Inicio > Consideraciones prácticas > ¡Qué difícil es ser coherente!

¡Qué difícil es ser coherente!

incoherenciaAdmiro a las personas coherentes. Son los que mantienen sus argumentos tanto si le llevan a unas conclusiones que les benefician como si le llevan a conclusiones que les perjudican.

Cuando otros tardan mucho en hacer algo es que son lentos. Cuando tardo yo es que estoy muy ocupado. Cuando otros hacen algo que no se les había dicho, se están pasando. Cuando lo hago yo es que tengo iniciativa. Cuando otros mantienen sus posturas es que son tozudos. Cuando la mantengo yo es que soy una persona con convicciones. Cuando otros progresan es que tienen suerte. Cuando progreso yo es que trabajo duro.

Pasa en la actividad política, pero también en muchos otros ámbitos de la vida. Cuando un político está en la oposición suele decir que es catastrófico todo lo que está pasando por falta de liderazgo de los que están gobernando. En cuanto pasa a gobernar, el juicio sobre la misma situación cambia de repente y pasa a “no puede ser de otra manera”. ¡Qué difícil es ser coherente!

Es muy fácil, y de personas poco serias, utilizar unos argumentos cuyas conclusiones le favorecen, pero luego utilizar los argumentos contrarios para no llegar a conclusiones que les perjudican. Siempre se salen con la suya.

Una vez mantuve una desagradable conversación con una persona que mantenía en la misma conversación una cosa y su contraria, dependiendo si abordábamos un aspecto u otro del asunto que estábamos tratando. ¡Qué difícil es ser coherente! Hasta el jueves que viene

  1. Alberto
    febrero 18, 2016 en 9:13 am

    La coherencia, al igual que el sentido común , es un bien poco frecuente. Pero cierto es que es razonable ser coherente si tu punto de vista o la perspectiva desde la que se afronta un dilema es estático. Un amanecer es distinto si se ve desde la Tierra o desde la Luna pero el hecho de que salga el sol es el mismo. Cambia tu punto de vista. Evalúa la situación desde otro ángulo, desde otra perspectiva, y tu coherencia no habrá cambiado. Habrá cambiado tu modo de ver el proceso de ser coherente.
    Espero cada jueves tus palabras¡¡¡¡

    • febrero 20, 2016 en 4:47 pm

      Gracias Alberto por tu intervención. Efectivamente, las cosas se perciben dependiendo del punto de vista y de la perspectiva. Por eso es importante ver las cosas desde distintos puntos de vista y recabar opiniones de otras personas antes de hacer juicios. Es una mínima medida de prudencia.
      Gracias por participar y saludos,
      Miguel Angel

  2. Anónimo
    febrero 18, 2016 en 9:13 am

    La coherencia es una señal de integridad que ayuda a conocer a las personas. Por el contrario una persona incoherente es impredecible y una eterna desconocida. En general tiendo a alejarme de las personas incoherentes porque no me fío. Hoy dicen blanco, mañana negro y pasado todo lo contrario… Apreciado Profesor Ariño, yo también he conocido personas inchoherentes y sabes qué… prefiero que les aguanten otros. Un abrazo, Moritz

    • febrero 20, 2016 en 4:48 pm

      Gracias Moritz. La incoherencia impliaca como bien dices impredictibilidad, y por eso es tan difícil poder confiar en las personas incoherentes.
      Saludos,
      Miguel Angel

  3. josepserracots
    febrero 18, 2016 en 9:55 am

    Por ésto, la falta de confianza.

    • febrero 20, 2016 en 4:49 pm

      Efectivamente Josep, es lo que contesto a Moritz.
      gracias por seguir en el blog.
      Miguel Angel

  4. febrero 18, 2016 en 1:21 pm

    Puedo estar de acuerdo en la incoherencia a corto plazo y que no es de recibo adaptar los argumentos al gusto del interlocutor. Entiendo el sentido del post.

    Pero dicho esto, no acepto la coherencia como un valor supremo. Cuantas veces por culpa de la coherencia no evolucionamos o tomamos decisiones equivocadas?

    O por no decir de quien usa la coherencia de la gente para manipular-la. es decir, fuerzo que te mojes en un tema para luego obligar-te a hacer algo amenazándote que si no lo haces eres un incoherente…

    En resumen, creo que en la toma de decisiones, la coherencia debería tener un peso mucho más bajo que del que le concede la sociedad.

    La coherencia no deja de ser una especie de “sunk cost”. La única peso que tiene el criterio de ser coherentes es el prestigio personal que concede la sociedad a los coherentes. Pero no más.

    Por tanto: me declaro un “INCOHERENTE” o mejor dicho un “NO TENGO PORQUE SER COHERENTE” y esto no quiere decir que sólo tome decisiones con criterios egoístas tal como describes en el texto. Sino todo lo contrario.

    Yo personalmente aprecio más a quien aprende de los errores a los que los siguen cometiendo por la “maldita” coherencia.

    • febrero 20, 2016 en 4:53 pm

      Jbaylina, no hay contradicción entre mi mensaje y tu comentario. Ser coherente no significa no poder cambiar de opinión si cambian las circunstancias o se tiene nueva información. Eso sería cerrazón e inflexibilidad. Se puede cambiar de opinión si hay razones para ello. Lo que no se puede, porque es incoherencia, es cambiar los juicios que uno hace dependiendo de si en un momento dado me beneficia o me perjudica. eso es incoherencia y eso, desde mi punto de vista es inaceptable. Al menos yo intento no tratar con ese tipo de personas.
      saludos y gracias por participar,
      Miguel Angel

  5. jcpnconsultor
    febrero 18, 2016 en 4:32 pm

    Hola Miguel Angel, gracias por tus reflexiones. De verdad que es difícil ser coherentes, por eso creo yo, que muchos directivos pierden tan rápido la supuesta credibilidad que se construyeron, por la falta de coherencia entre lo que dicen y lo que hacen. Saludos

    • febrero 20, 2016 en 4:54 pm

      Si jcpn, la falta de coherencia es un modo muy eficaz de perder la credibilidad y la autoridad.
      Saludos,
      Miguel Angel

  6. febrero 18, 2016 en 8:24 pm

    Es como la luz. Cuando hay coherencia se llama laser. Si un equipo logra eso, es decir, la coherencia es como un laser que puede eliminar todos los obstáculos. Un saludo.

  7. Nacho García
    febrero 19, 2016 en 9:05 am

    El principio de no contradicción: “algo no puede ser y no ser al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto”.

  8. Josep Fabregat
    febrero 23, 2016 en 12:07 am

    Interesantes reflexiones todas ellas.

    Permitirme apuntar otro tipo de incoherencia. Va ligada a la imprevisibilidad planeada. La astucia de aquel que va modificando su discurso adaptándolo a sus intereses en cada momento, utilizándolo para sacar provecho en interés propio de aquellos que están en su entorno hasta que estos, en su querencia de ser coherentes e íntegros en sus principios, acaban por perder su alineamiento y empatía en aquello que parecía ser un propósito común.

    Saludos,

    • febrero 23, 2016 en 10:17 am

      Josep, muy interesante tu aportación. Efectivamente esas conductas se dan a veces, pero son cortoplacistas. lagente acaba captando cómo es tal persona y acaban esquivándola.
      Gracias por participar,
      Miguel Angel

  9. Jesus A. Ortega
    febrero 23, 2016 en 2:32 am

    Excelente, claro y verdadero. Espero su próximo artículo sobre el tema. Además, muy de acuerdo con el comentario de Josep Fabegat

  10. febrero 23, 2016 en 4:51 pm

    Llego tarde para hacer un comentario que añada valor a vuestros comentarios tan acertados. Dejádme añadir una reflexión que creo que puede ayudar:

    ¿Ser coherente con qué?

    Con los objetivos a largo? A corto? Con nuestros valores? Con los que están cerca? Con nuestra visión? Con una visión compartida? Con una Misión?… Saber comunicar a lo que se es coherente ayuda a ser comprendido.

    Por cierto, hay gente que quiere servir a Dios y al diablo. A uno a la luz del dia y al otro sin que nadie lo sepa. Hay cosas que no se pueden hacer. Verdad?

    Gracias

    • febrero 24, 2016 en 3:09 pm

      Joan ser coherente en no argumentar una cosa y su contraria en función de lo que te interesa en cada momento.
      gracias por participar,
      Miguel Angel

  11. eva olaizola
    febrero 25, 2016 en 9:45 pm

    Lo nuestro son “costumbres” y lo de los demás son “manías”…

    • febrero 29, 2016 en 8:49 am

      Si Eva, costumbres saludables y manías molestas.
      Gracias por participar,
      Saludos,
      Miguel Angel

  1. marzo 30, 2016 en 8:36 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: