Flexibilidad

Relacionado

Meter la pata

Cuando uno comete un error caben dos posibilidades. La...

Efectos colaterales

En España estos días se está hablando mucho de...

Una buena práctica

Habitualmente cuando nos planteamos hacer una cosa es porque...

¿Qué podemos hacer?

En el mundo desarrollado hemos experimentado unos altos niveles...

La empresa como red de aprendizaje

La semana pasada moderé una sesión del programa para...

Share

Me contaba un antiguo alumno hace unos días que hacía unos meses había hecho unos planes con un colega del trabajo. Semanas después le surgió un asunto que le hacía difícil llevar a cabo ese plan que habían acordado inicialmente. Le propuso a su colega un cambio, fácil de hacer, y este le contestó que de ninguna manera. Que ya se había planificado el asunto así y que no se iba a cambiar. Me contaba este antiguo alumno que desde entonces el trato con este colega había sido distante, cuando anteriormente había sido muy cordial.

Una cualidad de las persona, no solo de los directivos, es la flexibilidad. Saber que los asuntos tienen muchas posibles soluciones, y que muchas veces es indiferente una solución u otra. A veces hacemos unos planes y nos es difícil cambiarlos aunque las circunstancias lo aconsejen. Hemos planificado cómo hacer una cosa y ya no nos cabe en la cabeza hacerlo de otro modo.

Las razones por las que muchas veces es bueno cambiar de planes pueden ser varias. Unas veces es porque llega nueva información que no teníamos cuando hicimos los planes y resulta que hacer algo distinto puede ser mucho más conveniente. Otras veces es aconsejable cambiarlos porque nos damos cuenta que el plan que pensamos realizar es muy oneroso para algunas personas, como era el caso del antiguo alumno del que hablaba al principio. Si no somos flexibles, seguiremos con nuestra idea inicial y la gente empezará a distanciarse de nosotros debido a nuestra injustificada tozudez.

Consejo, sé flexible. Mira a ver si eres un poco rígido en tus planteamientos, y en ese caso piensa que un poco más de flexibilidad puede facilitar la vida de los que te rodean. Hasta el jueves que viene. Felices vacaciones a los que las empezáis estos días. A mí ya se me están acabando.

8 COMENTARIOS

  1. Es así Miguel Ángel. Recuerdo que el profesor Polo siempre insistís en que una conciencia recta (prudente en la decisión) es la conciencia que se corrige, es decir correcta. Acá hemos estado celebrando las fiestas patrias 28-29 de julio, algo así como una vacación muy corta, aunque se acostumbra prepararlas durante todo julio.

  2. Totalmente de acuerdo Miguel Angel. Creo que la flexibilidad que comentas es una cualidad básica de un buen directivo, ya que amplifica su capacidad de gestión de personas, equipos y proyectos superando límites que muchas veces no son reales sino mentales. Y esto me parece especialmente relevante en el mundo en el que vivimos hoy, en el que la capacidad de adaptación al cambio es un factor crítico de competitividad.

    Buenas vacaciones y un abrazo!

    Ricardo

  3. Pues tienes toda la razón.
    Lo que también me pasa, últimamente, es que no veo demasiado bien. Debo tener una viga en mis ojos.
    Pero, firmaría casi todo lo escrito y dicho por Don Leonardo.

Deja un comentario

Artículo anteriorSoledad
Artículo siguienteCuatro consideraciones
A %d blogueros les gusta esto: