mentir por mantener el poder creo que es mas grave. El primero que este libre de culpa que tire la primera piedra. La gente vota en las europeas ideas extremas por desafección con el sistema (Ruiz -Mateos,Gil,Ciciolina….) La clase política en general no sirve al pueblo se sirve del pueblo.

  2. junio 5, 2014 en 7:53 am

    Estimado Miguel Ángel:

    Pablo Iglesias es una persona muy bien formada e inteligente.

    Su programa se alinea en el eje de la izquierda inmadura de Maduro, reconociendo en privado que dichos modelos ofrecen igualar a toda la población a más pobres (a pesar del petróleo), a incrementar la falta de libertad para todos (no solo para la oposición) y a no desarrollar en la población innovación e iniciativa para la solución de los problemas sociales y económicos del momento (en su programa todos tendríamos un salario se trabaje o no, para qué innovar). Sabían en “Podemos” que este clásico programa obnubilaría a las personas sin trabajo.

    Personalmente me alineo con las tesis del socialismo centroeuropeo (Suecia, Alemania, etc.), mucho más realistas.

    Saludos

    • junio 5, 2014 en 3:04 pm

      Gracias Domingo por tu comentario,
      Miguel Angel

    • marzo 14, 2015 en 11:01 am

      Miguel Ángel se está cumpliendo lo que puse en tu blog el 05/06/2014:

      “Podemos nos ofrece igualar a toda la población a más pobres, a incrementar la falta de libertad para todos (no solo para la oposición) y a no desarrollar en la población innovación e iniciativa para la solución de los problemas sociales y económicos del momento”.

      Saludos

  3. junio 5, 2014 en 7:56 am

    Permitame Miguel que discrepe. Es una técnica muy usada por el PP, todos tenemos experiencia. Pero ética y moralmente esta mal, esa no es la manera de hacer las cosas y de dar ejemplo a los ciudadanos. ¿Cómo hemos de creer en los políticos, si todo es fachada?. Tenemos que ser profesionales y dar la cara y decir por qué no se han cumplido los objetivos y que van hacer para cumplirlos.

    Así nos va!!!!

    saludos

    • junio 5, 2014 en 3:08 pm

      Gracias Josep, Yo discrepo con lo que dices. Si yo te prometo que si gano una medalla olímpica de la regalo y además te doy un millón de euros, no estoy faltando a la ética. Cumpliré con mis compromisos y te daré el millón de euros si gano una medalla olímpica.
      La falta de ética sería si después de prometértelo, yo ganara una madalla y no te diera el millon de euros. En esa caso sí que sería reprobable mi actuación y mis promesas, pero mientras no la gane no hay nada reprobable.
      Saludos,
      Miguel Angel

      • junio 5, 2014 en 8:54 pm

        Pero tu dices que no importara lo que prometieran porque no saldrían elegidos.

        Si a ti te parece bien, perfecto.

        Saludos

      • Manolo
        junio 8, 2014 en 7:55 pm

        ético1, ca.
        (Del lat. ethĭcus, y este del gr. ἠθικός).
        1. adj. Perteneciente o relativo a la ética.
        2. adj. Recto, conforme a la moral.
        3. m. desus. Persona que estudia o enseña moral.
        4. f. Parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre.
        5. f. Conjunto de normas morales que rigen la conducta humana. Ética profesional

        Desde el momento que das por sentado que no vas a ganar y no podrás cumplir tu promesa ya no es ético prometerla, porque, si ganas, no la cumplirás.

        Algo parecido pasó con el PP en las anteriores elecciones, donde prometió bajar impuestos y los subió todos, o donde hizo un programa electoral que no ha seguido en absoluto. Y mejor no hablemos del lucro y dinero en B, nada ético se mire como se mire. El PSOE, por cierto, es del mismo palo.

        La política siempre ha sido el arte de la dialéctica y de convencer con la palabra. Desde el momento en que los políticos mienten abiertamente para su propio beneficio, o el de los suyos, “cueste lo que cueste”, no es ético, no es política, y no tienen legitimidad. Por eso el bipartidismo tiene los días contados.
        Saludos

        • junio 9, 2014 en 3:23 pm

          Manolo, gracias por tu comentario.
          Dices “Desde el momento que das por sentado que no vas a ganar y no podrás cumplir tu promesa ya no es ético prometerla, porque, si ganas, no la cumplirás”
          usa la lógica,
          Gracias,
          Miguel Angel

  4. Anónimo
    junio 5, 2014 en 8:44 am

    Bien traído el debate. Al leerlo algo chirría, algo me parece que no va.
    Hace unos meses tuve un enfrentamiento con el director general de la empresa, era una cuestión ética. Atacó a uno de mis subordinados con datos que no eran ciertos. Salí en defensa de mi equipo. En el fondo me dijo que daba igual la veracidad, que nunca podría contrastar esa información… le dije que no estaba de acuerdo, que era cuestión de ética. La empresa había prometido unas cosas que no cumplía… Lamento decir que me echaron.

    Saludos,

    • junio 5, 2014 en 3:10 pm

      Anónimo ¿quien eres? La actuación de ese jefe es impresentable, Sin embargo mira lo que contesto al comentario anterior al tuyo,
      Saludos,
      Miguel Angel

  5. Miguel Ántel
    junio 5, 2014 en 9:03 am

    Buenos días a todos.

    Una cosa son las “promesas” y otras las “propuestas”. En todo caso y más en el ámbito político, todas ellas deben ir sustentadas en un programa electoral debidamente elaborado, en el que se desgrane no solo el qué sino el cómo.

    Pero desgraciadamente en este país no se tiene costumbre de leer los programas ni propuestas en profundidad, se votan siglas y en muy pocos casos, rostros. Y mucho menos exigir su cumplimiento o penalizar lo contrario.

    De ser así, el actual gobierno tenía que haber sido sacado ya a gorrazos.

    Un saludo.

  6. Anónimo
    junio 5, 2014 en 9:48 am

    Qué interesante el blog y el debate! Estaba pensando que cuando a mi hijo pequeño le prometo algo y no lo cumplo, no solo se enfada sino que me lo recuerda y reclama que cumpla mi promesa y no para hasta que lo consigue. He aprendido a no prometer lo que no voy a cumplir. Deberíamos aprender de esa espontaneidad, y como somos adultos desde la responsabilidad.

  7. Caba Robletto
    junio 5, 2014 en 10:02 am

    Sin entrar en preferencias políticas personales, me permito relatar una anécdota:

    Eran dos compañeros de trabajo de secciones diferentes, se encuentran en la hora de comer; en la mesa, había una bandeja con dos trozos de carne una de tamaño mediano y otra más grande. Uno de los comensales, tomo el trozo de carne más grande, el otro compañero le replico un poco “acalorado”: ¡Eso es una falta de educación y abuso de poder¡¡¡ el compañero respondió: ¿Tu que hubieras hecho, Sr. Xxx…? pues tomar el trozo más pequeño… bien ya lo tienes.

    Con todo esto quiero decir, que “El hombre” tiende a guardar en su interior la semilla del egoísmo y sin darse cuenta rebrota en el momento menos apropiado, por esa razón cuando hablamos de política y de actitudes profesionales, hay que practicar una serie de cualidades que en resumen nos diferencias de otras personas. (Aplausos por el relato de Sr/sra Anónimo, con toda probabilidad dicho trabajo a la larga le hubiera traido más desengaños y frustraciones).

    Gracias por la atención, fuerte abrazo a todos/as, saludos, Ramón.

    • junio 5, 2014 en 3:13 pm

      Muchas gracias Ramón, muy interesantes tus comentarios. Estoy totalmente de acuerdo con que al sr/sra anónimo e un comentario anterior, su anterior empresa a la larga le hubiera traido muchas frustraciones.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  8. junio 5, 2014 en 11:02 am

    Me parece una reflexión muy interesante. Una cuestión adicional a plantearse es si ellos (los que hacen promesas poco realistas), se las creen o no.

    • junio 5, 2014 en 3:15 pm

      Hombre, Miguel, me parece que nadie se las cree. eso está claro.
      gracias por participar,
      Saludos,
      Miguel Angel

  9. junio 5, 2014 en 11:33 am

    En este momento de la historia de España, a casi nadie se le oculta, que los políticos usan la licencia de mentir como bellacos, como una mas de las artes de seducción de su clientela, que no ignorante de la bola que le suelta el postulante, se consuela con aquella limosna de “Dime que me quieres, aunque sea mentira”, para seguir viviendo.

    El espectáculo, llega a tal nivel de cinismo,descaro y esperpento, que el bochorno que produce si alguien recurre a las hemerotecas, obliga a dar salida hacia lejanas ínsulas, a los alumnos mas destacados, para mantenerlos calladitos una temporada.

    Afirmo esto, y todo lo contrario, y tu mas ¡¡ Como no podría ser de otra manera ¡¡
    Donde reparten el viatico??

  10. Roger R.
    junio 5, 2014 en 1:24 pm

    Los tiempos que vivimos han puesto de manifiesto muchas cosas que no funcionan, y la primera es no saber, bien por ignorancia o por no entender qué es el hombre, para que está hecho, el valor del hombre como ser libre y responsable de sus actos. Si ya este sustrato no es claro, confuso o su visión es puramente mercantilista o biológica, esto será la selva. Esperemos que no.

    A mi entender muchas personas de todos los niveles con cargos públicos, privados, políticos…. Actúan sólo por conveniencia, y no por convicciones. Es decir, qué conviene decir: la verdad o la mentira no existe, es lo que toca decir y eso cambia dependiendo de los tiempos, el publico y las situaciones. Eso da lugar a espectáculos grotescos a los que estamos acostumbrados. A corto plazo eso genera réditos electorales, personalistas, empresariales, pero ¿qué sé construye? ¿Qué les dejan a nuestros nietos?

    En cambio las convicciones permanecen en seno el hombre, que son sus buenos valores, sus creencias, su pilar interno junto con la dimensión trascendental. Cuando se actúa simplemente por conveniencias ¿dónde se cuelgan los valores? Y allí viene el todo vale. Saltarse las leyes, justificar la violencia, apropiarse de bienes ajenos etc… ejemplos en las hemerotecas y bibliotecas los hay a miles a lo largo de nuestra historia.

    • junio 5, 2014 en 3:17 pm

      Muchas gracia sRoger, estoy totelmente de acuerdo con lo que comentas.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  11. junio 5, 2014 en 9:58 pm

    Cuando una dama te dice “no”, en realidad te está diciendo “…puede que sí”.
    Cuando una dama te dice “…puede que sí” en realidad te está diciendo que “sí”.
    Cuando una dama te dice “sí”, es que no es una dama.

    Cuando un político te dice “sí”, en realidad te está diciendo “… puede que sí”.
    Cuando un político te dice “…puede que sí”, en realidad te está diciendo que “no”.
    Y si un político te dice “no”, entonces es que no es un político.

    Un buen político miente, de lo contrario no es político.

    Saludos y gracias por el debate.
    Javier del Agua

  12. Consuelo Dueñas
    junio 6, 2014 en 4:50 am

    Hay una diferencia importante entre unas promesas de campaña electoral, que como bien dicen pueden ser todo lo inverosímiles que se pueda imaginar, a hablar de las cualidades que debe tener un líder politico y en ese punto entramos en un análisis muy distinto. Concuerdo con Miguel en que, en ese ámbito de las campañas se pueden hacer ofrecimientos, pues éstos están condicionados a una situación determinada que es la de ganar una elección, lo cual puede o no puede ocurrir. Pero una persona que ya se encuentra en la palestra política, ejerza o no una representatividad popular, no puede actuar de esa manera, ni siquiera bajo la premise de que la mayoría (de los politicos) si lo hacen.

    Debe llegar un momento en que esas tendencias se puedan cambiar, pero para eso, cada uno de nosotros debe contribuir con algo, por pequeño que sea.

    No nos olvidemos de una cierta tendencia en el ámbito empresarial, que tuvo mucha acogida hace unos años en algunos países: si alguien quería ascender en una institución, debía hacerlo sin importar si en el camino pisoteara a todos o pasara por encima de todos los que encontraba a su paso.

    • junio 6, 2014 en 3:17 pm

      Totalmente de acuerdo Consuelo. Cuando ya eres un responsable político has de actuar con es, con responsabilidad, y por tanto si sabes que vas a asumir un cargo, las promesas que haces has de cumplirlas.
      Muchas gracias, y saludos,
      Miguel angel

  13. J
    junio 6, 2014 en 7:29 am

    Hola Miguel Angel
    A mi juicio, el programa electoral de “podemos” esta repleto de propuestas interesantes, propuestas esperpénticas y propuestas que son “brindis al sol”. Posiblemente si hicieramos un ejercicio entre todos nosotros al respecto pondriamos aproximadamente un tercio en cada cajón. El mismo ejercicio repetido con el resto de partidos políticos tendría un resultado similar.
    Ahora bien, la pregunta que realizas en cuanto a las “cualidades que debemos exigir a un lider politico”, debe ir precedida de una pregunta previa y a mi entender mucho más importante: ¿qué cualidades debe tener nuestro sistema político?.

    Puedes exigir que un político sea honesto, honrado e inteligente, pero si lo pones en un sistema político corrupto (y el nuestro lo es), el sistema lo acabará expulsando.
    Aquí, más que nunca vale el dicho popular de “Dios los cria y ellos se juntan”. Si el sistema no funciona se llenará de “mangantes y mediocres” y ahora estamos en esta situación.

    Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es revisar el sistema: listas abiertas, fiscalización del gasto, transparencia, etc, etc, etc. Las cucarachas huyen cuando hace olor a limpio.

    Finalmente, respondiendo a tu pregunta del blog, mi respuesta es rotunda: SI PODEMOS, pero hay que trabajar y presionar a la clase política desde todos los ámbitos, por ejemplo, desde este blog.
    Saludos y gracias por el blog
    Javier del Agua

    • junio 6, 2014 en 3:19 pm

      Gracias Javier, pero apuntas la pregunta del millón “Cualidades que debe tener el s istema político”. Las propuestas que haces son interesantes.
      Gracias otra vez,
      Miguel Angel

  14. junio 6, 2014 en 8:58 am

    Buenos días Miguel Ángel,
    Prometer algo que sabes que no vas a poder lograr no es ético. Es escudarse en una situación que tiene pocas probabilidades de ocurrir (aunque puede ser) para mentir. Si eres consciente que no vas a poder cumplir tus promesas, no las hagas (creo recordar haber leído algo similar en alguno de tus post).
    Si todos fuéramos un poco más responsables de nuestros actos y palabras, y no estar tan pendientes de transformarlas en votos, quizá este mundo seria mejor. La integridad, el sentido común, la sinceridad, el ser consecuente, tiene mucho que ver con las promesas inalcanzables (aunque sea porque sabes que no ganarás una elecciones).
    Saludos,
    Josep

    • junio 6, 2014 en 3:23 pm

      Josep, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices que “prometer algo que sabes que nos vas a cumplir no es ético”. Pero cuando yo te prometo que si gano una medalla en una olimpiadas te daré, a tí Josep, un millón de euros, estoy siendo perfectamente ético., íntegro, sincero, y te aseguro que seré consecuente con mis promesas, como en su día (hace 15 años fueros consecuentes los concejales de ese partido en esa població.
      Gracias Josep por tu participación,
      Miguel Angel

  15. Perico de los Palotes
    junio 14, 2014 en 1:38 pm

    Es decir, que en 1979 tú hiciste lo mismo que ahora criticas de Podemos: prometiste cosas que sabías que no cumplirías porque sabías que no ibas a gobernar. No hay quien te entienda Miguel Ángel.

    • junio 16, 2014 en 2:58 pm

      Perico, ¿Quien eres?, yo como ya sabes soy Miguel Angel Ariño. No. Lo que quiero decir es que Podemos ahora está en la misma situación en que estaba el PP en L’Hospitales hace 15 años, y que por tanto puede prometer lo que quiera por que no lo va a tener ni que cumplir ni que dejar de cumplir.
      Pero Perico lee bien, lo del 1979 fueron las primeras elecciones en los ayuntamientos después de Franco. No fue cuando el PP proponía lo que cuento, que eso fue hace 15 alños. En 1979 el PP no existía. Había un partido equivalente, más minoritario, que nunca llegó a gobernar, que se llamaba Alianza Popular. Perico debes ser muy joven y no viviste todo esto, pero por lo menos podías haberte enterado de lo que dice el post antes de comentarlo.
      De todas maneras Perico, muchas gracias por participar.
      Miguel Angel

  16. junio 16, 2014 en 11:05 am

    Hola Miguel Angel.

    Estoy un poco desconcertado con el debate de este post.
    Siempre intento debatir, a veces polemizar (de forma constructiva) y si puedo aportar… pero lo que es más importante, siempre intento aprender de tus post y sacar alguna enseñanza.
    Lo que me ocurre es que todavía no sé qué enseñanza he de extraer de este post.

    Supongo que tu razonamiento de la medalla olímpica es desde el punto de vista de la ortodoxia de la lógica y de la ética impecable…. pero,… ¿es eso lo que intentas enseñarnos con este post???.

    ¿Qué ocurre si un directivo promete a sus empleados un incentivo de un millón de euros si se consiguen multiplicar los beneficios por 1000 ??
    Según tu razonamiento la conducta de ese directivo es perfectamente ética… pero… cual será la consecuencia entre los trabajadores?. Mejorará la implicación?, motivará a los equípos?.

    Saludos… y danos un poco de luz.

    Javier del agua

    • junio 16, 2014 en 3:09 pm

      Javier, no era muy profundo el mensaje de esta semana. Lo que pretendo decir es lo que contesto al comentario anterior al tuyo: “es que Podemos ahora está en la misma situación en que estaba el PP en L’Hospitales hace 15 años, y que por tanto puede prometer lo que quiera por que no lo va a tener ni que cumplir ni que dejar de cumplir”
      Lo de la medalal olimpica es un caso extremo para mostrar que esas incumplibles promesas políticas cuando no se tienen posibilidades de gobernar no tienen ninguna relevancia ni particularidad desde el punto de vista ético. El ejemplo que pones tú al final es algo muy distinto. Los empleados creeran que el jefe está majareta o que les está tomando el pelo, o no sé qué, pero efectivamente con implicaciones muy serias en la desconfianza que se generará en la organización.
      Siempre son muy de agradecer tus comentarios. Y si son de oposición educada de opinión, entonces mucho mejor porque así tenemos la oportunidad de aprender todos. Yo cambio o perfilo mi opinión con los comentarios que me dan un punto de vista diferente al mio.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  17. junio 16, 2014 en 4:50 pm

    Muchas gracias Miguel Angel.

    Como siempre haces, me has ordenado las ideas y ya he conseguido extraer una enseñanza de tu post:… ” La ética, no es suficiente para gobernar, ni para dirigir. Hacen falta muchas más cosas, entre otras, grandes dosis de sentido común”.

    Gracias y saludos,
    Javier del Agua

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: