Inicio > Conflicto de interese, Consideraciones prácticas > ¿Resolver un problema o perseguir un objetivo?

¿Resolver un problema o perseguir un objetivo?

Trabajo en equipoLos hombres y mujeres tomamos decisiones tanto en el plano personal como dentro de las organizaciones. Las decisiones más relevantes afectan a personas. Cuando partimos de un problema que queremos resolver, normalmente las decisiones que tomamos acaban generando situaciones problemáticas. Si hay un problema a resolver, normalmente las personas afectadas ven las cosas de distinto modo y dependiendo de la decisión unos quedan más beneficiados y otros menos. Total que el conflicto queda patente o latente.

Empezar por resolver un problema que existe es un mal modo de tomar decisiones. Ante una situación hay que empezar aclarándose con cuales son los objetivos. Hay que encontrar cual es el objetivo común a conseguir en el que las distintas partes implicadas estén de acuerdo. Mientras no se tenga este objetivo común, cualquier discusión está llamada a fracasar.

Una vez aclarado el objetivo común a conseguir se trata de generar alternativas y razonar sobre cuál es aquella con la que se avanza mejor hacia el logro de ese objetivo común. Si esa decisión intenta conseguir ese objetivo común todas las partes se comprometerán en su logro. Normalmente, con este modo de decidir el problema que se presentaba desaparece. Si se empieza planteando la situación problemática normalmente cualquier solución que se aplique será problemática.

¿Qué pasa si no se encuentra ese objetivo común? Pues que hay que seguir pensando hasta encontrarlo. Mientras no lo haya no se puede avanzar de modo constructivo. Este es el siempre el primer paso.

Parece una perogrullada lo que he expuesto esta semana, pero quizá nos hubiéramos ahorrado mucha tinta y mucha discusión si este procedimiento se hubiera aplicado a la relación entre Catalunya y el resto de España. También este método es muy útil para resolver los conflictos que pueden surgir dentro del matrimonio, y por supuesto en las decisiones empresariales.

Aprovecho para deciros que el miércoles que viene 7 de octubre doy una conferencia en el IESE en Madrid sobre “Las tres causas más comunes por las que fracasan las empresas y como enfrentarnos a ellas

  1. marc
    octubre 1, 2015 en 8:01 am

    Hola Miguel Angel
    Totalmente de acuerdo en encontrar el objetivo comuin. Pero cuando no se quiere conseguir el objetivo, o cuesta encontrarlo, lo que no se puede es tirar dela cuerda y lanzarte al principio como ha hecho el Sr. Mas. Es imperdonable lo que hecho. Llevar a una sociedad al borde el abismo y a la ruina manipulando mintiendo a la sociedad entera todo por encubrir sus nefasta gestión.
    Gracias

    • octubre 1, 2015 en 6:35 pm

      Marc, cuando no se encuentra un objetivo común hay que seguir buscándolo. Si no cualquier decisión que se tome será problemática. Sobre lo que hacen Mas y Rajoy hay opiniones diversas y la mayoría de ellas respetables.
      Muchas gracias por participar Marc,
      Saludos,
      Miguel Angel

    • octubre 3, 2015 en 8:14 am

      Hola Marc.
      Tu entrada me ha dejado un poco preocupado. Podrías aportar algún dato que evindencíe la ruina en la que se encuentra la sociedad catalana?

      Saludos
      Javier del Agua

  2. josepserracots
    octubre 1, 2015 en 10:14 am

    También estoy de acuerdo con que hay que encontrar el objetivo común. No estoy de acuerdo con la opinión de Marc. El Sr, Mas quiso llegar a acuerdos, el problema era y es que el Sr. Rajoy no quiere o no sabe escuchar y se cree que los problemas se solucionan sin hacer nada. Esta claro que hay un objetivo y que una parte de la sociedad española no se siente identificada con la actuación del Gobierno español y esto quiera o no. Rajoy le afecta y no es un objetivo a largo plazo, como dijo no hace mucho “sin agobiarse” Estos señores cobran mucho dinero para hacer su trabajo.

    • octubre 1, 2015 en 6:38 pm

      Josep, tu comentario no hace más que abundar en la necesidad de un objetivo común. Si no, no hay solución a los problemas que surgen. Intentar solucionar problemas sin saber a donde se quiere llegar es garantía de fracaso.
      Muchas gracias por participar y darnos tu opinión,
      Saludos,
      Miguel Angel

      • josepserracots
        octubre 2, 2015 en 9:46 am

        No crees que también es problema de falta de actitud. Parece que el problema solamente lo tenemos los catalanes, si es común es de todos los españoles. Y no nos podemos excusar en que hay que cumplir las leyes porque las leyes quedan obsoletas en el tiempo y hay que actualizarlas.

        • octubre 6, 2015 en 10:38 am

          Josep, todo es cuestión de hablar civilizadamente.
          Saludos,
          Miguel Angel

  3. octubre 1, 2015 en 11:58 am

    Muchas felicidades de nuevo por la claridad expositiva!
    No cabe duda que mencionar el problema catalán es una garantía de que la discusión está servida.
    En este sentido encontré muy ilustrativa la posición de Eduardo Mendoza ayer en El País:

    “los conflictos aportan grandes ventajas a los que mandan, sean quienes sean, a uno y otro lado de la cuestión. Un conflicto aglutina opiniones, borra diferencias, distrae de los problemas prácticos reales y permite al dirigente de turno mostrar una firmeza ante el enemigo exterior que compensa su debilidad a la hora de sancionar las irregularidades que existen en su propia casa. Al poder, sea cual sea el partido que lo ostente, le interesa que los conflictos se perpetúen, porque si se resolvieran, se tendría que poner a trabajar en serio.”

    • octubre 1, 2015 en 6:40 pm

      Gracias Pedro por mostrarnos este text. Si lo que dice Mendoza es así entonces los que ostentan el poder nosirven para ejercer su función. El poder político es para servir, no para servirse de él.
      Muchas gracias por participar,
      saludos,
      Miguel Angel

  4. octubre 1, 2015 en 12:34 pm

    Totalmente de acuerdo. De hecho, la búsqueda del objetivo común es una herramienta fundamental en coaching de equipos – ORSC. Un abrazo,

  5. octubre 1, 2015 en 5:14 pm

    Me gusta el cambio de perspectiva que representa buscar un objetivo común. Lo veo factible en el ámbito de una empresa. Ahora bien, desde la óptica de un abogado que se enfrenta a otro abogado, obviamente de distinto bufete, el objetivo común de los respectivos clientes puede ser complejo -o imposible- de encontrar. Más allá de “solucionar el conflicto, evitar el pleito o buscar “justicia” “, que no necesariamente es un objetivo de ambos, se me hace difícil. Ello no obsta a que pueda intentar ponerme en ese punto de vista y buscarlo (Igual me llevo una sorpresa). El sistema de negociación de Harvard, por intereses y no posiciones, me suele funcionar. ¿Admite tu idea que el objetivo común pueda ser doble, por ejemplo, que yo pueda quedarme en la vivienda y tu no pierdas derechos? Si no me veo que el único objetivo común será pagar lo menos posible al abogado!
    Y respecto a la política, “pan y circo” y cuanto menos pan más circo. Qué triste!
    Por cierto, Miguel Angel, ¿te veremos en Munich el fin de semana del 17 en la reunión del IESE?

    • octubre 1, 2015 en 6:45 pm

      Chantal, gracias por tu intervención. Desgraciadamente el mundo de la abogacía es muy desconocido para mi, Así que no puedo dar una respuesta inteligente a lo que planteas.
      De todas maneras malo si el objetivo común de ambas partes es pagar lo menos posible al abogado. Conseguirán con eso los peores abogados, y así ¿Cómo saldrán defendidos?
      Muy interesante lo que planteas.
      No podré ir a la reunión de Antiguos del IESE a Munich, porque estaré esos días dando clase en Nueva York. Ya me gustaría reunirme con mis antiguos alumnos.
      Gracias Chantal por participar y saludos,
      Miguel Angel

  6. octubre 2, 2015 en 8:37 am

    Hola Miguel Angel.
    Totalmente de acuerdo en que definir objetivos comunes facilita mucho la toma de decisiones. El problema surge cuando hay que definir y acotar el significado de la palabra “común”. Si quieres solucionar un conflicto matrimonial el significado de “común” acaba en los cónyugues. Si quieres solucionar el calentamiento global del planeta la palabra “común” abarca a la población mundial. No es lo mismo un objetivo común a todos los ciudadanos de la UE, que un objetivo común a todos los ciudadanos de Murcia Me temo que Rajoy y Mas tienen los dos objetivos nobles, pero discrepancias profundas en su interpretación de la palabra común… La solución no va a ser fàcil.

    Saludos y gracias por el blog.
    Javier del Agua

    • octubre 6, 2015 en 10:40 am

      Gracias Javier, pero mientras no se busque un objetivo común y paricipado por todas las partes cualquier solución a cualquier problema será un parche problemático.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  7. Joaquin Blanco
    octubre 2, 2015 en 10:40 am

    Gracias por el post Miguel Angel, muy interesante el debate. La verdad es que en esta ocasion discrepo un poco con el planteamiento general que haces. En mi experiencia en la mayoria de situaciones en las que hay un problema / conflicto este surge debido a que los diferentes involucrados tienen una percepcion distinta de lo que esta pasando (a veces por falta de informacion y en otras sesgada por intereses particulares). Yo creo que en estas situacion es siempre recomendable dedicar tiempo a construir una vision comun de la situacion o problema lo mas amplia y enriquecida posible. Para ello es importante hacer un diagnostico detallado (es de verdad un problema y para quien?) y preguntarse de vez en cuando si yo formo parte del problema o contribuyo a alimentarlo (esta reflexion la he tomado de tus clases y te aseguro que me ha servido mucho… 🙂 ). Esta claro que esto no es facil en la practica y genera situaciones de tension y conflicto pero no veo como podemos hablar de objetivos comunes si no somos capaces de reconocer que existe un problema, que formamos parte de el y que queremos resolverlo. A partir de ahi por supuesto que tendremos que hablar de objetivos, alternativas y futuro. Creo que un objetivo comun nos debe llevar a un lugar mejor del que estamos ahora y por supuesto deberia resolver algun problema actual o por lo menos no crear otro nuevo.

    En el plano politico general creo que tenemos muchos casos de grandes objetivos comunes y acordados (medidas para salir de la crisis de Zapatero, continuas reformas educativas pactadas por todos, acuerdos laborales) que no resuelven problemas reales y que en mi opinion estan generando mas, lo cual es preocupante.

    Joaquin Blanco

    • josepserracots
      octubre 2, 2015 en 12:14 pm

      Es así, como lo comenta.

    • octubre 6, 2015 en 10:42 am

      Joaquin, lo que dices no hace más que abundar en la importancia de tener un objetivo común. Mientras este no se encuentre es difícil resolver ningún problema.
      Gracias Joaquin por participar.
      Saludos,
      Miguel Angel

  8. octubre 5, 2015 en 12:34 pm

    Me parece muy interesante el planeamiento y el fondo de la cuestión. Me quedo en el concepto y me salgo de la política Hispanio-Catalana (o de los egos que la representan). Me gustaria añadir una componente a lo que comentas de buscar un objetivo común. De acuerdo, pero, a veces, otra alternativa puede ser hacer ver al conjunto que el camino que se sigue lleva a un final que no interesa a nadie. Otra manera de decirlo sería que el objetivo hacia el que se deriva (si no se hace nada por evitarlo) NO es querido ni aceptado por nadie. Así si es posible un objetivo COMÚN es maravilloso, pero no es malo (como paso intermedio y sin pensar en manipulaciones ni tendenciosidades, para no meterme en temas políticos) hacer ver que no es QUERIDO POR NADIE el camino que se está siguiendo. Reconozco que es más fácil y positivo el objetivo común que el NO objetivo común. En varias ocasiones he visto como la dispersión de objetivos posibles (en principio todos potencialmente buenos) no conseguían aunar las voluntades, en cambio sí que había consenso total en seguir sin hacer nada. Lo importante es que todos miren en la misma dirección. A partir de ahí, con liderazgo (humilde, honesto y empático) se puede general valor.

    En el mundo corporativo me ha dado resultados.

    Felicidades por las intervenciones,

    • octubre 6, 2015 en 7:05 pm

      Gracias Joan por compartir tus vivencias. Efectivamente hay que evitar caminos que llevan a un objetivo no común, pues entonces no se llega a ninguna parte. Pro también hay que decisir hacia donde se va, y para eso es necesario un onjetivo común.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  9. Xavi B.
    noviembre 28, 2017 en 11:35 pm

    Para poder llegar a tener objetivos en comun, se tiene que construir una relación sana donde se busca el éxito mutuamente y de forma recíproca. Se debe elegir entre colaborar vs competir. El bien común no consiste en encontrar mi bien, y luego el tuyo.
    Este ambiente sano de colaboración no existe hoy en España, y para encontrar el objetivo común primero hay que querer honestamente encontrarlo de forma generosa y desde el respeto mutuo. Difícil tarea…

    • noviembre 29, 2017 en 11:39 am

      Totalmente de acuerdo con lo que dices Xavi.
      Muchas gracias por participar,
      Miguel Angel

  1. octubre 8, 2015 en 7:00 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: