Inicio > Consideraciones prácticas, Perfiles de directivos > ¿Ganar dinero o desarrollar una carrera?

¿Ganar dinero o desarrollar una carrera?

toma de decisionesMuy a grosso modo las empresas pueden clasificarse en dos tipos, aquellas cuya finalidad es ganar dinero y cuanto más mejor y aquellas cuya finalidad es ofrecer un producto o servicio que satisface una necesidad real de una serie de clientes y como consecuencia de hacerlo bien ganan dinero.

También los empleados pueden clasificarse en dos tipos: los que van a trabajar para ganar dinero y los que van a trabajar para desarrollar sus capacidades profesionales a la vez que con su trabajo hacen algo útil para otros y les sirve además para ganarse la vida y mantener una familia.

Estas dos clasificaciones nos dan cuatro tipos de relaciones empresa-empleado. Reconozco que ambas clasificaciones son una simplificación de la realidad, pero nos pueden ser útiles para entender mejor la relación entre una empresa y un empleado.

¿Qué pasa cuando una empresa está concebida con la única finalidad de ganar dinero, y también el único objetivo de los empleados es ganar dinero?. Pues que la empresa puede tirar adelante mientras los objetivos de ambos sean compatibles. Ahora bien la relación será poco estable. En el momento en que la empresa pida algo que el empleado no esté dispuesto a hacer, si este empleado tiene alternativas, la relación entre ambos se terminará.

También se terminará la relación en el momento en que el empleado encuentre mejores alternativas en otras empresas. Y esta ruptura se llevará a cabo sin grandes traumas para ninguna de las dos partes. Ya se encontrará un sustituto. Y así la empresa va tirando poco a poco. Lo que pasa es que la empresa no estará alcanzando todo su potencial porque no podrá contar con el compromiso de su gente. Pero de este hecho no se dará cuenta la dirección de la empresa pues este compromiso es algo que la empresa no valora.

En sucesivos mensajes iré comentando las otras tres posibles relaciones empresa – empleado. Pero de momento piensa que si esta es la situación de tu empresa, todavía no estás alcanzando todo tu potencial. Algo se puede hacer para mejorar. Las próximas semanas te daré pistas. Hasta el jueves que viene.

  1. Moritz
    febrero 13, 2014 en 8:36 am

    Hola Profesor Ariño,

    Interesante el debate y el globo sonda lanzado. Me manifestaria muy abiertamente sobre la cuestión al completo pero siguiendo tu guión me limitaré a confirmar que la ganancia económica, que es la finalidad de toda empresa con ánimo de lucro, debe venir como consecuencia de dar un buen servicio a sus clientes y empleados.

    Aun más, me gustan las empresas y las personas que trabajan con la finalidad de servir y lo hacen con pasión. Si nos limitamos a trabajar por dinero o intereses puramente personales nos transformaríamos en mercenarios al mejor postor. Dejemos eso sólo para los mercenarios.

    Un abrazo,
    Moritz

    • febrero 13, 2014 en 4:45 pm

      Buen complemento al post de esta semana Moritz. Suscribo 100% lo que dices. La semana que viene comentaré las otras posibles combinaciones.
      Un abrazo,
      Miguel Angel

    • marzo 6, 2014 en 8:34 am

      Si el único fin, como indicas, de la empresa es el lucro, ¿por qué el trabajador se ha de preocupar más allá de su sueldo?

      No creo que el único/último fin sea el lucro, de hecho, si rascas, descubres que para muchos emprendedores hay otros fines más importantes: valor a la sociedad, sentido del logro,…

      Saludos

      • marzo 6, 2014 en 3:31 pm

        Efectivamente Fernando, El único fin de una empresa con animo de lucro no es ganar dinero, pero creo que el sentido en el que lo dice Moritz, se sobreentiende.
        Pero muchas gracias por aclarar.
        Saludos, y un abrazo,
        Miguel Angel

  2. César
    febrero 13, 2014 en 9:36 am

    “…la ganancia económica, que es la finalidad de toda empresa con ánimo de lucro…”

    finalidad.
    (Del lat. finalĭtas, -ātis).
    1. f. Fin con que o por que se hace algo.

    Toda organización debe ser sostenible económicamente y debe alcanzar el margen necesario para que sea viable y poder alcanzar su “finalidad”.

    ¿Existen Organizaciones que no sean ni “sin animo de lucro” ni “con animo de lucro”? o estos dos términos abarcan la totalidad.

    Feliz día a todos,

    • febrero 13, 2014 en 4:47 pm

      Gracias César por el matiz, que requeriría un gran debate. Estoy de acuerdo con lo que dices, lo que pasa es que explicarlo todo requeriría comentarios muy largos y aburrirían. Creo que con buena voluntad se entiende bien lo que Moritz quería decir.y yo hesuscrito
      saludos y feliz dia también para tí
      Miguel Angel

  3. Roge Romance
    febrero 13, 2014 en 11:09 am

    La presión a toda costa para ganar dinero es el mal de muchas decisiones, y la causa de muchos males que vivimos. Siempre que oigo hablar al CEO de mi empresa comenta lo mismo: el precio de la acción, earnings per share, profits etc… y algo de los clientes y empleados en general, pero en el fondo sólo le interesa satisfacer a los accionistas que son los que le han dado el puesto.

    La otra cosa que he observado es la elevada tasa de mortalidad de la alta dirección, almenos la mayoría de Fortune 500 companies, los CEOs duran entre 4-5, y cómo se puede tener una misión a largo plazo y desarrollarla con este horizonte temporal? No se si veremos más leyendas del managment en US como Jack Welch, Steve Jobs, Bill Gates, Sam Walton, Bill Hewlett and Dave Packard….

    Falta pensar a lo grande y a largo. Ahora van a lo que van, hacer lo que sea para que el EPS suba, tener el bonus and retire rich with golden parachutes…, y esto desencadena la cultura del corto-placismo en toda la organización, que impide a la empresa desarrollar todo su potencial, como bien apunta el prof. Miguel Angel.

    • febrero 13, 2014 en 4:50 pm

      Roger, has descrito muy sencillamente la práctiva habitual de muchas empresas. Sobre todo las que cotizan en bolsa. Y esta práctica lo que les lleva es a la mediocridad. Lo que pasa es que con esa mediocridad se puede subsistir bien y ganar grandes sueldos (los grandes jefes), que es de lo que se trata.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  4. febrero 13, 2014 en 1:03 pm

    Un problema enorme que se genera en este tipo de empresas con foco sólo en los resultados y con este tipo de trabajadores que trabajan sólo por ganar lo más posible, es la pérdida tan enorme que hay de “conocimiento”. No se nos puede olvidar que la gestión del conocimiento adecuada en una empresa es la gran generadora de ingresos repetitivos, de fidelidad de los clientes y de sacar la máxima rentabilidad del negocio.

    • febrero 13, 2014 en 4:51 pm

      Elena no solo la pérdida de conocimiento como tú bien dices. Tambien se desprecia el compromiso de los empleados.
      Muchas gracias, A ver si nos vemos en alguna reunión de EMBAS en Madrid
      Saludos,
      Miguel Angel

  5. febrero 13, 2014 en 6:53 pm

    Aqui también habría que matizar en las relaciones, ya que a la hora de desarrollar carrera la experiencia tiene algo/bastante que decir. Imaginemos empresa que le preocupa solo los beneficios, pero cómo los obtiene? La empresa no es una ONG, cierto es, pero lo los empleados tampoco son voluntarios, y no se puede pretender seguir ganando lo mismo, a base de recortar sueldos a los empleados porque como CEO “pierdo mi bonus y no obtengo mi megamargen” (máxime si eso se hace contandoles patrañas a los empleados como si fueran tontos). Eso va en contra de la empresa porque el empleado se limitará a “cumplir con lo justo” , haciendo un trabajo mediocre, no aportará posibles ideas innovadoras (que pudieran ser buenas) y acabará diciendo adiós a la primera oportunidad que se le presente. Además, se tiende a “encabronar” (perdón por tan vulgar término, pero lo politicamente correcto no es mi fuerte). Nadie trabaja por amor al arte, máxime cuando ya se tiene cierta experiencia. También está claro que no todo es dinero.

    Sin experiencia pues no queda otra que hacer carrera, pero con cierto grado de la misma, pues una de cal y otra de arena.

    Por desgracia en este país abundan las primeras que describes en tu entrada.

  6. Miquel
    febrero 13, 2014 en 10:07 pm

    Para que se produzcan este tipo de empresas tienen que darse un conjunto de elementos que algunos ya se han planteado. Primero una valoración inadecuada de los resultados bajo un concepto de sólo números y con una orientación cortoplacista.

    En ese caso, los consejos de administración no considerán que lo más importante es la continuidad del negocio y para ello la evaluación es distinta con una visión de medio/largo plazo. En esta visión no caben directivos, normalmente mediocres, que sólo piensan en el dinero, ni sistemas retributivos (bonus, participación en acciones) que sólo esten orientados hacia los beneficios económicos.

    Además de una retribución económica, hay empleados que tienen una motivación importante al sentirse comprometidos con el proyecto de empresa siempre que ésta sea capaz de generar un sentido de pertenencia en base a unos valores claros como el respeto, la confianza, la transparencia, la objetividad.

    • febrero 14, 2014 en 5:31 pm

      Sí Miquel, ese es otro tipo de relación empresa-empleado, que ya comentaré la próxima semana
      Gracias por tu participación,
      Miguel Angel

  7. febrero 13, 2014 en 11:24 pm

    Reblogueó esto en Oswald van Nieuwenhove.

  8. Guillem
    febrero 17, 2014 en 11:06 pm

    Tengo ganas de leer la relación servicio-servicio ;). Desgraciadamente hay bastantes empresas que sólo buscan el beneficio por el beneficio…tengo la suerte de podre decir que mi empresa no es de esas….y no es una ONG….

    • febrero 18, 2014 en 5:44 pm

      pues calculo que el´wltimo post de este mes será para ese tema. El de este próximo jueves son las otras dos relaciones.
      Gracias y Saludos Guillem,
      Miguel Angel

  9. febrero 25, 2014 en 5:56 pm

    Interesante debate Miguel, esperamos los siguientes artículos que prometen ser igualmente interesantes. Saludos

    • febrero 25, 2014 en 7:42 pm

      Juan, ya ha salido el siguiente, y este jueves 27 sale el último de la serie,
      saludos,
      Miguel Angel

  10. marzo 6, 2014 en 8:31 am

    Especial talento tiene el que sabedor de que no va poder cumplir, cosa que puede pasar, da la cara y sin excusas pide perdón.

    • marzo 6, 2014 en 3:29 pm

      Gracias Fernando, pero este comentario creo que debe estar en el post de esta semana, no en este en el que lo haces.

  11. abril 19, 2014 en 10:18 am

    El fin de una empresa en los actuales tiempos es ser sostenible
    Para este objetivo y a largo, no sirven los empleados mercenarios
    La empresa tiene que ser un equipo que le guste lo que están haciendo. De esta forma pelearán para ganar dinero y superar las dificultades que seguro que llegan

    • abril 22, 2014 en 3:49 pm

      Totalmente de acuerdo Julio con tu comentario.
      Gracias y saludos,
      Miguel Angel

  1. febrero 27, 2014 en 8:01 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: