Inicio > Modos de decidir, Perfiles de directivos > Directivos con autoridad y directivos autoritarios

Directivos con autoridad y directivos autoritarios

autoritarismoHay directivos que dan órdenes y la razón por la que hay que cumplir esas órdenes es porque lo mandan ellos. Son los directivos autoritarios. Son personas que como no tienen autoridad necesitan ser autoritarios: “esto se hace porque lo digo yo”.

Los directivos que tienen autoridad no necesitan ese estilo de mando. Inspiran confianza. Cuando dicen que hay que hacer una cosa su gente la hace porque saben va a ser lo mejor. Puede que vean las razones por las que hacer eso es conveniente. Pero a veces no conocen estas razones, pero se fían del jefe. Tiene autoridad. Cuando manda algo por algo será. “Seguro que es lo mejor” piensa su gente.

Si eres jefe piensa si muchas veces el argumento para que se haga una cosa es porque lo has dicho tú. Mucho tienes que cambiar como directivo. Si eres de los de abajo y te encuentras con un directivo autoritario, tienes muchas ocasiones de reírte. Ver cómo tu jefe no tiene argumentos razonables y todo lo que sabe hacer es señalar que él es el que manda. Si tienes un jefe con autoridad, enhorabuena, es una joya. Aprende de él. Crecerás mucho. Hasta el jueves que viene.

  1. Raul
    agosto 18, 2016 en 4:23 pm

    Me he acordado con esta entrada de “La Paradoja” de Hunter. Gran verdad eso de la autoridad, la cual te tienes que ganar. Y si además escucha y tiene en cuenta las ideas que los demás, por el bien del equipo, mejor todavia, más cómodo estará el personal.

    A menudo ambas se confunden, pero en el articulo no lo has podido diferenciar mejor. Otro aspecto de los autoritarios, o al menos que bastantes veces suele ir de la mano, es que no suelen reconocer sus errores.

    • agosto 20, 2016 en 3:14 pm

      Efectivamente Raul. Un autoritario nunca hace nada mal. ¿Qué errores va a reconocer entonces si todo lo hace bien?
      Gracias por participar
      Miguel Angel

  2. agosto 18, 2016 en 5:03 pm

    Hola Miguel Angel.
    En primer lugar agradecerte que sigas publicando en verano.

    Tu post de esta semana me ha hecho recordar una “sesión clínica” sobre los “psicopatas adaptados” que cayó en mis manos y leí hace unos meses.
    Dice en ella que un 10% de la población española presenta alguno de los rasgos de la psicopatía y que un 2% de la población los tiene todos… es decir hay un 2% de la población que son psicópatas y la mayoría de ellos no están diagnosticados sino que están “adaptados” y viven camuflados entre nosotros. Recupero un par de frases que encajan muy bien en tu post de esta semana:

    … “Con frecuencia los engaños y manipulaciones se han convertido en sinónimos de persuasión e influencia y el comportamiento frio y la falta de remordimiento se han convertido en sinónimo de orientación para la acción y de habilidad para tomar decisiones difíciles”…

    …”Como compañeros de trabajo y especialmente como jefes, los psicópatas son dominantes, intimidatorios, rápidos para hacerse con el crédito del trabajo de otros, tienen una extrema falta de previsión y genuinamente carecen de la comprensión para ser un buen lider”…

    La mala noticia es que la prevalencia de las personalidades psicopáticas aumenta mucho en determinados colectivos profesionales (Dios los cria y ellos se juntan !) entre los que están los cuadros directivos medios de muchas empresas… Es decir, bastantes de los que vais a leer esta entrada teneis algún rasgo psicopático… y lo que es aún peor, en muchas empresas esos rasgos son considerados como un “valor” para el cargo.

    En fin una auténtica pena.

    Saludos y gracias por el blog.
    Javier del Agua

    • agosto 20, 2016 en 3:17 pm

      Gracias Javier por volver a aparecer por el blog. Lo que dices es un buen complemento al mensaje de esta semana. Triste es lo que dices al final. Qe hay empresas que consideran esos rasgos como un valor positivo. Muy triste por lo que tienen que sufrir los que están debajo.
      Que tengas un buen final de vacaciones,
      Miguel Angel

    • Anónimo
      agosto 30, 2016 en 11:29 am

      Hola Javier, muy interesante todo lo que dices. Yo he leído mucho sobre psicópatas en el entorno laboral. Lamentablemente los números son mucho mayores. Son muchas las publicaciones especializadas que indican que estamos entrando en fase de epidemia, pues alrededor del 18% de la población activa muestra rasgos muy desarrollados de esta patología. Efectivamente, sólo el 2% está diagnosticado. En Suecia andaban por el 26% en 2005, y contaban con el índice de suicidios más alto de Europa, seguido por Francia (recordemos el caso de France Telécom).

      El legislador debería tomar nota para dar soluciones sencillas, rápidas y eficaces a las empresas para poder aislar a estos sujetos.

      • agosto 30, 2016 en 7:26 pm

        Muchas grcias Anónimo, y muy interesante la información que nos proporcionas,
        Saludos,
        Miguel Angel

      • agosto 31, 2016 en 7:52 am

        Hola anónimo.
        El de France Telecom es un magnífico ejemplo. En ese caso una parte de la estrategia de reestructuración de la empresa pasó por sembrar el terror entre los empleados… y claro está en este ambiente los psicópatas progresan a la velocidad del rayo en el organigrama.
        Saludos y gracias por el comentario.

        Javier del Agua

  3. agosto 20, 2016 en 8:39 pm

    Hola Miguel Angel…aunque no aparezca, soy lector empedernido de tu blog, lo que ocurre es que a menudo no tengo nada que aportar a lo que ya se dice.

    Respecto al tema de tu post, adjunto un link de una breve entrevista publicada en la Vanguardia a Joris Luyendijk, un periodista holandes que se dedicó en el 2011 a entrevistar a 200 ejecutivos del sector financiero de la “city londinense”.

    http://www.lavanguardia.com/lacontra/20160601/402185678638/en-la-banca-el-lema-es-confianza-cero-fidelidad-cero.html

    Me parece extraordinariamente ilustrativo el animal con el que se identifican la mayoría de ellos… León, Lobo, Serpiente…, todos ellos animales con el instinto depredador extraordinariamente desarrollado!!.

    Los psicópatas adaptados son “depredadores sociales de su propia especie” que utilizan el encanto, la manipulación y la intimidación para controlar a los demás y satisfacer sus propias necesidades egoístas… creo que precisamente en el sector bancario/financiero tal y como denuncia Joris la prevalencia de este trastorno es muy superior a muchos otros sectores y precisamente la crisis del 2008 ha producido un cribaje que ha aumentado la concentración… se ha pasado a todos por el tamiz… y los finos a la calle !!.

    Creo que el autoritarismo de algunos directivos que denuncias en tu post, es únicamente un síntoma de una patología más grave.

    Creo que fué a un profesor del IESE oí decir en una de sus clases… “para ser un buen directivo hay que ser una buena persona”… !! cuanta razón!!… y que poco caso le hacen muchas empresas !!

    Saludos y gracias por tus comentarios.
    Javier del Agua

    PD: Pido disculpas a todos mis amigos del sector bancario por ponerles el dedo en la llaga y estoy dispuesto a discutir con todos ellos esta entrada con una cerveza bien fresquita ;-))

    • agosto 21, 2016 en 6:12 pm

      Muchas gracias Javier, ya sé que hay muchos lectores que siguen el bkog y apenas escriben. y muchos más que nuncan comentan (me volvería loco contestando), pero como tú eras de los que a veces aparecías con cierta frecuencia, me alegró volverte a ver de nuevo por el blog.
      Efectivamente, si no se es buena persona no se puede ser buen directivo.
      Suelo leer la “contra de La Vanguardia”, pero no había leido (o al menos no lo recuerdo) el artículo que nos adjuntas. No hay que pedir perdón a nadie. Enbtre los financieros, como en todas las profesiones hay todo tipo de profesionales y directivos. Si alguno se da por aludido por algo será.
      Gracias de nuevo,
      Miguel Angel

  4. agosto 21, 2016 en 2:14 am

    GRACIAS. MUY INTERESANTE Y MUY ÚTIL.

  5. agosto 21, 2016 en 11:05 pm

    Creo (y es una opinion personal), que hay muy pocas personalidades neutras. Pienso que la inmensa mayoria de las personas tenemos leves transtornos de la personalidad y eso acaba determinando con el tiempo el entorno profesional en el que nos sentiremos a gusto.
    Por ejemplo… Casi todos los buenos contables que he conocido tienen un leve transtorno obsesivo de la personalidad. Jamas he comprendido como pueden pasar horas buscando 3 ctms para cuadrar una cuenta!!
    Por ejemplo… Una buena modelo de pasarela tiene un leve transtorno exhibicionista de la personalidad, de lo contrario seria imposible hacer de modelo para una nueva coleccion de bikinis!!!
    Por ejemplo… Creo que un gran empresario debe tener necesariamente un leve transtorno paranoide de la personalidad, porque mucha gente intentara quitarle el dinero y ese transtorno le crea un estado de alerta permanente que le proteje a el y a su empresa.

    Pues bien, la gente con un transtorno psicopatico de la personalidad o directamente los psicopatas tambien han de encontrar su lugar en la sociedad y creo que hay dos colectivos en los que se encuentran especialmente cómodos: los cuerpos y fuerzas de seguridad y los cargos directivos. Es en este ultimo colectivo en el que se manifiestan con las actitudes que denuncias en tu post, autoritarismo, engaño, manipulación a menudo con la apariencia de ser un buen directivo.
    Seguro que repasando un poco todos identificais algun personaje de este tipo en vuestro entorno sino es directamente vuestro jefe!
    Seria muy importante en las empresas tener los mecanismos adecuados para identificarlos y evitar que progresen en el organigrama pero lamentablemente algunas empresas hacen exactamente lo contrario…
    En fin… Es una opinion

    Saludos a todos
    Javier del agua

    • agosto 23, 2016 en 10:22 am

      Sí Javier, no existe la persona perfecta todos tenemos nuestras pequeñas o grandes “taras”. Dices que las empresas deberían tener sistemas de detección de perfiles que denuncio en el post. Lo triste es que algunas empresas buscan esos perfiles, com bien apuntas también al final.
      Saludos y gracias de nuevo,
      Miguel Angel

  6. Anónimo
    agosto 25, 2016 en 6:55 pm

    As fas as I am concerned I would suggest: 1分钟赞美一分钟惩戒 (one minute praising and one minute reprimand) …It works!! for sure

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: