Inicio > Consideraciones prácticas, Modos de decidir, suerte > Barcelona – Real Madrid. 29-XI ¿Se puede predecir?

Barcelona – Real Madrid. 29-XI ¿Se puede predecir?

En la última semana  y en la anterior propuse un cuestionario a los blog-lectores y al público en general. De momento he recibido 997 respuestas válidas. Estos son los resultados: en promedio se opina que el Barcelona meterá 1,83 goles y el Real Madrid 1,31 en el partido que jugarán este próximo lunes 29 de noviembre. El resultado que con más frecuencia se cita (24% de los que responden) es un 2-1 a favor del Barcelona.

El 53% opina que la liga la ganará el Barcelona y el 44% que la ganará el Real Madrid. El segundo puesto se opina que será para el Real Madrid (49%) ó para el Barcelona (44%). El tercer puesto se lo reparten el Valencia (41%), el Villarreal (21%), Sevilla (13% ) y At. Madrid (11%). En promedio se opina que los precios de los pisos no volverán a subir hasta el tercer trimestre del año 2013 y el paro no volverá a estar por debajo del 10% hasta el segundo trimestre del 2015.

El objeto del estudio es entender mejor en qué condiciones el agregado de la opinión de la mayoría aporta una buena información sobre un evento. Mi hipótesis es en los eventos altamente aleatorios es difícil que la opinión de la mayoría tenga utilidad. Si lanzamos una moneda y preguntamos a la gente  el resultado, el 50% responderá que “cara” y el otro 50% que “cruz”, pero esto no aporta ningín valor, pues el resultado es totalmente impredecible y no hay ninguna información dispersa entre la muchedumbre que pueda ser agregada. Sin embargo en situaciones menos aleatorias, el agregado de la opinión de mucha gente puede aportar información valiosa.

En este sentido, creo que el resultado del partido Barcelona-Real Madrid de los próximos días es difícil de predecir, pues tiene una gran componente aleatoria y la suerte puede tener un gran peso en el resultado. Si con este experimento acabáramos acertando, podría ser más a causa de la casualidad que del conocimiento acumulado de mucha gente. Sin embargo creo que esta metodología puede ser válida para tener información de quien ganará el campeonato de futbol, pues esto depende menos de la suerte y más de la calidad de los equipos. Parece que hay consenso de que el Madrid y el Barcelona se llevarán los dos primeros puestos. Estando muy reñido quien será el primero. Por el mismo motivo, en mi opinión, el conocimiento agregado de cuándo volverán a subir los precios de los pisos y cuándo el paro volverá a estar por debajo del 10% en España, puede tener bastante valor. Aunque en este caso tardaremos mucho en verificarlo. En el portal del Indice Inmobiliario IESE-Fotocasa publicamos informes trimestrales que permiten seguir la evolución del precio de los pisos.

Un informe más detallado de los resultados de este cuestionario podeis encontrarlo aquí. Hasta la semana que viene, en que el mensaje será muchísimo más corto para compensar por la longitud de este.

  1. Leo
    noviembre 25, 2010 en 9:39 am

    En el caso de los pisos, los mismos que opinamos somos también agentes activos ya que nuestras decisiones de compra (basadas, por cierto, en nuestra opinión sobre la pregunta que planteas…) inciden directamente en los precios.

    ¿Crees que es un factor que también hay que tener en cuenta?

    • noviembre 25, 2010 en 3:20 pm

      Efectivamente Leo esto es lo que se conoce como profecías autocumplidas. Una cosa a base de pregonara se acaba haciendo realidad. Pero evidentemente las dimensiones del experimento que hemos hecho son suficientemente pequeñas y no modificarán las decisiones de compra del mercado.
      saludos,
      Miguel Angel

  2. noviembre 25, 2010 en 9:49 am

    Me parece mucho decir que la opinión de masas pueda anticipar la evolución del precio de los pisos o el paro por debajo del 10%. Usando tus mismos términos creo que también “son altamente aleatorios”.
    Lo único en que se me ocurre relacionar a las masas con estas predicciones es que son las propias masas las implicadas en que todo estos cambie: su estado de ánimo fundamentalmente.
    Pero hay muchos otros factores que “la muchedumbre” no controla y que por supuesto no puede predecir levantando el dedo humedecido y comprobando de forma subjetiva dónde tira la economía.
    Para seguir con las analogías, compararía la previsión susodicha con la previsión del tiempo: hay mucha ciencia para saber que pasará hoy pero es impredecible que pasará mañana. No por la ineptitud sino por la complejidad.

    • noviembre 25, 2010 en 3:31 pm

      Alejandro, gracias por tus comentarios, que enriquecen el debate. Yo no estoy de acuerdo que el precio de los pisos o el paro sea algo aleatorio. Tienen sus causas. Lo que pasa que las causas son difíciles de analizar. Por eso, el conocimiento acumulado de mucha gente puede proporcionar información. No estoy diciendo que la gente sepa mucho de este tema. Lo que hipotetizo es que es el conocimiento acumulado lo que puede proporcionar información.

      De todas maneras, esto de la “sabiduría de la muchedumbre” es una hipótesis que lleva poco tiempo estudiándose y no se sabe con certeza en qué circunstancias funciona y en cuales no. Todavía hay mucho que investigar al respecto. Lo que estoy haciendo yo es intentar entender mejor las condiciones bajo las que esta hipótesis funciona y las condiciones bajo las que no.

      Las hipótesis que hago en el mensaje son eso, hipótesis. Habrá que ver si son válidas o no. En cualquier caso esto es algo en lo que se está investigando y se investigará más.

      Por supuesto que la realidad no es controlada por las masas. Entre otras cosas porque ¿quien es la masa?, pero es el agregado del conocimiento infinitesimal de muchos individuos lo que puede proporcionar información.

      Respecto a tu analogía con la predicción del tiempo. En las cosas técnicas en los que hay una ciencia que dice algo como es la meteorologís, preguntar a las masas es una estupidez. Si se construye un puente y se quiere saber si va a resistir el paso de los camiones, lo mejor es hacer estudios de estructuras, y no preguntar a la gente que opina.

      Muchas gracias Alejandro. Todo el debate queda enriquecido.
      Miguel Angel

  3. GustavoBB
    noviembre 25, 2010 en 12:47 pm

    A mí me parece que este tipo de encuestas pueden servir como instrumento de predicción si se cumplen dos condiciones: la primera sería que el grado de aleatoriedad del futuro que se pretende predecir sea relativamente bajo, y la segunda sería que la muestra de encuestados sea representativa del universo de personas que realmente pueden condicionar ese futuro.
    Que todos creamos que un partido de fútbol saldrá 2-1 no necesariamente significa que ese resultado tenga que cumplirse.
    Sin embardo, encuentro interesante reflexionar sobre el grado de certeza que tendría esa pregunta si supiéramos lo que ‘de verdad’ piensan los 22 futbolistas y entrenadores que jugarán el partido. Porque si bien es evidente que hay un importante componente aleatorio, el resultado en gran parte depende de ellos.
    No sé es verdad que en el partido Barça-Madrid de hace dos años en el Camp Nou, los jugadores del Madrid habían puesto un ‘1’ en la quiniela. El Barça ganó 2-0 si mal no recuerdo.

    • noviembre 25, 2010 en 3:34 pm

      Estoy de acuerdo contigo Gustavo, en que lo que los expertos (los 22 futbolistas y entrenadores) opinan tiene mucho valor. Pero de lo que se trata ahora de investigar si miles de personas opinando, pueden mejorar en determinadas situaciones la opinión de los expertos. Hay circunstancias en las que esto es verdad. Además como ahora en la red es muy fácil obtener respuestas, este puede ser un modo muy eficiente de obtener información.

      Saludos,
      Miguel Angel

  4. Marta F.
    noviembre 25, 2010 en 1:30 pm

    Como participante en la encuesta y al contrario de lo que comentas en tu post, creo que mi respuesta sobre eventos aleatorios y difíciles de predecir como el partido del lunes tienen más fundamento que la respuesta sobre cuando el paro volverá a estar por debajo del 10% en España. Sé que no queda políticamente correcto, pero creo que estoy más al día sobre Mou, Guardiola y compañía que sobre los datos del INEM.
    Supongo que mi desviación se compensa con otras respuestas de gente mucho más entendida en la materia y que ahi está la gracia del asunto…pero me aprecía adecuado comentarlo.
    Otra cosa…no recuerdo si en la encuesta pedías que escogiéramos la respuesta que consideráramos que se cumpliría con un 80% (por ejemplo) de probabilidades, pero cuando hicimos un ejercicio parecido en clase, fallé por querer acotar demasiado los resultados. Podría pasar algo parecido en este ejemplo?
    Saludos,
    Marta F.

    • noviembre 25, 2010 en 3:43 pm

      Marta Figa, precisamente de eso se trata, de la opinión de personas que no saben mucho sobre un tema. De que aporten su opinión más allá de la que se puede obtener analizando datos del INEM. Para analizarlos no hace falta preguntar a mil personas. Basta con uno que sepa analizarlo. Con esto se trata de recoger opiniones poco fundamentadas de muchísima gente y ver en qué condiciones tiene esto poder predictivo.
      En la encuesta no pedía intervalos del 80%. Las contestaciones que dais pueden estar sesgadas, pero el sesgo de las 1000 personas que habeis contestado es muy difícil que esté en la misma dirección. Las desviaciones de unos y otros se cancelarán, y “Quizá¿¿??” se pueda predecir algo.

      Pero insisto que esta ciencia está comenzando y se sabe poco de ella. Por tanto cualquier afirmación que yo haga hay que ponerla entre paréntesis. Además yo estoy empezando a estudiar esto. Espero en el futuro poder ofrecer en mis clases conocimiento válido sobre esta metodolgía de obtener información.

      gracias Marta,

      Miguel Angel

  5. noviembre 25, 2010 en 3:46 pm

    Hola a todos. Os comunico que voy a estar fuera de mi despacho los próximos 3 dias, por lo que quizá me sea difícil responder a vuestros comentarios. En cuaquier caso quiero agradecer a todos los que habeis participado en esta encuesta,
    saludos,
    Miguel Angel

  6. Jose Antonio Mesa Cejudo
    noviembre 26, 2010 en 8:42 am

    Hola Miguel A.,
    Me gustaría saber más, si es posible, sobre la participación en la encuesta. Ni que decir, que si tiene un sesgo regional en el caso del fútbol o cultural en el de los pisos, creo que las conclusiones podrían no ser muy extrapolables a otros casos y sacar conclusiones de ellos, no crees?.
    Un saludo,
    Jose A.

    • noviembre 28, 2010 en 6:22 pm

      José Antonio. No tengo modo de saber quien ha contestado la encuesta, pero ya me he preocupado de que no hubiera sesgo a favor de Barcelona. La envié directamente a 240 alumnos de Barcelona y a 300 antiguos alumnos de Madrid. Evidentemente si todos los que han contestado fueran de una región, los resultados podrían estar sesgados. Pero posiblemente no sea así.

      Muchas gracias,

      Miguel Angel

  7. Raúl Tomé
    noviembre 26, 2010 en 12:43 pm

    Me agrego como ocasional visitante, no he participado de la encuesta pero me gustaría aportar que en ciertos temas, aunque apliquen otros presupuestos que validarían el valor de las encuestas, pueden no ser estas de valor. El ejemplo del valor de los pisos o el indice de paro tienen contenidos emocionales que pueden desfigurar la percepción. A todos nos pega el nivel de desocupación, directa o indirectamente, y a todos probablemente también, el valor de los pisos. Estaremos dando lo que esperamos suceda, lo que querríamos que suceda, lo que tememos que suceda?

    • noviembre 28, 2010 en 6:26 pm

      Raúl bienvenido al blog. Hazte lector habitual y difundelo entre tus conocidos. Precisamente esta metodología lo que posibilita (aunque esto está por ver. Todo está a nivel de investigación), es que los sesgos se cancelen unos con otros. Estamos interesados, no en la opinión individual de la gente sino en el agregado. Por otro lado un tema a investigar es en qué condiciones se dan sesgos sistemáticos y en qué condiciones los sesgos se anulan unos con otros.

      Lo dicho: bienvenido al blog,

      Miguel Angel

  8. Paco
    noviembre 27, 2010 en 11:16 pm

    Hola a todos, para mi los tres sucesos ejemplo son diferentes analizados desde el grado de independencia de los mismos respecto a las muchedumbres y eso condiciona su predicción por las mismas:

    – El partido depende básicamente de los 22 jugadores y otros intervinientes (+ cuerpo técnico, árbitro, etc.), y menos resto del universo entre los que se encuentra la muchedumbre (si no han participado jugadores en el experimento, claro).

    – Que el paro baje dependerá de mucha gente, aunque principalmente de unos actores que pueden influir más (empresarios, gobierno, otros actores económicos, legisladores, etc). Existe grado de independencia respecto de la muchedumbre aunque el peso de ciertos individuos o actores es mucho mayor.

    – En los pisos estamos hablando de un mercado siendo la muchedumbre una muestra reducida de ese mercado “potencial”. Aquí es donde yo veo más poder predictivo por el conocimiento acumulado de todos los individuos que forman parte de ese mercado potencial (tanto como oferentes como demandantes). Y estoy suponiendo que aunque ciertos actores puedan tener más grado de influencia que otros como en el anterior caso (gobierno, inmobiliarias, bancos, etc.), en un mercado más perfecto su influencia sería menor y por tanto la capacidad de predicción de la muchedumbre debería ser mayor.

    Disculpas por la extensión de mi post.

    Gracias.
    Un saludo

  9. noviembre 28, 2010 en 6:32 pm

    Paco, el que el partido dependa de 22 jugadores, entrenadores y un árbitro no invalida que la gente pueda tener una opinión del resultado del partido. Si no es posible hacer una predicción del resultado es más debido a la aleatoriedad del acontecimiento que a quienes son los protagonistas del evento.

    Por otro lado en el ejemplo de los pisos dices que los participantes son la muchedumbre. Pero la actuación individual de cada agente no puede modificar la fecha en que volverán a subir los precios de los pisos.

    En todos los casos la predicción del evento depende de la información de la gente y no de las actuaciones de los actores.

    saludos,

    Miguel Angel

  10. Paco
    noviembre 29, 2010 en 1:58 pm

    Hola Miguel Angel, totalmente de acuerdo en que la capacidad de predicción depende de la información de la gente.
    Pero creo que hay casos en que la muchedumbre además de tener información puede ser también un actor aunque sea solamente potencial, y pese a no poder modificar una fecha sí que puede tener algún tipo de influencia en ella (aunque sea mínima).

    Además, si comparamos ambos casos, en uno estamos hablando de un suceso con un resultado más acotado (el del partido), frente a otros sucesos más abiertos. Y esto tiene un peso importante en el poder de predicción.

    Gracias.
    Un saludo,

    Paco

  11. noviembre 29, 2010 en 11:18 pm

    De las 997 contestaciones nadie había vaticinado un 5-0. Parece que, como anticipábamos en el mensaje, esta metodología no sirve para predecir resultados de futbol. Aunque para probarlo, tendríamos que coger 100 partidos, preguntar a la “muchedumbre” y comprobar que el acierto de la muchedumbre es estadísticamente equivalente a un acierto aleatorio.

    Alguno ha manifestado dudas sobre si la muestra no estaría sesgada porque la ha contestado más gente de Barcelona que de Madrid. No hay manera de saber quien ha contestado. Envíe el cuestionario a 240 alumnos y antiguos alumnos de Barcelona y a 300 de Madrid. Por otro lado este modo de obtener información debe ser independiente de la composición de la muestra, pues por la propia metodología es imposible saber quien contesta

    En mayo comprobaremos qué pasa con el campeonato de futbol. De momento seguimos estudiando el tema y poder ofrecer en el futuro mas conocimiento sobre esta metodología.

    Muchas gracias a todos los que habeis participado.

    Miguel Angel

  12. jose miguel fernandez
    diciembre 2, 2010 en 1:07 pm

    Esta metología es imposible que funcione en eventos en los cuales los factores no previstos y la intervención humana -más bién interacción- tengan un peso muy muy elevado. Y por no extenderme, nosotros, cuando yo trabajaba en una prestigiosa farmacéutica; nos dispusimos a realizar un estudio de comportamiento de los pagadores del sistema sanitario (es decir, los NO prescriptores) y evaluadores de tecnología sanitaria, en orden a a acelerar la aprobación de fármacos en España (y ganar time to market y $). Vimos que literalmente, y eso que seguimos una estricta metodología Seis Sigma, el ratio S/N (señal a ruido), era tan pequeño, por la cantidad de Xs que había, que lo tuvimos que abandonar, tras dar muchas vueltas sobre el mismo palo.
    Como ejemplo, si hubiésemos querido predecir el resultado del partido (Enhorabuena a los culés), y lo llamamos Y(x), tendríamos que tener un modelo de muchas Xs, descartar las interacciones entre las mismas, tener un histórico grande de CADA una de ellas (imposible), y descartar comportamientos erráticos y outlayers. Con el famoso Crystall Balls o con Minitab se puede hacer bien.
    Ejemplo
    Y(X) = resultado BCN-MAD
    donde definimos
    x1= miedo escénico de cada jugador (pulso alto, sudor, etc…), que a su vez tiene varias x’s.
    x2= situación física de cada jugador (de todos), es decir, muchas sub x’s pero independientes.
    x3= disposición táctica ordenada por el trainer (y aquí como lo medimos??)
    x4= si el público espolea lo suficiente, o bien, alternativamente, número de espectadores(??)
    y así hasta no sé, cincuenta sesenta, o setenta factores….y?????????, ¿cuántos interaccionan entre sí?, buff, habría que hacer DOE (Design of Experiments) con much full factorial y aún así, donde hay intervención humana, siempre hay un ruido estadístico de fondo grande; minimizable, pero existe.
    No sé, espero no haberme enrollado mucho, gracias, Miguel Angel, por este blog
    José Miguel FErnandez-Santos
    GEMBA 06, PhD BioMedical Engineering, Six Sigma Black Belt.

    • diciembre 3, 2010 en 6:49 pm

      Efectivamente, José Miguel, para acontecimientos altamente aleatorios esta metodología propuesta es deficiente. La metodología que tu propones en tu ejemplo, no invalida que de otras maneras se pueda obtener también información. Lo que estoy estudiando de la “sabiduría de la muchedumbre” puede ser en algunas circunstancias una metodología válida.
      Que gratos recuerdos tengo de tu promoción del Global EMBA.
      Un abrazo,

      Miguel Angel

  13. junio 28, 2013 en 12:00 pm

    Hi there mates, nice paragraph and good arguments commented here,
    I am genuinely enjoying by these.

  1. diciembre 2, 2010 en 9:05 am
  2. junio 2, 2011 en 7:31 am
  3. octubre 20, 2011 en 8:58 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: