Inicio > Consideraciones prácticas, Propuestas > ¿Y si miráramos el largo plazo?

¿Y si miráramos el largo plazo?

decisiones estrategicasDecíamos a mediados del 2013 que se veían síntomas de que en un futuro próximo se iniciaría la recuperación económica. Los primeros indicadores muestran que el PIB de España empieza a crecer. Esto es una buena noticia, pero lo que realmente importa es que haya trabajo, y el desempleo todavía sigue muy alto.

¿Qué perspectivas hay al respecto? Pues en crisis económicas anteriores, por cada año de destrucción de empleo se ha tardado cuatro años en recuperarse. ¿Significa que después de cinco años de aumento del paro se va a tardar 20 en volver a las tasas del año 2007? No necesariamente, pues no tenemos recuerdo histórico de una crisis que haya durado cinco años. Dios quiera que se tarde menos tiempo, pero lo que es seguro es que la recuperación del empleo no va a ser rápida ni mucho menos.

En cualquier caso, hasta que no haya trabajo para todos, no podremos decir que se ha recuperado la economía, por mucho que crezca el PIB. Sin embargo, el crecimiento del PIB es un presagio de que más adelante viene la creación de empleo. El empleo es siempre lo último que se recupera en la salida de una crisis. La razón es que los empresarios lo han pasado tan mal, que antes de volver a contratar una persona se aseguran que va a haber suficiente actividad para mantener su puesto de trabajo.

Las empresas que en épocas de vacas gordas no tiraron la casa por la ventana y se proveyeron para los momentos de dificultades son las que mejor han sabido capear la crisis, y son las que mejor preparadas están ahora para los mejores tiempos que se avecinan. Son las que mejores perspectivas tienen ahora. Si todas las empresas hubieran actuado así la crisis habría sido más suave y más corta. Este es el aprendizaje que propongo en el post de esta semana.

Gran responsabilidad tenemos en las escuelas de negocios en formar a los empresarios y directivos para que dirijan sus empresas mirando en el largo plazo y en la sostenibilidad del empleo. En el IESE creo que siempre hemos ido en esa línea.

  1. abril 30, 2014 en 8:35 am

    Buen post Miguel, los milagros a corto son muy raros y generalmente poco duraderos, mas bien son pelotazos.

    • abril 30, 2014 en 2:16 pm

      Gracias Juan, de todas maneras el mensaje de hoy iba en la linea de empresas que no necessariamente buscan el pelotazo puntual, si miraran más al largo plazo, les iría mejor. e todas maneras tu puntualización es muy apropiada.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  2. José Luis Miñana
    abril 30, 2014 en 9:24 am

    Estimado profesor aunque nos ofreces una interesante reflexión entiendo que en esta ocasión el problema es distinto al que nos hemos enfrentado en otras ocasiónes (cabe pensar que estamos ante un cambio de paradigma…).
    Veinte años es mucho tiempo y hasta J.M. Keynes decía que “a largo plazo todos muertos”.
    Entiendo que habrá que abordar el problema con soluciones distintas de las convencionales.
    Muchas gracias por tus posts.

    • abril 30, 2014 en 2:19 pm

      José luis, la solución es muy genérica, pues ha de adaptarse a cada circunstancia, pero la solución es “good management”,
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  3. Caba Robletto
    abril 30, 2014 en 10:52 am

    Hace unos cuantos años, (1998) leí un libro titulado “El Fin del Trabajo” de Jeremy Rifkin he vuelto a releerlo y observo que su contenido tienen una cierta coherencia con los tiempos actuales, No habrá trabajo para todos, El “progreso tecnológico” seguido de la mano de obra barata, (de momento) y por último la economía no basada en el mercado (caso de Argentina, latino Ámerica o los países emergentes).

    Pregunta: ¿Porqué una asociación no lucrativa (Ampas, Gent Gran, etc) se articula mejor y más rápidos que una agencia gubernamental? además, hay que recordar que las grandes civilizaciones , y los Imperios Romanos, Griegos, incluso los conquistadores en el Reino de España, cayeron, luego: quizás no estamos hablando de novedades previsible sino de ciclos de cambio en todos los sentidos, me atrevería a comentar que la crisis en si misma es el freno del consumo y el equilibrio. Una mirada a la responsabilidad.

    Gracias por la atención, fuerte abrazo a todos/as, Ramón

    • abril 30, 2014 en 2:22 pm

      Gracias Ramón, de todas manerasyo creo que siempre el trabajo de la persona será imprescindible. Qué pasa con una agencia gubernamental, pues no lo sé, pero cuanto más lejos está el que manda de las operaciones de la organización más difícil es que sea eficaz y suele acabar en burocracia.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  4. José Luis Miñana
    abril 30, 2014 en 11:39 am

    Ramón, me permitirás que añada un comentario a la idea que aportas.
    En el año 1983 Luis Racionero publicó un ensayo titulado “Del paro al ocio”, que consiguió el premio Anagrama de ensayo en la edición de ese años; un ensayo en el que con gran visión de futuro ya nos anunciaba algo de lo que se avecinaba.
    Interesante también otro libro del mismo autor “El Mediterráneo y los bárbaros del Norte” (1985), en el que se abre un espacio para la reflexión sobre las diferencias entre los puebles, en este caso en lo que a la cultura mediterránea y nórdica se refiere.

    • abril 30, 2014 en 2:23 pm

      Gracias de nuevo José Luis por la información que aportas. Un saludo,
      Miguel Angel

    • Caba Robletto
      mayo 1, 2014 en 12:00 pm

      Gracias José Luis por el aporte, poseo dicho libro XI premio Anagrama de Ensayo leído en el año 1984, lo he vuelto a releer, es cierto la crisis de los años 80 apunta a problemas del trabajo y del petroleo y también del crecimiento de la población. Racionero comenta que el coche electrico debería haber salido hace décadas ¿Porqué su retraso? Existe otro libro de Jeremy Rifkin “La Economía del Hidrógeno” da la impresión que no se quiere apostar por desarrollar las baterías de hidrógeno, existiendo prototipos (Ford, GM, Hundays, Honda, etc) en primera instancia Obama apoyaba ¿Que ha pasado, intereses, conveniencias, presiones internas?

      Otro problema a la vuelta de la esquina Agua potable, los cultivos dependen del riego (sector primario y básico)

      Luego: Si miramos a largo plazo, y recopilamos bibliografia y comentarios, veremos que todo esta escrito, quizás ha cambiado de forma pero esta allí (semi-oculto)

      Para terminar, lo expuesto por el Sr. Dionisio, también es frecuente vivirlo y padecerlo (sobre todos en algunos trabajos facturados en algunos Ayuntamientos).

      Sugiero por parte del Profesor M.Ángel el tema “La Educación en la sociedad del Ocio”

      Gracias por la atención, un placer leerlos a todos/as, Ramón.

      • mayo 1, 2014 en 2:44 pm

        Hablaré algún día de esto ramón, Gracias por la sugerencia.
        saludos,
        Miguel Angel

  5. abril 30, 2014 en 12:59 pm

    Estimado profesor, muy agradecido por sus enseñanzas. Yo no he estudiado economía ni asignaturas de negocios. Soy autónomo, y me ha tocado ir saliendo del paso como he podido en los temas económicos que me han afectado.
    Está muy bien lo que usted pretende “meter dentro de la cabeza” de sus alumnos.
    Aprovechando este Blog me gustariía comentar sobre el aspecto ético y/o moral de la organización que corresponda, sea grande ó pequeña.
    Mi experiencia me ha enseñado, que cuanto más poder económico tiene mi cliente, peor me paga.
    Yo hize un trabajo para una gran constructora, y mi interlocutor me ponía muchas pegas para pagar despues de haberle entregado mi trabajo. Primero que si se canbió el jefe de obra, y había dicho que no se pagara, mi trabajo de tres meses. Después cuando ¿¡se aclaró!?, que la factura no se correspondía con el modelo de la empresa con proveedores. En la tercera vez se me decía que el nif que puse junto a mis datos en la cabecera de la factura tenía que ponerlo en el margen izquierdo del papel. Como vé usted, se me pusieron todas las pegas que pudieron.
    Después de seis meses “peleando”, telefoneando a todos los departamentos que pude, logré, (y esto fue una gran suerte para mí), hablar con el Director de Carreteras de la Comunidad de Madrid que me comentaba que mi trabajo se le había pagado a la constructora hacía cuatro meses. Esta conversación telefónica fructificó, (para mí), en que el mismo día que hable con ese Director, me llamó la empresa constructora que yo podía pasar a recoger el cheque esa misma tarde.



    Los puntos suspensivos es para que el que lea esto saque sus conclusiones.
    En algunas ocasiones las crisis económicas son provocadas por las fracturas sociales ocasionadas por empresarios que trabajan de banqueros, olvidándo se del OBJETO SOCIAL puesto en los estatutos el día que se creó la empresa.
    Por supuesto que una empresa debe ganar dinero, por supuesto que todos estamos en un mercado libre. Pero de hay a que “…no te pago porque no quiero…”, y el que pronuncia la frase es ascendido porque ha conseguido un beneficio para su empresa, de él, al no pagarte a tí.
    La honradez empresarial debe ser de hechos de personas, y no frases redactadas en un memorándum. No se debe jugar con la ilusión que otro pone en su trabajo. Hemos de valorar las palabras esfuerzo y tesón. Debemos “sudar con nuestra frente, y no con la del vecino de enfrente”. Entrecomillo la frase porque es del guión de la película “Yo, El Ministro”, protagonizada por don Mario Moreno “Cantinflas”.

    • abril 30, 2014 en 2:27 pm

      Dionisio, me solidarizo plenamente contigo. Si lees unos cuantos posts de este blog te darás cuenta de la importancia que doy al comportamiento ético de los jefes y a su espíritu de servicio.
      De la cnstructora de la que hablas lo único que puedo decir es que da lástima, y su mediocridad está garantizada.
      änimo con tu trabajo
      Gracias por participar y saludos,
      Miguel Angel

  6. Anónimo
    abril 30, 2014 en 6:19 pm

    Apreciado Miguel Angel.
    Absolutamente de acuerdo contigo en que para navegar, hay que fijar un punto en el horizonte (largo plazo), de lo contrario viene la deriva sin rumbo y el naufragio (perdonad la metáfora marinera).
    Sólo me gustaría añadir que el entorno actual (VUCA) en el que nos hemos de mover hace mucho más difícil para las organizaciones mantener el rumbo y se necesita un profundo cambio cultural en muchas empresas para adaptarse a este nuevo entorno.
    Contra la Volatilidad hay que promover la agilidad de la organización en el diagnóstico y en el cambio. Contra la Incertidumbre hay que consolidar la convicción de nuestra misión. Contra la Complejidad se necesita mucha más especialización e imaginación. Contra la Ambigüedad, determinación en nuestros valores…. porque el entorno VUCA será cada vez más violento y por lo tanto hay que cojer fuerte el timón, agarrarse los machos (esta metáfora es taurina) y remar sin parar.

    Saludos,
    Javier del Agua

    • mayo 1, 2014 en 2:43 pm

      Javier, totalmente de acuerdo. Se va muy a la deriva, veo profundos cambios en el futuro que nos van a dejar bastante descolocados.
      Algún día hablaré de esto. Gracias,
      Miguel Angel

  7. mayo 23, 2014 en 11:47 am

    Agradezco estos factores de debate para volver a reafirmarme en el convencimiento de que ya en las escuelas y universidades se deben dar pautas para que cada uno sepa resolver problemas y situaciones reales confirme al tiempo que vivimos para reaccionar a tiempo, y no tener que esperar que sea el Estado, el empresario, la familia que apague los fuegos como pasa en gran parte de España- En otros países, lo habitual es que los jóvenes salgan a trabajar antes de los 20 en cualquier cosa que se precie para aprender y luego seguir sus estudios universitarios o de especialización, o bien el llamado ” año sabático”. Es España la reacción de todos ha sido tarde y gran porcentaje de gente desempleada es porque jamás se le ha motivado para que no salga a buscar a trabajo sino aquello que de verdad les haga evolucionar, porque es muy fácil decir, hasta que no haya empleo para todos no saldremos de la crisis…cuál es el empleo para todos? Si hay un camionero, soldador, gruista que no tiene trabajo con la construcción pero sabe servir mesas, cocinar, trabajar el campo, en Mercamadrid con los pallets, por poner un ejemplo, por qué no lo hace? Y por otro lado, hay que ser honestos, detrás del paro también hay una economía sumergida que es la que está dando un enorme empujón al recuperar el consumo y que haya efectivo en el menudeo y pequeño comercio. Pensando en positivo, hay que educar desde casa a los hij@s, mujeres, maridos, cuñad@s, prim@s, conocidos…que si no hay actitud de trabajo y esfuerzo, nadie vendrá a tocar el timbre de casa a presentarles un puesto de trabajo o una solución a su empresa, como mucho le darán una revista de Atalaya o una enciclopedia a plazos. Trabajo, trabajo, trabajo…..asi saldremos de la crisis desde casa.! Gracias!

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: