Otra vez sobre listos y tontos

Relacionado

Hipotecas ¿tipo fijo o variable?

Quizá ya sea tarde, pero la recomendación en los...

Lo justo y nada más

Un antiguo alumno que lee frecuentemente este blog me...

Buenos y malos jefes

Una de las ventajas de haber iniciado este blog...

Al comienzo del curso

Comenzamos un nuevo curso académico y disponemos de 12...

El director de recursos humanos

Una cosa que se escucha con frecuencia entre los...

Share

Cualquier persona inteligente se pude hacer pasar por tonto, pero ningún tonto se puede hacer pasar por inteligente. A un tonto, dice mi buen amigo y antiguo alumno Carlos Abadía, se le reconoce enseguida: se cree muy listo.

Hacerse pasar por más tonto de lo que uno es tiene a veces sus ventajas. La gente de tu alrededor piensa que no te enteras de lo que está pasando y actúa con menos reservas. Bajan la guardia. Y es observando cómo actúa la gente cómo obtienes mucha información. Aprendes cómo tienes que tratar a cada uno. Y todo esto no es maquiavelismo. Es entender mejor el entorno en el que te mueves y manejarte mejor en este mundo.

Un tonto por mucho que lo intente nunca puede actuar más allá de sus posibilidades. Y cuando lo intenta, queda patente su estulticia. Y cuando hablo de listos y tontos no me estoy refiriendo grado de capacidad analítica que tiene una persona. Me refiero a la capacidad de una persona de entender por qué pasan las cosas que pasan. Personas con capacidad de captar las causas más profundas de las cosas. Ese es el inteligente.

He conocido personas con grandes capacidades analíticas y técnicas y sin el más elemental sentido de la realidad. Mucha gente confunde pensar con calcular. Hay grandes científicos que no tienen ni la más remota idea de lo que pasa a su alrededor. Hasta el jueves que viene.

6 COMENTARIOS

  1. Buenos días Miguel Ángel, llevo sin comentar un tiempo pero no sin leer. Como siempre gracias por las píldoras de sabiduría de cada jueves. 🙂 Esta me parece especialmente brillante, continuación de la anterior, pero en esta creo que tocas algo esencial.

    Al final, en línea con otro post que leí también por aquí «Al tonto se le distingue de lejos. Al listo también.» los tontos y los listos se acaban identificando en un mismo ser, y todos los que van de listos acaban siendo tontos de verdad. Yo dividiría el mundo en inteligentes y listos-tontos.

    Me explico: tu puedes saber/entender algo o no… si lo sabes lo sabes, y si no lo sabes pues no lo sabes… no hay ningún misterio. Eres inteligente cuando asumes esto con sabiduría (también creo que en otro post te leí algo de esto)… todos tenemos la capacidad «inteligencia» según esta definición. Otra cosa es que erróneamente se identifique a los tontos con «los que no saben o no entienden algo» y a los listos con los que si lo hacen… entonces es cuando el que hace esto es un listo y acaba siendo tonto de verdad.

    Cuando llegas a un sitio nuevo, como dices en el post, lo normal es no conocer y preguntar por ejemplo… así probablemente transmitas a los listos la imagen errónea de que eres tonto… ellos mismos con sus mecanismos.

    Lo dicho, gracias y con retraso feliz año.

  2. Una nota que envía MA Ariño cada jueves, esta está bien y te afecta. Pensar no es calcular!!!

    ________________________________

Deja un comentario

Artículo anteriorTotalitarismo
Artículo siguienteMayorías absolutas
A %d blogueros les gusta esto: