Innovar

Pensaba esta semana proponeros un experimento, pero visto el interés suscitado por el  mensaje de la semana pasada voy a continuar con el tema. Hablaba de la necesidad de facilitar que los problemas afloren cuanto antes en las empresas para que se les pueda poner solución. Esto significa entre otras cosas permitir las equivocaciones. En el mensaje de esta semana voy a ir más lejos. Si en una empresa no se permiten los errores, la gente allí no arriesgará nada. Irá a lo seguro. Pero las empresas punteras tienen que innovar e innovar implica experimentar y arriesgar. Y cuando se hacen experimentos se fracasa muchas veces. Las buenas ideas suelen venir después de muchos intentos fallidos.

Una empresa que quiera innovar deberá permitir la experimentación, los fracasos y los errores. Esto no significa que valga cualquier cosas en nombre de la innovación. Los experimentos que se hagan deben tener tres características. La primera es que  la experimentación debe perseguir un objetivo razonable. No vale cualquier cosa. La segunda es que si sale mal las consecuencias no sean muy graves. Asumir un riesgo que  pusiera en juego la continuidad de la empresa sería una grave temeridad. Finalmente los experimentos deben generar aprendizaje. Deben servir para algo. Por lo menos para no cometer el mismo error una segunda vez.

Si se cumplen estas condiciones bienvenidos sean los errores. Son la antesala de las grandes ideas. El éxito solo es fruto de la experimentación. Quien quiera más que visite mi mensaje del 5 de marzo: buscar culpables o aprender de los errores.

Hasta el jueves que viene, en el que hablaré de la necesidad de la información en la toma de decisiones. De momento podeis contestar este cuestionario y difundirlo. Lo comentaré en el próximo mensaje.

  1. Diego Torrado
    noviembre 11, 2010 en 2:11 pm

    Creo que tuve un muy buen jefe no hace mucho que nos insistía siempre en poner, poner y poner cuantas más acciones en marcha. Aunque solo una o dos funcionasen eran preferible eso al estar cruzado de manos a esperar a nuestra competencia venir. Creo que con él aprendí a superar el miedo al error y a equivocarme muchas veces.

    Genial el topic!

    • noviembre 12, 2010 en 1:40 pm

      Diego, es el único modo de aprender y de mejorar. Si haces siempre lo mismo, no fallarás, pero facilmente te quedarás obsoleto
      saludos,
      Miguel Angel

  2. Pilar Lecha
    noviembre 11, 2010 en 10:15 pm

    Que gran realidad hay que arriesgar, hay que dejar que nuestros equipos vuelen y dar menos la mano. Yo esta semana lo he puesto en practica en uno de mis departamentos (espero que no se equivoquen mucho..je,je.)). Pero se que les servirá y a mí también!

    Bueno como base de partida les he puesto el Poema de Pablo Neruda “ Muere lentamente” igual es por mi parte poética… Pero bueno sirve también para la empresa. (Muere lentamente quien se transforma en esclavo del habito…. el poema es largo pero muy didáctico).

    • noviembre 12, 2010 en 1:43 pm

      Pues de eso se trata Pilar, de poner las cosas en práctica. Saber cuales son las claves de la innovación no sirve para nada si luego no se ponen en práctica.
      Nos vemos por el IESE dentro de un rato,

      Miguel Aagel

  3. Anónimo
    noviembre 12, 2010 en 11:59 am

    La gestión de la innovación (y de sus éxitos y fracasos) puede ser un buen indicador de la madurez y calidad de los líderes de una compañía, además de ser un elemento motivador de equipos sensacional si se gestiona bien.

    Siempre pienso en Danone al hablar de innovación… cuantos fracasos harían falta para igualar lo que les ha aportado el éxito de Actimel? El % de fracasos es alto pero el retorno de los éxitos es muy elevado, por lo que en resumen, las innovaciones les salen muy a cuenta. Claro que con lo grandes que son…pueden jugar a ello cosa

    Otro elemento esencial es la perseverancia, la coherencia con la estrategia. Si crees en la solución que ofreces, no hay que desalentarse a los primeros malos resultados. Que le pregunten a Nespresso…

  4. noviembre 12, 2010 en 1:46 pm

    Si, rara vez sale un producto innovador a la primera. Hay que experimentar y fracasar mucho antes, pero al final compensa, si tienes la calidad directiva y la madurez suficiente para comprenderloy aguantar los fracasos.
    Anónimo, dinos quien eres, de todas maneras bienvenido,
    saludos,
    Miguel Angel

  5. Alejandro Ouziel
    noviembre 13, 2010 en 9:07 am

    Hola Miguel Angel,

    Me encanta tu blog y el tema actual me parece importantísimo. He visto empresas punteras donde la palabra innovación se a vuelto un cliché que no para de emerger en presentaciones pero donde se suele avanzar poco. Desde mi punto de vista los mas grandes retos ante la innovación son reducir la burocracia y quitar el miedo al fracaso (o al ridículo). Por desgracia esto es todavía mas difícil durante tiempos de crisis que es justamente cuando mas se necesita.

    Saludos,

    Alex

    • noviembre 13, 2010 en 11:55 pm

      Alejandro, me alegra verte participando en el blog. Te recuerdo del Global EMBA’03.
      Interesante lo que dices de perder el miedo al ridículo, que es otro de los grandes frenos para la innovación. El remedio es tener personalidad y que los demás piensen lo que les dé la gana.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  6. David Puyuelo
    noviembre 15, 2010 en 1:34 pm

    Comparto la visión: para que en el largo plazo exista innovación es básico tener una cultura positiva del error. Debemos percibir los fallos como un paso necesario para el desarrollo.
    Sin embargo, creo que en muchas organizaciones existe una verdadera obsesión por los resultados a corto plazo que no permite apreciar el valor futuro de estos errores y aprendizajes: y es que desgraciadamente, a nivel político, para “trepar” en una organización el largo plazo tiene poco valor mientras que los errores inmediatos son fácilmente apreciables….

    Muchas gracias,
    David

  7. noviembre 15, 2010 en 3:55 pm

    David, por eso hay tantas organizaciones mediocres. Casi todas están atrapadas en la práctica del corto plazo.
    Miguel Angel

  8. diciembre 5, 2010 en 8:33 am

    Muy buen tópic y los comentarios,
    hace poco leí lo que George Bernard Shaw opinaba sobre el éxito y innovación: el decía que existen 2 tipos de personas – razonables y irrazonables. El hombre razonable nunca quiere equivocarse, no quiere molestar a nadie ni quiere polémica. De otro lado, el hombre irrazonable, que niega a hacer las cosas como todos los haces, a quien da igual lo que piensan de el. Show creía que todo progres humano depende del hombre irrazonable. Y estoy de acuerdo con el. Si queremos innovar hay que dejar miedo a errores y arriesgarnos seguir caminos menos transitables.
    Un saludo,
    Anna

    • diciembre 6, 2010 en 8:13 pm

      Si Anna, pero a ese tipo de personas, que son las que hacen avanzar las organizaciones yo no las llamaría irrazonables. Pero gracias por el comentario y la cita de Shaw, que desconocía. Ya se ve que esto de la innovación viene de lejos
      saludos,
      Miguel Angel.

      Por cierto, ¿Desde donde escribes?

      • diciembre 7, 2010 en 7:12 am

        Puede ser que la traducción mia de ingles a castellano de la palabra “unreasonable” en este contexto no es de todo correcta… Escribo desde España pero soy Rusa. Un amigo me comentó sobre este blog, lo ví y me gustó mucho. Gracias Miguel Angel por compartir su experiencia.
        Un saludo,
        Anna

  9. diciembre 7, 2010 en 4:44 pm

    Anna, tu castellano es perfecto y la idea de la palabra “unreasonable” es la que transmites en tu comentario: irrazonable, o poco razonable. Gracias y difunde el blog entre tus compatriotas rusos que comprendan el castellano
    Saludos,
    Miguel Angel

  1. noviembre 18, 2010 en 9:02 am
  2. noviembre 25, 2010 en 9:03 am
  3. enero 6, 2011 en 9:08 am
  4. enero 19, 2012 en 9:36 am
  5. octubre 4, 2012 en 7:01 am
  6. enero 31, 2013 en 8:00 am
  7. junio 6, 2013 en 7:02 am
  8. junio 6, 2013 en 5:56 pm
  9. abril 3, 2014 en 7:00 am
  10. agosto 16, 2016 en 11:30 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: