Inicio > Consideraciones prácticas, Perfiles de directivos > ¿Qué tipo de directivo eres, desarrollador o empequeñecedor?

¿Qué tipo de directivo eres, desarrollador o empequeñecedor?

con mis alumnosRecuerdo hace un par de años que una antigua alumna me habló de un directivo que ambos conocíamos, y que había sido su jefe anteriormente. Me decía “todos los que hemos trabajado bajo sus órdenes hemos crecido profesionalmente. Es una persona que desarrolla a su gente“. Qué mejor elogio se puede hacer de un directivo. Esta anécdota me permite hablar de la distinción entre lo que llamo directivos desarrolladores y directivos empequeñecedores.

Los directivos desarrolladores son los que se preocupan del crecimiento profesional y personal de su gente. Les ponen retos, les dan autonomía, les dejan organizarse, y siempre están al lado de su gente para lo que pudieran necesitar. No hace él lo que su subordinado puede hacer. Les deja que se equivoquen si el error no es muy grave y va a servir para que aprendan. Piensa en qué capacidades puede llegar a desarrollar un subordinado, y le asigna trabajos que le permitan adquirirlas. Conciben su trabajo directivo como facilitar que su gente pueda realizar su trabajo. Están accesibles. Su gente disfruta con su trabajo y perciben que están creciendo.

El polo opuesto son los directivos empequeñecedores. Lo controlan todo, desconfían de las capacidades de su gente. Quiere a su gente continuamente disponibles para lo que él pueda necesitar. Los usa. No da la razón de por qué manda lo que manda. Le importa un pito si lo que manda al subordinado es una tarea asequible o es una tarea absolutamente inabordable. En definitiva empequeñecen al subordinado e imposibilitan su desarrollo, y su gente hace todo lo posible por que les asignen otro jefe o por cambiar de trabajo.

¿Qué clase de directivo eres tú? ¿Crece tu gente contigo? ¿Has formado a tu sucesor?. Reflexiona.

Felices vacaciones a los que las vayais a empezar. A finales de agosto participaré en unas jornadas para profesionales de centros educativos donde daré una sesión sobre la toma de decisiones. Las organiza la Facultad de Educación de la Universidad de Navarra en Pamplona. Me hace mucha ilusión participar porque todo lo que se refiere a la educación me apasiona. Seguiré con la cita semanal del jueves durante este verano.

  1. julio 18, 2013 en 8:44 am

    Miguel Ángel, interesante tu post sobre todo porque casi todos tenemos tendencia a criticar a los demás y nos olvidamos de la introspección….la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio….os ofrezco una herramienta de autoevaluación de personalidad (en un test de 10 preguntas) para aquellos que quieran conocerse mejor o quieran conocer a sus colaboradores….además os ofrezco una prueba gratuita….www.peoplemaps.es.
    Luis Fisas

  2. julio 18, 2013 en 9:29 am

    Miguel Angel, tus reflexiones me motivan y aumenta mi exigencia con mi trabajo. En este caso, espero mejorar en mi relación con mis trabajadores e inclinarme hacia los directivos desarrolladores.

    • julio 18, 2013 en 2:07 pm

      Pues ánimo Andrés. La diferencia entre un tipo y otro de directivo es abismal. Me alegra mucho que el blog sirva para que reflexionesis y mejorar todos nuestro modo de dirigir y de tomar decisiones. Aunque el solo hecho de lo que estás planteandoasegura que eres de losdirectivos desarrolladores. Si no lo fueras estarías pensandoque el mensaje no va para tí. De todas maneras, siempre se puede mejorar algo.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  3. Esther
    julio 18, 2013 en 10:03 am

    Me equivoco si diviso en la foto a un profesor que tuve en el 2004 que es, en relacion al tema que ocupa esta semana, de los que se preocupa por el crecimiento profesional (y personal) de sus alumnos????

  4. Esther
    julio 18, 2013 en 10:13 am

    Upsssss!, no vi “dando clase”…..obvio!
    Gracias! Miguel Angel

    • julio 18, 2013 en 2:08 pm

      Gracias Esther. Es fácil reconocerme. No sabía qué foto poner esta semana y recurrí a una casera.
      Saludos,
      Miguel Angel

  5. Roger Romance
    julio 18, 2013 en 10:17 am

    Me parece una buena clasificación. Yo he tenido los dos tipos de jefes en sus extremos, por suerte o por desgracia no me duraron mucho ninguno de los dos, los dos cambiaron de puesto al año y medio, luego he tenido normalitos. Pude observar que hay las siguiente correlación: el jefe desarrollador suele poner su gente delante de él, dejándola presentar, brillar de vez en cuando, agradecer el trabajo aguas arriba y también corregirlo, aconsejarte de manera que aprendes… y eso fomenta un espíritu de equipo increíble. Todos quieren trabajar con él, genera buen clima i se curra un montón.

    En cambio el jefe empequeñecedor se pone él en frente y detrás a los que le reportan, de manera que todas las medallas se las cuelga y pasa los marrones a los de atrás, el sumun es cuando usurpa las buenas ideas de los demás. Todos hemos visto como este tipo decía en reuniones en temas concretos, ¨eso es muy mala idea¨, ¨no funcionarᨅ. y tira por los suelos el trabajo de otros bien argumentados dejando a la altura del betún… por sorpresa después te enteras que delante del director general presenta eso mismo, con los mismos argumentos. Es pa caerse de la silla! Tuve que pararle los pies al compañero, quería darle de collejas al jefe!

    Feliz verano!

    Roger

    • julio 18, 2013 en 2:10 pm

      Muy bueno Roger. Has ampliado y ejemplificado lo que preteendía decir estasemana. La diferencia entre un tipo y otro de jefe es abismal.
      Un abrazo, y seguiremos trabajando.
      Miguel Angel

  6. Anónimo
    julio 18, 2013 en 10:40 am

    Excelente Miguel Ángel lances esta propuesta y reto…para pensar y decidir cómo y para qué o quienes decidir en cuestión.
    Hace menos de una semana conocí tu site buscando sobre Evaluación de Decisiones Estratégicas, pues estoy haciendo Diplomado en esa materia organizado por la Pontificia Universidad Católica de Chile, cuya formación abarcó a más de 115.000 alumnos on line…
    Actualmente concluyo etapa formándome como Life Coach, Ejecutivo-Corporativo y además Deportivo. Además soy Mentor de Emprendimiento y Terapeuta Energético, como, asimismo Escritor Motivacional, Docente U. y Comunicador.
    Pero mi interés fundamental acá no es hablar de mi currículo y bagage profesional, sino más bien, al tenor de lo por ti planteado, adherirme a tu posicón de que es MUCHO MEJOR DAR QUE RECIBIR….y Hacerlo con la mayor ganas en Pro de la gente que te rodea (familia, amig@s, compañer@s de trabajo y estudios, comunidad toda, etc.) Estoy cierto de que pocos años atrás si aparecía un tipo diciendo estas cosas se le tildaría de enagenado, mas hoy con todo el cambio interplanetario y el consabido “Cambio de Consciencia” de nosotr@s es dable y posible surjan nuevos líderes con Amor por Lo Superior-Vida y por la gente, con la mejor intención de ayudar y apoyar ADMINISTRANDO en un Compartir Abundante para tod@s, negándose al egoísmo particular y mucho haciendo aperturas colectivas y mancomunadas en pro de toda prosperidad y progreso.
    Mi pensamiento renovado simplemente lo ampara mi profunda Creencia en Lo Superior y lo avalan el magnífico conocimiento del Coaching, sumado a la PNL y la Inteligencia Emocional. Creo y siento que cualquier proyecto, en el campo que fuere, basándolo en las directrices correctas y con personal idóneo, dotado más allá de capacidades técnicas, tecnológicas o de estrategias y y técnicas académicas de grado superior, sino de la fuente de esta sabiduría condensada en las disciplinas mencionadas humanitarias, debiera prender y tener éxito, siempre que sea bien pensado y direccionado bajo estos aleros.
    Gracias al Maeketing con PNL comienzan a surgir (lluvias de) ideas desarrolladoras para uno mismo y los demás. Y ello potencia crecimiento para las naciones de países hermanos y de manera global, pues todos pertenecemos a la misma humanidad o raza humana, ya que tod@s nacimos en este mismo planeta, adoptando el nombre de Hij@s de él.
    Te invito a que conversemos proyectos que pudiesen mucho interesar y convenir a much@s desarrollar.
    Realmente un agrado hallarte en la red y gracias por permitirme compartir esto.
    Coach Ronald Pizarro.

    • julio 18, 2013 en 2:13 pm

      Gracias Ronald por tu comentario. Me alegro que te esté resultando útil este blog. Desde Chile tengo muchos lectores. Aspiro a que los directivos reflexionen y hagan de las empresas instituciones más humanistas.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

      • Ronald Pizarro
        julio 18, 2013 en 4:01 pm

        ¿Qué te puedo agregar Miguel? que es más que satisfactorio mirar el mundo empresarial desde un cariz humanista también, pues las empresas las conforman “human@s”, ese es su principal recurso y el que las mueve. Si no somos capaces de identificar y clarificar esto, pues nuestros planes de éxito corporativo se liquidan, o se hacen “agua”. Agradezco tu cercanía en responder y bueno, a continuar con nuestros mutuos proósitos. Recibe mi abrazo cordial desde tierras chilenas.

  7. gustavoperezpiferrer
    julio 18, 2013 en 11:32 am

    Buenos días a todos,

    Como siempre, buena reflexión, todos somos directivos en mayor o menor manera, por lo que tengamos el cargo que tengamos creo debemos plantearnos este punto y si creemos que somos de los desarrolladores, haría un re análisis y pasaría a hacer evaluaciones más a nivel personal, igual somos desarrolladores, pero en algunos casos empequeñecedores ¿Por qué lo somos en ese/esos casos? seguro nos hará ser más desarrolladores todavía y serlo también con nosotros mismos.

    Otra reflexión que hago es que si tenemos un jefe empequeñecedor, no nos conformemos con pensarlo y criticar, igual tenemos nosotros mismos una forma de hacer que facilite que tengamos una relación empequeñecedora, hagamos que también nuestros jefes tengan con nosotros unas relaciones desarrolladoras y seamos desarrolladores con nuestros jefes (Miguel Ángel, sin quererlo igual te he lanzado un nuevo reto e idea para un nuevo post)

    Un saludo y … hasta la semana que viene

    Gustavo Pérez Piferrer

    • julio 18, 2013 en 2:15 pm

      Buen planteamiento el tuyo Gustavo. Muchas gracias. Efectivamente todos somos jefes de nuestro entorno y podemos desarrollar o empequeñecer a los que tenemos a nuestro alrededor.
      Aunque admito que con un jefe empequeñecedor parte de la culpa la puede tener el subordinado que se deja empequeñecer. La gran responsabilidad cae sobre ese jefe tan destrozador.
      Muchas gracias,
      Miguel Angel

  8. Caba Robletto
    julio 18, 2013 en 11:58 am

    Ambos clases de Directivos, he tenido a lo largo del tiempo, y de ambos he aprendido, por ejemplo lo que no hay que hacer… luego, más mayorcito, he puesto el sello persona de mi modo de hacer y deshacer, procurando la participación, de lo simple, lo práctico, lo razonable, con implicación de todos los participantes en noble misión.

    Hay un trasfondo que brilla en la clasificación: “desarrollador” & “Empequeñecedor” y me refiero al carácter “campechano” un tanto humilde del referido Directivo, y que en cierta manera “acuña y troquela” la bondad del individuo. Como observareis, estamos hablando a “nivel” del suelo, donde cada cual represente un rol determinado, integrado el uno con el compromiso del otro. Los conceptos: Nobleza, Humildad, Bondad, Participación, confianza y Respeto, juegan por si mismo, el éxito de dicha “cruzada”.

    Gracias por la atención a todos, att Ramón.

    • julio 18, 2013 en 2:17 pm

      Muchas gracias Ramón. EStoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Siempre hay que aprender y llega un momento que uno tiene que configurar su estilo.
      Saludos,
      Miguel Angel

  9. Cayetano
    julio 18, 2013 en 12:39 pm

    Hola Miguel Angel,

    Interesante reflexion una vez mas.
    Yo tuve un gran jefe que me permitió crecer y he tenido algunos otros con los que no ha sido el caso así que conozco ambos perfiles. Intento parecerme al que fue mi referente aunque siempre hay donde mejorar y estas reflexiones ayudan a ello. Gracias por compartirlas y hacernos pensar en ello.

    Un abrazo y buenas vacaciones si las tienes tu tambien!

    • julio 18, 2013 en 2:18 pm

      Gracias Cayetano. Sí, yo ya estoy de vacaciones unas semanas. Creo que mucha gente ha tenido como tú ambos tipos de jefes. De todos hay que aprender.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

  10. julio 18, 2013 en 1:47 pm

    Reblogged this on Oswald van Nieuwenhove.

  11. Rafi León
    julio 18, 2013 en 2:13 pm

    Interesante, como siempre, Miguel Ángel. Creo que para ser desarrollador es necesario desprenderse del “ego”, pero sobre todo tener un sentido práctico de las cosas… el que controla, se carga de trabajo, el que delega, se hace a sí mismo y hace a los demás la vida más fácil.

    • julio 18, 2013 en 2:19 pm

      Rafi, cuanta razón lo de desprenderse del ego. Hay personas que no contemplan ni de lejor la posibilidad de estar equivocado o de poder aprender de otros.
      Saludos y gracias,
      Miguel Angel

  12. José Camp Bonnín
    julio 19, 2013 en 6:09 pm

    Hola de nou Joanqui, avui no et deixo en pau.

    Es que estic apuntat al newletter de un profesor del IESE epecialista en “presa de decisions”, i al llegir el del Dijous, he pensat en lo que vas conentar al sopar de la teva cap… ☺

    Una abraçada
    Josep

    Date: Thu, 18 Jul 2013 06:00:45 +0000
    To: josecampb@hotmail.com

    • julio 21, 2013 en 6:50 pm

      José, me parece que esto no ha llegado a Joanqui, pero gracias por difundir el blog,
      Miguel Angel

  13. agosto 8, 2013 en 8:39 pm

    Muy buen aporte. Considero que un buen jefe es aquél capaz de crear un equilibrio entre confianza y el respeto que recibe por parte de sus empleados. De esta manera se asegura de que los mismos realicen las tareas encomendadas de forma efectiva y responsable.

    • agosto 9, 2013 en 10:01 am

      Muchas gracias Gonzalo, totalmente de acuerdo con lo que dices,
      saludos,
      Miguel Angel

  14. Moritz
    enero 25, 2015 en 10:49 pm

    Hola Miguel Ángel,
    gracias de nuevo por tus artículos que invitan a la reflexión y al autoanálisis.
    A uno mismo no le corresponde juzgarse ya que eso les corresponde a los demás. En mi vida profesional me he encontrado con los dos tipos de directivos y he tomado la decisión de trabajar por cuenta propia por no caer otra vez bajo el mando de un “empequeñecedor”. Viva los directivos desarrolladores y a los otros que vuelvan a las aulas. Y a todos que lean tu blog.
    Un abrazo,
    Moritz

  1. febrero 19, 2015 en 8:01 am
  2. marzo 12, 2015 en 8:00 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: