La viga en el ojo

Relacionado

Más sobre Impuestos

El otro día me llegó una carta de la...

Hipotecas ¿tipo fijo o variable?

Quizá ya sea tarde, pero la recomendación en los...

Lo justo y nada más

Un antiguo alumno que lee frecuentemente este blog me...

Buenos y malos jefes

Una de las ventajas de haber iniciado este blog...

Al comienzo del curso

Comenzamos un nuevo curso académico y disponemos de 12...

Share

En otras ocasiones ya he hablado de que una de las cualidades más importantes de un directivo es conocer bien la realidad. Es imprescindible para tomar buenas decisiones. Y una de las dificultades que con frecuencia nos impide conocer bien la realidad es que magnificamos los defectos ajenos y minimizamos los nuestros. Es la famosa cita del evangelio que dice que nos fijamos en la mota del ojo ajeno y no nos damos cuenta de la viga que tenemos en el nuestro.

Hemos de ser personas de mentalidad abierta. Ser críticos con nosotros mismos. Estar abiertos a la posibilidad de que estemos equivocados, y a la posibilidad de que los demás tengan razón. Si tenemos esa actitud nuestras decisiones serán mejores. Por un lado a veces adoptaremos propuestas de otros, que nunca contemplaríamos si pensáramos que nosotros siempre tenemos razón.

Por otro lado, las propuestas nuestras que mantengamos habrán sido comparadas con propuestas de otros y honradamente habremos visto que la nuestra es mejor, por lo que tendremos más confianza en que estamos actuando bien. Nuestras decisiones no serán fruto de un juicio personal sesgado, sino que estarán abiertas a posibilidades distintas de las que contemplamos.

Esta actitud que acabo de describir es la contraria que se observa en los políticos. Ellos siempre tienen razón. Basta con que el partido contrario diga una cosa para que yo mantenga la opuesta. Si surgiera un político que gobernara con mentalidad más abierta todos ganaríamos.

19 COMENTARIOS

  1. «La viga en el ojo» me hace pensar el el revuelo de una realidad en el día de ayer; me refiero a la Empresa Uber ó blablacar, un asistente en el mundo del taxi que funciona en países asiáticos y parte de latinoamerica. Voy a intentar no criticar, ni manifestar mi opinión personal, pero lo que si que me da a pensar y «abrir más mi mente» en preguntarme ¿Que es lo que realmente esta pasando…? con este tema y con otros muchos a la vuelta de la esquina. En uno de los post anteriores del Prof. M.àngel, vimos como se comentaba el «fin del trabajo» pero también estamos viendo o mejor dicho viviendo cambios donde la tecnología juega un papel importante. Donde los cambios de este S-XXI de la misma manera que ocurrió en siglo pasado se está sencillamente transformando. Problemas difíciles llevan respuestas difíciles y pregunto: No tendrá un servidor una viga en el ojo… no lo se, pero si tomo la sugerencia de lo que hace Uber o Blablacar, con calma y equilibrio, medito, valoro, (en que puede beneficiar a un taxista profesional) contrasto y seguro que encuentro y visualizo la respuesta más adecuada en ese momento concreto.

    Gracias por la atención, buen fin de semana, Ramón.

      • Del conjunto de comentarios y sus respuestas, da la impresión que todo gira en torno a la clase política («mentalidad más abierta»); pero un servidor incide en un hecho ocurrido entre taxistas y una nueva plataforma de Empresas naciente (Uber) y extendida de forma global.. Entonces si realmente pasamos de hechos reales (No políticos) posiblemente «La viga en el ojo» está más generalizada de lo que creía. Gracias por la atención u saludos. Ramón

  2. Hola Miguel Ángel,

    Suscrito totalmente tu blog, y me parece muy acertado.
    Estoy de acuerdo que debes tener en cuenta a las opiniones de los demás en la toma de decisiones. Aquellas donde intervienen diferentes puntos de vista para aportar ideas y para depurar soluciones son las mejores soluciones.

    El problema está en aquellos casos -de los que la política española es un claro exponente-, donde hay una serie de intereses bastardos e incentivos que no permiten tomar decisiones consensuadas a través de un proceso de cooperación con aquellos que no están en nuestro mismo bando equipo. Donde es más importante machacar al otro y a sus ideas que tratar de incorporar a ambos en el proceso de decisión en aras del bien común.

    Por eso en España seguimos teniendo un importante déficit democrático. Y que conste que esto no tiene nada que ver con tener un rey o un presidente de la república

    Un saludo,

    Paco

    • Paco, hace tiempo que no teveía por el blog.Muchas gracias por tu comentario. Precisamente por lo que dices es por lo que es muy necesario que surjan políticos de talla. Lo cual ahora parece improbable.
      Saludos,
      Miguel Angel

      • Sigo leyendolo, lo que es un placer porque das píldoras de realidad con un análisis certero aunque es verdad que hacia tiempo que no daba mi opinión en el blog,
        Eso de ser papá se nota en que le queda menos tiempo a uno para muchas cosas…

        Un abrazo,

        Paco

  3. Hola, buenas.
    Suscribo totalmente la opinión vertida en el artículo, así como los comentarios anteriores. La persona para tapar su incompetencia o sus miedos, ha intentado reflejarse en el prójimo, ya sea como envidia porque le va mejor, o regocijarse porque le va peor.
    Lo que tenemos que tener claro es que por naturaleza somos seres sociales. Si queremos vivir de un servicio o bien a los demás, debemos de tener muy en cuanta la actitud de estos hacia nuestro servicio o bien.
    Raramente podemos imponer lo que necesitan los demás. Hay colectivos que pretenden vivir sin cambios en su sector hasta la eternidad. Es imposible, hay que renovarse, ya que más pronto que tarde surgiran alternativas.
    Debemos estar preparados e informados de los cambios, solo así podremos sobrevivir y sino lo hacemos.. pues viviremos en la critica continua.
    La clase política e instituciones publicas tambien deben de hacer lo mismo, deben de estar preparados a los cambios de la sociedad, sino se quedarán en la mediocridad y otros vendrán a sustituirlos.
    Un saludo.
    Juan Toro
    http://es.linkedin.com/in/juantororebollo
    http://www.interesporlageomatica.com

  4. Es muy importante conocerse a sí mismo, saber nuestras limitaciones, nuestro nivel de incompetencia y ver en los demás un complemento necesario, saber escuchar y valorar a los que nos rodean. Personalmente empezaría por aquí.

  5. No unicamente aceptar la posibilidad de estar equovocados sino también de cuantificar el error en el supuesto caso de tomar una decisión equivocada. Esta manera de proceder ayuda a tener varias perspectivas de peso ante un problema.

Deja un comentario

Artículo anterior¿Realmente podemos?
Artículo siguienteDemocracia
A %d blogueros les gusta esto: