Beneficios empresariales

Relacionado

Meter la pata

Cuando uno comete un error caben dos posibilidades. La...

Efectos colaterales

En España estos días se está hablando mucho de...

Una buena práctica

Habitualmente cuando nos planteamos hacer una cosa es porque...

¿Qué podemos hacer?

En el mundo desarrollado hemos experimentado unos altos niveles...

La empresa como red de aprendizaje

La semana pasada moderé una sesión del programa para...

Share

En las clases que imparto en el IESE a veces salen los estados contables de las empresas sobre las que estamos tratando. Dentro de la cuenta de resultados el último número es el beneficio de la compañía. Surge en alguna ocasión el debate de si ese beneficio, es grande o pequeño, suficiente o insuficiente.

Ese debate suscitado me permite sacar el tema de que el beneficio que produce una compañía es mucho más que los ingresos menos los costes. Entre los costes a los que se enfrenta una compañía unas buenas partidas son los salarios y la compra de suministros a otras empresas. Y aunque desde el punto de vista contable esas partidas son costes, la realidad es que esas partidas son también beneficios que la actividad de esa empresa produce.

Los salarios son beneficios para los empleados que pueden así llevar una vida digna, dar educación a sus hijos y muchas cosas más. Las compras realizadas a otras empresas generan actividad económica en esas empresas a las que se compra, pues estas otras empresas pagarán salarios a sus empleados, generarán beneficios que tributarán impuestos en beneficio de todos y así muchas cosas más.

La verdad es que inicialmente en la clase sorprende ese punto de vista, pero es así. La actividad económica y empresarial produce muchos beneficios más allá del resultado de la cuenta de pérdidas y ganancias. Además, la actividad empresarial da trabajo a las personas y el factor principal del desarrollo de una sociedad es el trabajo que realizamos. Con nuestro trabajo mejoramos la sociedad desde el punto de vista material, pues construimos autopistas, casas, productos útiles para el hombre. Pero también con el trabajo nos desarrollamos como personas, pues nos permite aplicar nuestras capacidades y destrezas en algo útil. Así que bienvenida sea la actividad empresarial y un homenaje a los empresarios que con su iniciativa promueven la mejora de todos.

Creo que este punto de vista de la empresa y la centralidad de la persona dentro de la empresa es algo que nos diferencia al IESE respecto a otras escuelas de negocio. Me parece, y esto es opinión personal, esta es la característica diferencial del IESE. Aunque serán los responsables de esta escuela de negocios los que digan si esto es así o no. Lo que he expresado es opinión personal. El mensaje de esta semana ha surgido de un interesante debate que tuvimos en clase con mis alumnos del MBA.

26 COMENTARIOS

  1. Efectivamente la fijación en los beneficios, por propios y extraños, puede resultar en una visión muy parcial, sobre lo que una empresa hace y su justificación social, económica, etc.
    Los beneficios no son el fin último de la empresa, esto llevaría casi a otro debate. Al lado de ellos están los sueldos, las cotizaciones a la seguridad social, incluidas las aportaciones a las pensiones actuales, los impuestos aportados, por los beneficios, por el valor añadido y otros. Además del mencionado, indirecto, por los bienes y servicios comprados a otras empresas, respecto de las que el esquema se reproduciría. En fin, la lectura de los resultados, en la forma tradicional no es la única deseable.

  2. Me gusta la idea expuesta. Y me gusta más que el alumando debata. A mí también me gusta provocar a mi alumnado. No sé si la «centralidad de la persona en al empresa» es la marca o no de mi institución, pero creo que en mis clases me acerco bastante a ella. Gracias por escribir.

  3. Totalmente de acuerdo contigo, Miguel Ángel. Aquí en UNIS Business School (Guatemala) enseño lo mismo y, también, esa postura resulta polémica. Sin embargo, también creo que es así: debemos aprender a ver con más seriedad e interés «el mientras tanto», ese conjunto de beneficios personales y sociales que surgen del trabajo mismo mientras se ejecuta.

  4. Muy buen analisis para divulgar y difundir Esto es la principal Responsabilidad Social Es lo que enseño en mis clases y un tema a difundir en Latinoamerica donde el rol empresarial esta poco valorado en muchos paises

  5. Muy buen debate, Miguel Ángel, gracias. La obsesión por el beneficio financiero conduce a la usura. El debate es de actualidad rabiosa: están saliendo muchas sentencias en tribunales condenando a bancos por usura, conforme a la ley española (vigente desde 1908, la Ley Azcárate). Un saludo cordial.

  6. Muchas gracias, Miguel Angel, por este debate – como muchos de tus posts, este es muy interesante. Quisiera anadir a tu comentario que tambien hay otras escuelas de negocios que comparten tu punto de vista a cerca de los beneficios personales y sociales que los negocios producen. La vision de la escuela de Stanford, de la que soy alumno, se enfoca en «cambiar vidas, organizaciones y el mundo». Si todos nosotros que creemos en el predicamento que tu propones en tu post trabajamos juntos para conseguir esto, hariamos el mundo un sitio mejor para vivir. Gracias de nuevo por tu articulo.

  7. buen dia, sobre la vision q expones tengo esta vision: toda actividad economica implica pagar salarios y realizar compras a 3eros, o sea generar riqueza para 3eros. Esto es tan valido para una empresa privada como publica. Por tanto creo q no debe llamarsele BENEFICIO sino GENERAR RIQUEZA. El concepto BENEFICIO deberia quedar solo para las empresas privadas. Éstas lo necesitan para sobrevivir, reinvertir y motivar al inversor – emprendedor, lo que no sucede en el caso publico donde esto se sustituye por fondos – presupuestos y la motivación viene de la propia función publica

    • Muchas gracias Xavier por tu aportación, en el fondo es cuestión de nombres, pero la idea es la misma. De todas maneras creo que las empresas públicas también deben motivar a sus empleados y generar beneficios.
      gracias de nuevo por tu comentario,
      Miguel Angel

  8. Gracias por el post, Miguel Angel. Personalmente, veo a la empresa (y al empresario) como un generador de prosperidad. El reduccionismo del beneficio esconde otros muchos aspectos como la generación de empleo y la construcción de una mejor sociedad (formación, impuestos…)

  9. A ver, me gusta el artículo, pero no deja de parecerme algo «idealista». Es misma reflexión puede hacérmela los bancos a los que voy a pedir, esta semana, un aplazamiento de los ICOS por 3 años. Si les voy con el «cuento» de la humanización de la empresa, que estoy generando empleo, que pago mis impuestos, pero que este año he tenido resultado negativo y el año que viene recuperaré, qué creéis que me dirán? Aún así, me parece que el artículo plasma un punto de vista interesante. Gracias!

  10. Muchas gracias Pepo por tu comentario. Pero humanizar la empresa no significa darle a todo el mundo lo que pide. Tu sigue generando empleo y cumpliendo tus obligaciones con los bancos y con tus proveedores y clientes. Lo cual no solo es compatible sino que es necesario para tener una idea de la empresa centrada en las personas.
    Saludos,
    Miguel Angel

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: