Inicio > Consideraciones prácticas, Modos de decidir > ¿De verdad puedes estar tan seguro?

¿De verdad puedes estar tan seguro?

riesgo

A todo el mundo la incertidumbre nos genera malestar. Preferimos vivir en un mundo de certezas  donde tenemos controlado todo lo que puede pasar. Pero el mundo no es así. La incertidumbre nos rodea constantemente. Para defendernos de ella solemos ignorarla y pensar que las cosas son como querríamos que fueran. Y este es nuestro error porque después la realidad siempre nos sorprende y nos pilla mal preparados.

Como ejemplo sirvan unas declaraciones del entonces presidente el gobierno español: “Se empezará a crear empleo neto en la segunda parte de 2011”.  Esto era un deseo más que una previsión razonada. Hay gente que juega a la lotería creyendo que le va a tocar. Confundimos los deseos con la realidad. Decía el poeta Antonio Machado “En mi soledad he visto cosas muy claras que no son verdad”. Nos negamos a aceptar que las ventas en nuestra compañía están yendo mal y preferimos pensar que rapidamente se enderezarán antes de aceptar la realidad.

Este es un modo habitual de autoengañarnos. Hace que percibamos la realidad de modo falso, lo que nos hace tomar malas decisiones. Para evitar caer en esta trampa lo que tenemos que hacer es estar abiertos a diversas posibilidades futuras; cuestionar nuestras suposiciones. Cuando estemos seguros de algo pensar si este algo podría ser distinto.

 

  1. Pablo durban
    agosto 11, 2016 en 11:08 am

    Al respecto de este tema recomiendo “elogio de la duda” de Victoria Camps. Arpa editores

    Siempre me ha intrigado la tensión que existe entre (1) la confianza y el optimismo, que de un modo misterioso a veces contribuyen a q lo q queremos suceda y otras es frivolidad (2) la duda sana y prudente que a veces puede caer en el pesimismo y hace que todo se vaya al garete

    • agosto 14, 2016 en 6:17 pm

      Muchas gracias Pablo por la recomendación. Lo que expones requiere un equilibrio que no siempre es fácil.
      Saludos,
      Miguel Angel

  2. agosto 11, 2016 en 4:23 pm

    Como recordarás Aristóteles es un filósofo socrático, quizá el más grande; pero Sócrates decía: “solo sé que nada sé”. Muy aleccionador

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: